Nuestro último verano en Escocia

6.8
Doug y Abi son dos padres normales que tienen tres hijos encantadores aunque muy excéntricos. Cuando el estrés de ser padres pone en peligro su estabilidad mental y su matrimonio, deciden realizar un viaje a Escocia con sus hijos. Allí participarán en una gran reunión familiar y se reencontrarán con Gordie, el increíblemente extravagante padre de Doug. Sin embargo, lo que prometían ser unas vacaciones para la reconciliación pronto se convierte en un campo de minas no exento de situaciones hilarantes en el que rencores familiares, malentendidos y egos maltrechos conforman el orden del día. Cuando los niños precipitan un giro inesperado en los acontecimientos, la familia se ve obligada a aparcar sus diferencias y a colaborar, pues de lo contrario corren el riesgo de perder aquello que más aprecian. What We Did on Our Holiday Nuestro Critica: Quizás sea más justo mencionar los tenues aciertos de esta apacible y desmayada cinta que amontonar cansinamente las muchas torpezas, simplezas y manipulaciones atolondradas de esta comedia estival de adorable factura y parco calado artístico. Su trama cabe en una servilleta de cafetería y los personajes unidimensionales parecen sacados de un manual del aprendiz a guionista embaucador de familias disfuncionales predispuestas a las reconciliaciones harto inverosímiles, satinada de tirabuzones argumentales empalagosos y requiebros estomagantes. Nuestro El sainete o la astracanada – cuando se interpreta en inglés, ante un paisaje de imponderable belleza y acrisolada fotogenia – parece que cobra altura y deviene en algo mejor de lo que es, pero las apariencias, si somos rigurosos, engañan. Estamos ante una amable, insulsa, previsible, campechana y bobalicona farsa que seduce gracias a utilizar el cebo infalible de unos niños encantadores que roban todas las escenas en las que aparecen y por dar con un tono de confraternización de viaje de fin de carrera que anula el juicio crítico del espectador y deroga la afilada lengua viperina del más torvo de los críticos. Nuestro No sólo de drama vive el hombre, ¡vive Dios! No cabe duda. Y todos necesitamos una válvula de escape para soportar mejor los sinsabores y flagelos del día a día. Escapismo a granel, un chute de depurada adormidera, efluvios de parajes embriagadores que nos hagan soñar despiertos, adorables rostros de querubines jacarandosos que nos transporten hasta las nubes y nos alejen de este valle de lágrimas y nos truequen nuestros desvelos por momentos de lisérgica dicha y alcancemos bucólicos prados pastoriles donde trotar gozosos, como si de un edén glorioso se tratase… Nada que objetar a tan saludable propósito y loable objetivo, si no fuera por la pereza y hastío que genera en un espectador algo más versado en latines. Nuestro
<

Descargar

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 23/12/2019 1.42 GB 264 Descargar
Array 1080P Español Latino 23/12/2019 1.42 GB 65 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

La era de hielo: Las aventuras de Buck

Animación Aventura Comedia Familia
8

Continúa contando las hilarantes aventuras de uno de los mamíferos favoritos de la prehistoria. Tras un distanciamiento con su hermana mayor, Ellie, los hermanos Crash y Eddie parten a la búsqueda de un lugar propio, pero rápidamente acaban atrapados en una caverna subterránea. El aventurero Buck Wild acudirá a su rescate y juntos, tendrán que enfrentarse a los dinosaurios del Mundo Perdido..La era de hielo: Las aventuras de Buck Critica: llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.... La era de hielo: Las aventuras de Buck

