Pasante de moda

7.1
La joven dueña de un exitoso negocio online dedicado a la moda no se toma demasiado bien el hecho de que la compañía contrate como becario a un hombre de 70 años, pero eso irá cambiando progresivamente, ya que poco a poco el hombre comienza a convertirse en alguien indispensable. The Intern Pasante de moda Critica: La veterana directora, productora y escritora norteamericana Nancy Meyers (‘¿En qué piensan las mujeres?’ o ‘The Holiday’) presenta la ligera y buenrollista ‘El becario’, protagonizada por los fantásticos Robert De Niro y Anne Hathaway. Una película que nos retrata un idealizado concepto del emprendedor, la empresa y la jubilación, donde la riqueza y abundancia de perfiles coexisten junto a la escritura de un guion hecho a medida para el brillo de la pareja protagonista. Pasante de moda La verdad es que ‘El becario’ ofrece distracción, algún buen gag entre los protagonistas y un tono general muy amable alrededor del cual se plantean asuntos encima de la mesa: el modelo de empresa, la autogestión, el análisis de datos, la gestión del tiempo, las relaciones en edad avanzada, la conciliación de la vida familiar, las nuevas tecnologías, la reinvención del negocio, las diferencias generacionales, el avance de la mujer en el mundo empresarial, las redes sociales o aspectos derivados del comportamiento humano…Demasiados asuntos para analizarlos en profundidad –como es obvio– aunque suficientemente reveladores de las inquietudes que su autora parece querer mostrarnos. Pasante de moda La película narra como Ben (Robert De Niro), un viudo jubilado muy activo decide presentarse a una entrevista de trabajo para entrar de becario senior, un nuevo concepto creado como prueba piloto por una gran empresa de venta de moda por internet. Dicha empresa es un ejemplo de sofisticación, compañerismo y gestión, aunque para Jules Ostin (Anne Hathaway), una mujer volcada con su empresa y de difícil trato, nunca es suficiente. La presencia de Ben será poco tenida en cuenta por Jules en un primer momento, hasta que se dará cuenta que su ímpetu, alegría y experiencia le pueden aportar tanto a ella como a su empresa un gran beneficio. Pasante de moda
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 17/01/2020 1.90 GB 930 Descargar
Array 1080P Español Latino 17/01/2020 1.90 GB 231 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Una dama sobre ruedas

Comedia Drama
6.3

Un buen día, la señorita Shepherd (Maggie Smith), una mujer de orígenes inciertos, aparca su furgoneta en una acera de Londres, en el acceso a la casa del escritor Alan Bennett (Alex Jennings). Lo que al principio iba a ser algo temporal, un favor a regañadientes, se acaba convirtiendo en una relación que cambiará las vidas de ambos. Y es que la señorita Shepherd se quedó a vivir allí durante 15 años. The Lady in the Van Critica: Vi hace muchos años, en Londres, esta obra de Alan Bennett llevada al teatro e interpretada también entonces por la incombustible Maggie Smith. No me pareció gran cosa, muy británica, con un fino humor que no acababa de cuajar y algo monocorde. Ahora nos llega su adaptación al cine, trasladada por su autor e interpretada por la actriz que la hizo triunfar sobre los escenarios. Y la sensación que me deja es análoga: no traspasa las limitaciones de su mínima premisa argumental, que ni evoluciona ni cambia, solo se repite desganada y exangüe durante un metraje excesivo. Se supone que es un estudio de caracteres, pero cuando éstos tienen tan poco interés como sus casi dos únicos protagonistas, se hace difícil aguantar en la butaca sin desear que algo cambie o se acelere con algún imprevisto o al menos el texto proporcione algunas frases memorables… Una dama sobre ruedas Pero todo es demasiado anodino, plano, irónico pero sin garra ni dirección, deslavazado, una serie de anécdotas encadenadas que apenas trascienden más allá de su ocre y desvaída inocencia. Es como asistir a la escritura del diario de un escritor sin una vida sugestiva digna de tal nombre y que se conforma con reproducir sucesos y chascarrillos deshilvanados con el deseo que la mera acumulación teja por sí misma un tapiz que alberge algún tesoro del devenir cotidiano de la acomodada burguesía londinense. Pero por mucha buena voluntad que se le ponga, el material es parco en sucesos dignos de tal nombre, se desarrolla con premiosa tozudez que acaba por agotar. Una dama sobre ruedas Hay algunos logros que resultan originales, como el desdoblamiento del protagonista en dos personajes, interpretados por el mismo actor: por una parte el laborioso escritor y por otra el insípido y reprimido ciudadano que malvive su vida estéril entre convenciones y banalidades. O también la interpretación de la luminosa Maggie Smith encarnando una existencia opaca, delirante y azotada por un senti Una dama sobre ruedasmiento de culpa que la atenaza y atormenta desde hace décadas. Pero es poco bagaje para soportar un largometraje que no despega nunca y se mantiene en una corrección insulsa y epidérmica, carente de trascendencia o de pasión. Una dama sobre ruedas

