Ozark

8.2
Un asesor financiero arrastra a su familia de Chicago hasta Misuri con la misión de lavar 500 millones de dólares en cinco años para apaciguar a un capo de la droga....Ozark Critica: Ozark es una serie oscura, tensa, fría y, por momentos, angustiosa. El tándem Bateman-Linney funciona a la perfección. No tanto algunos secundarios con falta de carisma (obviamente no me refiero a Butler Harner y Julia Garner) que no encajan del todo en la historia. La trama está genialmente llevada, en todos los capítulos pasa algo. No hay relleno infumable. Y no, el 1x08 no me parece relleno, es un capítulo muy importante para entender muchas cosas que arrastran los protagonistas. Ozark es un drama, pero que juega con el humor negro excelentemente. Viniendo de Bateman no me sorprende, ha demostrado que puede hacer drama y comedia y ser un gran actor en ambas. El trabajo que hace en la dirección es muy bueno, especialmente en la season finale. Muchos la empezaban a comparar con Breaking Bad simplemente por el tema que trata, pero NO tiene nada que ver. Aquí todos son conscientes de lo qué hacen y de cómo lo hacen desde el primer minuto. Todos son miserables y lo saben. Personalmente, Ozark me ha gustado bastante y me ha sorprendido. Tengo que admitir que esperaba algo peor y me he comido mis palabras. Me la devorado en tres días y el final te deja con ganas de más Marty. Los que tengáis dudas, mirad el piloto y no podréis parar de verla hasta el final.,... Ozark es una serie oscura, tensa, fría y, por momentos, angustiosa. El tándem Bateman-Linney funciona a la perfección. No tanto algunos secundarios con falta de carisma (obviamente no me refiero a Butler Harner y Julia Garner) que no encajan del todo en la historia. La trama está genialmente llevada, en todos los capítulos pasa algo. No hay relleno infumable. Y no, el 1x08 no me parece relleno, es un capítulo muy importante para entender muchas cosas que arrastran los protagonistas. Ozark es un drama, pero que juega con el humor negro excelentemente. Viniendo de Bateman no me sorprende, ha demostrado que puede hacer drama y comedia y ser un gran actor en ambas. El trabajo que hace en la dirección es muy bueno, especialmente en la season finale.
Descargar
Descargar
Descargar
Descargar

Comentarios

También te puede interesar

La batalla olvidada

Bélica Drama Historia
7.5

Noviembre de 1944. En la isla inundada de Walcheren, Zelanda, miles de soldados aliados luchan contra el ejército alemán. Tres vidas jóvenes están inextricablemente conectadas. Un niño holandés que lucha por los alemanes, un piloto de planeador inglés y una niña de Zelanda conectada a la resistencia contra su voluntad, se ven obligados a tomar decisiones cruciales que afectan tanto su propia libertad como la libertad de los demás.....La batalla olvidada CriticA: Un buen film holandés sobre 39-45, ambientado en los combates por el estuario del Escalda en otoño del 44. La zona vive la ocupación alemana en esos últimos días. El film se centra en la peripecia de unos civiles bajo la ocupación, con las contradicciones del momento, entre ellos una muchacha que desea salvar a su hermano detenido, un soldado británico y un voluntario holandés en las filas alemanas. La historia transcurre por caminos ya conocidos pero nos lleva a detalles y perspectivas nuevas y muy necesarias. la factura de la producción es impecable. La fotografía nos sitúa en el clima brumoso y el momento correcto, logrando un aire de verosimilitud que no se logra salvo que se sepa lo que se quiere y además se busque. Uniformes, medios, armas, vehículos, son correctos. La coreografía de los combates demuestra que el guionista y la dirección de actores saben de que va esto. Destaca el uso de la cámara en las escenas del dique. Casi todo el cine holandés sobre 39-45 tiene detalles muy discutibles. Pero este, La batalla del Escalda (2021) ha superado a todos los precedentes y establecido un nuevo nivel de calidad. En España no hay ni remotamente nadie en condiciones de producir o promover un film como este. Son completamente incapaces de hacer algo con este nivel de calidad integral (guión, producción, puesta en escena, dirección, actores).... La batalla olvidada

