Pacto criminal

6.4
En el sur de Boston, en la década de 1970, el agente del FBI John Connolly (Joel Edgerton) convence al mafioso irlandés James “Whitey” Bulger (Johnny Depp), un delincuente recién salido de la cárcel, para que colabore con el FBI y elimine a un enemigo común: la mafia italiana. El drama cuenta la historia de esa nefasta alianza que provocó una espiral fuera de control, permitiendo a Whitey escapar del ámbito de la ley, consolidar su poder y convertirse en uno de los más implacables y poderosos gángsteres de la historia de Boston. Black Mass Pacto criminal Critica: La nueva película de Jonny Deep es una copia cutre del gran cine de mafias. Cuando se han hecho tantas y tan buenas películas de este género es difícil conseguir un producto que sobresalga. Sin embargo, no debería ser tan difícil crear un producto pasable, porque es sencillo copiar las fórmulas de los maestros y crear algo, aunque no original, si entretenido e interesante. Al fin y al cabo los buenos aprenden copiando a los mejores. Pacto criminal Pero, en eso de imitar, esta película se pasa de rosca. Y es que “Black Mass” es tan típica que parece una caricatura, una burla a los tópicos del género. El exagerado personaje de Deep recuerda al “Ghostface” de “Scary Movie”. Los diálogos plagados de palabrotas suenan totalmente forzados. Los personajes siguen absolutamente todos los clichés propios de su papel. Incluso la estética, la forma de dirigir y, sobre todo, el montaje son definitivamente repetitivos. Pacto criminal Por otro lado, una de las características más destacables de este género es la complejidad de sus guiones. Y, por desgracia, esta es la única fórmula que no se repite en “Back Mass”. La historia es totalmente básica, no se centra en ningún tema en concreto, no concluye ninguno de los frentes paralelos al hilo principal, no profundiza en la personalidad de ninguno de los personajes, no se trabaja las situaciones lo suficiente como para que resulten realistas. En definitiva, carece de ese distintivo tan atractivo de esta clase de cine. Acaba la película y nos damos cuenta de que el narrador que comenzó a contárnosla no pinta nada, no sabemos que sucede con el hijo de Whitey, ni con la mujer de Connolly, no se nos muestra ningún trabajo que realice la banda criminal. Al final, han pasado dos horas y seguimos sin saber nada. Nos han contado la “historia real” de Whitey Bulger pero podría haber sido la de cualquier otro. Pacto criminal
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 18/01/2020 1.90 GB 307 Descargar
1080P Español Latino 18/01/2020 1.90 GB 76 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

El corte final

Comedia Drama
5

Ambientada en 1969, trata sobre Ike Jerome, un estudiante que llega a Hollywood obsesionado con entrar en la industria del cine, introduciéndose de este modo en un mundo de sexo y drogas....El corte final Critica: Adaptación por parte de James Franco de la novela de Steve Erickson, en su parte de dirección ya que el guión corre a cargo de Paul Felten e Ian Olds. El resultado es muy irregular pero interesante al mismo tiempo. A mi me ha gustado, aunque debe ir por delante que rara es la película que narra una historia de cine sobre cine que no me guste.Esta en particular posee muchas arritmias y mezcla momentos particularmente disfrutables con otros muy alocados (prácticamente sus últimos veinte minutos), aunque completamente consecuentes con el espíritu del filme. Se emplea un montaje vertiginoso y sobre ello habla la cinta, sobre el montaje y su continuidad ("A la mierda con ella") se llega a decir varias veces, aunque en la boca de la siempre grande Jacki Weaver suene a gloria bendita. Hay en la película, amor, humor, interesantes citas sobre el Séptimo Arte y su función en la sociedad y dentro de la industria, y también su parte fantástica, que remite no poco a la obra maestra absoluta de la cinematografía española "Arrebato" de Iván Zulueta (¿la habrá visto Franco?). Creo que este filme o lo amas o lo detestas. Yo le saco la cara y la defiendo pese a su evidente pero entrañable imperfección, claro que sí....El corte final

