McFarland: Sin límites

7.3
'McFarland' cuenta la historia de un entrenador de atletismo (interpretado por Kevin Costner, 'The Guardian' y 'El último voto') que hace lo posible por intentar reconstruir un equipo perteneciente al instituto de educación secundaria de una pequeña ciudad de California. A través de una enérgica motivación, el instructor consigue estimular la habilidad, la competitividad y el desarrollo de los alumnos que componen el equipo. El grupo de jóvenes deportistas, de la mano de este destacado entrenador, tendrá que hacer frente a numerosos obstáculos de carácter físico y social a lo largo de su recorrido y evolución. La capacidad de superación del preparador de la cuadrilla servirá de inspiración a todos los miembros del equipo, que tras un duro recorrido verán recompensado su esfuerzo y dedicación. McFarland, USA McFarland Critica: Pues con los americanos ocurre exactamente lo mismo, les encanta coger historias épicas y llevarlas a la pantalla y saben hacerlo, saben tocar las piezas oportunas a su debido tiempo y saben ganarse a la audiencia. Y realmente si cuentas con un actor que en ese tipo de papeles protagonistas se siente como pez en el agua, como un cerdo en un charco. Así es Costner y todos lo sabemos. McFarland McFarland es una comunidad americana geográficamente habitada por mexicanos que trabajan la tierra y allí es destinado un profesor (Costner) que no aguanta mucho en sus anteriores trabajos por su carácter. La idea es aparte de ejercer de profesor, ser segundo entrenador del equipo de rugby que es un desastre. Pero mientras observa a esos chicos a diario, se da cuenta de que son puros atletas y que entrenándolos pueden lograr algo importante. Es obvio que todo está en su contra, el instituto no cuenta ni con equipo, ni con medios, ni con apoyos, pero poco a poco la tenacidad de dicho profesor irá saltando los obstáculos. La historia es muy interesante, ha sido un acierto contar los hechos como ocurrieron y utilizar a actores sudamericanos, y no como en otras ocasiones donde los convierten. Ver la vida de cada uno de ellos y la poca fe que tienen realmente en una vida mejor, levantarse a las 4.30 de la mañana para hacer trabajos duros en el campo, para luego acudir a clase y correr por la tarde. Al alcance de solo unos héroes. Y esa historia es la que veremos en McFarland. Muy buenas las interpretaciones, las sesiones de entrenamientos, los viajes en autobús, las charlas del entrenador. Muchas cosas a tener en cuenta. Y esa despedida con los protagonistas reales para rematar el hecho de que si se cree...se puede. McFarland
<

Descargar

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 28/02/2020 1.95 GB 2174 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Y a Dios que me perdone

Drama

Y a Dios que me perdone! (2017), La esposa de Toribio ha sido diagnosticado con leucemia después del parto. Acorralado entre la falta de planes de salud confiables y su bajo ingreso como oficial de policía, Toribio toma su arma y va a hacer todo lo posible para salvar a su esposa. Y a Dios que me perdone Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Y a Dios que me perdone Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Y a Dios que me perdone

El poder de la cruz

Drama Fantasía
7

Relata la historia de 12 personas, cada una en su propio mundo pero todas con el anhelo de encontrar algo más. Uno de los 12, es un pastor local que es sacudido fuertemente cuando un predicador de la calle lo desafía a vivir realmente su fe. De manera milagrosa, que solo Dios puede orquestar, las vidas de estas 12 personas se cruzan inesperadamente y cada uno de ellos se enfrenta a la pregunta: ¿Crees en el poder del sacrificio de Jesús en la Cruz?. Do You Believe cruz Critica: La dirección de Jonathan M. Gunn nos hace recordar la película «Magnolia», donde todo confluye, como si hubiera un Misterio no de simplonas coincidencias, sino de Razón no posible de entender bien, pero que existe: la Sabiduría de DIOS, la Providencia que mueve los destinos del Universo para que se vinculen los hechos y personajes a través de hilos que le dan sentido trascendente, sobre el perfeccionamiento de la vida. Buenas actuaciones, donde aparecen algunos conocidos como Lee Majors (serie TV « El hombre nuclear»), Cybill Shepard (serie «Luz de Luna»), Mira Sorvino (filme «Poderosa Afrodita»): todos, de pasados libertinos, pero aquí nos hacen suponer que han tenido una real conversión a Cristo para haber sido elegidos, consecuentemente. Llama la atención positivamente que la película se muestre ecuménica: la Cruz es asociada primero a la Iglesia Católica, a Roma, al Papa Francisco. Y aquí se muestra la fuerza de la predicación de comunidades protestantes evangélicas bajo este mismo Signo profundísimo... cruz Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. cruz Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. cruz

