La última pelea

7.8
Drama ambientado en el mundo de las artes marciales mixtas. Un veterano de Vietnam (Nolte) abandona el boxeo para trabajar en una fundición de acero. Sus graves problemas con el alcohol han destrozado a su familia, pero llega un momento en que, arrepentido, deja la bebida y decide entrenar a su hijo más joven (Tom Hardy) para que participe en un torneo de artes marciales, en el que se enfrentará a su hermano mayor (Joel Edgerton). Warrior La última pelea Critica: Si revisamos el cine de los últimos años no encontraremos ninguna película de boxeo. Obviamente la temática deportiva suele aparecer como contexto de la historia o explicación de los personajes, pero en ningún caso estamos ante verdaderas filmaciones de combates cuerpo a cuerpo. The Boxer era un thriller político, Huracan Carter una trama carcelaria, Cinderella Man un relato de la crisis económica del 29, The Fighter se imponía como retrato familiar antes que como espectáculo pugilístico, y nada que decir sobre el magno melodrama de superación y resistencia que es Million Dollar Baby. Pero señores: nada que se asemeje a la lucha carnívora de los contrincantes subidos al cuadrilátero. La última pelea Warrior se desmarca de todos estos títulos y ofrece durante su última hora una fiesta de testosterona, guantazos y bloqueos. Nos lleva hasta la lona del ring, sentimos el sudor que recorre los músculos magullados de los luchadores, incluso palpamos la tensión de los vestuarios, las ganas por llegar hasta el combate final y vencer en el último round. Warrior reproduce la parafernalia que rodea un torneo de boxeo, y lo hace llevando la cámara a escasos milímetros de los protagonistas, con una banda sonora potente y unas interpretaciones tan trabajadas como los cuerpos de los actores. La última pelea Y se preguntarán: ¿qué sucede en la primera hora? Pues muchos de los elementos ya vistos en las películas citadas. Aunque el guión se encarga de desvelar sus cartas poco a poco, de forma que nunca intuímos la relación de los dos protagonistas hasta bastante tarde. Nick Nolte oposita para el Oscar y Gavin O' Connor suma una película manida, grandilocuente, con frases efectistas y un claro sentido de la justicia que premia a los personajes en la foto finish de su esfuerzo físico y acto heroico. No pasará a la historia, y por reflejar un 'deporte' típicamente yanki tendrá difícil su consolidación entre nosotros. Pero que nadie le reste méritos a Warrior: juega limpio, pega de frente y sacude allá donde cierto cine academicista no se atreve a llegar, o sea, al espectáculo de técnica impecable y genial aportación actoral que no reniega de la épica de la victoria, del 'impossible is nothing' o del 'happy ending'. Muy recomendable. La última pelea
<

Descargar

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080P Español Latino 16/12/2019 1.29 GB 4541 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