Buscando justicia

Crimen Drama Historia
8

Cuenta la historia real del joven abogado Bryan Stevenson (Jordan) y de su histórica batalla por la justicia. Después de licenciarse en Harvard, Bryan recibe ofertas de trabajo muy lucrativas. Pero él prefiere poner rumbo a Alabama para defender a personas que han sido condenadas erróneamente o que carecían de recursos para tener una representación legal adecuada, y lo hace con el apoyo de la activista local Eva Ansley (Larson). Uno de sus primeros y más turbulentos casos es el de Walter McMillian (Foxx), que en 1987 fue sentenciado a la pena muerte por el asesinato de una chica de 18 años, a pesar de que las pruebas demostraban ostensiblemente su inocencia. En los años posteriores, Bryan se ve envuelto en un laberinto de maniobras legales y políticas y de un racismo abierto y descarado mientras lucha por Walter y otros como él, a pesar de tenerlo todo en su contra, incluido el sistema legal. Just Mercy Buscando justicia Critica: Se equivocan de persona, afirma el personaje interpretado por Jamie Foxx cuando es injustamente detenido. A lo que el policía le replica: "se exactamente qué clase de persona eres". Soy inocente afirma otro condenado, recibiendo por toda contestación: "es igual, si no eres tú, el culpable será otro negro igual que tú". Y la respuesta con la que lidia un tercer procesado es igual de rotunda: "sólo con mirarte tengo la certeza de que eres culpable". Buscando justicia El sistema judicial acaba refrendando esas espontáneas y profundas convicciones policiales porque el racismo trasciende la balanza de la justicia, su principio de que todos son iguales ante la ley. Los despoja (en este caso a los negros o afroamericanos) de su consustancial condición de personas dejándolos sin derechos y situándolos al margen del sistema judicial. A los negros se les aplica otra principio de igualdad muy distinto (no todos los principios de igualdad son iguales), letal para ellos: todos los negros son iguales, distintos e inferiores a los blancos. Así opera el racismo, distorsionando una realidad desde su raíz más profunda. Se les condena por ser negros y la única manera de la que pueden salir airosos es demostrar que son blancos, algo del todo imposible. Sobre reflexiones parecidas se extiende este contenido y comedido alegato judicial contra el racismo y, en menor medida, también contra la pena de muerte, más centrado en la repercusión a todos los niveles de quienes lo padecen que en los racistas. Estos últimos, por más que se demuestre su absoluta falta de moralidad, su corrupción retorciendo y utilizando a su antojo el sistema judicial para condenar a personas que saben inocentes, apenas son juzgados, su culpabilidad siempre aparece difuminada. Buscando justicia

