Painless

5.5
Henry Long busca desesperadamente una cura para la afección que lo deja incapaz de sentir dolor físico. Painless Critica: No es un thriller, los que la vean háganlo sin esperar eso, porque no, no hay asesinatos, ni asesinos, ni persecuciones, ni nada, es u drama sobre un tipo que no siente dolor y se ha pasado toda la vida tratando de descubrir la formula científica para lograrlo. Probablemente con más presupuesto y actores más talentosos hubiera sido una gran película, el guión es bueno, los personajes están bien estructurados, las situaciones igual, no es impresionante pero si daba para lograr mayor financiamiento. Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080P Español Latino 28/07/2020 830 GB 525 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Mary Shelley

Drama Romance
6.9

Será siempre recordada por ser la escritora que creó a Frankenstein. Criada por un filósofo de renombre (Stephen Dillane) en el Londres del siglo XVIII, Mary Wollstonecraft Godwin (Elle Fanning) es una adolescente soñadora decidida a dejar huella en el mundo. Un día conoce al brillante poeta Percy Shelley (Douglas Booth) con el que empezara una aventura amorosa marcada por la pasión y la tragedia, algo que transformará a Mary y la impulsará a escribir su obra maestra gótica....Mary Shelley Critica: Frankenstein es una de mis lecturas favoritas de todos los tiempos, por eso tener una adaptación cinematográfica que nos cuenta como y donde nació esta maravillosa obra y que ademas nos muestra de una forma tan magnifica la personalidad y el carácter de su creadora es de agradecer. Las mujeres creadoras deberían tener mas espacios donde se hablara de su vida y su obra. Por ello, el cine me parece un escenario ideal para honrar sus méritos. Por otro lado, tambien estamos ante una tormentosa historia de amor que forja el carácter fuerte e indestructible de una mujer que aprende a medirse así misma, sin necesidad de esconderse tras la sombra de nadie. Frankenstein nace como cualquier otro niño. Con rabia, pasión, perdida, duelo, traición y esperanza. Todos los ingredientes para forjar y anular una vida. Y como su creadora es abandonado antes de tiempo por aquel que le regalo la existencia. Pero aprenderá a vengarse, convirtiéndose en alguien del que se apiadaran cientos de almas que harán su tragedia la suya al encontrarse reflejados en su historia.....Mary Shelley

Strange Weather

Drama
6.2

Una madre (Holly Hunter), en su intento por salir adelante tras la muerte de su hijo, viaja por las carreteras más desconocidas del sur para ajustar cuentas. Critica: Como dije, la película es honesta, en ningún momento venden lo que no es, un drama indie, interesante por centrarse en una mujer de 57 años, a la que le cuesta centrarse, que ha vivido toda su vida un poco a los tumbos, que lo que consideraba su mayor logro (su hijo) murió, y no sabe como seguir adelante. Quizás en algunos (pocos) momentos se vuelve pretenciosa, o cae en clichés, pero estos son soportables. Destacar que es una de las mejores interpretaciones de Hunter, que en general le han tocado en los últimos años roles mediocres e películas de igual calidad, en esta por fin puede demostrar su talento. Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.

