Pinocho

6.7
Adaptación de la clásica historia del muñeco de madera llamado Pinocho, que desea ser un niño de carne y hueso. Pinocho Critica: Nueva versión de la reconocida historia creada por Carlo Collodi, publicada entre 1881 y 1883 bajo el título de Le avventure di Pinocchio. Storia di un burattino (Las aventuras de Pinocho, historia de un títere). El guion fue trabajado por el propio director junto con Massimo Ceccherini, que es más actor que guionista, de hecho, actúa en el papel del Zorro. La historia se centra en Pinocho (Federico Ielapi), un muñeco de madera con vida que es creado por Geppetto (Roberto Benigni, que actúa como siempre), este títere representa todo lo negativo en un pequeño: vago, desobediente, terco, malcriado y su característica más popular, mentiroso, con el hecho de que le crece la nariz cuando dice mentiras. Debido a todas esas condicionantes de su personalidad, el protagonista se mete en un sinnúmero de desventuras corriendo graves riesgos en su andar, ya que por un desacato se pierde y comienza a divagar encontrándose un buen número de personajes, algunos que se intentan aprovechar de él, frente a otros más nobles que le ayudan, sin embargo, su necedad lo hace volver a caer en peligro una y otra vez. Clara es la intención aleccionadora del relato de Collodi, para con infantes desobedientes y demás, sin embargo, queda hasta en duda que tanto se trata de literatura infantil al menos el texto original, al contar con pasajes bastante turbios, los cuales Garrone muestra sin mayores reparos, como debe ser. O bien, puede verse como la historia de un mundo cruel y egoísta que atrapa a alguien inocente y lo envuelve en sus garras, frente a la lucha de algunos nobles por ayudarle, donde al final el protagonista adquiere las mañas suficientes para solventarse en ese mundo. Pinocchio es su vuelta al género fantástico luego de la infravalorada y maltratada por el público Il racconto dei racconti (El cuento de los cuentos, 2015), Garrone construye muy bien el mundo alrededor del protagonista, la historia avanza rápidamente y sin detenerse, en un mundo fantástico no hay necesidad de mayores explicaciones. Algo muy bueno de la película es la caracterización de los múltiples personajes que se topa el protagonista, el nivel de realismo que se consigue es bastante efectivo, incluso llegando a ser hasta perturbadores algunos de ellos, esto ayuda a que no se muestren desencajados con el entorno en el que interactúan.
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Torrent 1080 MicroHD Español Castellano 13/01/2021 6.89 GB 9239 Descargar
Torrent 4K 2160p Español Castellano 13/01/2021 21.5 GB 2683 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Gibby

Familia
7.7

Una joven adolescente, Katie, cae en depresión después de perder a su madre; ha perdido el interés en la escuela, sus amigos y la gimnasia. Pero todo cambia durante el verano cuando se le pide que cuide a Gibby, el mono capuchino de su profesor de ciencias. Gibby Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Gibby Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Gibby

House of Cards

Drama
8.1

El congresista estadounidense Francis Underwood y su esposa Claire no se detendrán ante nada para lograr sus propósitos. La historia de este drama político se adentra en un mundo repleto de avaricia, sexo y corrupción en la ciudad de Washington. House of Cards Critica: Rajoy, Rubalcaba, Aguirre, Mas, Zapatero, Aznar, Díez, Bárcenas... Todos simples aficionados al lado de Francis Underwood, el político definitivo. Y desde ahora, damas y caballeros, uno de sus antihéroes favoritos. Porque si algo tiene claro Francis, a diferencia de nuestros políticos patrios, es que el dinero es algo meramente accesorio y que palidece frente al recurso más valioso: el poder. Y sobre eso giran los trece capítulos de House of Cards; sobre el poder, sobre las artimañas traperas que se requieren para obtenerlo y sobre el grado de corrupción que supura al intentar mantenerlo. Sus compañeros de partido, sus rivales, la prensa, los guardaespaldas y hasta su propio matrimonio no son más que herramientas que el titiritero Underwood hace bailar con el único fin de llegar lo más alto posible. Caiga quien caiga. Eso no quiere decir que nuestro querido congresista sea infalible, pero desde luego sí que resulta implacable en su lucha de poder. Es por ello que sobre este personaje central, ejemplarmente llevado por Kevin Spacey, recae todo el peso de este remake financiado por el servicio online Netflix. Spacey, como ya hacía Ian Richardson en el original británico, detiene en ocasiones la trama para dirigirse directamente al espectador y hacer gala de su ilimitado cinismo en la explicación de sus planes. A veces, una sola mirada suya a cámara basta para expresar ironía, convicción, rabia o desidia. Fría y sucia en su manera de presentar los movimientos entre bastidores, oscura (en las formas y en el fondo) y paciente a la hora de ir desvelando sus cartas. Una gran serie que se completa con nombres de la talla de David Fincher o Joel Schumacher tras la cámara. Un castillo de naipes donde los lobos llevan piel de lobo y no hay espacio para los corderos.

