Un equipo legendario

6.6
Basada en hechos reales, narra la historia de Bob Ladouceur, entrenador de fútbol de De La Salle High School y su asistente coach Terry Eidson que se encargó de preparar a sus jugadores y poner al día a la plantilla de una manera espectacular. Un equipo roto sin ningún tipo de ambición en todo el equipo, así se encontró el equipo el entrenador Ladouceur. Por algún tipo de motivo encontró a unos chavales con talento desaprovechado a los que debería convertir en hombres ansiosos por lograr la victoria y por machacar a sus rivales sin piedad ninguna. Fueron duros comienzos, aunque consiguió 151 triunfos consecutivos desde 1.992 hasta 2003, logrando el record de victorias conseguidas por cualquier equipo de fútbol en la historia. When the Game Stands Tall Un equipo legendario Critica: Cuando nos revientan, necesitamos ponernos de pie y volver a encontrar el camino... Este es el tema principal que nos refleja esta película, aunque con un inicio un poco lento y muy centrado en transmitir un mensaje, "en mi opinión en algunos momentos se hace demasiado pesada de la misma manera que lo es aguantarle el mismo sermón a tu padre en cada vez que la preparas"... Pretende ofrecer en su totalidad un valioso ejemplo de compañerismo, entrega y generosidad, así como un testimonio de una interesante "superlabor" formativa por parte del entrenador Ladoucer. En las dinámicas que promueve se percibe con claridad que apunta a mucho más que preparar a los jóvenes para una victoria deportiva, enseñándoles a enfrentar los desafíos de la vida. Un equipo legendario «No se trata de ser perfectos… sino de dar el esfuerzo perfecto», les dirá a sus jóvenes alumnos, invitándolos no a un perfeccionismo imposible de alcanzar, sino a una entrega al máximo de sus posibilidades y capacidades. Su metodología supone también invitarlos a ponerse medios concretos, exigentes pero al mismo tiempo a su alcance, para ir superándose y vencer las propias limitaciones. Alentará la ayuda mutua y, de modo interesante, el compartir. Va así poco a poco construyendo una suerte de comunidad aparentemente gay de amigos que en el terreno de juego —y luego en la vida— darán todo los unos por los otros. Un equipo legendario Esta película nos enseña que por encima del juego, de las victorias, reconocimientos y records, están las cosas realmente importantes de la vida, como el honor, el amor, la entrega, el compañerismo, el compromiso y sacrificio por los demás. Debo de admitir que a la hora de puntuar me he dejado llevar por el amor y la admiración que siento hasta la flipada por el futbol americano... en fin un producto más para los seguidores de este deporte. Un equipo legendario
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 11/01/2020 1.70 GB 864 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Guerra mundial Z

