Paternidad

8.6
Un padre (Kevin Hart) cría a su hija tras sufrir la pérdida de su mujer justo el día después de que ésta diese a luz....Paternidad Critica: sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia..... Paternidad
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Torrent 1080p Dual Español Latino 19/06/2021 2.01 GB 7979 Descargar
Torrent 1080p Dual Español Castellano 24/02/2022 1.85 GB 225 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

El candidato

Drama Historia
5.9

Narra la campaña presidencial del senador estadounidense Gary Hart, que tuvo lugar en 1988, momento en el que los medios de comunicación difundieron un escandaloso romance extramatrimonial del político. Tras perder la candidatura democrática contra Walter Mondale en 1984, Gary Hart (Jackman) hizo un regreso triunfal a la candidatura a Presidente en 1987, en un momento en que su partido estaba desesperado por arrebatarle el poder a los republicanos después de dos mandatos de Reagan. Hart tenía todo para él: inteligencia, carisma y experiencia como abogado, director de campaña y senador, sin mencionar a una Primera Dama ideal en su adorable esposa Lee (Farmiga). Pero todo comienza a desmoronarse cuando corre la voz de que Hart es un mujeriego, un rumor seguido rápidamente por informes de que ha tenido una aventura con Donna Rice (Sara Paxton). El candidato Critica Interesante película de genuino género político, pero también biográfico, no en vano se nos relatan los sucesos, reales, que acontecieron durante la campaña del Partido Demócrata tratando de arrebatarle el mando al Republicano cuando Ronald Reagan era el Presidente. Es una cinta curiosa por cuanto a Jason Reitman, junto a Matt Bay y Jay Carson, adaptando el libro del propio Matt Bay, le interesa no sólo la figura del protagonista, el Senador Gary Hart, que tenía por aquél entonces casi todos los boletos para convertirse en el próximo Presidente de los Estados Unidos, sino también el trabajo de los miembros (¿y miembras?) de la Candidatura de Hart y de lo/as periodistas que destaparon el caso siguiendo una pista poco clara pero que dejaba rastros y pistas a seguir y por las que obtuvieron el premio gordo. Un premio envenenado, no en vano fue el comienzo de una nueva forma de hacer periodismo, acorde con los nuevos en los que los lectores, al parecer, demandaban noticias sensacionalistas, que tuvieran “carnaza”, aunque en este caso, reflejando una noticia verdadera. Política y periodismo se unen para conformar una suerte de batalla donde ¿todo vale?. Y en medio, como sujeto pasivo pero en modo alguno inocente pues todo lo ha provocado él, el protagonista, una persona que se niega a creer que a la gente le interesa más su vida privada que sus ideas y logros en la política, que supuestamente redundarían en beneficio de todo/as. Su incredulidad partiendo de su ingenuidad (un error demasiado caro siendo él un hombre público creyendo que aparte está su vida privada…) es lo que le conduce a un callejón sin salida. El candidato Pues bien, todo esto narrado de forma clara y eficaz, de forma incluso demasiado sencilla para la tralla que tiene dentro la historia, con buenas interpretaciones y alguna excelente escena como el careo entre el protagonista y su Director de campaña (un, como siempre soberbio J.K. Simmons). Entretenida, deja a un lado los entresijos más hondos de la política para hablar de sentimientos humanos y formas de ver las cosas desde un punto de vista ético y moral. Puede que, en efecto, al no ser demasiado conocido por estos lares el personaje principal no tenga mucho gancho comercial, pero la película merece la pena por hablar, entre otras muchas importantes cuestiones, de las esferas privadas y públicas, de precio a pagar por mantener una, quizás, ficticia, libertad y de otros temas interesantes como el respeto hacia la propia familia y hacia los que te siguen pensando que eres el más honesto y digno para representarles. El candidato

La fierecilla indomable

Comedia Romance
5.7

Cuando una científica desconsolada vuelve a su pueblo para empezar de nuevo, su hermano contrata a un guapo desconocido para convencerla de que venda sus tierras.... La fierecilla indomable Critica: llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia..... La fierecilla indomable

Difícil de tragar

Crimen Drama Historia Suspense
6

Ambientada en la década de 1980, Tolani Ajao es una secretaria de banco en Lagos, que se ve persuadida por su amiga Rose Adamson para ingresar al mundo del narcotráfico.Difícil de tragar Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: Difícil de tragar esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, Difícil de tragar apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Difícil de tragar Difícil de tragar