Contacto

Ciencia ficción Drama Misterio
7.3

Eleanor Arroway perdió la fe en Dios tras la muerte de sus padres en su niñez. Sin embargo, Ellie ha desarrollado una clase distinta de fe en lo desconocido: trabaja con un grupo de científicos escrutando ondas de radio procedentes del espacio exterior en busca de señales de inteligencias extraterrestres. Su trabajo se verá recompensado cuando detecte una señal desconocida que supuestamente porta las instrucciones de fabricación de una máquina para reunirse con los creadores del mensaje.....Contacto Critica: Acostumbrados a películas en las que la aparición de naves de otros mundos, efectos especiales, destrucciones de todo tipo, “Contact” es una excepción curiosa, adulta pero sobretodo temática y con cierto aire de autenticidad que no de pretensiones filosóficas ante un planteamiento tan conocido e interesante como es la posibilidad real de un contacto con seres de otro mundo. Partiendo ya del hecho de tratarse de una historia basada en un libro de Carl Sagan nos podemos hacer a la idea de lo que podemos encontrarnos. Primero un extraordinario reparto en el que los personajes hacen la historia y se ponen al servicio de la misma. “Contact” es desde mi punto de vista uno de los films más infravalorados de los 90, la que mejor y con más sencillez nos explica el cómo se podría producir esta situación desde una perspectiva más o menos real. Y lo cierto es que con un fondo dramático Robert Zemeckis consigue una de sus mejores películas en la que el acierto del reparto le ha funcionado a la perfección, no sólo Jodie Foster, sino (Tom Skerritt, John Hurt, William Fitchner, Angela Bassett, David Morse...) quizás el personaje más inestable es el interpretado por el limitado Matthew McConaguey es el menos interesante por intentar introducir argumentos religiosos donde no era estrictamente necesario y potenciar una innecesaria y casi absurda historia de amor.....Contacto

En primera plana

Drama Historia Suspense
7.8

Narra cómo un equipo de reporteros del Boston Globe destapó los escándalos de pederastia cometidos durante décadas por unos curas de Massachussets, acusaciones que la archidiócesis de Boston intentó ocultar y que sacudió a la Iglesia Católica en su conjunto. Spotlight En primera plana Critica: La historia de los premios Oscar está llena de polémicas. A lo largo de sus ochenta y ocho ediciones son muchas las películas, directores y actores que han sido omitidos. Si bien es cierto que estos premios no necesariamente indican la calidad absoluta de una obra, sirven como reconocimiento y como gancho publicitario para que el espectador medio vaya al cine. En primera plana Injusticias podemos citar muchas. “Ciudadano Kane” (1941), “El gran dictador” (1940), “Las uvas de la ira” (1940), “Solo ante el peligro” (1951), “La naranja mecánica” (1971), “Taxi driver” (1976), “Apocalipsis Now” (1979). Ninguna de ellas obtuvo el premio a la mejor película. Charles Chaplin, Alfred Hitchcock y Stanley Kubrick tampoco nunca ganaron un premio de la Academia. Eso sí, Chaplin recibió dos Oscar honoríficos. Si seguimos removiendo la historia, encontraremos que tres cintas han ganado solamente el premio a Mejor Película, perdiendo en todas las demás categorías en que competían. Estas son: “El motín de la Bounty” (1935), “Gran Hotel” (1932) y “La melodía de Broadway” (1929). En los tres casos, tenemos que remontarnos muchas décadas al pasado, cuando aún los premios no tenían la relevancia mediática y tampoco las bases del cine moderno estaban absolutamente instauradas. En la actualidad imaginar que una película se lleve solamente el premio a la mejor película del año, perdiendo en todas las demás categorías, o peor aún, no estando nominada en ninguna otra, parece a lo menos una idea descabellada y sin sentido.En primera plana Pues bien, terminando de construir el escenario y el contexto, me abocaré a la ceremonia recién pasada. La premiación se desarrolló en términos normales y predecibles, salvo en algunos hechos puntuales, pero no menos trascedentes, y que finalmente coronaron a “Spotlight” como la mejor película del año. En primera plana