De libros, amores y otros males

Drama
6.4

En un pequeño pueblo de la Inglaterra de 1959, una mujer decide, en contra de la educada pero implacable oposición vecinal, abrir la primera librería que haya habido nunca en esa zona. De libros, amores y otros males Critica: Así lo sentí nada más salir de la sala de cine. A priori, una película con elementos que me gustan: la temática, la ambientación, los actores y las actrices. Lamentablemente, bastan cinco minutos para que la decepción empiece a asomar la colita. Quieres pensar que no, que todo va a remontar según avance la trama y la relación entre los personajes se afiance, pero es un aspecto que nunca llega a producirse. Desde mi punto de vista, la película fracasa en el montaje, en la dirección de actores, en la interpretación, en el guion y por un abuso constante de la voz en off. Todo ello da como resultado lo peor que puede ocurrir en el cine: que nada te emocione, que nada te conmueva. El montaje se siente deslabazado sin que haya un sensación de conexión entres escenas y cambios de escena. La falta de ritmo es constante y la estupenda fotografía se queda en eso, en bellas estampas sin solución de continuidad. A esto se le suman las continuas, innecesarias e idénticas gesticulaciones faciales de Mortimer que utiliza en todo momento para toda clase de emociones a quien se le suma un James Lance sobreactuadísimo (el nihilista Mr Thorne) que produce extrañeza y sonrojo en cada escena por su aparatosidad gestual más que ser seña de personalidad. La niña, Honor Kneafsey, sientes en todo momento que está desaprovechada, al igual que Bill Nighy y Patricia Clarkson, dos estupendos profesionales. De los más secundarios y terciarios mejor no hablar. Porque el guion también va a saltos en ese afán de soltar frases lapidarias. No funcionan en casi ninguna ocasión entre casi ningún personaje, y así poco se puede hacer. Al no tener un montaje adecuado ni un guion que defina personajes (además de la cargante voz en off), las interpretaciones fracasan, los sentimientos no llegan. Y el problema es que quieres emocionarte, empatizar, pero es imposible. No entiendes por qué adjudican a la protagonista el adjetivo "coraje" (tienes que adivinar que simplemente por el hecho de abrir una tienda y no hacer caso de la rica del pueblo que está acostumbrada a hacer lo que le viene en gana ya es muy valiente, aunque no haga nada más y luego el coraje brille por su ausencia cuando tiene que luchar de verdad), por qué la mala es tan mala (sí, hace lo que quiere... pero para abrir un centro cultural, carajo, que no va a abrir una tienda de ropa. Además, apenas aparece en la película), por qué se llevan tan bien Nighy y Mortimer hasta el punto del enamoramiento si la relación no está construida bajo ese prisma. Termina la película de una forma incendiaria pero la apatía se ha instalado en mí y ya ni siquiera ese último gesto de resistencia llega al corazón, porque de nuevo ahí está esa voz en off que te dice lo que tienes que sentir, la moraleja. Resoplas, te pones la chaqueta, sales del cine y sientes tanto, tanto, tanto que la película no te haya gustado...

Tío Frank

Drama
7.2

En 1973, cuando Frank Bledsoe y su sobrina de 18 años Beth inician un viaje por Carretera de Manhattan a Creekville, Carolina del Sur, para asistir al funeral del patriarca de la familia, se les une inesperadamente Walid, el amante de Frank.... Tío Frank Critica: Una cinta de carácter intimista y sencilla en su desarrollo que canaliza la historia a través de Beth (Sophia Lillis), que resulta simpática en todo momento y está en años de crecimiento y madurez. Tiene una familia bastante real, con lo bueno y lo malo, y a través de sus ojos conocemos a su tío Frank (Paul Bettany), alguien distinto, inteligente y más empatico, con el que conecta mejor. Aún siendo un trabajo muy alejado de la calidad y la complejidad del guionista y creador de obras como American Beauty o A dos metros bajo tierra, Alan Ball, si resulta lúcida y agradable en todo momento, sin caer en tópicos y logrando veracidad en una historia de prejuicios y crecimiento personal en la que Frank debe asistir al funeral del patriarca de la familia, quien nunca había llegado a aceptarle tal como era. Anclada en la década de los 70s, su ambientación es sin duda uno de sus puntos fuertes, contando con una buena recreación y cuidado por el detalle. Una cinta en la que nada desentona y muchas cosas resultan agradables como la presencia de Berh o el carisma de Walid (Peter Macdissi), pero en la que solo una sobresale, eso si, con gran altura, la interpretación sutil y humana como Frank de Paul Bettany.... Tío Frank

