Vengador anónimo

5.9
El profesor Will Gerard (Nicolas Cage) y su mujer Laura (January Jones) llevan una vida tranquila, pero una noche Laura es víctima de una brutal agresión sexual. En el hospital, un misterioso tipo llamado Simon (Guy Pearce) se dirige a Will y se ofrece para hacer justicia y ahorrarles el suplicio de tener que pasar por un proceso judicial. Will está tan alterado que de manera irreflexiva acepta la propuesta. a partir de ese momento se verá metido en una organización justiciera clandestina. Seeking Justice Vengador anónimo Critica: Seeking Justice (o El Pacto, si se prefiere la libre traducción al español) no es ni la película del año, ni pasará a la historia como un gran thriller; pero por lo menos es un filme que se deja ver y que los 110 minutos que dura se hacen al espectador bastante amenos. Vengador anónimo La película cuenta la historia de Will Gerard (Nicolas Cage), un profesor de Nueva Orleans felizmente casado con Laura Gerard. La tranquilidad en la vida del matrimonio se ve truncada cuando un asaltante anónimo viola a Laura a la salida de su ensayo de teatro. Cuando Will acude al hospital a ver a su mujer, conoce a un desconocido que se hace llamar Simon (Guy Pearce), un representante de una banda que le ofrece a Will un trato: ellos se encargan de acabar con quien violó a su mujer y él, a cambio, puede que les tenga que hacer algún favorcillo en el futuro. Will acepta el trato, algo que traerá tranquilidad a sus vidas, pero no por mucho tiempo… Vengador anónimo Cualquier persona que haya visto dos películas de Hollywood en su vida sabe por dónde van los tiros. Y ese el principal fallo del filme: su previsibilidad. La película responde a la definición clásica de thriller y, por ello, sabemos en todo momento cómo se va a desarrollar. Es el típico thriller en el que los malos son muy malos y muy feos; y los buenos son muy buenos y muy guapos. Parece escrita por un guionista novel que no se quiere pillar los dedos en su primera película y desarrolla paso a paso todo lo que ha aprendido en sus clases de guión. Pero ojo, tampoco se puede considerar esto como una crítica tremebunda. No es fácil escribir un thriller coherente en el que se mantenga la atención del espectador, así como no es fácil narrarlo. El australiano Roger Donaldson es un director experimentado y eso se nota. La película está narrada de manera ágil y Donaldson utiliza de manera aceptable las armas que le pone a su disposición el cine: muchos movimientos de cámara, montaje paralelo, ángulos aberrantes, cambios de foco… todo ello sin salirse de las normas “establecidas”. Vengador anónimo
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 16/12/2019 1.50 GB 693 Descargar
Array 1080P Español Latino 16/12/2019 1.50 GB 270 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Venom: Habrá matanza

Acción Aventura Ciencia ficción
7.1

Eddie Brock y su simbionte Venom todavía están intentando descubrir cómo vivir juntos cuando un preso que está en el corredor de la muerte se infecta con un simbionte propio. Venom: Habrá matanza Critica Ya se está cansando de la actuación, y el confinamiento le sirvió para apreciar el arte de hacer pan. Alguien pensará que es una broma, ¿pero no es acaso lo más sensato viendo sus últimos trabajos? Me gusta Tom Hardy. El actor británico de 44 años se fue ganando cierto renombre en la década del 2000, más en concreto alrededor de 2010. En 2011 hizo una película bastante buena llamada Warrior. En su día poca gente la conocía pero con el tiempo ha ido ganándose un hueco. En Peaky Blinders se robaba la serie cada vez que salía. Ya en El renacido, Mad Max o Dunkerque su presencia se hacía notar, pero fueron papeles en los que apenas tenía líneas de diálogo. Ahora ya viendo sus últimos trabajos, incluyendo esta horrible Venom 2, sólo veo a Tom Hardy pidiendo a gritos abandonar este oficio. Ya ni se esfuerza en disimularlo. En Capone, esa inclasificable obra que no sabes si pretende ser un drama o una comedia, sólo le faltaba pegarse un cartel en la frente que dijera "SOLTADME". Ojalá me equivoque y veamos más papeles buenos de él en un futuro, pero verle desperdiciar así su talento me duele. Ya la primera Venom fue espantosa, con un CGI que dañaba a la vista, una trama que ya nos sabemos de memoria, chistecillos insulsos y diálogos dignos de un Razzie. Incluso hacía quedar a Michelle Williams de mala actriz. Pues bien, esta es aún peor. Se limita a contarnos otra vez lo mismo, no hay sorpresas ni giros de tuerca, nada. Incluso reciclan cosas de Spider-man 3. El mundo ha avanzado 3 años pero el de los efectos especiales se quedó atrapado en 2004. La película sólo dura unos 80 minutos, lo cuál sería malo si hubiese algo que desarrollar. Todos los actores están para cobrar el cheque e irse a rodar algo con más sustancia. Menos Hardy, que lo único con sustancia que se irá a hacer es un pan de centeno. Veo que está anunciada una peli llamada Shackleton, en la que Hardy será el protagonista. Espero que le recuerden lo que es el cine y nos vuelva a sorprender con su actuación. Y si no, espero que le vaya bien con su pan casero. Venom: Habrá matanza

