Sin escrúpulos

5.8
Terri es una entregada esposa y madre de dos hijos que vive en una casa idílica en las afueras de Atlanta, hasta que Colin, un encantador pero peligroso convicto fugado, llama a su puerta para pedir ayuda porque su coche está averiado. Ella le ofrece su teléfono para que llame en busca de ayuda, pero pronto descubre cuáles son las verdaderas intenciones de Colin y se encuentra luchando por sobrevivir junto con su familia. Favor peligroso No Good Deed Sin escrúpulos Critica: No es mala del todo,o al menos no tan mala como he leído en otros comentarios,en mi opinión. Es cierto que el guión tiene muchas lagunas y que estropean lo que podría haber sido una película con mayor empaque, pero las interpretaciones de Elba y Henson superan todas las expectativas, con gran variedad de registros, sobre todo Elba, que llega a dar realmente miedo durante todo el film, por eso la he aprobado, porque a mí me mantuvo en tensión y considero que es entretenida, pero efectivamente,no una gran película. Su buen inicio no hace justicia a su desarrollo y va siendo cada vez más floja hasta su final casi ridículo en el que, como típica película americana, el malo en un principio sobrevive a mil vicisitudes: golpes, disparos, caída por las escaleras, heridas sangrantes,etc. junto con un semi desnudo de Elba que es totalmente innecesario para la trama. Sin escrúpulos Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Sin escrúpulos Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Sin escrúpulos
<

Descargar

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 22/12/2019 1.24 GB 385 Descargar
Array 1080P Español Latino 22/12/2019 1.24 GB 139 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

El ángel

Crimen Drama
7.5

Carlitos es un joven de diecisiete años con fama de estrella de cine, rizos rubios y cara de bebé. Ya en su primera adolescencia manifestó su verdadera vocación: ser un ladrón. Cuando conoce a Ramón en su nueva escuela, Carlitos se siente inmediatamente atraído por él y quiere llamar su atención. Juntos se embarcarán en un viaje de descubrimientos, amor y crimen. Debido a su apariencia angelical, la prensa llama a Carlitos "El ángel de la muerte". Llama la atención por su belleza, y se convierte en una celebridad de la noche a la mañana. En total se cree que cometió más de cuarenta robos y once asesinatos. Hoy, después de más de cuarenta y cinco años en la cárcel, Carlos Robledo Puch es el preso que más tiempo lleva en prisión en la historia de Argentina. El ángel Critica: El mote “angelito” le viene que ni pintado a este film firmado por Luis Ortega. Quizás lo más terrible de todo es que la historia esté basada en un hecho real, cosa que, visto lo visto harán que se nos ericen los pelos más escondidos de nuestro cuerpo. El ángel La película trata sobre el hecho real de las andanzas de Carlos Robledo Puch, un asesino, violador, secuestrador y ladrón, condenado a 46 años de prisión y que cometió la mayoría de sus crímenes violentos durante un año sabático a la tierna edad de 19 años. Hay que tener en cuenta que los detalles más espeluznantes han sido desechados en este retrato de un asesino en serie bien parecido y elegante, en una época en la que la criminalidad estaba asociada con la degeneración física. Carlitos, su nombre de guerra, parece que está en un juego para jóvenes de su edad. El ángel Carlitos es un joven con la arrogancia de una estrella de cine, rizos rubios y cara de no haber roto un plato. Cuando conoce a Ramón en su nueva escuela, se siente atraído por él y empieza a llamar su atención. Juntos se embarcan en un viaje de descubrimientos, amor y crimen. Matar es solo una consecuencia aleatoria de la violencia, que continúa aumentando hasta que Carlitos finalmente es detenido. ángel Luís Ortega muestra, en este film, más interés en el cómo que en el por qué. Explora las escenas de violencia de la típica comedia negra, lo que hace que los estropicios efectuados por Carlitos sean en gran medida irrelevantes, ayudando la carita angelical del protagonista. Tenemos que destacar de manera especial unos excelentes diálogos llenos de mala leche y un humor algo ácido. Nos encontramos, por lo tanto, ante un guion que raya a gran altura. Ignoramos la dificultad, o no, de escribir un screenplay en el cual poco nos queda a la imaginación. Si un caso la recreación de los crímenes perpetrados por una mente perversa que opta de pleno a la elite de los serial killers. Que tenga carita de ángel es lo de menos, sobretodo que se lo digan a las once víctimas que se pasó por la piedra. El ángel