Lejos del mundanal ruido

Drama Romance
7

Se trata de un retrato de una heroína victoriana que sabe lo dificil que es para una mujer definir sus sentimientos en un lenguaje creado principalmente por el hombre para expresar los suyos. De carácter fuerte e independiente, esta heroína, joven propietaria de la mayor granja de su localidad, está en situación de elegir entre los tres pretendientes que la rondan. Dichos pretendientes son Gabriel Oak, criador de ovejas; Frank Troy, un apuesto y temerario sargento; y William Boldwood, un maduro y próspero soltero. Al elegir descubrirá en poco tiempo que ha renunciado a la sencillez de la vida de soltera para convertirse en la humilde mitad de un indiferente todo matrimonial. Far from the Madding Crowd Critica: Película con una buena dirección de Thomas Vinterberg, dentro de los cánones de una cinta clásica. Tiene un guión trabado, salvando algún pequeño desliz, y escrito con solvencia por David Nicholls, adaptación dela novela de Thomas Hardy (1840-1928), Far from the Madding Crowd (1874), donde escribe sobre los detalles de la vida rural inglesa que el escritor tanto apreciaba. La música de Craig Armstrong es bastante buena como banda de la obra que goza además de una preciosista fotografía de Charlotte Bruus Christensen, que retrata tanto los primerísimos planos como pinta los hermosos paisajes ingleses. Lejos del mundanal ruido El reparto es sobre todo Carey Mulligan, que hace un trabajo antológico e incluso salvaje, sosteniendo ella misma a la tozuda y libre heroína adelanta a su tiempo Bathsheba Everdene, con grandes dotes expresivas y de sintonía con el público, que sabe como nadie aguantar los primeros planos; además, y además es una mujer muy bonita y de original físico, desde mi modo de ver. Le acompañan con actuaciones bastante buenas del actor belga Matthias Schoenaerts, tal vez un tanto inexpresivo, pero en realidad ese es su papel y lo hace bien; Tom Sturridge hace muy bien su rol de soldado seductor, jugador y buscavidas; Michael Sheen interpreta al tercer pretendiente en ciernes de la chica, un hombre metido en años pero que ansía con ilusión infantil ser aceptado por Bathsheba y eso lo hace muy bien. Acompañan actores y actrices muy buenos como Juno Temple, Jessica Barden, Hilton McRae o Richard Dixon por mencionar algunos. Lejos del mundanal ruido El film es un auténtico y fascinante drama, y la película hace honor a los temas básicos de la misma obra que lo inspira, con una producción sólida y brillante. Esto es tanto más evidente como película de época que es, lo cual a Vinterberg le sale muy bien. Tiene además un ritmo ágil y el tono pesimista que caracteriza la obra de Hardy. Lejos del mundanal ruido

Doctor Strange: Hechicero Supremo

Acción Aventura Ciencia ficción Fantasía
7.4

La vida del Dr. Stephen Strange cambia para siempre tras un accidente automovilístico que le deja muy malheridas sus manos. Cuando la medicina tradicional falla, se ve obligado a buscar esperanza y una cura en un lugar impensable: una comunidad aislada en Nepal llamada Kamar-Taj. Rápidamente descubre que éste no es sólo un centro de recuperación, sino también la primera línea de una batalla en contra de fuerzas oscuras y ocultas empeñadas en destruir nuestra realidad. En poco tiempo, Strange, armado con sus poderes mágicos recientemente adquiridos, se ve obligado a elegir entre volver a su antigua vida de riqueza y prestigio o dejarlo todo, para defender el mundo como el mago más poderoso del planeta. Doctor Strange Critica: Después de las últimas adaptaciones de Marvel/Disney a los cines, estaba bastante quemado: prostituían personajes, iban a los recursos fáciles, buscaban la comercialidad y taquilla sin miramientos... y me esperaba lo peor con respecto a mi personaje favorito de la Marvel, que para que vds. vean, no era Spiderman: cuando los niños estaban fascinados con el Capitán América o los Vengadores, yo alucinaba con el Dr. Extraño, un personaje que no tenía tantos músculos como La Masa, ni la tecnología de Tony Stark, pero que era capaz de controlar nada más y nada menos que la magia. Así como suena: hacía que su espíritu saliera de su cuerpo, abría portales dimensionales, controlaba el tiempo... casi podríamos decir que era el más poderoso de todos los superpoderosos (de hecho, en muchas de las mejores historias de la Marvel como "Civil War" -con Los Vengadores-, "El fin" -con los 4 fantásticos-, el Doctor Extraño tenía un gran protagonismo, como hechicero supremo y guardián de las artes ocultas que protege a toda la humanidad, nada menos...). Doctor Strange No era, pues, tarea fácil hacer una película "diferente" a todo lo ya visto. No se trataba ya de mamporros, muñequitos generados por ordenador, rayitos o musculitos. No. Se trataba de crear la más compleja adaptación al cine de un cómic tan complejo como el creado por Steve Ditko y Stan Lee allá por los años sesenta del pasado siglo: dimensiones paralelas, hechizos, conjuros, reliquias mágicas (que además tenían unos dibujos de lo más original). O sea, como Harry Potter, pero sin pamplinas. Y, señores, me quito el sombrero: Marvel/Disney me ha ganado por muchas razones con esta película. Empezando por la elección de Benedict Cumberbatch como Stephen Strange, una elección tan acertadísima como en su día lo fue Robert Downey Jr. como Tony Stark/Iron Man. El actor británico dota al personaje no solo de su egocentrismo y pedantería, sino además de un irónico sentido del humor que sorprendentemente ha desempolvado al personaje del mago más importante del planeta, actualizándolo y humanizándolo. En realidad todo el casting está brillantísimo, incluido Chiwetel Eijofor del que no me esperaba en absoluto un Barón Mordo tan bueno... Doctor Strange