Yummy

Acción Comedia Terror
6.7

Yummy es una orgía de sangre, violencia y diversión en la que una pareja joven viaja a un hospital en mal estado de Europa del Este para someterse a una cirugía plástica. La joven quiere una reducción de senos. Su madre viene para otro lavado de cara. Vagando por una sala abandonada, el novio se topa con una mujer joven, amordazada y atada a una mesa de operaciones; ella es el resultado de un tratamiento experimental de rejuvenecimiento. Él la libera, pero no se da cuenta de que acaba de causar el brote de un virus que transformará a los médicos, pacientes y su suegra en zombis sedientos de sangre. Yummy Critica: Todo maestro tiene sus alumnos, algunos siguen las lecciones al pie de la letra y otros las adaptan a sus necesidades. David Croneberg y su nueva carne sigue, para el que esto escribe, tan vigente como el primer día: las cirugías invasivas e ilegales, esos hospitales donde todo es tan impoluto como sospechoso y los personajes con pulsiones sexuales. Brandon Cronemberg con Antiviral, intentó acercarse a los caminos de sus padres pero el resultado era demasiado impersonal y sin embargo es el belga Lars Damoiuseaux con su sangrienta Yummy quien acerca David Cronemberg al gore extremo. Michael lleva a su novia, Alison, y a la madre de esta, Sylvia, a un hospital – situado en cualquier país ignoto de Europa- especializado en operaciones de cirugía estética de bajo coste o alegales. Mientras Alison y Sylvia reciben sus tratamientos, Michael visita el hospital con Daniel, un bon vivant que aprovecha su trabajo en el hospital para conseguir drogas y dar “cariño” a las mujeres que llegan solas al hospital. Cuando Michael encuentra una mujer atada a una cama, con una extraña máscara en el rostro, el infierno se desatará sobre la tierra. Lars Damoiuseaux y su coguionista Eveline Hagenbeek no se andan por las ramas con la ópera prima de Lars: aquí se viene a pasar un buen/mal rato y el entretenido prólogo lo deja claro, lo mismo que la presentación de los personajes principales como Michael y el gran problema de Alison, en una secuencia tan grosera como realista. No hay trampa ni cartón en Yummy, el humor es a veces basto y la historia toma demasiada velocidad en su primera media hora, donde se presenta el escenario y el resto de los protagonistas y cuando llega el estallido de la enfermedad uno se pregunta cómo van a rellenar la hora siguiente. Aunque el ritmo es irregular y a veces se notan los altibajos, Lars Damoiuseaux maneja la cámara con brío y hay secuencias más que logradas con sangre y tripas, muchas tripas, despertando gritos de “noooo” en más de una ocasión y si eres hombre permíteme que te diga esto: prepárate para reír y sufrir en la secuencia de la cocina. Los tópicos de las películas zombis están aquí, todos, y alguno resulta poco aprovechado mientras otros se meten con calzador – el origen del estallido, por ejemplo – pero eso no resta puntos a la diversión pura y dura, a la casquería que remite directamente a Peter Jackson y otras se permite homenajes explícitos – apuntalados por la música de Nico Renson – a 28 Days Later de Danny Boyle. Gran parte del acierto de Yummy, aparte de una historia que jamás se detiene y es capaz de reinventarse, es el más que logrado casting: Maaike Neuville aporta dulzura a este personaje con una gran carga vital, aplausos para Bart Hollanders como el antihéroe Michael y cierta decepción con Benjamin Ramon como Daniel, ya que no termina de rellenar un personaje que necesitaba más dosis de canalleo; entre los secundarios destacar a la hermosísima Clara Cleymans, perfecta como insensible mujer de negocios, cuya presencia sabe a poco, y dejo para el final a Tom Audenaert, protagonista de la – para mí – mejor secuencia de la película. Yummy es como el mejor cine de David Cronemberg pasado por el filtro de Peter Jackson, es trepidante, está repleta de hallazgos y al que esto escribe no le importaría una segunda parte. Atrévete a entrar en este siniestro hospital, ya verás qué ocultan sus puertas.

