Newness

Newness
6
En una Los Ángeles contemporánea, dos millennials arraigados a las redes sociales mantienen una relación que se ve llevada a los límites emocionales y físicos. Newness Critica: Trata temas que no son banales aunque en el tráiler pueda parecer que es una película con valores muy superficiales o que se centra en sexo sexo sexo y no creo que sea así. Muestra una realidad de nuestro mundo y lo intenta llevar desde distintos terrenos. Por un lado está el tema de ligar por internet; una especie de Tinder en donde puedes "lovear" o ir descartando a gente y encontrar a tu "match". Gente como tú y como yo que lo utiliza. Por otro lado está la idea de relación abierta (y que se ha puesto tan de moda), entra en ese pequeño debate de si es posible llevarlo a cabo, pero no porque se esté hablando mucho de ello o por postureo, sino porque es una posibilidad como cualquier otra, porque no me siento llena y porque aparte de a mi pareja me gusta más gente. Y ese punto me parece bastante interesante. Newness Está bien planteada porque va siguiendo como unas pautas...y va evolucionando cada vez más. El cómo empieza y el cómo acaba es cuanto menos paradójico pero creo que es lo que querían conseguir. El amor 2.0 no es fácil y es lo que transmite la película. Te pone en la piel de los dos personajes principales...justo comparándolo con actores secundarios como el que hace de amigo, que tiene una vida convencional (casado y con hijos) y hay un choque de ideas, hay un choque de mentalidad, de ver el amor. Newness
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 31/07/2020 1.85 GB 69 Descargar
1080P Español Latino 31/07/2020 1.85 GB 11 Descargar

También te puede interesar

Bessie

Drama Musica Película de TV
6.9

La película cuenta la transformación de la legendaria cantante de blues Bessie Smith de aspirante a cantante a ‘la emperatriz del blues’, que se convirtió en una de las artistas con más éxito de los años 20 y en un icono hoy en día. Bessie Critica: Últimamente, algunos telefilms pueden ser mejores que muchas películas destinadas a la gran pantalla. Bessie cuenta la historia de Bessie Smith, la cantante que llevó el blues al primer plano de la música negra y lo dotó de cara y ojos. Desde su triste infancia, ejemplificada en la escena en que su hermana la persigue con un cuchillo, hasta la vida desenfrenada en la madurez (amores lésbicos, alcohol, drogas), Bessie narra la trayectoria vital de una mujer que llevaba la música en la sangre, pero no podía sobreponerse a las debilidades de su carácter. La película no cae en ningún momento en los tópicos habituales de los biopics (Bessie no debía ser de trato fácil), y soslaya con elegancia la sensiblería, sobre todo gracias a la monumental interpretación de Queen Latifa, que se pone en la piel del personaje, con un atrevido desnudo frontal (atrevido por la decadencia física; Latifa no quiso una doble de cuerpo) que guarda relación con la mostración sin paliativos del personaje. Los secundarios, muy acertados, y la música, cómo no, contribuyen a redondear un telefilm digno e intenso. El guión evita plasmar la muerte de la diva, fallecida en un accidente automovilístico y, se dice, rechazada en tres hospitales de la zona por el color de su piel, extremo nunca confirmado por completo. Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Bessie Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Bessie

