Los juegos del hambre: Sinsajo - el final

6.9
"Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 2" nos trae la impactante conclusión de la franquicia, en la que Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) se da cuenta de que ya no sólo está en juego su supervivencia, sino también el futuro. Con Panem sumida en una guerra a gran escala, Katniss tendrá que plantar cara al presidente Snow (Donald Sutherland) en el enfrentamiento final. Katniss, acompañada por un grupo de sus mejores amigos, que incluye a Gale (Liam Hemsworth), Finnick (Sam Claflin) y Peeta (Josh Hutcherson), emprende una misión con la unidad del Distrito 13, en la que arriesgan sus vidas para liberar a los ciudadanos de Panem y orquestan un intento de asesinato del presidente Snow, cada vez más obsesionado con destruirla. Las trampas mortales, los enemigos y las decisiones morales que aguardan a Katniss la pondrán en mayores aprietos que ninguna arena de Los Juegos del Hambre. Sinsajo Critica: Hay algunas cosas que tenía claras antes de asistir al maratón de “Sinsajo 1 + Sinsajo 2”: si se trata de la misma película, pero dividida en dos, deberíamos poder esperar lo mismo. Eso, por supuesto, tiene sus cosas buenas (mantiene el tono, oscuro, tenso, maduro) pero también sus malas, es decir, comete los mismos errores que las anteriores, posiblemente porque se han grabado a la vez (que no post-producido). ¿Cuál es el problema de “Los juegos del Hambre: Sinsajo. Parte 2“? que además comete otros errores nuevos. Sinsajo La lucha contra el Capitolio continúa. Tenemos una Katniss que sigue siendo utilizada por todos los que la rodean pero más dispuesta a estar en primera línea de batalla, que es lo que toca ahora. La actuación de Jeniffer Lawrence sigue siendo soberbia, demostrando que lo mejor de un guión con una trama absurda sigue siendo la evolución de un personaje que para nada es un Mary Sue, sino una chiquilla que, en su boca “sólo quería salvar a su hermana” (y en su pensamiento “que la dejaran en paz”) y que se muestra cada vez más como un antihéroe: ella no pidió nada de eso. Pero cada vez se da cuenta más y más de que en todo movimiento tiene que haber un símbolo, y ella, como Sinsajo, es el de la Rebelión, y a pesar de ello no es capaz de dejar a un lado su guerra personal contra Snow, no deja a un lado sus emociones y sentimientos, sobre todo los que afectan a Peeta o a su hermana Prim, mostrándonos que los símbolos, a veces, son sólo eso: símbolos. Sinsajo Y no hay nada de malo en que veamos un personaje atormentado, puesto que está rico en matices, pero sí en que en cada escena el guión haya optado por hacer avanzar la trama a través de los discursos. Hay una abundancia de discursos desmesurada, provocando que cada vez que va a pasar algo importante, sabes que te espera un discursito. ¡Y todos lanzan discursos! Largos monólogos que intentan encauzar nuestro afecto a uno u otro bando sin darse cuenta de que tanto discurso sólo consigue crear el efecto contrario. Ni William Wallace ni Máximo Décimo Meridio necesitaron más que un discurso, ambos antes de la batalla, para transmitirnos a nosotros, espectadores, qué era lo importante de lo que estaba pasando en la película (valentía, libertad, honor, lo que fuera). El hecho de que haya tantos discursos…provoca que al final no haya ninguno. Quedan como superfluas reflexiones dentro de lo que es un contexto muy grave: una guerra. The Hunger Games: Mockingjay. Part 2
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 21/01/2020 2.10 GB 1754 Descargar
Array 1080P Español Latino 21/01/2020 2.10 GB 447 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Entre la vida y la muerte

Ciencia ficción Drama Romance
7.4

Después de sobrevivir a un accidente automovilístico que le quitó la vida a su novio, una adolescente cree que él está intentando reconectarse con ella desde el más allá....Entre la vida y la muerte Critica: humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia...... Entre la vida y la muerte

Halo: The Fall of Reach

Acción Animación Aventura Ciencia ficción Fantasía

Adaptación animada de "La caída de Reach", la aclamada novela de Eric Nylund basada en el universo de la saga de videojuegos Halo. Con una hora de duración en total, se estrenó junto a las versiones coleccionista de Halo 5. Halo Critica: No me gustó mucho esta película aunque la trama admito que me pareció interesante pero las animaciones parecían de Play Station 1 y hablaban demasiadas tonterías, la historia no fluía con más rapidez y no se, me resultó muy extraña esta cosa, no la disfrute casi nada aunque repito, la trama en si me pareció interesante. Halo Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Halo