Mi amigo Robot

Ciencia ficción Drama Familia
6.5

Robo is an amazing story of friendship between a boy and a robot. Where a whole new world opens up for both of them. The boy learns to be strong and courageous, and the robot, initially devoid of feelings, begins to empathize and experience real human emotions.....Mi amigo Robot Critica: En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.....Mi amigo Robot

La cumbre escarlata

Drama Fantasía Misterio Romance Suspense Terror
6.5

Como consecuencia de una tragedia familiar, una escritora es incapaz de elegir entre el amor de su amigo de la infancia y la tentación que representa un misterioso desconocido. En un intento por escapar de los fantasmas del pasado, se encuentra de pronto en una casa que respira, sangra… y recuerda. Crimson Peak La cumbre escarlata Critica: Visualmente impecable y preciosista, ofrece una aquilatada orgía de texturas, colores, decorados, vestuario, fotografía y efectos de toda índole. Resulta hipnótica y hechizante – se le pueden perdonar incluso ciertos excesos gore que rompen su elegante flujo narrativo – por su abierta apuesta por una iconografía gótica clásica y acreditada, ofreciendo un estallido de sensualidad exacerbada y contagiosa. Sabe utilizar con acierto todos los medios para crear una atmósfera acechante, turbia, ponzoñosa y amenazante. Se divide en dos partes: la primera (situada en la Norteamérica de finales del XIX) es muy satisfactoria y está repleta de aciertos, la segunda parte (situada en una apartada y decadente mansión desvencijada de la Inglaterra profunda) es mucho más discreta y previsible y sucumbe a ciertos tópicos manoseados y adolece de un exceso de trampas y propensión al espectáculo circense. La cumbre escarlata Se nota que a los mandos está un curtido director de fuste, que sabe manipular a su antojo las imágenes que ofrece, crear atmósferas y añagazas, sordidez y mal fario. Pero el guión va perdiendo vigor conforme avanza la trama y se acaba diluyendo, quedando su resultado por debajo de las muchas promesas que el buen planteamiento inicial hacían presagiar. Quizás peque de superficial y, sobre todo, su final parece sacado del baúl de las producciones hollywoodiense menos sugerentes, llena de parafernalia mañosa y sustos sin gracia ni estilo. Por todo ello, el balance global es ambivalente. Sabe a poco porque cabría esperar más y uno tiene la sensación de que han domeñado el afán iconoclasta de su director para amoldarlo al cine más convencional y desactivar cualquier intento por salirse del patrón establecido para obtener un éxito seguro e incontestable. La cumbre escarlata A su favor tiene unos actores pletóricos, que encarnan con convicción y disfrute unos personajes quizás acartonados, pero a los que saben insuflar vida y pasión, arrastrando al espectador por los altibajos, sustos y malos augurios que pueblan la cinta. Ellos sostienen el andamiaje resuelta y vorazmente, ofreciendo más allá de los lugares comunes unas gotas de profundidad y consistencia que se agradecen en est e tipo de propuesta. Sobre todo brilla Jessica Chastain (¡hacer de voluptuosa pécora es tan agradecido!) pero también seduce Tom Hiddleston en un papel quizás menos brillante pero igualmente tóxico y envilecido. La cumbre escarlata