Mujer en llamas

Drama Suspense
6.1

Una madre no se detendrá ante nada para intentar recuperar a su hijo cuando este es secuestrado delante de ella en un parque de atracciones. Kidnap Mujer Critica: Tras el éxito de ‘The Call’, película que consagró a Halle Berry como heroína de thrillers de acción, ahora la ganadora del Oscar por ‘Monster´s Ball’ vuelve a la carga con un thriller de secuestro y persecuciones donde interpreta a una madre con un inquebrantable instinto maternal. Mujer Berry interpreta a Karla Dyson, una madre de familia separada que enfrenta una demanda por la custodia de su hijo Frankie, un chico que suele acompañarla a su trabajo como mesera en un restaurant. Tras salir de su trabajo, Karla lleva a Frankie a un parque de atracciones, pero al deber atender una llamada de su abogado y tras un breve descuido, Frankie es secuestrado, por lo que Karla hará todo lo posible para no perder la pista de los secuestradores e intentar recuperar a su hijo. ‘Kidnap’ tiene poco de original, pero es un thriller bien ejecutado, si bien el verosímil es frecuentemente violentado, el buen trazo del personaje principal y la garra que constantemente muestra una Halle Berry totalmente entregada a su personaje la salvan. Y es que es Berry el alma de una película que en diferentes momentos consigue ser emocionante y atrapante, al dar vida a una madre dispuesta a todo para no perder a su hijo, en un relato lleno de tensión, con el que el espectador debe ser bastante condescendiente y dejar pasar de largo las varias inconsistencias en su guion para poder disfrutarlo, inconsistencias que para algunos quizá pasen de largo, pero que debilitan el relato al ser pequeños pero importantes detalles, que solo llevan a un final bastante apresurado y poco climático. La película es poco pretensiosa y eso se agradece, no busca ir más allá de lo que ofrece y no busca dar sorpresas ni subtramas que enrevesen un relato donde todo es simple y directo, a ratos emocionante, ridículo, intenso, tosco y ordinario. Mujer

X-Men: La decisión final

Acción Aventura Ciencia ficción Suspense
6.4

En X-Men: La decisión final, el último capítulo de la trilogía cinematográfica de los "X-Men", hay una "cura" para los mutantes que amenaza con alterar el curso de la historia. Por primera vez, los mutantes pueden elegir: seguir con su singularidad, aunque eso les aísle y les separe, o renunciar a sus poderes y convertirse en seres humanos normales. Los opuestos puntos de vista de los líderes mutantes, Charles Xavier, que aboga por la tolerancia, y Magneto, que cree en la supervivencia de los más aptos, se ven sometidos a la prueba definitiva: desencadenar la guerra que pondrá fin a todas las guerras... X3 X-Men: La decisión final Critica: He empezado a ver la película con ganas de pasarme 1 hora y media sin mucho que pensar y me esperaba una buena película de acción y al final he acabado encontrándome con una auténtica comedia disparatada, casi paródica, del género de superhéroes y cómics variados. Y lo peor no es eso, si no el hecho de que dudo mucho que el director pretendiese hacer algo tan ridículo, pero amigo mío, a cualquiera le dan una burrada de millones, se le va la sangre a la cabeza y hace lo posible para que se vean en cada fotograma de la película. Gente como Stephen Sommers o Michael Bay sólo quieren dejar sordo al espectador que sea tan estúpido como para pagar por ver una de sus películas, y el señor Ratner ha conseguido eso mismo, entrar en el club de esos directorzuelos de mucho ruído y picas nueces. X-Men 3 decisión final Pero por supuesto, toda la culpa no es del director, ni mucho menos, sería una falta de respeto no meter en el saco de los culpables de esta cosa al guionista. El Me imagino que los productores cogieron al primero que cogieron y le dijeron: rellena algo más de hora y media, que haya explosiones y muchos frikis, y entrégalo. Y macho, el tío se ha lucido. No sé cómo, pero se ha puesto a meter historias a la trama, a añadirle personajes que en principio nos tienen que importar, para posteriormente no sacarlos más hasta una hora después y pensar que aún seguimos interesados en su historia. Empieza a meter mutantes a saco, a cada superpoder más estúpido, y situaciones espectaculares para rizar el rizo hasta que el cóctel acaba por explotar y convertirse en una cosa grotesca sin el más mínimo sentido del ridículo. X-Men 3 decisión final

