Good Omens

Good Omens
8
El mundo está al borde del apocalipsis mientras la humanidad se prepara para su juicio final. Pero Azirafel, un ángel algo quisquilloso, y Crowley, un demonio, no están entusiasmados con el fin del mundo, y no pueden encontrar al Anticristo. Buenos presagios Good Omens Critica: Si tuviera que resumir 'Good Omens' en poco texto, diría que es una deliciosa mezcla de comedia y ciencia ficción, que habla de lo mundano y lo divino con una historia y un guión trabajados al milímetro como no podría ser de otra forma viniendo de la BBC, con una interesante trama central y potentes dos protagonistas, a la par que se va complementando con historias, situaciones y personajes secundarios de lo más variado. Para mi gusto le falta algo más, no se qué, para resultar una obra realmente reseñable o estar cerca del escalón de lo sobresaliente, pero hay que reconocer que es, a todos los niveles (bueno, quizá en efectos visuales (aunque sea aposta) menos), un producto notable. En el tema risas, diciendo "humor inglés" ya se resume bastante bien. No te vas a encontrar gags desternillantes o situaciones al estilo americano, ni paridas soeces que hablen de drogas, órganos sexuales o secreciones corporales. Es más un humor fino, de juego con el lenguaje como ya hacían los Monty antaño, más satírico que obvio. Y que conste, que yo, que disfruto con ambos, diría que este es más de reírse para adentro. Más de reírse con el cerebro que de soltar carcajada desde el esternón. Aunque yo, en general, soy de risa silenciosa, aunque esto sea una información que no interese a nadie. Para aquellos que más allá de opiniones, quieran saber de qué va y una sinopsis al uso se les quede corta, contar que David Tennant interpreta al demonio tentador, con influencia al respecto durante toda la historia de la humanidad. Desde ser el que se "vistió" de serpiente en el jardín de Edén, al que le mostró a Jesucristo todos los Reinos en el monte aquel. Es un tentador, pero en el fondo no es malo y acabó siendo demonio por juntarse con mala gente. Michael Sheen interpreta al ángel que contrarresta su influencia negativa con planes de paz y amor. Fue el ángel guardián de la puerta del Edén y ha influido durante toda la historia de la humanidad para bien. Ambos coinciden durante milenios y se hacen amigos y comparten almuerzos, comidas y cenas, a la vez que tareas. La trama central nos sitúa en el nacimiento del Anticristo y rápidamente en los días posteriores al fin del mundo, que tendrá lugar cuando el crío cumpla 10 años. El supuesto "gran plan divino" es la guerra entre cielo e infierno y ambos bandos lo desean a toda costa, pero los dos protagonistas, encariñados con los humanos y la Tierra no quieren que suceda e intentan, cada uno con su poder de influencia, hacer que su crianza sea equilibrada, salga un humano con valores sobre el bien y el mal y no resulte ser el mal destructor encarnado que inicie el Apocalipsis. Todo, por supuesto, a espaldas de sus jefes de ambos bandos. El problema es que, por una equivocación en el momento de su nacimiento, han estado influyendo en el niño equivocado y el Anticristo no saben donde está. A esa trama central (junto con algún episodio casi dedicado al completo de la historia en el pasado de ambos personajes) se unen personajes y situaciones paralelas (además de las aventuras del propio Anticristo y sus amigos) que convergen todos en el objetivo central y van desde ángeles, demonios, profetas, brujas o cazadores de brujas entre otros. Una serie muy imaginativa, colorida e ingeniosa, además de todas sus virtudes ya mencionadas en cuanto a guión y personajes. No sé si ponerle como "pero" que se podría haber hecho en menos capítulos o metraje para ser más redonda, aunque a mi no se me ha hecho pesada en ningún momento. Por lo demás, lo dicho: le falta algo (no se el qué) para que me deje una gran huella, pero es un notable. ¡Ah! Y para aquellos como yo que muchas veces tengan la duda de "¿es realmente una miniserie o queda abierta a continuación?". La trama queda cerrada y se puede ver sin miedo a cancelación, pero las intenciones, visto su final es hacer una 2ª temporada, que me genera dudas sobre su necesidad y frescura. Pero que al acabar contento con esta, seguro que vería.
# Formato Idioma Fecha Total Descargas Descargar
1 720p Español Latino 21/07/2020 76 Descargar
2 720p Español Latino 21/07/2020 46 Descargar
3 720p Español Latino 21/07/2020 47 Descargar
4 720p Español Latino 21/07/2020 44 Descargar
5 720p Español Latino 21/07/2020 35 Descargar
6 720p Español Latino 21/07/2020 35 Descargar