Little Birds

Drama
7.3

Little Birds está ambientada en Tánger en 1955, en la emblemática "zona internacional", uno de los últimos resquicios de la decadencia colonial. Allí, Lucy Savage vive un 'shock' cultural al llegar a la ciudad marroquí. Lucy desea una vida poco convencional, libre de las ataduras de la sociedad en la que se encuentra, pero sabe que el camino hacia la libertad no será fácil.....Little Birds Critica: Little Birds trata de una mujer (Juno Temple) Lucy Savage que deja atrás toda una vida de educación completamente patriarcal con una madre desdichada, para ir descubriendo poco a poco dentro de un matrimonio arreglado y nada pasional, los riesgos y placeres de la vida. Con momentos de erotismo y escenas sexuales, que por momentos llegan a un nivel muy bueno y por momentos, no. Hacemos hincapié en el erotismo y las escenas sexuales ya que la serie está basada en los cuentos eróticos de Anaïs Nin, aunque no es el tema principal de la serie. Y puede que algunos esperen otra cosa de la serie, aun así es muy interesante, solo que el foco de atención no es el mismo que el de los cuentos. *Adaptaciones Little Birds tiene un formato de 6 episodios. Como espectador, como espectadora que sabe y ha leído cuentos de Anaïs Nin, citando el párrafo anterior, lo que vemos es de un gran nivel audiovisual, pero aun así, tratándose de una serie que está basada en esos cuentos eróticos… esperábamos un poquito más, aunque la serie en su totalidad está muy bien. Como suele suceder en todas las adaptaciones de cuentos o novelas eróticas. Recordemos rápidamente (para pasar el mal trago) la adaptación de Fifty shades of Grey. Pero aun así, olvidemos los cuentos de Anaïs Nin, ya que la pantalla es otro formato y la serie funciona. Estas adaptaciones a la pantalla no son sencillas. Igualmente no debe ser del agrado de ninguna productora, saber que el público que mira la serie por el escritor o escritora que han adaptado, queda completamente frustrado porque no tiene nada que ver con lo que han leído......Little Birds

Bessie

Drama Musica Película de TV
6.9

La película cuenta la transformación de la legendaria cantante de blues Bessie Smith de aspirante a cantante a ‘la emperatriz del blues’, que se convirtió en una de las artistas con más éxito de los años 20 y en un icono hoy en día. Bessie Critica: Últimamente, algunos telefilms pueden ser mejores que muchas películas destinadas a la gran pantalla. Bessie cuenta la historia de Bessie Smith, la cantante que llevó el blues al primer plano de la música negra y lo dotó de cara y ojos. Desde su triste infancia, ejemplificada en la escena en que su hermana la persigue con un cuchillo, hasta la vida desenfrenada en la madurez (amores lésbicos, alcohol, drogas), Bessie narra la trayectoria vital de una mujer que llevaba la música en la sangre, pero no podía sobreponerse a las debilidades de su carácter. La película no cae en ningún momento en los tópicos habituales de los biopics (Bessie no debía ser de trato fácil), y soslaya con elegancia la sensiblería, sobre todo gracias a la monumental interpretación de Queen Latifa, que se pone en la piel del personaje, con un atrevido desnudo frontal (atrevido por la decadencia física; Latifa no quiso una doble de cuerpo) que guarda relación con la mostración sin paliativos del personaje. Los secundarios, muy acertados, y la música, cómo no, contribuyen a redondear un telefilm digno e intenso. El guión evita plasmar la muerte de la diva, fallecida en un accidente automovilístico y, se dice, rechazada en tres hospitales de la zona por el color de su piel, extremo nunca confirmado por completo. Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Bessie Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Bessie