El reino secreto

Animación Aventura Familia Fantasía
6.4

Historia sobre la interminable batalla entre las fuerzas del bien, encargadas de mantener la vida, y las fuerzas del mal, que pretenden destruirla. Mary Katherine (Amanda Seyfried) es una adolescente que intenta reanudar la relación con su padre el Profesor Bomba (Jason Sudeikis), un científico cuya obsesión es descubrir una diminuta sociedad secreta que habita en el bosque. Esta idea a su hija le parece disparatada hasta que, inesperadamente, es transportada a ese universo secreto, donde se está librando una batalla entre los Hombres Hoja y los Boggans.Epic El reino secreto Critica: El primer tráiler de "Epic" era de esos que dejan con la boca abierta, algo que conseguía prescindiendo (salvo al final) de la palabra y relegando toda la potencia en materia visual, con el The Lightning Strike de Snow Patrol de fondo. Los que vinieron después eran más convencionales pero había algo en aquel concepto que llamaba la atención. Vista la película es de agradecer que todo su potencial se aproveche, a grandes rasgos, para dar así con una película de animación de una sofistificación inaudita a un nivel puramente formal, pues podríamos hablar del trabajo de Chris Wedge ("Ice Age") como algo muy por encima de la media. Su labor tras la cámara es superlativa, creando varias setpieces que funcionan como -evidentes- planos secuencia en los que se muestra la acción sin cortes ni confusiones posibles, pues todo queda claro mientras se ve, pese al vértigo que producen algunas situaciones. El reino secreto Por otro lado, Wedge parece sabedor de que la animación depende, no ya de la técnica en sí, sino de sacarle partido a cada una de las herramientas disponibles. En "Epic", la labor de los actores es clave, siendo una de las mejores películas que he visto recientemente en términos de 'acting', algo que en este medio suele pasarse por alto -y que nos perdemos con los doblajes-. Un rápido repaso a su reparto de actores de doblaje nos lleva a encontrar a ganadores de los Oscar (Christoph Waltz), ganadores de Globos de Oro (Colin Farrell) y multinominados (Beyoncé), o simplemente algunos de los mejores actores emergentes de los últimos años, como la joven Amanda Seyfried. Mención al margen merece el magistral trabajo de Steven Tyler poniendo voz a un personaje secundario, con su característica voz rasgada. Casi nada. Lo que aportan a la película no es sólo su registro vocal, son sus expresiones. La animación de "Epic" ha llegado a tal punto que es capaz de replicar movimientos ágiles en apenas segundos, cambios gestuales que remiten en cierta medida al slapstick pero sobre todo, a la forma de interpretar de los iconos del cine de aventuras. Esto se refuerza desde el propio tono del film, bastante afectado cuando lo precisa pero también con ciertas notas de humor (pensad en "Star Wars. Una nueva esperanza"). Y aquí es donde llega el único "pero" que le encuentro a la película: el tono. El reino secreto

Alvin y las ardillas: Aventura sobre ruedas

Animación Aventura Comedia Familia
5.9

Tras una serie de malentendidos Alvin, Simon y Theodore piensan que Dave se va a declarar a su nueva novia en Nueva York... y por tanto se olvidará de ellos. Tienen tres días para llegar e intentar romper el "compromiso" y salvarse así de la pérdida de Dave. Alvin and the Chipmunks: The Road Chip Alvin Critica: Es cierto que no es bueno prejuzgar y que muchas veces nos estampamos con nuestros prejuicios para encontrarnos sorpresas. Esta película dentro de lo que cabe es una sorpresa por la razón de que la tercera entrega me pareció una de las peores películas por no decir la peor infantil de este siglo así que dentro de lo que cabe han superado a la espantosa tercera entrega aunque no logran salir a flote. Hace años que no veo las dos primeras pero recuerdo que algo de encanto tenían y me lo pasé bien lo más mínimo y justo pero lo suficiente como para recordarlas de buena manera. Walt Becker quien me hizo reír con Dos canguros muy maduros y Cerdos salvajes, aunque seamos sensatos no son buenas películas, dirige esta aparentemente quemada cuarta entrega donde el valor de la familia está más presente que nunca aunque la fórmula de destruir lo que viene para evitar la desunión familiar ya lo hemos visto en muchas películas. Tiene detalles sorprendentes e inesperados, momentos graciosos aunque evidentemente es una película donde los actores sobreactúan constantemente ya que la película no puede ser tomada en serio. Es entretenida y amena e incluso el número musical final me pareció entrañable y pegadizo. No es el horror que aparentemente pueda parecer pero tampoco es una película para salvarla y no pongamos de excusa que es infantil, que hay un porrón de películas infantiles mejores que esta y que no toman al espectador por estúpido sea grande o pequeño. Regular. Alvin Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Alvin Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Alvin