También te puede interesar

La La Land: Una historia de amor

Comedia Drama Musica Romance
7.9

Mia (Emma Stone), una joven aspirante a actriz que trabaja como camarera mientras acude a castings, y Sebastian (Ryan Gosling), un pianista de jazz que se gana la vida tocando en sórdidos tugurios, se enamoran, pero su gran ambición por llegar a la cima en sus carreras artísticas amenaza con separarlos. La La Land Critica: El amor es la temática central de este filme. Pero no sólo el existente entre unos Ryan Gosling y Emma Stone sobresalientes, si no el que tienen por sus sueños, y, principalmente, por la ciudad que todo lo cubre. Cada plano, cada secuencia, es una declaración en público de la devoción por la ciudad de Los Ángeles. El propio título de la película ya nos da una pista de este poema hecho celuloide en honor a este lugar. Todo gira en torno a este ente poderoso que se convierte en el gran protagonista durante cada minuto del metraje. La fotografía es única, maravillosa a más no poder, de las que se te graban en la mente y crean escuela. Algunas de las escenas son tan icónicas que se repetirán en el imaginario popular puesto que La La Land lo tiene todo para ser el gran musical de esta generación. La La Land Y es que es una obra original de los pies a la cabeza. No se encontrarán aquí fórmulas prefabricadas ni clichés que reduzcan el tono de los acontecimientos. Todo funciona en una mezcla perfecta entre diálogo, drama y música. Las escenas musicales fluyen de manera natural y se complementan bien, al mismo tiempo que son un placer visual. Las luces, los colores, el movimiento... toda una serie de factores hacen que la estética sea espectacular. La La Land La dirección desde el punto de vista técnico es excelsa y confirma a Damien Chazelle como uno de los grandes talentos del cine actual. El guión está muy bien llevado puesto que introduce varios géneros para culminar en una escena final absolutamente maravillosa. La La Land

Just Before I Go

Comedia Drama Romance
6.3

Ted Morgan (Seann William Scott) es un hombre deprimido que regresa a su ciudad natal para corregir ciertos errores del pasado antes de suicidarse. Antes de partir Just Critica: Extraño melodrama que ofrece momentos conseguidos en la comedia pero que en el campo del drama se queda en la parte mas superficial del lago. Cuando pretendes construir un melodrama sobre un suicida has de cargar las tintas porque si no lo único que consigues es que el espectador se quede con la sensación que es una mas de esas comedias amables que tanto gustan a los norteamericanos (o peor aun, que le estas tomando el pelo). La película no es mala (todo lo contrario) aunque la apática interpretación de Seann William Scott no ayuda demasiado a entender el conflicto interno del suicida y la directora prefiere escoger el camino de la redención a través de historias paralelas que no tienen la suficiente entidad para construir un drama. A pesar de ello hay que reconocerle a la debutante Courteney Cox honestidad y ganas de hacer las cosas bien. Pero "Just before I go" es irregular para que te quedes con la sensación de haber visto una gran película, todo es demasiado ligero y personajes como el policía (hermano del protagonista) no ayudan a que el espectador se tome en serio la película. Mi recomendación es que os acerquéis a "Just before I go" como una comedia de tono ligero que con toda seguridad os satisfará y os hará pasar un buen rato (ademas de arrancaros algunas sonrisas). Just Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Just Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Just