Zoolander 2

Comedia
4.8

Diez años después de conocerse entre pasarelas y sesiones de fotos, Derek y Hansel han caído en el olvido. Deciden entonces emprender una nueva aventura en busca de la fama y el éxito que perdieron. Para ello, viajan a Europa para enfrentarse a las nuevas celebridades. Secuela de "Zoolander" (2001). Zoolander No. 2 Zoolander 2 Critica: Como fan acérrimo declarado de la primera parte que soy, sería de necio intentar ocultar que estuve durante más de diez años esperando el estreno de esta secuela como agua de mayo. Las expectativas estaban muy altas, pues se trata de la continuación de una de mis comedias favoritas de todos los tiempos —habrá gente soltando espuma por la boca tras leer esto último—, pero también tenía una confianza ciega y absoluta en que Ben Stiller no me decepcionaría. Y aquí os tengo que reconocer que tengo un problema muy gordo. Zoolander 2 Cuando Zoolander se estrenó, fue absolutamente vilipendiada por cualquiera que la viese, pero con el paso del tiempo se convirtió en una película de culto cada vez reivindicada por un mayor número de personas, lo cual propició el estreno de esta secuela pese al relativo fracaso taquillero de su predecesora. Lamentablemente, no creo que vaya a ocurrir lo mismo con Zoolander No. 2 ni de lejos. ¿Y cuál es mi problema entonces? Que me ha encantado. Demasiado. Mucho más de lo normal. Mucho más de lo recomendable, incluso. Zoolander No. 2 se ha convertido, oficialmente, en la nueva película que pese a haberme fascinado en todos los sentidos, no me atrevería a recomendársela absolutamente a nadie por el riesgo de ser ingresado en un centro psiquiátrico inmediatamente después. Sí, sé que a todos se os estará pasando por la cabeza que no será para tanto, que en cierto modo era exactamente lo mismo que pasaba ya con la primera. Pero no. Es que esto es peor. Mucho peor. Zoolander No. 2 es tan chunga, en términos puramente cinematográficos, que hace que Zoolander parezca El Padrino a su lado. Lo primero que llama la atención de la cinta es el enorme despliegue de medios en pos de la subnormalada más grande del que hace gala. Desconozco cuál habrá sido el presupuesto, pero si no ha sido cara de producir, desde luego lo parece. Esta secuela es más larga, más absurda, más espectacular, más ambiciosa y a una escala mucho más grande que la primera. Ayuda, y mucho, el hecho de que Ben Stiller dirija como los dioses. Siempre ha sido un director interesante estéticamente hablando, pero en esta película ha perfeccionado su estilo hasta límites insospechados. Lo propongo desde ya para encargarse de alguna producción de Marvel Studios, porque el empaque visual que tiene Zoolander No. 2 se caga y se mea en la mayoría de blockbusters que se han estrenado en la última década. Tampoco se queda corta en efectos especiales, algunos pretendidamente cutres para favorecer la comicidad y otros bastante logrados y resultones. Zoolander 2

Héroe de centro comercial 2

Acción Comedia Familia
5

Esta vez seguimos a Paul Blart hasta Las Vegas, donde va a acudir a una Expo de Guardias de Seguridad junto con su hija adolescente, antes de que esta se marche a la universidad. Con lo que Blart no cuenta es que van a atracar el casino donde se encuentra tanto su hija como él, desencadenando situaciones hilarante y teniendo que demostrar todo lo que ha aprendido en su formacón. Héroe de centro Critica: Resignado por el desastroso resultado de la primera parte decidí darle la oportunidad a esta segunda. Para criticar algo primero hay que verlo o, al menos, intentarlo. En mi caso fue más lo segundo, un simple intento, porque al igual que pasaba con la primera se hace imposible acabar de verla. La verdad es que no entiendo el motivo de esta secuela, sobre todo cuando las críticas y la nota de la primera eran, cuanto menos, malísimas. ¿Intento desesperado de remontar el vuelo? Puede, pero no se consigue en absoluto. Se parte de la idea principal que no era atractiva, por lo tanto explotar aun más dicho asunto no pintaba bien. Incluso se permiten el lujo de reírse en la misma cinta de esta clase de ''policías''. Lo único que vemos es al protagonista hacer esparavanes y movimientos toscos con el fin de hacer reír. ¿El resultado? Exacto, vergüenza ajena y sensación en el espectador de facepalm. Un tipo con sobrepeso no es sinónimo de hacer gracia; esto es algo que deberían haberse replanteado un poco más. La historia sigue la línea de la primera. No solo no atrapa ni se hace divertida de ver sino que además se hace peor aun que la primera. Si aquella, cutre y lamentable donde las haya, era novedosa con la idea, esta hace una caricatura de aquella y baja la nota todavía más. ¿Se podía bajar una nota que rozaba el 0? Pues por lo visto sí, se podía. No es entretenida, huele a sobremesa que tira para atrás y también provoca vergüenza ajena en muchas de sus secuencias. Menudo desastre. Héroe de centro El reparto repite únicamente en su protagonista y en su hija, con aspecto bastante diferenciado. Kevin James imagino que habrá sido remunerado por su caché, porque si es por su labor en la primera apaga y vamos. Es un actor que considero aceptable y pasable sin más, pero es que este rol que le han dado es patético. Parece que se ríe de sí mismo en todo lo que hace, como si su personaje no tuviese amor propio. En fin, lamentable. Todo el elenco se mete por completo en ese tipo de actores y actrices del cine de sobremesa. Que si malos malísimos que no se cree ni el tato, que si un héroe que no es héroe acaba con todo, que si los valores de la familia... Vamos, llena de clichés y tópicos a más no poder. El reparto refleja todos esos factores. El aspecto cómico, una vez más, es pésimo. El de la primera era deleznable, pero lo de esta es, creo, todavía peor. ¿En serio alguien ha considerado esto una comedia? Hablo de los productores, el director, los guionistas y demás. ¿En serio? Esto dista muy lejos de entrar en un género (en los últimos años bastante flojo) que se supone es para disfrutar y pasar un buen rato. No hace gracia en ningún momento, repleta de gags (por llamar a eso de alguna manera) y secuencias que lo único que producen es vergüenza ajena. Estos no han sabido aprender de sus propios errores, según se ve. Héroe de centro