Los caballeros

Acción Comedia Crimen
7.7

Un capo de la droga con un marcado estilo británico intenta vender su imperio a una dinastía de multimillonarios procedentes de Oklahoma. The Gentlemen Los caballeros Los señores de la mafia Critica: Gángsters, rusos, judíos y cerdos. Si encuentran estos cuatro elementos juntos no pueden sino estar ante una película de Guy Ritchie. Hay una máxima en el cine y en la vida, y es que sin disfrute no hay arte. No importa lo habilidoso que sea un burócrata en su trabajo, porque no produce más que aburrido papeleo. Para disfrutar de una obra es condición «sine qua non» que su autor haya disfrutado llevándola a cabo. The Gentlemen No cuento nada que todos los que lean esta crítica no sepan: estamos ante una reedición más de Lock & Stock. Pero Guy disfruta estas historias como un niño una cometa. Y es que Guy es un tipo peculiar. Si me hubiesen dicho hace diez años, tras el estreno de la maravillosa Rock'n'rolla, que su autor acabaría realizando encargos de mercenariado Hollywoodiense como Aladdin no me lo hubiera creído. Pero en ese espacio se ha movido Guy Ritchie en la última década: entre los intentos de diversificarse, de reivindicarse como director con más de una cara, y el puro y simple encargo administrativo de la industria de Hollywood.Los caballeros The Gentlemen Pero por fin Guy ha vuelto a casa, a los gángsters, los rusos, los judíos y los cerdos. Y si uno es bueno y disfruta lo que hace, ¿por qué buscar más justificación? ¿Acaso no tenemos a la crítica mundial rendida a los pies de Scorsese por contarnos por enésima vez la misma historia de mafiosos? Guy no es bueno en lo suyo. Es buenísimo. Y quizas The Gentlemen esté lejos de Lock and Stock, Rock'n'rolla y la memorable Snatch, pero en absoluto es una película en la que se puedan intuir cansancio y redundancia. Al menos para los que hemos disfrutado sus anteriores películas de mafiosos. Para su retorno se apoya Guy sobre los hombros de un gigante como el señor Matthew McConaughey, de un dignísimo Colin Farrel y de un muy sorprendente (para mí) Hugh Grant, que carga con el peso de la película. Vuelven los diálogos punzantes, y es que Guy escribe como nadie. Vuelve el humor negro, sofisticado y eficaz. Vuelven los mafiosos macarras y los matones por doquier. Vuelven los locos suicidas peligrosos. Vuelve Londres. Vuelven los rusos, los judíos y los cerdos. Vuelve Guy, a casa. Los caballeros Fascinante, con todas las letras. La última película de Guy Ritchie que llega a los cines argentinos el próximo 5 de marzo es una película plenamente disfrutable en todos los sentidos y más específicamente con los géneros que se presentan en el film: Acción, Crimen y Comedia. caballeros The Gentlemen Los señores de la mafia The Gentlemen es una película que, a pesar de que puede avanzar y retroceder en la trama unas cuantas veces, está sumamente bien contada y perfectamente entendible, sin detalles que se escapen de por medio, entendiendo que el montaje está muy bien logrado. Además, en la construcción de personajes, si bien no todos logran tener tanta profundidad en sus historias como si lo pueden tener otros, todos tienen lo suyo como para que le prestemos atención en la narrativa. El film logra ser muy entretenido y a la vez atrapante en todo momento. caballeros The Gentlemen Los señores de la mafia

Budapest

Comedia
5.7

Dos amigos con trabajos aburridos deciden convertirse en organizadores de despedidas de soltero en Budapest. Budapest Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Budapest Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Budapest

Spree

Comedia Crimen Suspense Terror
6.6

Desesperado por conseguir nuevos "followers", Kurt Kunkle es el conductor de un Uber que ha ingeniado un plan mortífero para hacerse viral...Spree Critica: esde que vi el tráiler de esta bizarra propuesta tuve interés en la misma, y es que el actor Joe Keery (que interpreta a Steve en Stranger Things, por cierto, uno de los mejores personajes de la serie, de lejos) encabeza el reparto, por lo que, después de leer algunas reseñas (tampoco demasiado entusiastas aunque sin hablar de mediocridad, que es lo que me temía) me he aventurado con esta alocada producción, en la que un psicópata hará lo que sea necesario para conseguir más seguidores en su canal. La verdad es que estamos ante uno de esos casos en los que la realidad iguala a la ficción, más que nada porque el argumento no dista demasiado de infinidad de influencers (a los que jamás se les debería haber permitido tener acceso a un ordenador, cámara o móvil...) que han hecho cualquier cosa con tal de ganar visitas y, por lo tanto, obtener más dinero para sus bolsillos, porque ya sabemos que los inútiles de turno quieren dinero fácil a cambio de no hacer nada (o lo que es lo mismo, el payaso). Este es el mundo que nos ha tocado vivir y que plataformas como Youtube potencia sin ningún tipo de vergüenza. Pues este es prácticamente el mensaje que nos quiere transmitir la película, intentando entretenernos con las travesuras de este demente, cansando de que nadie vea sus vídeos y que decide ir más allá para ganar seguidores y visitas. Y, obviamente, lo consigue, a base de cargarse al personal, porque, desgraciadamente, el morbo es lo que mueve Internet en la mayoría de las ocasiones. Lamentablemente, y a pesar de que se nos quiera ofrecer una entretenida y alocada cinta con crítica social (que nunca está de más), el film pierde demasiado pronto el rumbo, haciendo que se pierda el interés y que todo se desinfle antes de lo deseado, a pesar de su convincente clímax. Cierto es que se agradece la corta duración (de apenas hora y media), pero quizás le habrían venido bastante bien durar algunos minutos menos.... Spree