El camino del lobo

Aventura Drama
6.5

1969. Chen Zhen es un joven estudiante de Pekín al que envían a Mongolia Interior para educar a una tribu de pastores nómadas. Pero el que realmente aprende es Chen: sobre la vida en esa tierra infinita y hostil, la libertad y la responsabilidad, y la criatura más temida y reverenciada de esos lugares, el lobo. Sin embargo, la relación de atracción existente entre esas criaturas complejas y casi místicas con el ser humano se ve amenazada cuando un oficial del gobierno central decide por todos los medios eliminar los lobos de esta región. Wolf Totem El camino del lobo Critica: Hay algo especial en las películas que, desde una perspectiva seria, tratan el comportamiento de los animales en un estado salvaje. El último lobo coincide con esta consideración puesto que, desde una perspectiva histórica, nos narra un bello relato sobre la relación entre seres humanos y lobos. En concreto, es el realizador francés Jean-Jacques Annaud quien está detrás de las cámaras, un tipo al que le conocemos por obras como Enemigo a las puertas o la adaptación cinematográfica de El nombre de la rosa, pero que también ha trabajado mucho todo este tema de la naturaleza y la fauna en otras películas, especialmente la bien valorada El oso. Aquí intenta trasladar a la pantalla la conocida novela Wolf Totem, escrita con algunos tintes autobiográficos por el chino Lü Jiamin bajo el seudónimo de Jiang Rong. El camino del lobo Argumentalmente es muy básica: en la China de los 60, el estudiante Chen Zhen es enviado a la Mongolia profunda para, según el agente del gobierno, enseñar a leer y escribir a la gente de la zona. Pero pronto el joven queda cautivado por el comportamiento tan noble como férreo de los nativos y, especialmente, por la relación que mantienen respecto a los lobos. Generalmente, temen a esta especie, puesto que existe el riesgo serio de que pueda atacar a su ganado, una de las principales fuentes de ingresos que tienen. Sin embargo, con la ayuda de los más veteranos, saben cómo usar el instinto depredador de los lobos para beneficio propio. Zhen descubrirá, empero, que no todo es de color rosa: cuando una loba tiene lobeznos, es necesario sacrificarles (de una manera bastante cruel, todo sea dicho) para que así no aumente la manada. Algo que impacta a cualquier persona que desconozca tal cuestión y, dada la emotividad con la que está narrada esta escena, seguro que también al espectador. El propio Zhen se queda bastante tocado, por lo que decide que tiene que hacer algo para intentar cambiar el curso de los acontecimientos. Conviene no contar nada más de la trama aunque, como decimos, la fuerza de El último lobo no se encuentra en su guión. Esta opinión hay que circunscribirla únicamente al desarrollo de la trama en sí misma, que por momentos resulta quizá algo previsible, pero no al mensaje que intenta transmitir, a todas luces honesto, necesario y en consonancia con la ambientación en la que nos sumerge. Annaud dota a su obra de una poderosa fuerza visual, merced no sólo a la hermosa fotografía conseguida por Jean-Marie Dreujou, sino también a su habilidad para saber captar el momento justo de la naturaleza en que las imágenes poseen más fuerza. No tan impactante es el efecto 3D del filme que, si bien no estorba (cosa que ya sufrimos varias veces en la fiebre estereoscópica post-Avatar), al final uno tiene la sensación de que, sin su presencia, la película conseguiría llegar al espectador de manera prácticamente idéntica. El camino del lobo

