The Rover

6.3
Diez años después de la caída de la economía occidental, las minas australianas continúan en actividad y atraen a los hombres más desesperados e incluso los más peligrosos. En medio de una sociedad moribunda, sobrevivir es una combata de cada día y no hay leyes. Eric abandonó todo. Ahora es un vagabundo, un hombre solo, un hombre amargado. Cuando una pandilla le roba lo único que le queda, su coche, decide perseguir a sus miembros. Para encontrarlos, sólo puede contar con Rey, un antiguo miembro de la banda, abandonado por sus amigos cuando recibió una herida. Los dos hombres están obligados a hacer equipo y emprenden un recorrido lleno de sorpresas…The Rover Rover Critica: El mundo en su recta final tras los efectos arrasadores del colapso económico. Agonizando ya. Consumiéndose a sí mismo. Sin esperanza, sin futuro. Quizá pueda producirse un renacimiento, una reconstrucción, a partir de una vuelta a la condición primitiva del hombre. Pero el estado de las cosas en el universo perfilado por David Michôd (“Animal Kingdom”) no tiene arreglo, pues la descomposición es evidente: tierras quemadas y personajes condenados y malheridos, atrapados en una dinámica de caída permanente. Extinguiéndose. Y el paso siguiente, fijaos, podría no ser otro que el posapocalipsis mad max de su compatriota George Miller. Rover El comienzo, desconcertante, con la extraña entrada al karaoke oriental ubicado en pleno desierto, punto de encuentro marciano que operaría como puerta a otra dimensión, me recuerda, en cierto modo, a Nicolas Winding Refn y su manera de enfocar Bangkok como espacio ajeno, un tanto sobrenatural incluso, en la fundamental “Sólo Dios perdona”. Y es que descoloca la fusión de dos culturas tan distintas, lo cual diría que resquebraja aún más la identidad de los aussies. Rover Es posible que la propuesta, una suerte de mixtura western & crime drama, adolezca de alguna caída de ritmo (que acelera y desacelera a conveniencia), algún parón molesto y que se alargue más de lo prudente, pero su potencia como misil a la línea de flotación de la sociedad económica y, por extensión, a nuestra naturaleza humana no es poco bagaje. Inquietante puesta en escena donde la escasez y la devastación son prácticamente totales: paisajes infinitos y áridos, construcciones destruidas, mínimas comunidades de infraseres aislados, violencia que estalla sin previo aviso, comunicación verbal inexistente o de difícil fluidez, calor sofocante, suciedad incrustada, recursos agotados y hasta determinados elementos bizarros (el enano, la mujer) son residuos de una civilización ya en fase de coma, que muta en algo grotesco antes de vivir los últimos estertores. Una barbarie que, como apuntaba antes, iniciará un nuevo mundo o una barbarie que adelanta los síntomas del miserable final del mismo. Rover
<

Descargar

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 22/12/2019 1.48 GB 429 Descargar
Array 1080P Español Latino 22/12/2019 1.48 GB 115 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

France 

Comedia Drama
5.1

París, hoy. France de Meurs es una periodista estrella que corre entre un televisor, una guerra lejana y el ajetreo y el bullicio de su ajetreada vida familiar. Su mundo frenético de alto perfil se vuelve repentinamente patas arriba después de un accidente de tráfico en el que hiere a un peatón. Esta irrupción inesperada de la realidad pone todo en cuestión. Mientras Francia intenta desacelerar y retirarse a una vida anónima simple, su fama continúa persiguiéndola hasta que una historia de amor desconcertada parece poner fin a su búsqueda. France  Critica El controvertido e irregular cineasta francés Bruno Dumont ofrece en 'France' una sátira de la hipocresía de los medios de comunicación en la sociedad francesa actual (y por extensión de cualquier sociedad europea y civilizada de nuestros días), con potentes y muy cuidadas imágenes y el protagonismo entregado de Léa Seydoux, encarnando a una periodista célebre y con gran sentido del ego que toma conciencia y cambia de actitud tras provocar un accidente de trafico. Una de las obras más solventes vistas en el (aun) presente año en el Festival de Gijón. France 