A traición

Drama Fantasía Suspense
7.1

Grace (Crystal Fox) es una mujer fuerte y madura que confiesa haber asesinado a su marido. Una vez en la cárcel, después de haberlo perdido todo, será su joven abogada (Bresha Webb) quien decida averiguar la verdad sobre Grace, ya que su historia esconde múltiples secretos. Thriller policiaco y judicial que escribe y dirige el también actor Tyler Perry. A traición Critica *Mirando hacia atrás con prisas A traición hace uso y abuso de la técnica del flashback a través de la narración tanto de Grace como de su amiga Sarah (Phylicia Rashad). Todo ello con la intención de resolver lo que parece un complicado puzzle. Sarah nos contará como Grace se divorció de su primer marido, y la propia Grace, por su parte, hará lo propio sobre cómo conoció a su segundo marido, Shannon (Mehcad Brooks), y su asesinato. El problemas para el espectador es que el espacio que ocupan los flashback es demasiado elevado, estando desproporcionados respecto a la duración de la película. Otro problema de esta estructura de flashbacks es el cambio de tono de la historia. Lo que hasta entonces era un thriller se convierte en una especie de drama romántico salpimentado aquí y allá de aderezos de sabor a culebrón. La narración además es pedestre, y parece desaliñada y ramplona. Tyler Perry ha comentado que A traición se rodó solamente en cinco días, dato bastante coherente con el hecho de que todo se ha rodado y contado de forma descuidada, a salto de mata, y sin mucha atención al detalle. Además, la mixtura de los diversos tonos acaban despistando sobre el carácter de lo que estamos viendo. Paradójicamente, a pesar de las prisas que parece que tuvo el rodaje, la narración se hace relativamente lenta, acelerándose solamente hacia un final con el as en la manga de un giro sorprendente. *El toque humano A traición tiene el punto a favor de tratar algunos aspectos desde el punto de vista humano más que criminal. El principal de ellos podría ser la difícil situación de una mujer de mediana edad que está saliendo de un divorcio, cuyo ex marido se ha casado con su redomadamente joven secretaria, y que tiene la autoestima destrozada. La propia Grace cuenta cómo conoció a Shannon, un guapo y joven fotógrafo con el que comienza a mantener una relación hasta llegar a casarse de nuevo. Tras la boda, el status quo da un vuelco. Shannon empieza a comportarse como un auténtico cernícalo y en el trabajo Grace es acusada de cometer un grave desfalco del que ella es inocente. Grace comienza a sentir un imparable y creciente sentimiento de humillación. Cuando el relato de las pasadas penas de Grace concluye se da, más o menos, carpetazo a la parte «culebronesca» de la película. Grace, que cuenta todo esto desde prisión, decide ir a juicio y no aceptar el trato con la fiscalía. Aquí empieza otra vertiente más, la de un azaroso drama jurídico. El problema está en que A traición, llegada a este punto, se basa más en el emotivismo más evidente que en la razón o el rigor jurídico. Tyler Perry insiste en pespuntear la historia del drama más ramplón, en lugar de optar por insuflar tensión. Algunos alegatos y situaciones son de lo más delirantes. Al menos, los últimos veinte minutos sí que tienen algo de mordiente. *Las caras de ‘A traición’ A poco que escrutemos las actuaciones nos daremos cuenta de que tampoco hay mucho donde rascar, aunque no es lo peor de la película. Lo más destacado es el desempeño de Crystal Fox como la sufridora Grace, que ofrece una semblanza verosímil de mujer madura en un duro trance; algo de su dolor se nos hace verídico. Bresha Webb hace que la abogada Jasmine sea entusiasta solo a ratos, sin ofrecer nada destacable. Es original que este papel sea, no sé si adrede, algo desmitificador. No es una superabogada, de clarividencia y retórica incontestables; se trata de una letrada novata, insegura y algo torpe que consigue nuestra empatía a base de parecer un desdibujado David que se enfrenta a un gigantesco y pétreo Goliath. En cuanto a Phylicia Rashad, su papel de Sarah es más complejo de lo que en un principio se supone, pero el deje de abuela bondadosa carga un poco. Mehcad Brooks ha de lidiar con un personaje un tanto ingrato, pero con un potencial que no acaba de explotar. Está pasable, pero cierta chulería acaba lastrando el resultado final. El responsable último de A traición, Tyler Perry, también tiene un pequeño papel. Concretamente se mete en la piel de Rory, el cenizo y desdeñoso jefe de Jasmine, que se caracteriza por la manifiesta falta de fe en la abogada. Tyler Perry también es el guionista y director. En EE.UU su trayectoria, sin llegar a una gran relevancia, es larga. Se basa esencialmente en una serie de comedias cuya protagonista principal es el personaje de Madea, una matriarca sureña que se ve envuelta en líos varios y que el propio Perry también dirige y protagoniza. Otra característica de sus trabajos es el protagonismo de personajes afroamericanos. *Conclusión A traición es más un drama romántico adulto que se pone la careta de thriller y que no alcanza fuste en ninguno de los dos géneros. Juega con las bazas del mantenimiento de la incógnita hasta el sorprendente final y con la posible empatía que nos puedan causar algunos personajes. Sin embargo una mediocre realización, un guion deficitario y unas actuaciones solo apañadas lastran todas las buenas intenciones. Puede ayudar a solventar alguna sobremesa sin demasiados problemas, pero está lejos de situarse en la zona de interés de las películas de Netflix (zona ya un poco empequeñecida). A traición