El Padrino: Parte II

Crimen Drama
8.5

Continuación de la saga de los Corleone con dos historias paralelas: la elección de Michael Corleone como jefe de los negocios familiares y los orígenes del patriarca, el ya fallecido Don Vito, primero en Sicilia y luego en Estados Unidos, donde, empezando desde abajo, llegó a ser un poderosísimo jefe de la mafia de Nueva York. El Padrino The Godfather: Part II El Padrino Critica: Si a mi me preguntasen si una de las dos partes de El Padrino es mejor que la otra, hace unos años habría dicho que la I, pero tras revisionarla varias veces, me he dado cuenta de que no pueden separarse, pues las dos alcanzan unas cotas de perfección en todos los aspectos casi nunca alcanzadas en el cine. Son dos historias aparentemente indepenientes una de otra, pues ocurre en lugares distintos, los protagonistas cambian en su gran mayoría y las tramas son diferentes. Pero hay un nexo de unión: Michael Corleone. El Padrino Ambas peliculas nos muestran a la Mafia en sus altas esferas, pero esta segunda parte nos muestra sus consecuencias. Aquellos que decían que la primera parte glorificaba a los gangsters tuvieron su reprimenda, pues esta cinta muestra para mi el desencanto del propio Coppola con su famosa trilogía, pues hizo la película casi obligado, y estuvo a punto de ser sustituido del mando de la pelicula por un entonces joven Martin Scorsese. Mucho más oscura, y con una trama quizás más negra y complicada, Coppola nos empieza mostrando a un Michael en el cénit de su poder, temido por todos, y nos acaba demostrando un Michael desgarrado por el dolor, convertido en un asesino que no tienen en cuenta ni la propia sangre, y anteponiendo la Familia a la familia. El hace las cosas ciegamente, pensando en que eso puede beneficiar a su familia, cuando en realidad lo que hacen es distanciarlo más y más, pero cuando se da cuenta es demasidao tarde... Y a todo ello se le añade el nacimiento del primer Don Corleone. Una historia que por sí sola alcanza una profundiad que para sí quisieran bastantes películas. Y una ambientación única, que sirve de constraste para mostrar las formas de ser de padre e hijo, uno basado en el honor, y el otro en el mero asesinato y el miedo. Aunque también esta película es una crítica a una sociedad americana que ocultaba sus problemas bajo una capa de corrupción de la que poco se sabe. El Padrino

Buscando un amigo para el fin del mundo

Ciencia ficción Comedia Drama Romance
6.4

Un hombre (Carell), abandonado por su mujer la víspera de la caída de un meteorito que destruirá la Tierra, decide buscar a su novia de la adolescencia y para ello cuenta con la ayuda de su joven vecina (Knightley). Seeking a Friend for the End of the World Buscando un amigo Critica: Seeking a Friend for the End of the World" entra en el saco de esas producciones modestas con etiqueta 'Sundance' que pueden pasar por historias mínimas y que tratan el fantástico como una simple excusa para desarrollar a personajes aferrados a la realidad. En este caso, su título es bastante aclaratorio con respecto a elemento elegido: el ¿inminente? fin del mundo, un par de personajes solitarios que terminarán por encontrarse y que de primeras son complementarios (él, retraído, ella, alocada) hasta terminar por convertirse en uno. No falta la historia de amor, por supuesto, pues es una sobre dos almas perdidas que se encuentran en el momento menos adecuado. La película es amena, muy amable y fácil de ver. Pero nada más. Buscando un amigo El problema no es que no desarrolle su 'excusa' (no hace falta) si no que la relación entre los personajes no es suficientemente interesante como para que estemos pendientes todo el rato de lo que está pasando. Carrell funciona muy bien como actor dramático, eso ya lo sabíamos (véase Pequeña Miss Sunshine) pero Keira no está tan dotada para la comedia (su personaje carga con ese rol, por exageración), limitándose a poner su famosa "cara de tiburón" (ver "Un método peligroso") y mirada perdida durante casi todo el metraje. El elemento anárquico aquí suma sólo algunas veces, las suficientes para que la película no se derrumbe pero nunca tanto como para que se eleve. El ejemplo contrario (aunque un poco cogido por los pelos) sería el de "Moonrise Kingdom": dos personajes fuera del sistema que se encuentran e inician una aventura. Ahí sentimos sus anhelos, pero aquí no. Al final, esta road movie emocional tiene una clausura muy adecuada pero no es capaz de contar nada nuevo. No molesta verla, insisto, está por encima de la "fórmula" independiente, pero por los pelos. Para un domingo por la tarde. Buscando un amigo