La vida misma

Drama Romance
7.2

Dos jóvenes neoyorquinos se enamoran mientras están en la universidad, y acaban casándose y teniendo un hijo. Pero los inesperados giros durante este recorrido repercuten en dos continentes y en numerosas existencias....La vida misma Critica: Me he decidido a registrarme en FilmAffinity para poder opinar sobre ésta película, que me ha gustado mucho, y sobre todo para reflexionar sobre esa pregunta, "¿Para qué sirven los críticos?" Dado que es imposible ver todas las películas que la industria produce, uno recurre a la opinión de los críticos; personas cuya envidiable ocupación es ver una película tras otra y comentarlas. Vamos, igual que uno recurre a las opiniones del TripAdvisor o toma en cuenta las estrellas Michelín. Uno quiere asegurarse de no perderse ninguna película que valga la pena. Y aunque evidentemente cada uno tiene sus gustos, uno espera que el crítico sintonice con los gustos de la mayoría de los mortales. Pero, con demasiada frecuencia, ocurre justamente lo contrario. Y al final uno se da cuenta que a perdido su valioso tiempo viendo un torro, pero que cuenta con el beneplácito de la crítica. Y cuando esto ocurre, yo me pregunto: ¿Para que sirven los críticos? Si hubiera hecho caso a los críticos, probablemente no hubiera visto la película que hoy nos ocupa; la opinión unánime era tremendamente demoledora. Sin embargo, me llamó la atención que las opiniones de los aficionados de FilmAffinity, en contraste, era muy positiva. Así que me decidí a verla.... Me he decidido a registrarme en FilmAffinity para poder opinar sobre ésta película, que me ha gustado mucho, y sobre todo para reflexionar sobre esa pregunta, "¿Para qué sirven los críticos?" Dado que es imposible ver todas las películas que la industria produce, uno recurre a la opinión de los críticos; personas cuya envidiable ocupación es ver una película tras otra y comentarlas. Vamos, igual que uno recurre a las opiniones del TripAdvisor o toma en cuenta las estrellas Michelín. Uno quiere asegurarse de no perderse ninguna película que valga la pena. Y aunque evidentemente cada uno tiene sus gustos, uno espera que el crítico sintonice con los gustos de la mayoría de los mortales. Pero, con demasiada frecuencia, ocurre justamente lo contrario. Y al final uno se da cuenta que a perdido su valioso tiempo viendo un torro, pero que cuenta con el beneplácito de la crítica. Y cuando esto ocurre, yo me pregunto: ¿Para que sirven los críticos? Si hubiera hecho caso a los críticos, probablemente no hubiera visto la película que hoy nos ocupa; la opinión unánime era tremendamente demoledora. Sin embargo, me llamó la atención que las opiniones de los aficionados de FilmAffinity, en contraste, era muy positiva. Así que me decidí a verla.

Soy leyenda

Acción Ciencia ficción Drama Suspense Terror
7.1

Año 2012. Robert Neville es el último hombre vivo que hay sobre la Tierra, pero no está solo. Los demás seres humanos se han convertido en unos mutantes nocturnos llamados "Darkseekers" y todos ansían beber su sangre. Durante el día vive en estado de alerta, como un cazador, y busca a los muertos vivientes mientras duermen; pero durante la noche debe esconderse de ellos y esperar el amanecer. Esta pesadilla empezó hace tres años: Neville era un brillante científico, pero no pudo impedir la expansión de un terrible virus creado por el hombre. Él ha sobrevivido porque es inmune al virus; todos los días envía mensajes por radio con la esperanza de que haya otros supervivientes, pero es inútil. Lo único que puede hacer es buscar una fórmula que le permita utilizar su sangre inmune para devolverles a los hombres su naturaleza. Pero está en inferioridad de condiciones y el tiempo se acaba. I Am Legend Soy leyenda Critica: La premisa básica de toda adaptación cinematográfica siempre debe ser respetar la idea global de la obra, aunque se hagan muchas variaciones en la traslación de la novela al guión. En Soy leyenda, Richard Matheson contó una historia compleja e inquietante. y contaba, de forma sutil, todos los conflictos humanos, la soledad de un hombre, que había perdido toda la fe en la vida, pero también analizaba cuestiones tan candentes y siempre de actualidad como el racismo o las posibles enfermedades y sus curas o temas tan interesantes como el sacrificio o la evolución. Casi todos ellos se han borrado del libreto, y se ha servido un producto exclusivamente hecho para el lucimiento de Will Smith, dejando la historia en manos de un director incompetente, y convirtiendo una de las novelas más valientes y arriesgadas de su época en una mera historia simplona de un mensaje horriblemente reaccionario. Soy leyenda Los primeros compases de la historia están bien narrados, poniendo cuidado en que todos los elementos sirvieran para alcanzar la idea del libro, y los guionistas se preocupan de no dejar cabos sueltos en la historia y el director lo aprovecha para manejar todos los elementos, incluído el suspense de forma eficaz. Pero, conforme la tecnología entra en la historia y la acción se adueña de todo, el guión se descentra y echa por abajo la buena labor llevada hasta ahora por sus autores, y comienzan a conducir peligrosamente la trama hacia una mera película apocalíptica de serie b, con bichos deshumanizados por completo, echando por tierra una de las mejores cosas de la novela, que hacía de lo conocido tus enemigos, representados aquí como meros zombis-vampiro sin razón ni conciencia. Meros animales, que hacen que la conexión de Neville con ellos no tenga fuerza emocional alguna, y que no se plantee cosas como si realmente ahora el sobrante es él y ellos son los nuevos habitantes de la tierra. Los flashbacks, introducidos de manera torpe en la historia, sirven para cortar la acción y lastrar aún más el desarrollo. Por contra, destacar la notable ambientación y la poderosa atmósfera, logrando que la ciudad del cine parezca por completo desierta, recordando por momentos a 28 días después. Soy leyenda