Muppets 2: Los más buscados

Aventura Comedia Crimen Familia
6.2

Los Muppets regresan a la gran pantalla otra vez, para cautivar de nuevo a los más pequeños. En esta segunda entrega, el caos sigue a los Muppets a cualquier lugar donde vayan, hasta que sin quererlo, se ven envueltos en un gran enredo con un grupo de malhechores dirigido por Constantine, al que llaman el 'Delincuente número uno del mundo' quien tiene un gran parecido con Kermit y su miedoso y cobarde aliado Dominic, (al que llaman 'Número dos'), interpretado por Ricky Gervais. Muppets Critica: Christoph Waltz, Danny Trejo, Tom Hiddleston y todos los cameos de la segunda son más molantes que los de la primera, incluso aunque en ambos casos estén un poco desaprovechados...vale que son cameos pero podían hacer o decir más cosas. Aún así sólo por la ausencia de Selena Gómez y Whoopi Goldberg y la presencia de actores fetiche de Tarantino y Rodríguez en una peli apta ya molan más los de la segunda. Así pues, parece que la crítica internacional ha decidido que esta secuela es claramente inferior a la anterior entrega quizá porque empieza con un número musical que bromea sobre ello. Pero para mi empezar una secuela haciendo esta broma ya es algo que refleja buen humor e inspiración. No creo que sea una secuela desganada ni falta de ideas, precisamente es diferente, tiene otro tono y aprovecha para sacar a flote el sentido del humor absurdo de los personajes. La primera película también tenía algo de eso y es posible que cuando lo usaba fuera más eficaz pero estaba un poco demasiado apagado por un exceso de moraleja, nostalgia, melancolía y sensiblería, elementos que, si bien también aparecen en otras películas de los Muppets, no deberían ser más predominantes que el sentido del humor. Muppets Algunos fans achacaron a Disney este enfoque blandito. Al menos esos fans deberían estar contentos con esta secuela, que usa a celebrities más conocidas y mucho más orientadas al espectador adulto. Así pues no veo que hay de malo en que sea una película "intrascendente" o a que sea una "broma alargada", pues de eso se trata, de que todo sea una gran broma. Y esa broma, la confusión entre Gustavo y Constantine, esta llevada con gracia ( es genial como consiguen otra personalidad sólo cambiando la voz, los gestos y una peca en dos muñecos casi iguales). Es posible que con estos mimbres se pudiera hacer una película aún mejor pero es razonablemente entretenida e incluso diría que por momentos recuerda al espíritu de comedias gamberras más o menos "clásicas" del estilo "Granujas a todo ritmo" o similares. Si, Jason Segel les dedicó una carta de amor a Los Muppets en el anterior filme, pero su ausencia convierte el resultado en mucho menos cursi y hasta diría que consigue liberar un poco a los personajes de ese enfoque retro y nostálgico para reflejar que pueden ser divertidos sin recurrir a la memoria del espectador. Al contrario de lo que dice la canción inicial no es "más de lo mismo", es otro enfoque, otro tono, y en ese sentido es una secuela ejemplar y de calidad cercana a la original. Muppets Most Wanted Muppets

Clifford, el gran perro rojo

Animación Comedia Familia
7.7

Cuando Emily Elizabeth conoce a un rescatador mágico de animales que le regala un pequeño cachorro rojo, nunca se hubiera imaginado que al despertarse se encontraría un sabueso gigante de tres metros en su pequeño apartamento de Nueva York. Mientras su madre soltera se encuentra de viaje de negocios, Emily y su divertido pero impulsivo tío Casey se embarcan en una gran aventura.... Clifford, el gran perro rojo Critica: ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.... Clifford, el gran perro rojo

Ninis

Comedia

Cinco jóvenes amigos que no tienen el más mínimo interés por conseguir un trabajo o una educación buscan el máximo beneficio con el mínimo esfuerzo. ¡Pero conseguir dinero fácil nunca ha sido tan difícil!.... Ninis Critica: Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia...... Ninis