La isla siniestra

8.1
Verano de 1954. Los agentes judiciales Teddy Daniels y Chuck Aule son destinados a una remota isla del puerto de Boston para investigar la desaparición de una peligrosa asesina recluida en el hospital psiquiátrico Ashecliffe, un centro penitenciario para criminales perturbados dirigido por el siniestro doctor John Cawley. Pronto descubrirán que el centro guarda muchos secretos, y que la isla esconde algo más peligroso que los pacientes. Shutter Island La isla siniestra Scorsese juguetea con los géneros como un niño travieso y convierte la novela de Dennis Lehane en un material explosivo e inquietante a partes iguales, dándole al espectador una serie de pistas para que vaya resolviendo, en paralelo a los protagonistas, el enigma que se oculta tras Shutter Island. Una secuencia en la que Edward Daniels (Leonardo Dicaprio) y Chuck Aule (Mark Ruffalo) son transportados la isla donde se encuentra la institución mental abre lo que poco a poco va a ir convirtiéndose en una pesadilla. Sorprende que Scorsese aborde esta historia no desde su sobriedad habitual sino desde una especie de mezcla entre el clasicismo (relativo, pues el director italo-americano nunca ha sido muy amigo de las convenciones) y lo moderno, aportando una dosis exacta de ambos factores para dar lugar a un thriller que no sorprende por su sobria dirección, dado que ya se partía de esa base, pero sí desde el empleo de la música*, a todas luces efectista, sin cortarse un pelo en exagerar o intentar dar presencia a secuencias no demasiado épicas a través de una partitura que sí remite a esta condición. La isla siniestra Shutter Island, como toda pesadilla, es además incoherente en sus formas. No presenta una narración lineal sino que alterna flashbacks con sueños y el presente, mezclándose todo de forma, eso sí, perfectamente clara, como una pesadilla lúcida (que son las más aterradoras). Esto nos lleva a estar pendientes en cada secuencia de hacia dónde se va a dirigir la historia, qué salto va a pegar para darnos una información que quizá parezca innecesaria pero que en algún momento va a formar parte de este gran puzzle, para dar lugar con el único epílogo posible, un poco previsible si se van siguiendo todas las pistas que el realizador de Toro salvaje, pero no por ello menos efectivo. Con unas interpretaciones realmente notables, especialmente por parte de los secundarios (Jackie Earle Haley, Michelle Williams, Ben Kingsley) y sobrias de Dicaprio y Ruffalo, que son quienes de alguna forma levantan el peso de la función, estamos sin duda ante un thriller psicológico que inquieta y deja con ganas de más, crudo, además de entretenido, que no por ser algo efectista se desvirtúa y se pierde en el camino. Por el contrario Scorsese, un realizador maestro, sabe cómo sacar provecho de estos recursos y les da forma sin esfuerzo en un epílogo realmente notable. Paso a spoiler para comentarlo. La isla siniestra
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080P Español Latino 15/12/2019 1.40 GB 7744 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Sightless

Suspense
7.7

Ellen, después de ser brutalmente cegada por un asaltante no identificado, se ha convertido en una verdadera encerrada, viviendo y trabajando fuera de su apartamento, sin aventurarse nunca afuera, esperando que su asaltante haga su próximo movimiento....Sightless Critica: Thriller de suspense psicológico con algunas trazas de terror que se eleva algo por encima de los telefilmes de psicópatas de Antena 3 los fines de semana. Una violinista de éxito es agredida y de resultas del ataque se queda ciega. Tendrá que readaptarse a sus nuevas condiciones de vida pero pronto empezará a preguntarse si las cosas son de verdad como ella las percibe. Precisamente ahí, en la percepción de la protagonista, se pierde un recurso que hubiera tenido mucha potencia, al menos visualmente: como cambian las cosas según la percepción de una persona invidente se va agudizando y va comprobando cómo son en realidad. Se juega con ello pero tímidamente, quizá no había más presupuesto para volcarse en ello con mucha más convicción. El caso es que hay que jugar con las cartas que nos dan, y aunque se aprecian mimbres no nos terminamos de quitar de encima la sensación de estar en un sábado viendo Antena 3 después de comer. Vale, brilla por encima del telefilm medio, pero eso no implica que raye a gran altura. Para colmo, la resolución final es de un enrevesado que te deja de piedra, con guiños a "Split" de Shyamalan incluidos para hacerla más bizarra. Algunas incongruencias y casualidades fáciles terminan de consolidar la nota en un cinco pelado, porque entretiene y, bueno, nos mantiene con cierta intriga hasta el final. Y eso es todo... Sightless