Conspiración y poder

Drama
6.6

Elecciones estadounidenses de 2004. Inmerso el país en la guerra contra Iraq y Afganistán, todo parece indicar que George W. Bush será reelegido presidente de los Estados Unidos. La productora de noticias de la CBS Mary Mapes (Cate Blanchett) y su socio, el presentador Dan Rather (Robert Redford), descubren una historia que podría cambiar el curso de las elecciones: Bush había utilizado todo tipo de influencias para evitar ir a la guerra de Vietnam. La emisión de un programa especial que saca a la luz este hecho desata una tormenta informativa que hará que Mapes y Rather tengan que luchar para demostrar la veracidad de la noticia, poniendo la verdad por encima de los intereses políticos y económicos que se esconden detrás de los medios de comunicación. Truth Conspiración y poder Critica: Es fácil que alguien que llega a la dirección de cine desde otro puesto en la industria cinematográfica arrastre una cierta deformación profesional. James Vanderbilt vendió su primer guion incluso antes de graduarse, y ha escrito fantásticas obras como “Zodiac” (David Fincher, 2007) o “The amazing Spider-man” (Marc Webb, 2012). El argumento de todas ellas parece gritar “yo de pequeño quería ser periodista”, pero en ninguna se desgañita tanto como en “Truth”. Conspiración y poder “Truth” documenta la aparente injusticia cometida por CBS News contra su reportera Mary Mappes (Cate Blanchett) y su presentador Dan Rather (Robert Redford) en la víspera de las elecciones estadounidenses de 2004. La publicación de la noticia de cómo George Bush habría utilizado sus influencias personales para evitar ir a la Guerra de Vietnam, desata una lluvia de interrogantes políticos más centrada en la autenticidad de los documentos fuente que en la veracidad de los hechos. Conspiración y poder Quizá como una pataleta para reivindicar el valor del contenido sobre la forma, o quizá por falta de tablas en la dirección, la película narra la vida en una sala de redacción sin aportar valor dramático más allá. Rodada con la más pulcra convencionalidad: buena fotografía, buen sonido, buen montaje; no se le puede recriminar nada más que su falta de riesgo. Un riesgo que sí tomaron los actores protagonistas apostando por un director novel. Blanchett acababa de ganar el Oscar por su interpretación en “Blue Jasmin”, y Redford acepta el reto de sentarse en la mesa del presentador de noticias con el que ha crecido toda América. A pesar de que la productora defiende que es una historia en la que no hay villanos, la CBS no pareció contenta con una película que en su opinión transforma errores graves de periodismo en actos de heroísmo y martirio. Lo que no cabe duda es que “Truth”, una película por y para periodistas, exhorta el valor del buen periodismo en una era en la que la información ha cambiado de manos de las agencias de medios, a toda una comunidad digital que publica en blogs, Facebook o Twitter. Conspiración y poder

Intercambio de princesas 2

Comedia Drama Familia Romance
7.6

Se acerca la coronación de Margaret, pero su relación con Kevin está pasando por una mala racha. Ahora le toca a Stacy ayudarla antes de que otra doble lo fastidie todo.....Intercambio de princesas 2 Critica: ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.....Intercambio de princesas 2

Furia implacable

Acción Crimen Suspense
5.2

Tras salir de la cárcel, el criminal Paul Maguire, interpretado por Nicolas Cage ('La Búsqueda', 'Kick-Ass'), es un hombre nuevo. Reformado y con la intención de encaminar su vida, vuelve a casa para reunirse con su hija. Pero la desolación y la irá se apoderarán de él cuando se de cuenta de que su pequeña ha sido secuestrada por la mafia rusa. Repleto de venganza, acude a su antiguo equipo para una última misión. En su camino por rescatar a la joven, emprenderá paralelamente una lucha personal contra quienes se atreven a quebrantar de esa forma la ley. No hay reglas ni normas, solo su propia visión de la justicia y su empeño por la supervivencia de su familia. Entre la espada y la pared, buscará y encontrará la forma de ignorar lo que se debería hacer y actuar conforme a sus propias normas morales. Gangsters armados hasta los dientes se interponen entre él y su hija, pero no será suficiente para hacer lo que haga falta con tal de rescatarla y darles una lección. Rage Tokarev Furia Critica: Desde siempre he admirado a Nicolas Cage, principal razón por la que me embarqué a ver esta película. En los primeros minutos del largometraje, lo que más te llama la atención, es que los años no han pasado en balde para Nico. Su pelo parece un tupé mal colocado, unas entradas fuertes y ese tinte feroz para disimular las canas. Pero el objetivo de esto no es criticar el aspecto de Cage, sino centrarnos en la calidad de lo que se nos intentan mostrar. Furia Lo primero que asalta tu escepticismo, son los gestos exagerados de Cage para parecer importante. Te entra sensación de estar viendo a alguien al que el personaje le supera y que se ha equivocado de número de zapatos y necesita una talla menor. Al sobrino de Coppola ya no le pegan personajes "malotes" de barrio. Tu mente empieza automáticamente a repasar personajes similares interpretados por Cage, que años atrás le habían generado buena crítica. El vendedor de armas ucraniano de la pequeña Odessa, el detective que buscaba descubrir un crimen perverso grabado en una cinta de un viejo ricachón, y muchos otros. Una vez superado el trauma de que Nicky ya no es lo que era, te centras en la actriz que hace de su hija. Ese ser angelical que no parece haber roto ningún plato en su vida, que no sabe que son las juergas y que en su vida ha visto un condón. Algo no encaja, este personaje parece que te es endosado a la fuerza. No terminas de creerte la interpretación. Furia Y por fin llegamos a la mujer, que en todo el proceso de la película parece interpretar el papel de sumisa de nulo intelecto. Con lloros innecesarios y con criticismo contenido hacía su marido. La historia es original, quizá es lo único que se salva de la película, pero la manera de contárselo al espectador es nefasta. Básicamente, porque a los 10 minutos has tenido suficiente de esta "sopa" pero le das una oportunidad solamente por esa admiración que sentías de joven por Nicolas Cage. Esperas algún giro de volante, algo que haga merecer esa introducción de tupés y actuaciones "cutres" del principio. No llega nunca. Una conclusión final definida en dos palabras: ¿Para qué?. Furia

