Sandy Wexler

5.2
Sandy Wexler (Adam Sandler) es un representante de clientes excéntricos del mundo del espectáculo en Los Ángeles durante la década de los noventa. Su inquebrantable devoción se verá puesta a prueba cuando se enamora perdidamente de su nuevo cliente, Courtney Clarke (Jennifer Hudson), una cantante de gran talento a la que descubre en un parque de atracciones. Sandy Critica: Parafraseando a Cicerón, me gustaría hacerle esa pregunta al hombre que ostenta el record de nominaciones a los Razzies, detalle que lo dice todo de lo penoso actor que es. Lo peor es que Netflix ha firmado un acuerdo con él para salir en otras tres películas más en los dos próximos años. Ahora que ya nadie va al cine a verlo, para Sandler es una bendición no tener que rendir cuentas de cuántas entradas ha vendido. Netflix sabrá lo que se hace... Sobre la película, es la habitual suya, apenas existe el guión y todo consiste en una sucesión de gangs sin mucha conexión entre si donde el actor hace sus habituales tics que se suponen graciosos y no lo son. Todo ello alargado durante dos insoportables horas. Interpreta un personaje que se supone debe ser cargante para el espectador al principio para luego simpatizar con ese entrañable perdedor. En este caso es imposible. Acabarás odiando a Sandy Wexler tanto como a Adam Sandler.. Sandy
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 06/07/2020 1.95 GB 498 Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 06/07/2020 1.95 GB 89 Descargar
Array 1080p Dual Español Castellano 20/09/2020 1.95 GB 70 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

El stand de los besos 3

Comedia Romance
8.2

Es el verano antes de que Elle se dirija a la universidad y tiene que tomar una decisión secreta. Elle ha sido aceptada en Harvard, donde se está matriculando su novio Noah, y también en Berkeley, donde se dirige su mejor amiga Lee. ¿Qué camino debería elegir? El stand The kissing Booth es esa película que al igual que 50 sombras de grey nunca debió existir, es que aunque si es cierto que la película solo tiene como intención divertir, realmente hay muy buenas películas que divierten y que al mismo tiempo cuentan una gran historia. El stand Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. El stand Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. El stand

El pequeño vampiro

Animación Aventura Ciencia ficción Comedia Familia Fantasía Terror
6.3

Rudolph es un chico de trece años que es además vampiro. La vida del joven se complica en el momento en el que un prestigioso cazavampiros comienza a perseguirles a él y al resto de su clan. En medio de esto, Rudolph conoce a Tony, un humano de su misma edad al que le fascinan los castillos abandonados, las tumbas y los vampiros. Así, Tony ayudará a Rudolph en sus batallas contra sus enemigos a medida que se salvan el uno al otro, forjándose de esa manera una bonita amistad. Der kleine Vampir vampiro Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. vampiro Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. vampiro

Pasante de moda

Comedia
7.1

La joven dueña de un exitoso negocio online dedicado a la moda no se toma demasiado bien el hecho de que la compañía contrate como becario a un hombre de 70 años, pero eso irá cambiando progresivamente, ya que poco a poco el hombre comienza a convertirse en alguien indispensable. The Intern Pasante de moda Critica: La veterana directora, productora y escritora norteamericana Nancy Meyers (‘¿En qué piensan las mujeres?’ o ‘The Holiday’) presenta la ligera y buenrollista ‘El becario’, protagonizada por los fantásticos Robert De Niro y Anne Hathaway. Una película que nos retrata un idealizado concepto del emprendedor, la empresa y la jubilación, donde la riqueza y abundancia de perfiles coexisten junto a la escritura de un guion hecho a medida para el brillo de la pareja protagonista. Pasante de moda La verdad es que ‘El becario’ ofrece distracción, algún buen gag entre los protagonistas y un tono general muy amable alrededor del cual se plantean asuntos encima de la mesa: el modelo de empresa, la autogestión, el análisis de datos, la gestión del tiempo, las relaciones en edad avanzada, la conciliación de la vida familiar, las nuevas tecnologías, la reinvención del negocio, las diferencias generacionales, el avance de la mujer en el mundo empresarial, las redes sociales o aspectos derivados del comportamiento humano…Demasiados asuntos para analizarlos en profundidad –como es obvio– aunque suficientemente reveladores de las inquietudes que su autora parece querer mostrarnos. Pasante de moda La película narra como Ben (Robert De Niro), un viudo jubilado muy activo decide presentarse a una entrevista de trabajo para entrar de becario senior, un nuevo concepto creado como prueba piloto por una gran empresa de venta de moda por internet. Dicha empresa es un ejemplo de sofisticación, compañerismo y gestión, aunque para Jules Ostin (Anne Hathaway), una mujer volcada con su empresa y de difícil trato, nunca es suficiente. La presencia de Ben será poco tenida en cuenta por Jules en un primer momento, hasta que se dará cuenta que su ímpetu, alegría y experiencia le pueden aportar tanto a ella como a su empresa un gran beneficio. Pasante de moda