Acción Ciencia ficción Drama Suspense Terror
6.7

Cuando el mundo comienza a ser invadido por una legión de muertos vivientes, Gerry Lane, un experto investigador de las Naciones Unidas, intentará evitar el fin de la civilización en una carrera contra el tiempo y el destino. La destrucción a la que se ve sometida la raza humana lo lleva a recorrer el mundo entero buscando la solución para frenar esa horrible epidemia. World War Z Guerra mundial Critica: Dos años desde que se inició el rodaje, multitud de reescrituras de guión, una larga retahila de productores que se unieron al proyecto a medida que la pasta se iba acabando, peleas entre productores y director, escenas suprimidas o rodadas a la carrera para meterlas con calzador a última hora, más de 200 millones de presupuesto...¿de verdad es TAN complicado hacer una película de zombies?. Quizás es un tema demasiado visto y en el que se han usado ya todos los trucos del sub-género en infinidad de películas, pero si se cuenta con un material tan denso y moldeable como las novelas de Max Brooks cabria tener la esperanza de poder hacer algo sorprendente y espectacular. Pues World War Z es justamente lo contrario a eso: más bien aburre y es predecible de principio a fin. Guerra mundial Quien sabe si este proyecto fue concebido de forma diferente en su inicio, cuando al bueno de Brad Pitt le recomendaron comprar los derechos de una novela rara que entró en la categoría de culto al poco de ser publicada. Me imagino que las primeras escrituras de guión fueron muy diferentes al resultado final, pero a medida que fueron metiendose en el rodaje y el dinero se escapaba como agua entre los dedos sonaron todas las alarmas y los productores decidieron cambiarlo todo e introducir un matiz que salvara la película del más que presumible fracaso comercial: World War Z sería una película FAMILIAR. Solo hay dos clases de personas que cuentan con las suficientes pelotas como para dar a un film de terror un envoltorio familiar para que pueda ser vista sin problemas por espectadores de todas las edades: un genio o un idiota. El primer tipo está personificado en Spielberg (recuerden Poltergeist), el segundo viene a ser la mayoría de "encorbatados" que pueblan las productoras de medio mundo. Los productores de este mondongo al que me refiero y que me ha hecho perder 2 horas de mi vida y cerca de 20 euros de mi cartera son esa clase de iluminados que cree que solo arrastrando a familias con niños al cine conseguirán luchar contra la piratería. Quizas así arañen unos pocos de dólares y repartan dividendos entre los productores de palomitas y las empresas concesionarias de parkings, pero a los cinéfilos, a los melómanos, a los frikis de toda la vida hace tiempo que les perdieron y con productos como este están a años luz de recuperarlos.Guerra mundial

En las rocas

Comedia Drama
6.5

Ante las recientes dudas sobre su matrimonio, una joven neoyorquina le pide ayuda a su extravagante padre para seguir a su marido....En las rocas Critica: El buen whisky se bebe "on the rocks" es decir solo acompañado por un par de hielos y relajadamente. Lo mismo se puede decir de este gran film de Sofia Coppola, no hacen falta nada más que dos elementos clave en esta película, el buen whisky que vendría a ser el inmenso Bill Murray y los hielos que lo complementan y lo elevan a la delicia. Que vendría a ser la actuación de Rashida Jones. Ambos en conjunto construyen la película y hacen que funcione de una manera magistral. Con un guion que podría haber estado escondido en alguno de los bolsillos de la chaqueta de pana de Woody Allen, Sofia Coppola nos brinda una hora y media de enredos, diversión, momentos cómicos y conversaciones que acaban siendo trascendentales, con las calles de Nueva York como escenario y que se disfrutan como el buen whisky que anunciaba Bill Murray en Lost In Translation. A sorbos pequeños que nos deleitaran el paladar. Con esto no quiero decir que la cinta sea lenta o aburrida, simplemente que se disfruta escena a escena, poquito a poco, y cuando mas progresa la película, mas gusta. Coppola consigue tenerte [email protected] hasta el ultimo minuto final. Su mejor filme desde Lost In Translation. Y aunque esta claramente inspirada por el genio de Brooklyn, esta On The Rocks tiene ese sello propio con el que Sofia Coppola nos llevo por las calles de Tokio y nos hizo querer quedarnos en las calles de Shinjuku atrapados en la mirada melancólica de Bill Murray para siempre.....En las rocas