Negocios fuera de control

Comedia
5.2

Nueva comedia del director canadiense Ken Scott responsable del éxito de la película Starbuck que tuvo su remake americano en 2013, también dirigido por él y protagonizado por Vince Vuaghn (Los becarios) con el que vuelve a trabajar en este nuevo proyecto. Unfinished Business Negocios fuera de control Critica: Nuevo intento de Vince Vaughn de construir comedia adulta sobre tipos normales que vuelve a naufragar porque desaprovecha tres excelentes actores en una especie de comedieta costumbrista sobre unas vacaciones en Europa y que pretende ser transgresora pero está asentada en la moralína más previsible. Incluso cuando el personaje de Tom Wilkinson se decanta por las drogas y las prostitutas, nos lo presentan como consecuencia de su divorcio o como la búsqueda de la juventud perdida. Todo, lo bueno y lo malo, tiene una justificación en esta película, incluso esa bienintencionada pero pobre trama paralela sobre el abuso escolar. Parece como si no se hubiesen atrevido a dar el paso que diferencia la comedia desenfrenada de la auténtica transgresión. Muy en la linea de "Resacón en Las Vegas" pero sin su calidad ni sus excelentes diálogos. "Negocios con resaca" es una versión adulta de las comedias estudiantiles donde todo funciona a medio gas (comenzando por un Vince Vaughn interpretando a Vince Vaughn) y desaprovechando muchas buenas premisas en ara de lo políticamente correcto. Tiene algún gag conseguido pero no es una de esas comedias que te hacen estar riendo durante todo el metraje, es mas como un melodrama otoñal sobre segundas oportunidades y todas esas tonterías tan del gusto del publico norteamericano. Negocios fuera de control Pobre comedia con pocos momentos felices, que trata sobre un empresario que junto a sus dos socios deben ir a Alemania para cerrar un trato fundamental para la existencia de su pequeña empresa y es a partir de allí donde comienzan las desventuras cuando deben sortear diferentes obstáculos que se le presentan antes de cerrar el negocio. No aporta nada al género y hay verdaderamente pocos momentos graciosos. Entre las actuaciones encontramos a Vince Vaughn que hace lo de siempre, intenta hacer comedia a partir de su seriedad pero aquí ni es serio ni hace reír, pero lo que verdaderamente me sorprende es ver a Tom Wilkinson (a quien considero un buen actor) haciendo esta tontería que nada le suma a su carrera. Desechable. Negocios fuera de control

Sin pudor

Drama Misterio Suspense
4.8

La novelista de misterio Grace Miller tiene instinto cuando hay que encontrar un motivo... y necesitará su experiencia para ayudar a resolver el asesinato de su hermana. Sin pudor Critica: Démosle un poco de crédito a Impúdica. Que todo este batiburrillo refriturado y de sobremesa, bien cutre y de cartón humedecido haya sido, en parte, buscado por la dirección. Básicamente, es un policial anodino, insípido, donde cada elemento de la historia es presentado para resolver un crimen que no parece importarle a nadie. Solo a los amantes de los acertijos en abstracto. .Los personajes entran y salen de la trama como fichas de un tablero. Los secundarios están al mismo nivel de presencia dramática que los protagonistas. O casi. . No hay consistencia emocional. Los sucesos y muertes, algunos fuertes para los protagonistas, se viven como si el espectador estuviera paseando por un cementerio, leyendo nombres desconocidos en las lápidas. .Los momentos más heavys, cuando el asesino entra en escena, duran menos de un minuto. Cuentan como dato duro, en realidad, para sacar información extra. . La cámara no repara en nada. No se detiene demasiado en ningún gesto, no sea cosa que los actores se pongan nerviosos y larguen una carcajada cuando no deben. La puesta en escena es nula. Incluso dentro de los sets de filmación sado-maso, donde la iluminación es atrayente. Sin pudor Lo más grave es que todo policial, o toda dirección que ama los policiales, suele sentir mucho amor por los detalles. Armar escenarios, focalizarse en lo que no parece importante y otorgarle una magnitud inesperada. En Impúdica los detalles no existen, solo para conectar sucesos mediante diálogos, Las pistas se ofrecen solo mediante la palabra. Sin pudor En fin, todo mal.

A la mierda el amor... otra vez

Comedia Romance
6.5

En esta comedia romántica, varios amigos con vidas amorosas nada boyantes intentan ayudarse mutuamente... pero las cosas no siempre les salen bien...A la mierda el amor... otra vez Critica: esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.... A la mierda el amor... otra vez