Kung Fu Panda 3

Acción Animación Aventura Comedia Familia
6.7

Cuando el durante mucho tiempo perdido padre de Po aparece de repente, el dúo ya reunido viaja a un paraíso secreto de pandas para conocer a montones de nuevos e hilarantes osos. Pero cuando el villano sobrenatural Kai comienza a recorrer toda China venciendo a todos los maestros de kung fu, Po deberá hacer lo imposible: aprender a entrenar a una comunidad repleta de divertidos y torpes hermanos para formar el equipo definitivo de Kung Fu Pandas. Kung Fu Panda 3 Kung Critica: La saga de "Kung Fu Panda" va como su protagonista en esta película: rodando cuesta abajo. "Kung Fu Panda 3" gustará a los niños, desde luego, y probablemente satisfaga a los que han crecido con las aventuras de Po, pero a mí, que la primera ya me pilló un poco más crecido y, aunque me gustó en su día, tampoco me pareció una obra sobresaliente, esta tercera entrega se me queda corta y me deja indiferente. Kung Técnicamente, "Kung Fu Panda 3" cumple sobradamente. La animación es más que solvente y las escenas de acción funcionan tan bien como en las entregas anteriores, quizá mejor. La banda sonora también sigue siendo uno de sus puntos fuertes. El problema, para mí, está en el guion. No es abismal, pero me parece básico, y me da la sensación de que está hecho sin ganas. El nuevo villano es completamente olvidable, siendo el peor de la saga de largo. Los nuevos personajes no están demasiado bien caracterizados, y los que ya conocemos se van desdibujado poco a poco. Po, con lo entrañable y adorable que solía ser, se está empezando a volver cargante y cansino. Los diálogos no dan vergüenza ajena, pero el ingenio brilla por su ausencia. Me hacen reír un par de veces, pero poco más. Y el argumento es flojo, muy flojo. Yo entiendo que la verosimilitud no es una prioridad en el cine de animación, pero eso no significa que haya que perdonarlo todo. Menciono tres o cuatro cosas que me han parecido bastante molestas en la sección spoiler. Kung

Jane tomó las armas

Acción Drama Western
5.6

La joven Jane está casada con uno de los tipos más peligrosos del Oeste. Un día su marido regresa a casa con 8 heridas de bala. La banda del cruel Bishop lo ha acribillado. Sobrevive, pero sabe que es cuestión de tiempo que Bishop y sus chicos vengan a rematar la faena. Jane decidirá no esperar a que venga e ir directamente a por ellos. Con la ayuda de un enemigo acérrimo de su marido, un hombre enamorado de ella, Jane irá a enfrentarse la banda de delincuentes. Jane Got A Gun Jane Critica: Llevamos haciendo esta pregunta más de 30 años, más o menos el mismo tiempo que llevamos preguntando si la novela ha muerto, o si el teatro ha muerto. Quiero creer que cuando lanzamos esta pregunta al aire estamos pensando en la época dorada del género, es decir, mediados del siglo pasado. Si es así, la respuesta es sí, el western ha muerto. Por lo menos, ese tipo de western. Obviamente ya no se hacen esas películas del oeste que dirigía Ford, Mann, Hawks, Walsh…básicamente porque era otra época, otro estilo de producción, en definitiva, eran unos condicionantes totalmente distintos a los actuales. Sin embargo se siguen haciendo películas que se encuadran en ese género, algunas de calidad, en cuyo caso la respuesta sería no. No ha muerto el western. Inevitablemente me viene a la cabeza mi adorado Tarantino y su maravillosa “Los Odiosos ocho”, pero lo cierto es que ni la producción es tan abundante como lo fue en su época dorada, ni la calidad es tan buena salvo algunas honrosas excepciones. Jane “La venganza de Jane”, en mi opinión, no es una honrosa excepción, lo cual me genera dos problemas muy gordos, uno como espectador y otro como redactor. Como espectador, el problema que me genera es que me aburrí soberanamente. La película dirigida por Gavin O¨Connor (“Warrior”, “Cuestión de honor”, “El milagro”) tiene una historia muy plana que avanza con una lentitud exasperante y que unos innecesarios flashbacks aún ralentiza más. Como redactor, el problema que me genera es que ya está todo dicho y el jefe me exige un mínimo de extensión en el texto, así que hablando de planas, tengo que decirles que el grupo de ruidosas veinteañeras que compartían fila conmigo en el cine no lo eran para nada, aunque eso es anecdótico e irrelevante para lo que les quería contar. Durante todo el año estamos suspirando porque la gente vaya al cine, porque crezca el número de espectadores, porque las taquillas reflejen cuantiosos beneficios que salvaguarden el futuro de la industria, pero va siendo hora de que exijamos respeto y educación en el público. La mayoría de los que estábamos en la sala sabíamos que “La venganza de Jane” estaba protagonizada por Natalie Portman y los que no lo supieran lo vieron en los créditos iniciales o la reconocieron en cuanto apareció en pantalla. Jane