El estornino

Comedia Drama
7.3

Tras sufrir una pérdida, una mujer se las tiene que ver con un pájaro peleón que se ha apoderado de su jardín... y un marido que no encuentra la forma de seguir adelante....El estornino Critica: Una historia agridulce Sería inútil negar que El estornino es una película cuya principal intención es tocar la vena sensible del espectador. Por suerte, el tráiler no engaña a nadie, así que los suscriptores de Netflix que no tengan ganas de sentir cómo se les desgarra el corazón, o de derramar lágrimas hasta que se les recomponga otra vez, harían bien eligiendo cualquier otro título disponible en la plataforma digital. Ahora bien, aquellos que quieran acompañar a los protagonistas de El estornino en un viaje tan trágico como emotivo, solo tendrán que dejarse llevar y asegurarse de tener una caja de pañuelos a mano. Sin embargo, y por triste que sea el punto de partida, en El estornino hay tantas lágrimas como sonrisas, lo que hace muy llevadero el camino que nos invita a recorrer. Con las dosis adecuadas, la combinación de humor y dolor nunca falla y, en este caso, el guion de Matt Harris ha dado con la medida justa para que esta historia no pierda el equilibrio en ningún momento. *Humoristas en duelo Puede que, a primera vista, Melissa McCarthy (Nine Perfect Strangers) y Chris O’Dowd (The IT Crowd) no resulten creíbles ni como dúo artístico ni como matrimonio de ficción. Por si fuera poco, la primera escena de El estornino parece confirmar nuestras sospechas. Algo no encaja. Sin embargo, a medida que la trama avanza, ambos actores van sintiéndose más y más cómodos. Es así como sus personajes, aunque sea como resultado de la desdicha, acaban alardeando de esa ironía y de esas miradas sentenciosas que tan bien definen el humor de los dos intérpretes.... El estornino

Jinetes de la justicia

Acción Comedia Drama
7.3

El militar Markus debe regresar a casa con su hija adolescente, Mathilde, cuando su esposa muere en un trágico accidente de tren. Todo parece ser a causa de la mala suerte, hasta que Otto, experto en matemáticas y también pasajero de tren siniestrado, aparece con sus dos excéntricos colegas, Lennart y Emmenthaler. Otto está convencido de que alguien está detrás de todo esto. Jinetes de la justicia Critica: Anders Thomas Jensen es ante todo un guionista. A pesar de algunos logros bajo su dirección, hay títulos impresionantes de los que solo es autor del guion original, como Efter brylluppet (Después de la boda), Brødre (Hermanos), Elsker dig for evigt (Te quiero para siempre), y la multipremiada Hævnen (En un mundo mejor), solo por nombrar unas pocas obras maestras en una carrera de casi 25 años y 50 filmes escritos. Su modo singular de escritura desprecia los géneros, lo que siempre es bienvenido, aunque constituye un primer escollo para el espectador que busca completar el crucigrama. Puede uno preguntarse, por ejemplo, ante I Kina spiser de hunde (En China comen perros), si uno se encuentra ante una monumental pavada o ante una obra completamente genial. Pero si se logra dejar que vengan los estímulos que propone la obra, detrás de la máscara del absurdo se esconde un cedazo que filtra cada conducta humana, sus brillos y sus llagas, sus gracias y sus desdichas. Es lo que sucede con el film que nos toca. Retfærdighedens ryttere (The raiders of Justice), es una pintura humana despojada de todo prejuicio, construida con ingenio y con detalles abrumadoramente precisos en cada personaje. Habla del tiempo, del duelo, de la imposibilidad de la entropía, de la triste ilusión de que un algoritmo todo lo resuelve. Habla de la inutilidad de la venganza, de que el humor puede ser el camino más directo al dolor, y a la vez su bálsamo y su vía de elaboración. Sospecho aquí el encuentro de dos obsesiones. La de un militar parco, tosco e implacable, con la de un matemático delirante, torpe y buenazo. La luz que provoca el choque de esos mundos estalla en dados de posibilidades. El desasosiego se les viene encima como un torbellino y acapara sus acciones y las nubla. Todo ello, sin perder jamás el tono socarrón con todas sus complejidades y paradojas. Jinetes de la justicia En mi opinión es un film imperdible, y tal vez el primero donde Jensen, además de su guion memorable, asume la dirección con la maestría con que otros, como Susanne Bier, han tratado sus obras en el pasado. Y si algo de lo que aquí expreso les sucede, busquen la filmografía de Jensen como guionista, y empiecen a pasear. Encontrarán un mundo sorprendente, a veces sórdido, otras hermoso, con un ajustado sentido del humor, y con el aprovechamiento del absurdo para entonar el drama, explotar el gozo, sublimar la tragedia, y acaso favorecer su catarsis. Jinetes de la justicia