Contra lo imposible

Acción Drama
7.7

Se centra en un excéntrico y decidido equipo americano de ingenieros y diseñadores, liderados por el visionario automovilístico Carroll Shelby (Damon) y su conductor británico Ken Miles (Bale). Henry Ford II y Lee Iacocca les dan la misión de construir desde cero un nuevo automóvil con el fin de derrocar el dominio de Ferrari en el Campeonato del Mundo de Le Mans de 1966. Le Mans '66 Ford v. Ferrari Contra Critica: una es hacer una cinta que tome como trasfondo el automovilismo, pero buscando ante todo un entretenimiento, espectáculo sin más para los que son aficionados y para los que no (sobre todo para estos últimos, que son la mayoría). Aquí, cualquier parecido con la realidad, tanto en los personajes como en el desarrollo de las carreras, es pura coincidencia, ni se pretende. Ejemplos podrían ser "Días de trueno", o sobre todo la disparatada "Driven", con el inefable Stallone. Contra - la otra sería un tipo de película con rigor histórico y técnico, para reflejar de la forma más fiel posible cómo eran este tipo de carreras. Entonces el problema es que puede convertirse en un pseudo-documental que hará las delicias de frikazos de las competiciones del motor, pero resultará tediosa para el público general, que además no entenderá buena parte de los aspectos técnicos. En esta línea se encuentra la célebre cinta de "Las 24 Horas de Le Mans" de Steve McQueen, y la magnífica "Grand Prix" de John Frankenheimer. En cualquier caso el nicho de espectadores de estas dos claramente son aficionados al deporte del motor. Pero ambas tienen el gran acierto de entregar una recreación dramatizada. Es decir, una historia de ficción con personajes ficticios, aunque tomando como inspiración, respectivamente, una carrera (Le Mans 70) o campeonato real (el mundial de F-1 de 1965), y personajes reales. Se tomaba así la prudencia de no querer contarnos en ningún momento unos hechos reales al 100 %, algo que sí pretende hacer “Le Mans ‘66”, y es ahí donde naufraga estrepitosamente. Contra Una mezcla de ambos planteamientos se produjo, de forma muy acertada, en la estupenda “Rush” de Ron Howard. Pero si esto era lo que se pretendía en “Le Mans ‘66”, el resultado ha sido equivocado, porque al final es una película claramente orientada al espectáculo palomitero con el grave error, que a mi juicio condena la cinta, de querer, presuntamente, contarnos unos hechos y personajes reales. Y no lo hace, porque casi todos los aspectos técnicos, cronológicos, o deportivos que aparecen, están manipulados, o directamente inventados, falseados. Es decir, que el rigor histórico que se supone debe tener, no existe por ningún lado. Contra