Una familia numerosa

Comedia
6.2

Debido a una confusión, un anónimo donante de esperma se entera después de 20 años que es el padre biológico de 533 niños. Los niños han crecido y ahora debe decidir si presentarse o no ante los 142 que le han demandado para conseguir revelar su identidad. Delivery Man Una familia numerosa Critica: A David Wozniak aquella mañana le costó especialmente levantarse. Tuvo que apagar tres veces el despertador antes de empezar a sopesar los más, pero sobre todo los menos, de salir del microclima que su cuerpo, con la inestimable ayuda de las mantas, había creado a lo largo de la última noche. Cuando llegó a los cien ''Mississippis'' empezó a desperezarse, y aunque era plenamente consciente de que estaba a punto de marcar su enésima impuntualidad a la hora de fichar en el trabajo, no tuvo ningún inconveniente en dedicarse unos momentos a él mismo. A él y a su hobby matutino favorito: el juego de las siete diferencias. Salió a la calle en albornoz, le birló al vecino un ejemplar de su periódico favorito, se sacó del bolsillo un bolígrafo roído y se dispuso a detectar las pequeñas singularidades que distinguirían a dos imágenes supuestamente idénticas. Pero algo fallaba. Sería porque aquella mañana todavía se notaban demasiado los efectos de la farra de la noche anterior, sería porque los problemas financieros se estaban cebando excesivamente en su adormilada mente, pero aquel día no había manera de encontrar una. Una familia numerosa Sobre remakes (así como sobre todo lo que gira en torno a ellos, que no es precisamente poco) se ha escrito, y presumiblemente se escribirá tanto, que a priori sería hasta ofensivo reactivar el tema dejándonos llevar por una película tan insignificante como '¡Menudo fenómeno!'. El caso es que, a veces (''demasiadas'', podría decirse), la oferta que presenta la cartelera es igualmente tan ofensiva que a uno no le queda otra que contagiarse de la estupidez general. Y hablando de sandeces, ¿qué tal si, para hablar de lo nuevo de Vince Vaughn, sacamos, como quien no quiere la cosa, el nombre de Michael Haneke? Llegado el punto, los más impacientes, por mucho que, efectivamente, sean víctimas de su propia impaciencia, deberían poder reclamar su sagrado derecho a empezar a arrojar piedras al cretino capaz de poner esos dos nombres en una misma frase. Pero, recordemos, es ésta una de esas ocasiones en las que parecen mandar los cretinos. Una familia numerosa Al grano. En 1997 a un director alemán le dio por estrenar la que con toda seguridad sea una de las películas más perversas de la historia del cine. Tal era el valor de 'Funny Games' que tan solo era cuestión de tiempo el que a alguien, desde el otro lado del charco, se le ocurriera apostar fuerte por el -cantadísimo- remake. Lo que para nada estaba escrito es que de dicho proyecto se hiciera cargo el autor de aquel prodigioso original. El propio Michael Haneke se fue a los Estados Unidos y, por si el desconcierto no era suficientemente, acabó firmando un calco que acabó de descolocar al personal. Las conclusiones que pueden extraerse de dicho experimento son tantas, y la mayoría de ellas son tan disparatadas, que mejor sería que los que lo seguimos todo de cerca guardáramos silencio. Al fin y al cabo, la voluntad de los grandes maestros debe ser tomada simplemente como lo que es, y todas las vueltas que puedan darse alrededor suyo quedarán igualmente como lo que son: simples e insustanciales vueltas.

Tyler Perry's Boo 2! A Madea Halloween

Comedia Terror
5.6

Madea, Bam y Hattie se adentran en un campamento encantado donde tendrán que huir a toda prisa de los monstruos que aparecen. Tyler Perry's Boo 2! A Madea Halloween Tyler Perry Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Tyler Perry Tyler Perry Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Tyler Perry