El odio que das 

Crimen Drama
8.3

Starr Carter oscila constantemente entre dos mundos: el barrio pobre, en su mayoría afroamericano, donde vive, y la escuela preparatoria rica, en su mayoría blanca, a la que asiste. Este equilibrio incómodo entre esos mundos se hace añicos cuando Starr es testigo de la muerte de su amigo de la infancia, Khalil, a manos de un oficial de policía. Ante las presiones de la comunidad, Starr deberá encontrar su voz y defender lo que cree que es correcto. El odio que das  Critica Aunque se vende como una película sobre la violencia policial en EE.UU. esta película es mucho mas que eso. La protagonista principal es la viva y alegre adolescente Starr (una genial Amandla Stenberg) que rápidamente nos roba el corazón. Gracias a un excelente ritmo nos metemos dentro de la película, y de su piel, desde el primer minuto, para no soltarnos mas. Starr nos cuenta su historia que, mirando más allá de su color de piel, no deja de ser una historia universal. Es la historia de miles de jóvenes que nacen en un entorno limitado pero que pueden, y quieren, llegar mucho mas lejos. Starr vive como ella dice una doble vida, una en su suburbio bastante marginado, donde sus padres no le dejan ir al instituto del barrio ya que lo consideran demasiado peligroso y poco educativo. Y la otra, en el instituto 'blanco' donde ella trata de ser una alumna mas dejando atrás sus orígenes, todos los días tiene que demostrar que es una chica mas para ser aceptada en ese ambiente, algo nada fácil. Dos ambientes diferentes, con diferentes amigos, y que ella no quiere que se crucen. Pero esto se complica ya su origen, el barrio de donde proviene, no se puede dejar a un lado así como así. The Hate U Give (=El odio que tu das), abreviado THUG (=Escoria), me recuerda mucho a Crash (2004) y me trae sensaciones similares. Dirigida por George Tillman Jr. (Hombres de honor, 2000) parece que va a ser ignorada por los Oscars, carece de los 'grandes' nombres que siempre son nominados, y además parece como una mas sobre el en estos Oscars ya sobrerepresentado 'cine negro'. Y eso es una pena, porque sin duda se merece mas de un Oscar, por la gran actuación de Amandla Sternberg (Starr), la excelente dirección de George Tillman Jr., y la perfecta adaptación del guión de la novela juvenil que lleva el mismo título y que fue un éxito de ventas en EE.UU., donde en calidad compite con otras novelas dentro del mismo género como la también filmada Bajo la misma estrella. Para quienes ya la han visto, continuo con spoilers. Para los demás, si le interesa su historia y le ha gustado Crash, vayan a verla, no decepciona. El odio que das 

Batman vs Superman: El origen de la justicia

Acción Aventura Fantasía
5.8

Ante el temor de las acciones que pueda llevar a cabo Superman, el vigilante de Gotham City aparece para poner a raya al superhéroe de Metrópolis, mientras que la opinión pública debate cuál es realmente el héroe que necesitan. El hombre de acero y Batman se sumergen en una contienda territorial, pero las cosas se complican cuando una nueva y peligrosa amenaza surge rápidamente, poniendo en jaque la existencia de la humanidad. Batman v. Superman: Dawn of Justice Batman vs Superman Critica: Iba con muy pocas expectativas a ver "Batman v. Superman", en parte porque su campaña de marketing ha sido nefasta y se ha empeñado en reventar los tráilers con spoilers e imágenes vacías con sentencias aún más carentes de significado, como si el duelo entre dos personajes cuyo final todos conocemos tuviera algún tipo de interés real más allá del simbólico. Y eso es lo que ofrece la película: iconos, no tanto personajes -el desarrollo de todos, a excepción de Batman, es nulo- y algunos momentos hechos por y para el lucimiento de sus héroes. Batman vs Superman Zack Snyder vuelve al universo de DC tras "El hombre de acero", una valiente película que atesoraba tantos aciertos como problemas, pero que se entendía como una visión personal sobre el superhéroe de Kripton, con un prólogo magnífico y alguna secuencia intermedia repleta de fuerza, gracias sobre todo a la partitura de Hans Zimmer. Aquí prueba a hacer lo mismo pero ahondando en el murciélago, creando su propia revisión de la dupla Wayne/Batman como tratando de hacernos olvidar que ya hubo una trilogía muy superior que ofrecía exactamente eso mismo. Y no desaprovecha el tiempo, comenzando el film con un montaje en paralelo en el que vemos a un joven Wayne cayendo a la cueva de los murciélagos y siendo testigo del asesinato de sus padres, que tienen más mala suerte que los personajes interpretados por Sean Bean. Batman vs Superman