The Defenders

Action & Adventure Crimen Sci-Fi & Fantasy
7.1

Los superheroes Daredevil, Jessica Jones, Iron Fist y Luke Cage forman equipo para luchar contra el crimen en la ciudad de Nueva York. The Defenders Critica: The Defenders' no pierde tiempo en tratar de justificarse: esto es un cómic multivitaminado y poderoso, una aventura urbana en la que chocan antiguos cultos con los hijos que han engendrado, y, principalmente, una exploración del heroísmo más sacrificado, a pie de calle y con nula admiración pública. Defenders Matt Murdock, Jessica Jones, Luke Cage y Danny Rand empiezan desde el mismo sitio, con sus caminos personales llegando a una vía muerta de dudas e incertidumbre: ¿quiero la parte de responsabilidad que me ha tocado? ¿hago bien usando mis habilidades? ¿era esto lo que estaba destinado a hacer? Estos justicieros ya han catado sus primeras batallas, tras ellas se han permitido un alto en el camino y están madurando si sus poderes merecen el inevitable coste personal que acarrean, mientras retoman el contacto con amigos, amantes, mentores... familia. Esta era la vida que se estaban perdiendo, aunque irónicamente lucharon para protegerla. Defenders Claro que nadie puede huir a su naturaleza demasiado tiempo: a Matt se le seca la boca oyendo las llamadas de auxilio que se fuerza a ignorar, Jessica ha hecho carrera obsesionándose con casos imposibles de solucionar, Luke se ha sorprendido siendo ejemplo de algo que no puede rechazar, y Danny guarda una responsabilidad por una deuda que no pudo pagar. Así se embarcan, de manera tímida al principio y cada vez más agresiva a medida que avanzan, contra un complot que revuelve los bajos fondos urbanos, que se está cobrando la vida de personas inocentes y que se desarrolla de manera demasiado clandestina como para llamar la atención de justicieros que no estén a pie de calle. Alexandra es la gran mente en la sombra, una "villana", si se la puede llamar así, que se diferencia de anteriores en una cosa única pero crucial: allí donde otros buscaban control y poder, ella busca simple destrucción, porque su juicio ha quedado tan por encima de todo que no le merece la pena conservar imperios condenados a derrumbarse, o tradiciones que no van perpetuarse. Defenders