Historia americana X

Drama
8.4

Derek Vinyard (Edward Norton), es el líder de un grupo neonazi. La vida de Derek transcurre entre las acciones de su grupo (asaltar tiendas de inmigrantes, dar palizas a afroamericanos...) y su vida familiar: una madre enferma, una hermana, de ideas opuestas, y un hermano menor que lo idolatra. Derek es condenado por asesinato. Cuando sale de prisión, regresa a casa, dispuesto a empezar una nueva vida, pero descubre que su hermano (Edward Furlong) prosigue el camino que le metió en la cárcel. American History X Historia americana Critica: Y no es ningún tipo de favoritismo el que me hace presentaros al actor protagonista por encima de todo lo demás, no; me parece que las razones para hacerlo son lo suficientemente obvias, ya que en mi opinión, esta vez es una de esas ocasiones en la que un actor hace subir varios peldaños a la cinta que protagoniza. Historia americana En este caso, el trabajo del norteamericano que más tarde actuara en películas como El Club de la Lucha, o El Ilusionista, así como en otras cintas de menos éxito; convierte una película muy buena en algo verdaderamente sobresaliente. Y es que llevando casi todo el peso dramático en su musculosa espalda, Edward Norton hace un trabajo de los que perduran un buen tiempo en la memoria, uno de esos que extienden una alfombra roja camino hacia nuestro reconocimiento. Pero no me voy a quedar ahí, porque American History X es mucho más que un solo actor; por ejemplo podría decirse tranquilamente que es una de las películas más conocidas de los noventa, tanto que muchos padecen hoy día una especie de "síndrome del espectador quemado" por culpa de los bienintencionados que desde el 98 acudieron en masa a decirle aquello de, "Tío, tienes que ver esta peli porque es la ostia". Lo peor de todo es que por muy cansinos que fuesen (o seamos) los defensores de esta cinta, tienen (o tenemos) buenas razones para defenderla. Por ejemplo, una historia seria, sobria y consistente sobre odios raciales, donde se nos retrata el sinsentido de la xenofobia como un mal que nos carcome sin hacer ascos a ningún sector social. En esta historia el odio está reflejado en uno de sus casos más extremos, como es el de una organización Neonazi, pero el retrato y la advertencia va más allá, sugiriéndonos que no es bueno quedarse en los extremos cuando se habla de un mal tan peligroso, porque ese odio también afecta o nace a un padre de familia trabajador cualquiera, o en cada uno de nosotros. Historia americana Con un toque tan crudo como preciosista (y en ocasiones efectista), un ritmo y un desarrollo que no te deja salirte de la historia, y con un guión y unos diálogos realmente asombrosos, American Story X es una de esas películas que ningún aficionado al cine debería perderse, es más, algunas escenas puntuales merecen la pena ya de por sí mismas... Y aún a riesgo de ser cansino y quemaros un poquito más, dejaré un último consejo para los que aún no la hayan visto; "Tenéis que ver esta película porque es la ostia".

En guerra con mi abuelo

Comedia Drama Familia
6

El joven Peter se ve obligado a abandonar su habitación cuando su abuelo Ed, recientemente enviudado, se muda a su casa. Con la ayuda de sus amigos, Peter declara la guerra a su abuelo para hacerle abandonar la habitación, pero Ed es un testarudo y no va a ponérselo nada fácil.... En guerra con mi abuelo Critica: Que la carrera de Robert De Niro ya no es lo que era, no es ningún secreto. Es por ello que ya no sorprende verle en productos de todo tipo, como el que nos ocupa, siendo en este caso la típica comedia bobalicona que no ofrece nada nuevo, siendo una producción familiar perfecta para los menos exigentes. Y ojo al resto del reparto, con profesionales como Uma Thurman (que también vivió tiempos mejores… Tarantino, dónde estás cuando te necesitan…), Christopher Walken (recordar que ya coincidió con De Niro en el clásico El Cazador…) o Jane Seymour, estando su talento muy por encima de un film que no merecía semejante elenco de actores. Pero así son las cosas. La película debería haberse estrenado a principios de 2018 (aunque se podría haber estrenado hace treinta años que nadie notaría la diferencia…), llegando este año por fin a los cines, en plena pandemia. Pues vaya ojo. Los críticos la han machacado sin piedad, siendo una cinta inofensiva, que se consume tan rápido como se ve y que sólo destaca por su llamativo reparto. Eso es todo. La dirección deja bastante que desear, con una labor tras las cámaras bastante endeble y digna de una tv-movie, o de la nueva bobada navideña de Netflix. Me extraña que algo así haya llegado a las salas de cine, cuando hubiese sido una opción perfecta para la plataforma. Ahí han estado lentos.... En guerra con mi abuelo