Juliet, desnuda

Comedia Drama Romance
6.3

Annie está atrapada en una relación a largo plazo con Duncan, un fanático obsesivo del oscuro rockero Tucker Crowe. Cuando surge la demostración acústica del exitoso disco de Tucker de hace 25 años, su descubrimiento lleva a un encuentro que cambiará su vida con el esquivo rockero. Juliet, desnuda Critica Si hay una modalidad del género de la comedia romántica que merece ser rescatado del exilio en el que parece estar sumido, o al menos ser revisitado de vez en cuando, es el de la rom-com británica que nos dio tantas alegrías con títulos como 'Love Actually' (2003), 'Notting Hill' (1999), 'Cuatro bodas y un funeral' (1994) o 'Una cuestión de tiempo' (2013). Sin dar la espalda al formato del gran romance hollywoodiense, los británicos aportan un toque especial a la par de terrenal, no tan infantil, que prefiere encontrar la complicidad del espectador antes que seducirlo con un idealismo vacío, y con personajes maduros en busca del amor en vez de los jóvenes aspirantes a estrella de turno. Por todo ello, es necesario celebrar el estreno de 'Juliet, Naked', que además está basada en una novela de Nick Hornby, que siempre es un plus aunque a estas alturas ya sea prácticamente seguro que nada va a superar a 'Alta fidelidad' (2000). Al igual que en aquel film, en 'Juliet, Naked', nos encontramos con un hombre, Duncan, un tanto inmaduro y al que le apasiona la música, aunque aquí la obsesión se centra en el único álbum lanzado por Tucker Crowe, un músico que, al igual que Sixto Rodríguez, el protagonista de la fantástica 'Searching for Sugar Man' (2012), desapareció hace décadas de la escena musical sin dejar rastro. Pero por azares de la vida, la novia de Duncan, Annie, termina intercambiándose correos con el desaparecido músico a lo 'Tienes un e-mail' (1998). Así, un vínculo especial se establece entre Annie y Tucker cuando estos descubren que comparten el mismo sentimiento amargo: la sospecha de no haber aprovechado buena parte de sus vidas como adultos y de que sea demasiado tarde para enmendar errores y tomar riesgos. 'Juliet, Naked' nunca llega a ser una gran comedia ni un gran romance, pero hay una ternura auténtica en la forma en la que se construye la relación entre Annie y Tucker, por la torpeza de ambos a la hora de acercarse el uno al otro, y porque Rose Byrne y Ethan Hawke son actores de primera infalibles, y ambos están fantásticos. Buena parte de la película se ambienta en uno de esos pueblecitos costeros de los que te aburres al segundo día pero que albergan un encanto peculiar, mientras que la trama aborda conflictos propios de la madurez como crisis vitales, expectativas incumplidas, asunción de errores del pasado y responsabilidades familiares con honestidad y ligereza, aunque el personaje al que da vida Chris O’Dowd está un tanto desdibujado. El desenlace es de perfil bajo, pero la experiencia global es positiva, agradable, porque sientes haber sido testigo de un romance discreto pero significativo de dos personas que se inspiran la una a la otra para sobreponerse a lo que la vida les tenía preparado. Juliet, desnuda

Las vueltas de la vida

Drama

Joshua, lives in an informal settlement with his grandmother and father, a well-educated black man and single parent who was forced to flee his home as a result of Zimbabwean politics. Once a scholarship student with a great future, Joshua dreams of winning a BMX cycling championship as a means to finding a better life than the spaza shop which his father owns, can provide. But, even this dream is shattered when he narrowly survives a vicious xenophobic attack during which his father and grandmother lose their lives....Las vueltas de la vida Critica: (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia....Las vueltas de la vida