La isla siniestra

Drama Misterio Suspense
8.1

Verano de 1954. Los agentes judiciales Teddy Daniels y Chuck Aule son destinados a una remota isla del puerto de Boston para investigar la desaparición de una peligrosa asesina recluida en el hospital psiquiátrico Ashecliffe, un centro penitenciario para criminales perturbados dirigido por el siniestro doctor John Cawley. Pronto descubrirán que el centro guarda muchos secretos, y que la isla esconde algo más peligroso que los pacientes. Shutter Island La isla siniestra Scorsese juguetea con los géneros como un niño travieso y convierte la novela de Dennis Lehane en un material explosivo e inquietante a partes iguales, dándole al espectador una serie de pistas para que vaya resolviendo, en paralelo a los protagonistas, el enigma que se oculta tras Shutter Island. Una secuencia en la que Edward Daniels (Leonardo Dicaprio) y Chuck Aule (Mark Ruffalo) son transportados la isla donde se encuentra la institución mental abre lo que poco a poco va a ir convirtiéndose en una pesadilla. Sorprende que Scorsese aborde esta historia no desde su sobriedad habitual sino desde una especie de mezcla entre el clasicismo (relativo, pues el director italo-americano nunca ha sido muy amigo de las convenciones) y lo moderno, aportando una dosis exacta de ambos factores para dar lugar a un thriller que no sorprende por su sobria dirección, dado que ya se partía de esa base, pero sí desde el empleo de la música*, a todas luces efectista, sin cortarse un pelo en exagerar o intentar dar presencia a secuencias no demasiado épicas a través de una partitura que sí remite a esta condición. La isla siniestra Shutter Island, como toda pesadilla, es además incoherente en sus formas. No presenta una narración lineal sino que alterna flashbacks con sueños y el presente, mezclándose todo de forma, eso sí, perfectamente clara, como una pesadilla lúcida (que son las más aterradoras). Esto nos lleva a estar pendientes en cada secuencia de hacia dónde se va a dirigir la historia, qué salto va a pegar para darnos una información que quizá parezca innecesaria pero que en algún momento va a formar parte de este gran puzzle, para dar lugar con el único epílogo posible, un poco previsible si se van siguiendo todas las pistas que el realizador de Toro salvaje, pero no por ello menos efectivo. Con unas interpretaciones realmente notables, especialmente por parte de los secundarios (Jackie Earle Haley, Michelle Williams, Ben Kingsley) y sobrias de Dicaprio y Ruffalo, que son quienes de alguna forma levantan el peso de la función, estamos sin duda ante un thriller psicológico que inquieta y deja con ganas de más, crudo, además de entretenido, que no por ser algo efectista se desvirtúa y se pierde en el camino. Por el contrario Scorsese, un realizador maestro, sabe cómo sacar provecho de estos recursos y les da forma sin esfuerzo en un epílogo realmente notable. Paso a spoiler para comentarlo. La isla siniestra