Ratched

Crimen Drama Misterio
7.9

En 1947, Mildred llega a Carolina del Norte en busca de empleo en un hospital psiquiátrico donde nuevos e inquietantes experimentos han iniciado con la mente humana. En una misión clandestina, Mildred se presenta como la imagen perfecta de lo que una enfermera dedicada debería de ser. Mientras la vida da muchas vueltas, ella comienza a infiltrarse en el sistema de cuidado de la salud mental, el estilizado exterior de Mildred esconde una creciente oscuridad que se ha mantenido escondida por mucho tiempo, revelando que los verdaderos monstruos se hacen, no nacen.... Ratched Critica: Después de ver Ratched, la temporada uno, Netflix cada día me recuerda más a ese estudiante de instituto que no estudia, pero el día del examen se lo lee todo por encima y saca un cinco porque es muy listo. Ese estudiante es feliz, pero te da pena que desperdicie su potencial. Netflix es como ese estudiante: le falta motivación y lo hace todo sin esforzarse, aunque tiene medios para hacerlo bien. La producción de Ratched es impecable, y la protagonista es Sarah Paulson, qué más se le puede pedir. Pues un poco de mimo, que ponga algo más que dinero a las series. Voy a nombrar los tres puntos en los que falla Ratched, para resaltar de qué manera la producción de Netflix sacrifica la historia por terminar pronto y lo arregla con dinero. Para empezar, el público al que va dirigido esta serie es aquel que no ha visto American Horror History Asylum, que no ha visto Hannibal, que no ha visto La Milla Verde, por nombrar algunas, y ese es el público que lo flipará con esta serie, el resto nos resultarán casi vergonzosos los “guiños” a estas obras. Digo guiños por no decir que cogen ritmos, historias y hasta escenas que conocemos, las maquillan y las meten con calzador, en ocasiones sin explicarlos bien (este punto lo desarrollo en el Spoiler). En lugar de hacer una historia original, es un corta y pega de otras producciones. Me parece una vergüenza, porque demuestra poco esfuerzo. No nombro a Alguien Voló Sobre el Nido del Cuco porque cualquier parecido es pura coincidencia. Las trepanaciones las nombran, es lo único.....Ratched