Bajo las estrellas de París

Comedia Drama
5.9

Christine (Catherine Frot) es una sintecho que vive en París. Una noche de invierno encuentra a Suli (Mahamadou Yaffa), un niño eritreo de 8 años, sollozando frente a su refugio. Unidos por sus condición de marginales, ambos se embarcarán en un viaje emocional para intentar encontrar en París a la madre del niño....Bajo las estrellas de París Critica París, tanto en películas autóctonas como en producciones foráneas, ha sido un punto neurálgico a la hora de situar las acciones de un sinnúmero de films. La imagen, en la mayoría de los casos, siempre ha llevado aparejada una cierta aureola de romanticismo aderezado con la belleza innata de la ciudad. Desde Ninotchka (1939) a Midnight in Paris (2011) se nos ha mostrado a menudo idealizada. El enfoque de Bajo las estrellas de París es distinto. Fundamentalmente porque los temas que aborda no son propios de adornarse con placeres estéticos. ¿De qué nos habla Bajo las estrellas de París? En lo esencial, de dos temas. La desamparada vida de los sintecho, y la no menos dura vida de los inmigrantes ilegales que llegan a Europa en busca de oportunidades. En consecuencia, la película no es proclive a las postales turísticas. Christine (Catherine Frot) es una clochard (una vagabunda, una sintecho) que malvive en un cubil al lado del Sena. Vemos, en unos pocos trazos, el gris día a día de la mujer. De carácter más bien hosco y solitario, sobrevive en la calle como buenamente puede. El refugio en el que vive Christine está cerca del Sena y también bordea un respiradero de una línea de metro. A su “vivienda” llega Suli (Mahamadou Yaffa). un niño desorientado y en demanda de ayuda. Se trata de un pequeño inmigrante de origen africano, luego sabremos que de Burkina Faso, del que solamente conocemos que está buscando a su madre. Christine acoge al niño con idea de se marche por la mañana, pero su relación va a ser más duradera..... Bajo las estrellas de París

La cumbre escarlata

Drama Fantasía Misterio Romance Suspense Terror
6.5

Como consecuencia de una tragedia familiar, una escritora es incapaz de elegir entre el amor de su amigo de la infancia y la tentación que representa un misterioso desconocido. En un intento por escapar de los fantasmas del pasado, se encuentra de pronto en una casa que respira, sangra… y recuerda. Crimson Peak La cumbre escarlata Critica: Visualmente impecable y preciosista, ofrece una aquilatada orgía de texturas, colores, decorados, vestuario, fotografía y efectos de toda índole. Resulta hipnótica y hechizante – se le pueden perdonar incluso ciertos excesos gore que rompen su elegante flujo narrativo – por su abierta apuesta por una iconografía gótica clásica y acreditada, ofreciendo un estallido de sensualidad exacerbada y contagiosa. Sabe utilizar con acierto todos los medios para crear una atmósfera acechante, turbia, ponzoñosa y amenazante. Se divide en dos partes: la primera (situada en la Norteamérica de finales del XIX) es muy satisfactoria y está repleta de aciertos, la segunda parte (situada en una apartada y decadente mansión desvencijada de la Inglaterra profunda) es mucho más discreta y previsible y sucumbe a ciertos tópicos manoseados y adolece de un exceso de trampas y propensión al espectáculo circense. La cumbre escarlata Se nota que a los mandos está un curtido director de fuste, que sabe manipular a su antojo las imágenes que ofrece, crear atmósferas y añagazas, sordidez y mal fario. Pero el guión va perdiendo vigor conforme avanza la trama y se acaba diluyendo, quedando su resultado por debajo de las muchas promesas que el buen planteamiento inicial hacían presagiar. Quizás peque de superficial y, sobre todo, su final parece sacado del baúl de las producciones hollywoodiense menos sugerentes, llena de parafernalia mañosa y sustos sin gracia ni estilo. Por todo ello, el balance global es ambivalente. Sabe a poco porque cabría esperar más y uno tiene la sensación de que han domeñado el afán iconoclasta de su director para amoldarlo al cine más convencional y desactivar cualquier intento por salirse del patrón establecido para obtener un éxito seguro e incontestable. La cumbre escarlata A su favor tiene unos actores pletóricos, que encarnan con convicción y disfrute unos personajes quizás acartonados, pero a los que saben insuflar vida y pasión, arrastrando al espectador por los altibajos, sustos y malos augurios que pueblan la cinta. Ellos sostienen el andamiaje resuelta y vorazmente, ofreciendo más allá de los lugares comunes unas gotas de profundidad y consistencia que se agradecen en est e tipo de propuesta. Sobre todo brilla Jessica Chastain (¡hacer de voluptuosa pécora es tan agradecido!) pero también seduce Tom Hiddleston en un papel quizás menos brillante pero igualmente tóxico y envilecido. La cumbre escarlata