Puente de espías

Drama Suspense
7.2

Década de los 60. Estados Unidos y la Unión Soviética se encuentran en plena Guerra Fría. El 1 de mayo de 1960 un avión espía americano fue derribado por el ejército enemigo cuando sobrevolaba territorio soviético. Sorprendentemente, el piloto, Francis Gary Powers, logra escapar gracias a su paracaídas. Cuando ya se creía a salvo, es capturado por los rusos. El abogado James B. Donovan (Tom Hanks, 'Al encuentro de Mr. Banks') es el encargado de negociar la liberación del soldado. Puente de espías Critica: Desde hace ya varias décadas, qué duda cabe, Steven Spielberg ocupa un lugar destacado en el Olimpo de los grandes de la Historia del Cine. Lo ocupa no solo por sus grandes películas y sus obras maestras, sino también por el papel que viene desempeñando en la industria desde casi los comienzos de su carrera, y la repercusión de la “marca Spielberg” a nivel popular. Asociado ya para los restos al epíteto de Rey Midas de Hollywood, un título del que habrá que ir pensando en destituirle un día de estos (desde hace cuánto hace que no tiene un pelotazo en la taquilla; ni siquiera Tintín lo fue), Spielberg es un cineasta a redescubrir a partir de sus títulos más olvidados o menos reconocidos. Y sospecho que “El puente de los espías” lleva camino de convertirse en uno de ellos de aquí a nada. Puente de espías Y es que una cosa hay que dejar clara: nadie rueda en el cine actual con la elegancia y la sobriedad con la que rueda Steven Spielberg sus películas. Luego ya podemos hablar de si son películas mejores o peores, podemos entrar a debatir sobre si es un tipo convencional, ñoño, patriotero o manipulador. Son pequeños matices que se quedan en nada cuando vemos esa elegancia y esa sobriedad con la que están enfocadas la práctica totalidad de sus trabajos. Eso que en parte le convierte en un director transgresor que, frente a muchos gurús del cine moderno, antepone la narración al artificio, la elegancia y sobriedad en unos tiempos en los que la elegancia y sobriedad son valores que cotizan claramente a la baja. “El puente de los espías” es una película sobre los años cincuenta que parece haber sido rodada en los años cincuenta; no hay más que ver la película para comprobar que lo que acabo de decir no tiene un pelo de peyorativo. Puente de espías Spielberg nos coloca aquí ante la historia de un hombre normal – y quién mejor que Tom Hanks para encarnarlo- en medio de un conflicto que le supera y del que sólo quiere desembarazarse cuanto antes. Coger su abrigo y tomar la puerta porque echa de menos su hogar y su cama. No le quedará otra que apelar a sus propios principios e ideales, a su sentido individual de la justicia. Sus valores, los de la sociedad americana de la época que en este caso no podía hacer como los Marx que si no le gustaban tenían otros.El nuevo trabajo de Spielberg entronca muy bien con el anterior, “Lincoln”, en el que también se recalcaba esta idea. La historia frente a la Historia, el hombre frente a la Humanidad. No hay buenos ni malos en un mundo en el que somos simples peones en el gran tablero universal. En el fondo, importa poco sacrificar un peón por un alfil, valen casi lo mismo. Es lo que hay, ante esto no cabe manipulación alguna – en este sentido, el guión viene avalado por unos tipos tan poco sospechosos de manipuladores como los Coen-, a Spielberg sólo le interesa lo que tiene en la cabeza el personaje de Hanks, y con él toda una sociedad dominada por la histeria colectiva, lo que podamos interpretar nosotros a posteriori cincuenta años después se la trae al fresco.Bridge of Spies Puente de espías