Soy leyenda

Acción Ciencia ficción Drama Suspense Terror
7.1

Año 2012. Robert Neville es el último hombre vivo que hay sobre la Tierra, pero no está solo. Los demás seres humanos se han convertido en unos mutantes nocturnos llamados "Darkseekers" y todos ansían beber su sangre. Durante el día vive en estado de alerta, como un cazador, y busca a los muertos vivientes mientras duermen; pero durante la noche debe esconderse de ellos y esperar el amanecer. Esta pesadilla empezó hace tres años: Neville era un brillante científico, pero no pudo impedir la expansión de un terrible virus creado por el hombre. Él ha sobrevivido porque es inmune al virus; todos los días envía mensajes por radio con la esperanza de que haya otros supervivientes, pero es inútil. Lo único que puede hacer es buscar una fórmula que le permita utilizar su sangre inmune para devolverles a los hombres su naturaleza. Pero está en inferioridad de condiciones y el tiempo se acaba. I Am Legend Soy leyenda Critica: La premisa básica de toda adaptación cinematográfica siempre debe ser respetar la idea global de la obra, aunque se hagan muchas variaciones en la traslación de la novela al guión. En Soy leyenda, Richard Matheson contó una historia compleja e inquietante. y contaba, de forma sutil, todos los conflictos humanos, la soledad de un hombre, que había perdido toda la fe en la vida, pero también analizaba cuestiones tan candentes y siempre de actualidad como el racismo o las posibles enfermedades y sus curas o temas tan interesantes como el sacrificio o la evolución. Casi todos ellos se han borrado del libreto, y se ha servido un producto exclusivamente hecho para el lucimiento de Will Smith, dejando la historia en manos de un director incompetente, y convirtiendo una de las novelas más valientes y arriesgadas de su época en una mera historia simplona de un mensaje horriblemente reaccionario. Soy leyenda Los primeros compases de la historia están bien narrados, poniendo cuidado en que todos los elementos sirvieran para alcanzar la idea del libro, y los guionistas se preocupan de no dejar cabos sueltos en la historia y el director lo aprovecha para manejar todos los elementos, incluído el suspense de forma eficaz. Pero, conforme la tecnología entra en la historia y la acción se adueña de todo, el guión se descentra y echa por abajo la buena labor llevada hasta ahora por sus autores, y comienzan a conducir peligrosamente la trama hacia una mera película apocalíptica de serie b, con bichos deshumanizados por completo, echando por tierra una de las mejores cosas de la novela, que hacía de lo conocido tus enemigos, representados aquí como meros zombis-vampiro sin razón ni conciencia. Meros animales, que hacen que la conexión de Neville con ellos no tenga fuerza emocional alguna, y que no se plantee cosas como si realmente ahora el sobrante es él y ellos son los nuevos habitantes de la tierra. Los flashbacks, introducidos de manera torpe en la historia, sirven para cortar la acción y lastrar aún más el desarrollo. Por contra, destacar la notable ambientación y la poderosa atmósfera, logrando que la ciudad del cine parezca por completo desierta, recordando por momentos a 28 días después. Soy leyenda