Olimpo bajo fuego

Acción Suspense
6.3

Mike Banning (Gerard Butler) es un agente del Servicio Secreto estadounidense que, tras un accidente de coche en el que únicamente puede salvar la vida del presidente Asher (Aaron Eckhart), decide dejarlo para trabajar en el Departamento del Tesoro. Pero cuando un comando coreano liderado por Kang (Rick Yune) ataca la Casa Blanca tomando como rehenes al Presidente y su equipo, Banning se verá obligado a entrar de nuevo en acción. Olympus Has Fallen Olimpo Criticas: Nos encontramos ante una cinta repleta de acción y secuencias espectaculares, rebosante de explosiones y balas cruzando la pantalla, pero que encalla en sus diálogos enfermizamente patrióticos y momentos absurdos y surrealistas. La película avanza asentando las bases de lo que será el ataque terrorista al hogar del Presidente de los Estados Unidos, ofreciendo un gran repertorio de secuencias muy bien rodadas y perfectamente ejecutadas que rebosan adrenalina. Olimpo Pero el problema llega cuando comienza la batalla y es secuestrado el Presidente, puesto que en ese momento la cinta empieza a distorsionarse y a convertirse en un absurdo panfleto patriótico, alcanzando niveles de auténtica vergüenza ajena y risas del espectador no buscadas por el guionista. Debido a esto, la película sólo puede afrontarse de dos formas, o tomársela en serio o verla como una broma total. Si decidimos encarar la primera opción, nos chocaremos con un ejercicio de esfuerzo descomunal por asimilar todo lo que intentan inculcarnos; incluyendo desde enemigos implacables ante los guardias pero patosos ante el protagonista, hasta políticos capaces de dar la vida por el bien de los ciudadanos americanos (habría que ver qué ocurriría en España ante la misma situación). Olimpo Sin embargo, si decidimos dejar atrás el intentar tomárnosla en serio y sólo nos centramos en contemplar las escenas de acción, podemos disfrutar de una innumerable cantidad de escenas altamente explosivas y excelentemente rodadas; debiendo también obviar el increíble parecido con “La jungla de cristal” y otras películas de acción de los años 80 y 90. Pero aún así, hay varias cosas que desde ningún punto de vista se pueden pasar por alto, la primera es que Gerard Butler no es Bruce Willis; la segunda, que Morgan Freeman empieza a vender su buen nombre y actuación a productos cada vez menos justificados. Y la tercera, y más importante, que la película convierte un buen planteamiento (un ataque directo en el mismísimo corazón de Estados Unidos, en concreto, al lugar más protegido y mejor defendido del planeta), en un circo pirotécnico enfangado con manidas frases patéticamente patrióticas, las cuales sólo serán aceptadas (seguramente con regocijo) por el público estadounidense, provocando indiferencias o sarpullidos en el resto de países. Olimpo

Judy y Punch

Comedia Crimen Drama Suspense
6.2

En la ciudad anárquica de Seaside, cerca del mar, los titiriteros Judy y Punch están tratando de resucitar su espectáculo de marionetas. El espectáculo es un éxito debido a la superioridad de los títeres de Judy, pero la ambición y la inclinación de Punch por el whisky conducen a una tragedia inevitable que Judy debe vengar. Judy & Punch Critica: Judy y Punch son una pareja de marionetistas con grandes habilidades que podrían apuntar bien alto, pero por desgracia, la fortuna debido a la adicción de Punch por el licor no les acompaña. Tanto es así que cuanto más bebe más empeoran las cosas hasta llegar a irreversibles consecuencias que harán que Judy tenga que luchar para no perderlo todo. Judy y Punch Fantástico arranque y de gran sutileza el hacer uso de las marionetas para dar inicio e introducción a la historia. Un elemento que junto al derroche de arte en el speech que promulga Mia Wasikowska en la piel de Judy, en un entorno de magníficos pueblerinos bien vestidos por parte del departamento correspondiente y la iluminación de Stefan Duscio, nos hayamos sin tiempo para dudar en el pueblo de Seaside con la atención puesta al espectáculo de marionetas que estamos apunto de presenciar. Judy y Punch Ópera prima como directora de la actriz Mia Wasikowska que tras filmar tres cortos ha decidido emprender este nuevo reto tras la cámara, en un aprobado de sobras por el gran desarrollo de la historia además de una dirección solvente que no desencaja en ningún momento respecto a lo que se pretende explicar en este cuento escrito por ella misma. Como única crítica negativa decir que se excede tanto en la repetición de ciertas reivindicaciones que termina por distanciarnos de la historia que nos mantiene frente a la proyección, algo más de soltura y naturalidad habrían dejado de manera mucho más clara el mensaje que esta película trae en el interior mismo de la historia original de marionetas. Cabe destacar que esta película no podría funcionar si no hubiera sido por la atmósfera cercana y la magnífica interpretación de la señalada protagonista así como del actor Damon Herriman encargado de dar vida a Punch, o de la mayoría de extras de los cuales no podría mencionar solo dos o tres. Judy y Punch