La última nota

Drama Musica
6.2

Un famoso pianista que intenta superar su miedo escénico al final de su carrera encuentra una nueva inspiración en una crítica musical de espíritu libre. Coda nota Critica: Si algo me ha sorprendido de esta película, es su mera existencia. Tengo una visión bastante pesimista de la vida, así que descubrir que alguien se haya planteado que una película como ésta podría tener algún interés para algún público, me reconcilia en cierto modo con el género humano. nota Y no es que la película sea un engendro sesudo y plomizo de esos de arte y ensayo, para nada, pero así y todo me sorprende. Me sorprende que alguien haga un film en el que más de la mitad de su metraje esté compuesto de hermosas piezas para piano de música clásica. Me sorprende que su protagonismo esté dedicado a un pianista cercano a la vejez con un serio problema de miedo escénico. Me sorprende que el guionista no tenga miedo de ofrecer unos diálogos profundos y significativos, donde los personajes hablan de las cosas que importan en la vida y renuncie explícitamente a ofrecer escenas de sexo, violencia o chabacanería. Esta película es una pequeña joya, sutil y sincera, como una canción cantada en voz muy baja o un poema recitado en la soledad de una habitación apenas concurrida. No es una película para todo el mundo, está claro, pero es una película para esa parte del mundo que me hace plantearme que todavía este planeta no merece ser destruido por alguna fuerza poderosa y vuelto a resetear desde cero. nota Y todo ello está magistralmente ejemplificado en la figura del pianista que en la parte final de su vida se da cuenta de que jamás alcanzará la perfección a la que aspira, y esa certeza le lleva a bloquearse en los conciertos. También está muy bien descrito el papel de la musa inspiradora, la mujer que con su fe ciega en nuestro héroe, consigue devolverle a él mismo su propia fe en sus capacidades, dejándolo finalmente volar por su cuenta en una pirueta del guion que nos deja totalmente conmovidos. nota

Corazón valiente

Acción Bélica Drama Historia
7.9

¿Qué clase de hombre desafiaría a un rey? Mel Gibson protagoniza y dirige esta historia épica medieval sobre la independencia de Escocia en el siglo XIII. “Braveheart” está basada en la legendaria historia de Sir William Wallace (Mel Gibson), un montañés escocés que arrastra a su clan a luchar contra la tiranía del rey Eduardo I. Después del brutal asesinato de su joven esposa por los ingleses, Wallace sólo busca venganza. Hambrientos y en inferior número, Wallace lidera a los patriotas escoceses y consigue organizar un ejército de guerreros sedientos de libertad logrando recuperar con ello el espíritu que haría a Escocia libre para siempre. Braveheart Corazón valiente Critica: Debo de estar haciéndome demasiado exigente, porque lo que hace quince años disfruté como un estupendo entretenimiento en la pantalla grande, acaba de parecerme un flojo pasatiempo, tirando a tedioso, cursi y hasta ridículo en determinados momentos. Corazón valiente El personaje histórico de Wallace es, sin duda, interesante, y su peripecia muestra todos los alicientes para dar pie a un guión cinematográfico. Uno de los mayores problemas es que lo interpreta Gibson el Chincheta, tan egocéntrico y mal actor como avispado para sacar oro de debajo de las piedras. Para ello, cuenta con una de las bandas sonoras más melindrosas aunque exitosas de los últimos años, los hermosos highlands escoceses, cientos de extras, caras pintadas, mucha sangre, una misión ético-patriótica, y, cómo no, un dramático romance. Pero le sobra una hora de metraje, que en realidad es media, porque el abuso de la cámara lenta llega a ser irritante. Corazón valiente Wallace-Gibson, es un héroe legendario que lucha por la patria y la libertad, dos conceptos que habrían hecho descojonarse al más pintado escocés del siglo XIV, pues son ideas que se forjarían, cuando menos, bien entrado el XVIII. En principio, el chaval es muy tranquilo; la política no le interesa. Es un protohumanista políglota que va luciendo por ahí melena y pantorrila. Y le importa un pimiento que los malvados ingleses hayan matado a su padre y a medio pueblo. Pero la cosa cambia cuando él y su amada sufren en sus propias carnes el peso de la opresión: surge la bestia y se erige en carismático líder revolucionario. Su oponente es nada menos que el despiadado Enrique I de Inglaterra, que tiene un hijo sarasa y una nuera francesa, un poco fresca, que entabla una imposible y patética relación con el revolucionario de la falda a cuadros. A cuadros se habría quedado el verdadero Wallace al contemplar semejante rollete. Corazón valiente