La era de hielo

Animación Aventura Comedia Familia
7.3

Hace muchos, muchos años, tantos como 20.000, una pequeña ardirata de nombre Scrat quería esconder una bellota en el hielo. Pero lo que hace es provocar una semicatástrofe que provoca que todos los animales migren hacia el sur, hacia tierras más cálidas. Bueno, lo que se dice todos, todos, no. Porque hay uno que lleva la contraria: se trata del mamut Manfred, un auténtico lobo solitario vagabundo y soberbio que va hacia el norte sólo porque los demás están yendo hacia el sur. Ice Age La era de hielo Aunque es de las tres partes iniciales la que menos ha recaudado, fue una de las diez películas que mejor taquilla hizo en el 2002, tanto en el boxoffice norteamericano como a nivel internacional. Todo un logro teniendo en cuenta que después del fiasco que supuso para 20th Century Fox “Titan A.E.” (por no hablar de otros tantos anteriores) se la jugaba en la animación renderizada con una película protagonizada por criaturas de la Era Glacial. Cuenta la leyenda y pinturas rupestres de la red que “Ice Age: La edad de hielo” fue pensada originalmente como un drama, pero finalmente la productora aceptó el filme siendo una comedia para todos los públicos con el target infantil en la cabeza. Esa mirada adulta, tanto en gags, frases y situaciones dramáticas quedó enraizada en el producto final siendo posiblemente uno de los secretos para convencer al gran público sin importar su edad. La era de hielo Un año antes habían arrasado “Shrek”, con la relación en un ogro solitario y gruñón y un burro estúpido, y “Monstruos, S.A.”, donde dos seres supuestamente inhumanos tienen que lidiar con una pequeña. Tanto Dreamworks como Pixar habían movido ficha y parecía que “Ice Age: La edad de hielo” no quería salirse de los patrones funcionales del éxito. Añadiendo la figura de un tigre dientes de sable a la pareja, que inicialmente componían un solitario mamut antipático y un perezoso idiota abandonado por su familia una vez se ha iniciado la migración, parece formar un remake animal de “Tres solteros y un biberón” 10.000 a. C. La era de hielo