Los 33

Drama Historia
6.2

Narra los sucesos reales que ocurrieron en Chile en agosto del 2010, cuando el derrumbe de la mina San José dejó atrapados a 33 mineros a unos 720 metros de profundidad durante 70 días. The 33 Los 33 Critica: No hay suceso luctuoso que se precie que no sea carne de cañón para los estudios de Hollywood, ávidos siempre de encontrar nueva carnaza que llevarse al gaznate debido a su preocupante falta de ideas. Cualquier episodio es susceptible de tener su visión cinematográfica. Así nos encontramos allá por el año 2015 (aunque a España llegó algo más tarde) el suceso que tuvo lugar en Chile cuando una mina dejó enterrados vivos a los treinta y tres trabajadores que pasaron allí algunos meses de sus vidas. The 33 Los 33 La verdad es que el suceso tiene más interés que la película, lo que ya es un poco triste dado que en esta se puede fabular bastante más, sin embargo, el film pierde demasiado tiempo, en mi opinión, en los sucesos accesorios, dejando de lado las relaciones humanas y los conflictos que surgen tras este entierro. Quizá se llega a entender mejor por parte del espectador el dolor y la pena y la incertidumbre que pasa fuera que lo que ocurre dentro, en donde los acontecimientos se precipitan de mala manera a mitad de metraje. The 33 Los 33 El trabajo de los actores es irregular. Antonio Banderas siempre desprende ese carisma suyo que tiene tan personal, pero no puedo evitar verle sobreactuado, Lou Diamond Phillips, estando bien, no se le puede pedir demasiado ya; Gabriel Byrne en su línea de solvencia, pero, sorprendentemente, Juliette Binoche, no. Santoro demuestra que su carrera podría haber dado más de sí y la presencia de Mario Casas es casi testimonial. The 33 Los 33

Terremoto: La Falla de San Andrés

Acción Drama Suspense
6.1

La falla de San Andrés acaba cediendo ante las temibles fuerzas telúricas y desencadena un terremoto de magnitud 9 en California. Ante tal catástrofe, el piloto de helicóptero de búsqueda y rescate Ray (Dwayne Johnson) y su ex esposa Emma (Carla Gugino) viajan juntos desde Los Ángeles hasta San Francisco para salvar a su única hija, Blake (Alexandra Daddario). Pero su tortuoso viaje hacia el norte solamente es el comienzo del desomoronamiento de todo lo que creían firme en su vida. San Andreas Terremoto Critica: Para el caluroso verano que se aproxima lo que la gente necesita es un producto con el que dejar sus neuronas apagadas y disfrutar de un sano espectáculo. Si eres amante del cine de Kurosawa, probablemente te hayas equivocado de sala, ‘San Andrés’ no es tu película. Si eres del otro grupo, acércate gustoso a la nueva película protagonizada por The Rock. Terremoto Debéis saber además, que la falla de San Andrés puede volver a activarse. Dos placas tectónicas (concretamente la del Pacífico y la de Norteamérica) convergen en el estado de California. El límite entre ambas es una rotura de la corteza terrestre (la falla de San Andrés). Nadie es capaz de predecir cuándo ocurrirá, pero se cree que es inevitable. Aquí es donde entra en juego el mundo del cine y cierto es que el film se toma sus licencias para “activarla”. Terremoto Pero ‘San Andrés’ no te puede engañar. Y a diferencia de ‘2012’, no te toma por un tío ignorante y estúpido. ‘San Andrés’ tiene la decencia de mostrarte desde el minuto uno de que va a ir su película y si bien es cierto que echamos de menos un poco más de variedad a la hora de los secundarios y menos uso de las típicas y tópicas frases que se dicen en estas situaciones, a la hora de la verdad la película es un espectáculo. Sin miramientos. ¿Queréis terremoto? Pues lo vais a tener. Y con creces. ‘San Andrés’ tiene la típica estructura de montaña rusa, con sus quince o diez minutos de presentación, sus momentos de acción, sus escenas de respiro y su angustia familiar de por medio. Su director, Brad Peyton, parece interesado en mostrar lo que es capaz de hacer, con las restricciones propias del género. Y The Rock es un buen cabecilla de proyecto. Tarde o temprano le llegará esa saga por la que va a ser recordado. Terremoto