Nuestro video prohibido

Comedia
5.3

La película cuenta la historia de un matrimonio normal que, para animar su vida sexual deciden probar algo nuevo y grabarse en vídeo. Todo marcha sobre ruedas, hasta que, una mañana al despertarse, descubren que la cinta de vídeo con contenido sexual que habían grabado juntos ha desaparecido. Ninguno de ellos sabe dónde está ni quién ha podido llevársela, pero hay algo que ambos tienen claro: deben de encontrarla lo más rápido posible, antes de que el contenido se difunda. Sex Tape Nuestro Critica: 'Sex Tape' es una comedia romántica protagonizada por Cameron Diaz, muy afincada en este género, y Jason Segel, al cual muchos conocerán por su participación en '¿Cómo Conocí a Vuestra Madre?'. En este filme, los protagonistas graban un sex tape (lo que viene siendo una película porno casera) que por error es subido a la, para muchos, inentendible nube. La pareja se verá envuelta en un sin fin de situaciones de las que tendrán que salir con el mejor aspecto posible. 'Sex Tape' narra cómo esta pareja, tras diez años de matrimonio, busca nuevas propuestas con el fin de mejorar una vida sexual que estuvo llena de locuras en su época universitaria. ¿Y quién interpreta a la ya casi anciana Cameron Diaz en su época de estudiante? Nada más y nada menos que... ¡Cameron Diaz! Increíble, pero cierto. Dejando a un lado semejante barbarie, debo decir que Sex Tape es una película que pasará sin pena ni gloria. Sin haber llegado a calar en taquilla (a día de hoy ha recaudado 37 millones de dólares con respecto a los 43 de presupuesto), este filme tiene un enorme handicap: su pésima calidad. Nuestro 'Sex Tape' es una de las películas más constantes y aburridas que he visto en mucho tiempo. Unas tramas tremendamente simples y predecibles, un guión muy mal estructurado y unas actuaciones que dejan muchísimo que desear hacen de Sex Tape la peor película que he visto este año (sí, aún peor que 'La Gran Estafa Americana'. Además de un trailer que desvela muchos de los momentos "menos malos" de la cinta, el grandioso número de irregulares que este filme presenta la destruyen aún más. Como muchos sabréis, ya sea por el trailer o por el hecho de ya haber visto la película, el sex tape grabado por los protagonistas puede ser visto desde cada uno de los iPad regalados por Jay (Jay Segel). Si la película hubiese estado bien planteada, desde un primero momento deberíamos haber visto cómo los protagonistas dan cada una de las tablets al cartero, sus amigos o el futuro nuevo jefe de Annie (Cameron Diaz), una blogger que escribe sobre sexo en un blog dedicado a cómo ser mamá (¿?). Pues bien, el director de la película no quiso que la película siguiese ese hilo y tuvo la fatídica idea de hacer uno de los flashbacks más cutres de la historia del cine. ¡Enhorabuena!. Nuestro El guión es malo hasta para ser una simple comedia romántica. Cuando alguien de dispone a ver un filme de este género no busca, ni por asomo, encontrarse con una buena película. Lo que pretende encontrar es una película con la que poder entretenerse y pasar un buen rato sacando, ya de paso, alguna risa. Pues bien, no existen los momentos graciosos en esta película. No se llega a encontrar ni un solo momento de clímax en el que la película, ya sea por trama o por comedia, destaque en toda su duración. Esto, al menos, tiene un aspecto positivo: la película nunca decae por el hecho de que siempre se encuentra en la zona más baja. Personajes extremadamente aburridos en una película que presume de ser explícita. Me encantaría destacar algo acerca de los personajes, pero me es prácticamente imposible encontrar algo que los caracterice. Los personajes a los que dan vida Diaz y Segel, Jay y Annie, son personajes planos que carecen de interés. Por no hablar de los amigos de la pareja... Destacar, eso sí, al futuro jefe de Annie, un hombre empresario que, cuando su familia no está en casa, aprovecha para cometer todo tipo de locuras. Cabe destacar el gran ego que este posee, demostrado con un divertido detalle: cada uno de los cuadros que hay colgados por toda su enorme casa. Recreaciones de grandes clásicos del cine de animación de Walt Disney con una ligera variación: su cara está en el personaje que protagoniza la escena. Es decir, podemos ver la presentación de Simba de 'El Rey León' y ver la cara de este divertido personaje sobre Rafiki. Es, probablemente, lo mejor de la película. Mientras tanto, podemos ver a Jay siendo perseguido por un perro por toda la casa. ¿Cuántas veces hemos podido ver una escena de este tipo?. Nuestro