Operación escape

Animación Aventura Ciencia ficción Comedia Familia
5.8

La cinta, ambientada en el planeta Baab, cuenta la historia del admirado astronauta Scorch Supernova (Fraser), un héroe nacional del pueblo baabariano. Maestro en rescates audaces, Scorch realiza hazañas asombrosas con la ayuda de su hermano Gary (Corddry), jefe de control de misión en la BASA. Cuando Lena (Alba), jefe de la BASA, informa a los hermanos de un SOS en un planeta conocido por su peligrosidad Scorch rechaza las advertencias de Gary y caerá de lleno en una trampa diabólica a manos del maléfico Shanker (Gandolfini). Ahora Gary tendrá que convertirse en el héroe para rescatar a su hermano, a su planeta, a su amada esposa Kira (Parker) y a su hijo Kip. Escape from Planet Earth Operación escape Critica: No sé si alguien más lo ha notado… pero lo voy a contar igual. ¿Por qué hay películas de alienígenas buenos y malos? Los alienígenas son seres peligrosos y punto. ¡Y todo los sabemos! ¿O qué haría usted si viniera de otro planeta y viera a Justin Bieber cantar y a Mario Casas recibir un premio? ¡Destrucción sin supervivientes inmediata YA!, gritaría lleno de odio antes de abrir fuego y en canal a todo el planeta Tierra. Bien, esto que voy a decirles creo que es de todos conocido: los alienígenas ya están aquí, pero no tienen tan fácil destruirnos porque los ricachones del planeta practican la cienciología y no pueden perder su principal y al parecer única fuente de ingresos. ¿Pensaban que los extraterrestres son tontos? ¡Viajar por el espacio es carísimo y los tipos que practican esa ¿religión? están forrados! Es sobradamente popular que fueron los seres del espacio exterior aquellos que produjeron “Ultimátum a la Tierra” de Robert Wise para engañarnos con sus propósitos… pero gracias a Ed Wood, que sacrificó su carrera cinematográfica para revelar su verdadera naturaleza junto a toda la Serie B de los cincuenta, comprendimos que eran más peligrosos que un puñado de critters en un campamento nudista. Operación escape Ya pagaron un pastizal a George Lucas, a los creadores de Star Trek y a Spielberg en su momento para que nos convencieran de sus más loables y falsas intenciones… pero el propio director de “E.T., el extraterrestre” y “Encuentros en la tercera fase” comprobó posteriormente que, aparte de colocarle un cheque sin fondos, querían introducirle en la cienciología… y se negó porque él práctica su propia religión: adorar a su ombligo. Por eso Spielberg hizo “La Guerra de los mundos” y produce “Falling Skies”. ¡Quiere vengarse de ellos desde entonces y convenció a su amigo J.J. Abrams de que en “Super 8” el alien diera miedo! ¿Lo dudaban? Los extraterrestres tiempo atrás contraatacaron vendiéndonos “Alf” y “Mi amigo Mac” durante los ochenta y ahora lo están intentado con James Cameron y con sus pitufos XXL new age entre comedias gamberras tipo “Paul”… Su intención inmediata es llegar a los más pequeños para borrar el cerebro de las futuras generaciones sobre la próxima esclavización. “Planet 51” fue un ejemplo y “Escape from Planet Earth” es una nueva prueba intrínseca de todo este asunto. En esta estúpida película de animación los alienígenas ven la extinción de los dinosaurios y nuestra escalada a la pirámide de los depredadores como una desgracia. Nos ven violentos pero por mucho que nos critican, han formado una sociedad igual que la nuestra basada en la familia, la fama y tener una mascota. ¡Sólo les falta una televisión sintonizando Telecinco aunque su cadena interplanetaria tiene parecidos sensacionalistas sospechosos! ¿Y su sistema político y su sistema socio-económico? ¡No me hagan reír! ¿Nos están tomando el pelo? ¿Por eso ellos mismos están calvos?.. Operación escape

El rey de la polca

Comedia
5.6

Decidido a triunfar en EE UU, el cantante de origen polaco Jan Lewan engaña a sus fans con una estafa piramidal . The Polka King polca Critica: Y creo que otra vez el resultado va directo a ser pasto de la pequeña pantalla. Lo más destacable, y a la vez divertido es pensar que todo lo que se cuenta ocurrió verdaderamente. El personaje principal -muy buena interpretación de J.Black que el doblaje no consigue estar a a la altura- es un tipo de lo más extraño y alucinado con todo lo que se le ofrece en la democracia usamericana llegado desde la dictadura comunista en Polonia. No está mal, pero finalmente torna pesada porque se atisba por dónde van a ir los tiros del desdichado y la comunidad de incautos que le rodea; eso sí, hay bastantes momentos hilarantes alrededor del mundo de la polca y las derivas del optimista cantante y emprendedor espepéntico personaje. polca Noche aburrida en casa, ni yo ni mi pareja sabemos qué ver. ¿Recurrimos a Jack Black? Seguramente sea un bodrio a la americana con bromas de pedos y sobreactuaciones. Yo que sé. Mira, pon lo que quieras. Va, el Rey de la Polka. Verás tú que hora y media de hostias nos espera. Preparo el cojín para sobarme. Pues oye, no. Como comedia, es simplemente correcta, te trae alguna que otra sonrisa sin buscar una carcajada fácil (algo que agradecí enormemente). A la hora de contarnos una historia, lo hace sin grandes pretensiones y narrando con gracia las andanzas del buen Jan Lewan, un personaje digno de biografiar que además Jack Black interpreta de forma divertida y carismática sin sus típicas exageraciones (más allá de esa introducción con la maravillosa OLÉ OLÉ POLKA con la que ahora martirizo a mi pareja y vecinos a diario. Probadlo: el combo OLE OLE OLARÍ OLARÁ desespera a cualquiera). polca