10 minutos para morir

Acción Crimen Misterio Suspense
4.7

Un criminal pierde la memoria tras un atraco fallido a un banco. Para descubrir quién es el responsable de su caída en desgracia, tendrá que hacer todo lo posible por recuperar los 10 minutos que han desaparecido de su mente.....10 minutos para morir Critica: Es una pena que actores de la calidad de Michael Chiklis o Bruce Willis se vean envueltos en este tipo de trabajos en los que no se aprovecha en absoluto el potencial de los veteranos actores. "10 minutos menos" es otra de las numerosas producciones de Randall Emmett y George Furla en la que el dúo Calavera vuelve a contar con sus actores y actrices asiduos, como es el caso de Bruce Willis, que es uno de sus principales fetiches y que grabó todas sus escenas en una sola tarde, utilizando como localización el hotel donde el actor se alojaba para dicho rodaje. Otros de los que repiten con este dúo de productores son Sergio Rizzuto, Texas Battle, Tyler Jon Olson, Lara Kant o Lydia Hull. Willis vuelve a darnos una actuación simplona con el piloto automático puesto. Lara Kent aparece fugazmente, Lydia Hull va de mujer terminator total con el look de Carrie-Ann Moss en "Matrix", Sergio Rizzuto cumple con su trabajo, Texas Battle ni pincha ni corta. Luego tenemos a actores a los que no había visto en ninguno de los trabajos de los productores como son el mejor del grupo, un Michael Chiklis cumplidor y profesional, acompañado de un guapo actor australiano llamado Swen Temmel y un muy rico actor llamado Kyle Schmid. Ellos hacen lo que pueden con esta película con presupuesto mínimo. Lo de la actriz, por llamarla de alguna manera, Meadow Williams ya es harina de otro costal, ya que es la peor actriz que he visto en mucho tiempo, novia de Swen Temmel y actriz que tuvo que pagar para estar en la película por lo que el director se la tuvo que comer con papas. Horrorosa es un adjetivo que se le queda corto. Si no quieres calentarte la cabeza en especial y quieres algo rápido de ver, ésta es una buena opción. Un saludo, Tess......10 minutos para morir

El hijo

Ciencia ficción Suspense Terror
6.1

Todo lo que los Breyer han querido siempre es algo teóricamente simple: un hijo. A pesar de sus intentos, ese deseo no parece hacerse realidad. Hasta que, una noche, algo cae en la granja en la que viven: una nave que lleva a un niño dentro. Conforme este va creciendo, descubre que tiene unas habilidades especiales que no le permiten encajar, unas habilidades que acaban sacando de él lo peor de sí mismo. El hijo  Critica Asisto incrédulo a la retahila de buenas críticas dedicadas a, hablemos claro, un producto que si no es una mierda, poco le falta. Una premisa tan intersante como la de un Superman redefinido desde el mal cae en el pozo de los convencionalismos más sobados del género. Porque el principal problema de esta película es que está vertebrada alrededor de un guion pobrísimo, en el que no se desarrolla ni una sola escena que justifique el comportamiento del protagonista. Ni uno entiende porqué hace lo que hace ni porque los padres o los personajes de su alrededor se comportan como clichés andantes. Al final resulta una compilación de escenas construidas alrededor de un susto de, ahora aparezco de golpe, ahora salgo por donde menos te lo esperas y ahora hago ver que te voy a matar y no lo hago hasta la de tres. Escenas eternas de me escondo por aquí, aparezco sombreado por allá y juego a aparecer y desaparecer todo el tiempo, donde uno se pregunta porque no se mata "yendo al grano" y uno acaba resolviendo que porque había que llegar a los 90 minutos de rigor. La sensación de producto hueco, prefabricado, acartonado y amoldado a las convenciones más aburridas del género es patente a lo largo de casi todo el metraje; solo despega un poco hacia el final, cuando se arriesga a hacer algo interesante alejado de lo más previsible. El hijo se aleja de propuestas muchísimo más interesantes como It follows, Hereditary o Babadook y se acerca a Annabelles, Nunca apagues la luz o Somnia. Una pena. El hijo 

Fist & Furious

Acción Crimen
8

Nam Guk Hyun es un reportero independiente que tiene un sexto sentido a la hora de capturar una exclusiva. Gi Man es un detective que está viviendo un trauma por la pérdida de su pareja. Con estos dos juntos, las cosas están a punto de complicarse....Fist & Furious Critica: llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.... Fist & Furious

El último disparo

Acción Crimen Suspense
5.4

El joven padre Will (Hayden Christensen) lleva a su familia en de viaje a una cabaña en el bosque. Por el camino, el Jefe de Policía (Bruce Willis) les aconseja tener cuidado, pues ha habido un robo en el banco local. Mientras están de caza, Will y su hijo Danny son testigos del intento de asesinato de un hombre tras otro intento de atraco a un banco, que esta vez ha salido mal. First Kill disparo Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. disparo Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. disparo