Tigre blanco

Crimen Drama
6.8

Narra el ascenso épico y cargado de humor oscuro de un aldeano pobre a empresario exitoso en la India moderna. Astuto y ambicioso, nuestro joven héroe se abre camino para convertirse en chofer de Ashok (Rao) y Pinky (Chopra-Jonas), que acaban de regresar de Estados Unidos. La sociedad ha entrenado a Balram para ser una sola cosa, un sirviente, por lo que se vuelve indispensable para sus ricos amos. Pero después de una noche de traición, se da cuenta de los extremos corruptos a los que llegarán para atraparlo y salvarse ellos. A punto de perderlo todo, Balram se rebela contra un sistema manipulado y desigual para levantarse y convertirse en un nuevo tipo de amo....Tigre blanco Critica: En general me suelen gustar las películas que me enseñan algo de culturas ajenas. En países como la India existen temas como las castas que en España nos es ajeno. ¿Qué es ser un criado en la India? ¿Cómo viven las enormes diferencias sociales? Me ha gustado esta película, que nos cuenta la historia de Balram desde su infancia y cómo ve al resto, qué piensa, qué siente, sus frustraciones y cuáles son las metas de su vida. Interesante es ver también cómo ve el mundo a Balram. Tiene pinceladas de humor y ternura. Algunos personajes posiblemente sean bastante estereotipados como el rico que siente pena del pobre pero no mueve un dedo para ayudarle, el extranjero que no soporta costumbres locales, pero se sirve de ellas para hacer valer su posición, etc... Cualquiera piensa que en cualquier momento va a salir Karl Marx para hablar sobre la lucha de clases. Da la impresión que la India es lo que fue Europa hace un siglo. Quién sabe. La verdad es que habrá que estar allí para vivirlo. En el mundo en que vivimos se suelen valorar las sonrisas como forma de hacer más agradable el mundo, pero nunca he visto una película como aquí como muestra de cómo se fuerzan las sonrisas para intentar agradar a la otra persona aunque interiormente se le odie. Uno de los aciertos de la película es la moraleja del tigre blanco. ¿Qué es ser un tigre blanco? Solo por esta idea es fácil memorizar la película. Una bonita reflexión de la película se explica mediante una sentencia: Cuando reconoces lo que es bonito en el mundo, dejas de ser un esclavo. Muy recomendable.....Tigre blanco

Red 2

Acción Comedia Crimen Suspense
6.5

El agente retirado de operaciones encubiertas la CIA, Frank Moses (Bruce Willis), vuelve a reunir a su peculiar equipo de élite para emprender la búsqueda a nivel global de un dispositivo nuclear portátil desaparecido. Por el camino tendrán que enfrentarse a un ejército de implacables asesinos, despiadados terroristas y oficiales del Gobierno enloquecidos por el poder; todos ansiosos por hacerse con un arma devastadora… y todos muy poco conscientes de lo que puede suponer enfrentarse al equipo de Retirados Extremadamente Peligrosos y sus tácticas de la vieja escuela. Red 2 Critica: Y luego se quejan del fracaso de la taquilla. ¿Cómo no va a fracasar una película que intenta imitar con brocha gorda un éxito que tampoco es que fuera para tirar cohetes? De acuerdo, la primera parte tenía su gracia, al ver a un grupo de exagentes de la CIA jubilados que tienen que salvarse de una purga, y además el alemán Robert Schwentke supo darle un toque de espectacularidad en la narrativa cercano al cómic de DC en que se basó la historia. Pero al cambiar de realizador, y dárselo a un obediente artesano de estudio, Dean Parisot, se ha despersonalizado todo hasta niveles realmente increíbles. Es lamentable ver a actores de la talla de Anthony Hopkins, Catherine Zeta Jones, Helen Mirren o John Malkovich bailar como un perrito de feria y aguantar hacer el tonto (ojo, una cosa es hacer comedia, y otra hacer el ridículo) por un cheque. Red 2 La historia no tiene ni pies ni cabeza: resulta que nuestros amigos los superagentes jubilados tienen que volver para solucionar un complot internacional que puede llegar a desencadenar una nueva Guerra Mundial, con la amenaza de detonar una bomba atómica en el mismísimo corazón de Rusia. El problema no es que la historia no sea buena –que en una película de estas características, puede colar…-, sino que su desarrollo es lo más deficitario que hemos visto en años: personajes que cambian de bando (ahora son malos malísimos, y tras una secuencia, son buenos buenísimos; ahora son tontos tontísimos, y de buenas a primeras, son los más inteligentes del planeta… una locura, vamos…) historias que tienen que explicarse a pedazos saltando de ciudad en ciudad sin orden ni concierto… el desastre. Red 2 Ni la cara de estreñido de Bruce Willis, el glamour de Helen Mirren o la bis cómica de Malkovich son suficientes para salvar a este engendro que por momentos va empeorando hasta llegar a ser un subproducto que no hay por donde cogerlo, literalmente. Además resulta increíble que Mary-Louise Parker vaya de ingenua-oficinista-recién-salida-de-los-despachos y se reconvierta de golpe en Mata-Hari, cuando además ese toque de ingenuidad chirría con los añitos que ya empiezan a notársele peligrosamente. Red 2