Viaje 2: La isla misteriosa

Acción Aventura Ciencia ficción
6

Sean (Hutcherson) recibe una llamada de socorro desde una misteriosa isla, que no aparece en los mapas. Se trata de un lugar con extrañas formas de vida. Sean emprenderá la búsqueda acompañado de su padrastro (Johnson), de un piloto de helicóptero (Guzman) y su hermosa y temperamental hija (Hudgens). Secuela de "Viaje al centro de la tierra 3D". Journey 2: The Mysterious Island Viaje 2: La isla misteriosa Critica: No hay que tirarse de los pelos… Sobre todo Dwayne "The Rock" Johnson. “Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa” es una película de aventuras familiar para todos los públicos haciendo un mix de “La isla misteriosa”, “La isla del tesoro”, “Los Viajes de Gulliver”, y rematándolo con ese punto de partida que ya fijaba el final de la primera parte de la Atlántida, la ciudad perdida. Precisamente el libro sobre la Atlántida entregado al final de “Viaje al centro de la Tierra” por Brendan Fraser a Josh Hutcherson es parte de un relevo que ha engullido a Fraser para traernos a The Rock. Viaje 2 La película ofrece un popurrí de Verne devorado por el cine de entretenimiento familiar entre saltos de palomitas y empapado de la camiseta sudorosa de The Rock. Sin contar con el absurdo de la historia: al parecer la Isla se hunde cada 140 años pero su ecosistema de bichos que varían entre elefantes y tiburones bonsáis y lagartonas-hueveras gigantes asesinas se reproducen a una velocidad ininteligible. Por no hablar de ciudades desintegradas que al parecer se regeneran desde el fondo del mar… Viaje 2 La película también parece desarrollar su acción por el grado de sudor en la camiseta de The Rock. Aunque que más me ha sorprendido han sido las protuberancias que asomaban desde el interior de la camiseta del popular actor y luchador. Sus pezones, inicialmente borrados en las fotos promocionales (espero que no se haya usado Photoshop al detectar los agresivos pitones), aparecen constantemente marcados y en lugares diferentes en cada secuencia. Es imposible no fijarse en ellos porque además el actor se marca un ‘pecto-pop del amor’ como curso de ligue y funcionamiento a golpe de lanzamiento de baya a nuestra cara. Yo le hubiera puesto un sujetador porque realmente, y en 3D, esos pezones provocan bastante terror… ¡Más que todas las terribles criaturas que desfilan durante todo el metraje! Las tetillas de The Rock me han hecho añorar a Brendan Fraser… Un momento, ¿¡añorar a Brendan Fraser!? ¿Era eso posible? “De la Tierra a la Luna” parece ser el nuevo viaje… si el boxoffice acompaña, claro. Esperemos que The Rock no se quede atorado con sus pezones en un cráter… Aunque también me preocupa el sentido de la moda de Michael Caine: aparece inicialmente con un look de explorador africano y acaba convertido en uno de los integrantes de los Village People. Al parecer el comadreo que tuvo durante todo el metraje con The Rock y sus pezones le pasó factura… Viaje 2