Adiós Berlín

Comedia Drama
6.8

Maik, un muchacho de 14 años marginado por su clase, crece en el seno de una familia rica y disfuncional en Berlín. Durante las vacaciones veraniegas, su alcohólica madre ingresa en rehabilitación mientras su padre se ausenta con su joven ayudante por un presunto viaje de negocios. Maik está solo en casa, en su piscina, hasta que un nuevo compañero de clase llamado Tschick, joven inmigrante ruso, aparece con un coche robado. Juntos se lanzan a la carretera sin plan aparente. Tschick Adiós Critica: Fatih Akin dirige esta road movie con dos protagonistas atípicos. En la flor de la vida pero marginados y con una situación complicada. En Maik (Tristan Göbel) y Tschick (Anand Batbileg), que es el nombre de la película original, veremos el proceso multicultural de Alemania, la disfuncionalidad de la familia y la adolescencia en sí misma narrada con una sencillez pasmosa, pero no por ello menos interesante y contundente. Interesante la lectura sobre la madre que hace Maik en clase y le sirve para conseguir marginarse todavía más. Sin embargo, la llegada de Tschick, un asiático inmigrante ruso hará que ese verano sea diferente y revelador para ambos. Adiós No se les ocurrirá otra cosa que robar un coche y viajar con él hacia donde les lleve, encontrándose en situaciones variopintas y con un aprendizaje convertido en una huida hacia adelante que, si bien acaba siendo una película feel-good, nos muestra los clichés de la sociedad y el poder de la amistad más sincera. El amor de la chica más popular de la clase se le resiste a Maik, que cuando esta ni siquiera le invita a su cumpleaños ve cómo su vida entra en barrena. Fatih Akin, su director, carga GOODBYE BERLÍN en las espaldas de ambos con gran acierto, puesto que tanto Tristan Göbel como el desconocido Anand Batbileg dotan al filme de gran carisma y personalidad. Adiós TSCHICK es un golpe de aire fresco en la cartelera que, si bien no aporta nada nuevo y tiende hacia el optimismo, supone un gran entretenimiento y buenas dosis de reflexión para los que sepan ir más allá de la sencillez que parece proponer. Familia, educación, inmigración, amistad... Una road movie que sabe divertir y tiene grandes dosis de humor, es magnética y reveladora en un mundo en el que los adolescentes solo se preocupan por la cantidad de likes y me gusta que reciben por unas fotos retocadas en redes sociales. Adiós

El milagro del Padre Stu

Drama
7.4

La historia real de un boxeador convertido en sacerdote. Cuando una lesión pone fin a su carrera como boxeador amateur, Stuart Long se muda a Los Ángeles en busca de dinero y fama. Mientras se las arregla como empleado de un supermercado, conoce a Carmen, una maestra de escuela dominical que parece inmune a su encanto de chico malo. Decidido a ganársela, el agnóstico de toda la vida comienza a ir a la iglesia para impresionarla. Sin embargo, un accidente de motocicleta lo deja preguntándose si puede usar su segunda oportunidad para ayudar a otros, lo que lo lleva a darse cuenta de que está destinado a ser un sacerdote católico.... El milagro del Padre Stu Critica: Se trata de una película de temática religiosa y más en concreto católica. Ante lo cual y a priori la mayoría de las críticas que podamos leer sobre ella no tendrán piedad y desconsiderarán el filme lo más posible, pues al parecer el catolicismo es la única religión del mundo (y encima con dos milenios de antigüedad) que la generalidad de librepensadores, liberales, progres, ateos, post-religiosos y amilanados de toda clase de pelaje, se atreven a atacar, despreciar y perseguir con saña. Entonces, yo proclamo que este filme es muy estimable e imantador, argumentando como argumenta la vida de un hombre real anti religioso (hijo de padres descreídos, medularmente poco ejemplares e intrascendentes), quien por conquistar a una mujer catequista de la que se enamora, consiente en pasar por ciertos aros de religamiento como son el asistir a catequesis y ser bautizado en la Iglesia Católica, con tal de que ella lo acepte como novio. Y la cosa no para ahí, sino que la transformación de él irá a más. Todo ello, resulta sobresaliente y digno de atención vista la destrucción casi total de las más mínimas nociones morales-religiosas dentro de las familias o la clase de religión católica en las escuelas de hoy en día; hasta el punto que en las sociedades «civilizadas-demócratas» se ha llegado casi a la desaparición cultural de Dios y de la teología tomista. Pero, como Dios ES y la presencia cultural de Dios es la base imprescindible para que sea posible la experiencia de su presencia sapiencial (y esto ningún negado o negador puede evitarlo), por más que culturalmente a Dios lo hayan convertido en un «extraño en nuestra sociedad», antes o después, de una manera o de otra, necesaria y sapiencialmente Dios muestra su gracia, su insuperable fuerza espiritual y transformadora sobre lo más resistente e insospechado. Así lo vemos en esta película, siendo testigos de una conversión muy difícil e inesperada de un hombre golpeador y golpeado, Stuart Long, que llega a aguarle la fiesta a sus progenitores y, lo más sorprendente, a la misma cautivadora que lo atrajo a su religión.... El milagro del Padre Stu