Ricos y mimados

Comedia
6.3

El multimillonario está cansado de los caprichos de sus propios hijos y decide darles una lección. Les anuncia que se ha arruinado. Ahora los adolescentes mimados tendrán que hacer lo que nunca han hecho: ir a trabajar, aprender a amar y valorar la vida. Ricos y mimados Critica ‘Ricos y mimados‘ es la nueva comedia francesa de Netflix, en la cual se nos presenta a una rica familia en la que el padre quiere dar una lección a sus caprichosos hijos. Lo sé, no es el colmo de la originalidad, y tampoco ayuda que sea el remake de otra comedia mexicana (que ya me dirás). A pesar de todo, la crítica no ha sido despiadada con ella, y no le suelo decir que no a este tipo de producciones, comedias al uso con el único objetivo de hacer pasar un buen rato. Lo que no esperaba es que hubiese más emotividad que carcajadas en esta propuesta, siendo una simpática comedia con mensaje. Técnicamente la película luce bien, sin nada que reprochar a la tarea del director, por lo que mejor pasar al siguiente punto, el guion. Y es que se nota un esfuerzo de los guionistas para que su película sea algo más, con una reflexión sobre la ambición y la familia que funciona, aunque haya algunos contras. Por un lado, es una lástima que se abandone la hilaridad de los primeros minutos, con un par de gags bastante divertidos, en pro de un tono más emotivo que, si bien se agradece, sacrifica el tono cómico de la propuesta. Es un cambio demasiado forzado a mi parecer, y no creo que una cosa deba estar reñida con la otra. Vamos, que no hubiesen estado de más unas risas extras. Por otro lado, es obvio que habrá una evolución en los protagonistas, pero ésta llega demasiado pronto, de forma abrupta, y sin que nos la creamos demasiado (en especial en el caso de la hija). Es como si los personajes no fuesen los mismos, aunque el mensaje sigue ahí. Como suele suceder, no todos los personajes están al mismo nivel, con algunos eclipsados por los más interesantes, aunque no haya ninguno prescindible. Y dicho todo esto, la película deja buen sabor de boca, con un mensaje que ya conocemos todos, pero que no está de más recordar de vez en cuando. En cuanto al reparto, siempre es un placer ver al solvente Gérard Jugnot, conocido intérprete francés que dota de interés al conjunto, siendo el punto de calidad del film. Sus compañeros no se quedan atrás, como esos tres caprichosos hijos, o el argentino seductor. Todos funcionan en un conjunto entregado y convincente. En conclusión, una simpática cinta, que apuesta más por la sensibilidad que por el humor, y que no es la comedia cafre que podría haber sido, queriendo ser algo más, que ya es algo. No obstante, y aunque he salido satisfecho del visionado, no creo que sea un film que perdure en la memoria, pero no es culpa suya. Vivimos en unos tiempos en los que hay un exceso de producciones, y mañana seguramente habremos olvidado ésta. Me quedo con sus aciertos, que no son pocos, aunque me queda la espina de que no sea más divertida, porque tenía tablas para ello. Ricos y mimados