Bus 657: El escape del siglo

Acción Crimen Suspense
5.9

Un padre no tiene los medios para pagar el tratamiento médico de su hija. Como último recurso, se asocia con un codicioso compañero de trabajo para robar un casino. Cuando las cosas van mal, se ven obligados a secuestras un autobús de la ciudad. Heist Critica: De Niro de mafioso como que le pega más, está más habituado a dicha firme personalidad por costumbre repetitiva, aunque en este caso hay tendencia ligera a no componer al capo con la contundencia merecida; está en las últimas, lleno de lamentos y penas, intento de reconciliación con sus errores familiares que no acaba de funcionar ni cuajar, ni para él ni para la audiencia pues, aunque están todos los ingredientes que cuentan, su uso, profundidad y revelado manejo, en su supuesta situación tensa, se queda en un abanico de claras intenciones que no osan ir más allá de ese consumo tenue y acomodado cuyo efecto no inquieta, no altera, no crea misterio sobre su evolución ni tira de la cuerda lo suficiente para que, el casino flotante y todos sus tejemanejes, te atrapen con adoración convincente. Bus Y es que “yo estoy al cargo”, pero no es rotunda la impresión recibida, por mucho que insista con esas frases prototipo, de categoría veterana para el género que trata; “nunca dejes que nadie te robe a ti, es señal de debilidad, agujero en las cañerías por donde tus enemigos tratarán de colarse”, que suena a lección vieja conocida, de amenaza neutra, teniendo en cuenta qué ilustre afirma dichas sentencias. El guión peca de tocar muchas teclas, sin confirmación ni decisiva parada en ninguna de ellas; que si “robar a Pope es un suicidio”, que si “quien dijo que el amor no se puede comprar no tenía suficiente dinero” -¡que manera de vapulear a los beattles!-, que si un socio de negocios turbulentos que ejecuta las palizas, que si cuestionamos el funcionamiento financiero de la sanidad y sus políticas, que si el héroe en duda toma vestigios de un Denzel Washington más glorioso de otra época, que si su compañero -de errónea aventura- llega para fingida pose de escasez realizada, que si por momentos recuerda a la mítica Speed pero sin su talento e inteligencia, con un formato humanitario de fondo que no coagula ni emociona ni se solidifica como debiera, más esa resolución altruista, de fondo bonachón, gracias a una poli que razona y juzga propiamente pasando de las órdenes del jefe ya que, el malo es un bueno en difíciles circunstancias, ¡hay que comprenderlo! que, con todo, no convence, únicamente remata lo que era un mirar sin sentir ni apenar, menos revolucionar al vidente, cuyo deducción cede y abandona pues no hay materia, no vale la pena. Bus

El niño que domó el viento

Drama Historia
8

Un chico de la República de Malaui decide ayudar a las personas de su pueblo construyendo una turbina después de leer un libro en el que se explican los pasos para su creación. Película basada en el libro homónimo de William Kamkwamba y Bryan Mealer. The Boy Who Harnessed the Wind El niño domó el viento Critica: El titulo de mi crítica es una verdad como un templo y sino, que se lo pregunten a los protagonistas de la cinta. Salvando las distancias, con la desgraciada época que nos ha tocado vivir en estos tiempos con el corona virus, muchas personas han visto peligrar su economía por falta de empleo, pero te queda alguna ayuda del gobierno, en forma de Erte, paro u otro tipo de ayuda. Pero desgraciadamente en Malaui la cosa no funciona tan bien, o medianamente bien. Allí si no dispones de medios para trabajar la tierra, no solo no ganarás para vivir en mejores condiciones, sino con muy mala suerte, lucharás entre la vida y la muerte si te falla el sustento. El niño domó el viento El niño que domó el viento nos cuenta la historia real de William, un joven de Malaui, gran estudiante y con muchas ganas de aprender, pero muy limitado por el dinero que cuestan las clases a las cuales asiste. Su padre a duras penas puede sacar a su familia adelante, como para sacar para sus estudios. Pero él se las ingenia para seguir estudiando y cuando la climatología ataca con todas sus fuerzas y se dan cuenta que las lluvias no aparecerán, pondrá en marcha los conocimientos adquiridos y aunará todos sus esfuerzos en crear una turbina que por medio de una bomba de agua, les permita extraer agua del pozo y poder cosechar y evita la hambruna que les ha atacado. El niño La historia te atrapa desde bien temprano, es muy fácil ponerte en el lugar del chaval y de su padre, la impotencia brilla en cada rincón de la pantalla, desde el poco tacto hacia aquellos estudiantes más desfavorecidos, hasta la desconfianza de la gente en sus experimentos. Es increíble con lo joven que es, como no cesa en su empeño y su constancia continúa en poder llevar a cabo la única esperanza que les queda, antes de tener que abandonar el lugar donde habitan. El niño domó el viento

Ferry

Acción Crimen Drama Suspense
6.3

Antes de crear un emporio de la droga, Ferry Bouman vuelve a su ciudad para vengarse. Allí se pondrá a prueba su lealtad y el amor le cambiará la vida....Ferry Critica: prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.... Ferry