Mandela. Del mito al hombre

Drama Historia
6.9

Biopic sobre Nelson Mandela, basado en su autobiografía titulada 'Long Walk to Freedom'. Escrita por el reputado guionista William Nicholson ("Gladiator"; "Les Miserables"). Mandela: Long Walk to Freedom Mandela Critica: El filósofo suizo Rousseau decía que “el hombre es bueno por naturaleza“, mientras que Thomas Hobbes estaba convencido de que “el hombre es un lobo para el hombre“. Lo que es cierto es que la maldad y la bondad son dos cualidades inherentes al ser humano, y cada uno, dependiendo del entorno y las circunstancias que le tocan vivir, decide nivelar su balanza hacia un lado u otro. Esta idea ha resurgido en mi mente gracias a ‘Mandela: Del mito al hombre’ (Justin Chadwick, 2013), la historia del primer presidente negro de Sudáfrica, la vida de un hombre entregado a su país y a una causa por la que mereció la pena perder casi un tercio de la misma recluido en una prisión. Una película que narra la historia no sólo de un hombre, sino de una nación conmocionada, un país aquejado, un estado en el que más de la mitad de la población vivía reprimida y aguantaba la represión, el odio, el miedo y la injusticia, hasta que no pudo más. Esta es la historia de Nelson Mandela y Sudáfrica. Mandela Siempre tendemos a hacernos una idea preconcebida de la mayoría de películas cuando oímos hablar de ella o cuando vemos adelantos de la misma. Si se trata de una historia biográfica o biopic los prejuicios suelen ser mayores. Me duele afirmar que esta fue la sensación con la que partí al afrontar el visionado de ‘Mandela: Del mito al hombre’, pero también me alegra reconocer el error tan grande que cometí. Prácticamente desde el minuto uno comprendí que la figura que Chadwick nos estaba presentando, basándose en la autobiografía de Mandela, iba a conseguir emocionar al público, y así lo consiguió conmigo. Sería ilegítimo arrebatar ese mérito a su director, pero tanto o más como no reconocérselo al actor, Idris Elba, que realiza un trabajo sobresaliente por el que sólo podría romper en halagos. Elba consigue traspasar la pantalla y el objetivo que le graba haciéndonos creer que estamos viendo al mismísimo Mandela. Sus gestos de dolor, de alegría, de pena, de rabia, de arrepentimiento,… quedan reflejados en un rostro por el que va pasando el tiempo, una labor prostética que a ratos es bueno, pero que en su mayoría flojea. Chadwick además consigue incrementar el dramatismo de Elba con unos deliciosos primeros planos con los que no deja que perdamos detalle. Otra de las grandezas de este biopic es que, a pesar del título que se ha escogido en España, no mitifica la figura de Mandela, más bien al contrario, la desmitifica, la hace más humana y accesible, y eso, ante un personaje tan conocido como lo es “Madiba”, es un punto a su favor. Y si hablamos de trabajos interpretativos, el de Naomie Harris en el papel de Winnie Mandela no se queda atrás. Mayor personificación de la rabia y deseo de venganza que su marido, Harris se mantiene contenida en la primera mitad de la película, pero saca garra y pecho para lucirse cual pavo real y dejar clara su postura y presencia en la transición de su país, y es que no es difícil confundir personaje y actriz ante semejante interpretación. Mandela

Capitán Phillips

Acción Drama Suspense
7.6

En el año 2009, en aguas internacionales a 145 millas de la costa de Somalia, en el cuerno de África, el buque carguero “Maersk Alabama”, al mando del capitán de la marina mercante estadounidense Richard Phillips, fue abordado y retenido por piratas somalíes, siendo el primer barco norteamericano secuestrado en los últimos doscientos años. Capitán Phillips Critica: Es una gozada poder disfrutar de películas como "CAPITÁN PHILIPS". Un guión sobrio, adusto, seco, sin concesiones al sentimentalismo barato que narra con frialdad y precisión quirúrgica la odisea de un mercante norteamericano enfrentado al ataque de piratas somalíes convertido en imágenes por un Paul Greengrass que demuestra que no ha perdido el pulso desde los días de la saga de Bourne. Muy buena la interpretación de Tom Hanks, el capitán del carguero portacontenedores "Alabama". Muy, muy por encima de interpretaciones anteriores como "Náufrago" (2000) y que recuerda sus mejores momentos como actor en "Salvar al soldado Ryan" (1998) o "Apolo XIII" (2005). Como el buen vino, Tom gana con los años. En esta ocasión se nos muestra como un capitán con mayúsculas (bastante lejos del del "Costa Concordia"), un hombre que sabe que, si da un mal paso en una situación desesperada, su tripulación podría pagar las consecuencias. Capitán Phillips Pero un hombre que sabe también que hay una gran diferencia entre él y su mundo y el de los cuatro desgraciados piratas somalíes que toman la equivocada decisión de asaltar su barco de forma harto improvisada. Un hombre que sabe que detrás de él hay una fuerza abrumadora y, sobre todo, la voluntad de usarla. Sólo tiene que ganar tiempo. Porque desde el momento en que los piratas abandonan el mercante llevándoselo a él de rehén, sabe que ha ganado. Sabe que tal vez no salga vivo del trance, pero desde luego sabe también que los piratas no son ya sino cadáveres andantes. Capitán Phillips