Jinetes de la justicia

7.3
El militar Markus debe regresar a casa con su hija adolescente, Mathilde, cuando su esposa muere en un trágico accidente de tren. Todo parece ser a causa de la mala suerte, hasta que Otto, experto en matemáticas y también pasajero de tren siniestrado, aparece con sus dos excéntricos colegas, Lennart y Emmenthaler. Otto está convencido de que alguien está detrás de todo esto. Jinetes de la justicia Critica: Anders Thomas Jensen es ante todo un guionista. A pesar de algunos logros bajo su dirección, hay títulos impresionantes de los que solo es autor del guion original, como Efter brylluppet (Después de la boda), Brødre (Hermanos), Elsker dig for evigt (Te quiero para siempre), y la multipremiada Hævnen (En un mundo mejor), solo por nombrar unas pocas obras maestras en una carrera de casi 25 años y 50 filmes escritos. Su modo singular de escritura desprecia los géneros, lo que siempre es bienvenido, aunque constituye un primer escollo para el espectador que busca completar el crucigrama. Puede uno preguntarse, por ejemplo, ante I Kina spiser de hunde (En China comen perros), si uno se encuentra ante una monumental pavada o ante una obra completamente genial. Pero si se logra dejar que vengan los estímulos que propone la obra, detrás de la máscara del absurdo se esconde un cedazo que filtra cada conducta humana, sus brillos y sus llagas, sus gracias y sus desdichas. Es lo que sucede con el film que nos toca. Retfærdighedens ryttere (The raiders of Justice), es una pintura humana despojada de todo prejuicio, construida con ingenio y con detalles abrumadoramente precisos en cada personaje. Habla del tiempo, del duelo, de la imposibilidad de la entropía, de la triste ilusión de que un algoritmo todo lo resuelve. Habla de la inutilidad de la venganza, de que el humor puede ser el camino más directo al dolor, y a la vez su bálsamo y su vía de elaboración. Sospecho aquí el encuentro de dos obsesiones. La de un militar parco, tosco e implacable, con la de un matemático delirante, torpe y buenazo. La luz que provoca el choque de esos mundos estalla en dados de posibilidades. El desasosiego se les viene encima como un torbellino y acapara sus acciones y las nubla. Todo ello, sin perder jamás el tono socarrón con todas sus complejidades y paradojas. Jinetes de la justicia En mi opinión es un film imperdible, y tal vez el primero donde Jensen, además de su guion memorable, asume la dirección con la maestría con que otros, como Susanne Bier, han tratado sus obras en el pasado. Y si algo de lo que aquí expreso les sucede, busquen la filmografía de Jensen como guionista, y empiecen a pasear. Encontrarán un mundo sorprendente, a veces sórdido, otras hermoso, con un ajustado sentido del humor, y con el aprovechamiento del absurdo para entonar el drama, explotar el gozo, sublimar la tragedia, y acaso favorecer su catarsis. Jinetes de la justicia
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Torrent 1080 MicroHD Español Castellano 05/01/2022 4.51 GB 1172 Descargar
Torrent 720p Español Castellano 05/01/2022 3.46 GB 1184 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Tú me entiendes

Drama Romance Suspense
5.6

Tyler está enamorado de su novia Ali, pero tras una discusión pasa una noche inolvidable con la sexy Holly. Al día siguente descubre que Holly es una estudiante nueva en su escuela. You Get Me entiendes Critica: Thriller con adolescentes, plagado de una estética de videoclip, y con la belleza y los los cuerpos esculturales de las dos protagonistas resaltando sobre todo lo demás. entiendes Y es que todo lo demás apenas se da cita. El argumento es el de siempre: alumna guapísima con un componente obsesivo de posesión, y otros problemas psiquiátricos, que hará imposible la vida de dos novios y que no dudará en llegar al asesinato para conseguir alcanzar sus delirios amorosos. Como vemos, ninguna novedad en este aspecto. Los personajes están trazados sin indagar en su psicología --solo alguna breve e implícita pincelada-- y donde sobresale, como ya he anotado, la hermosura física de las dos actrices, así como los modelos de sus atuendos, a la problemática interna que explique sus conductas vitales. entiendes El ritmo es entrecortado, debido a esa estética publicitaria a la que hacía referencia, y sin equilibrio alguno, con secuencias reiterativas, tanto en sus escenarios como en sus contenidos, que no poseen, muchas veces, lógica alguna, ni de duración ni de entramado narrativo. Estamos, pues, ante un thriller en el que priman los fuegos de artificio sobre la esencia fílmica, la cáscara estética sobre la médula cinematográfica, las posturas externas sobre la tensión de la historia. Y con un final tan anodino como moralizador. Únicamente --también es de agradecer-- la presencia subyugadora de las actrices Bella Thorne y Halston Sage y sus bastantes interesantes interpretaciones --en menor medida la del actor Taylor John Smith--, salvan del desastre perenne esta nada original película. entiendes

Investigación secreta

Acción Aventura Ciencia ficción
4.8

En un futuro distópico donde el gobierno estadounidense ha promulgado una operación secreta para incinerar a aquellos que se consideran prescindibles, un agente se vuelve insolente e intenta escapar a Canadá junto con una mujer y su joven hijo. The Humanity Bureau secreta Critica: Creo que Pablo Maestre es un fan incondicional de Nicolas Cage, pues él dice que el momento cumbre del actor se sitúa en el 2005, y a mí me parece que el declive de Cage comienza con el cambio de milenio, allá por el año 2000. Pues a partir de esta fecha comienza la caída libre de la carrera de este, hasta entonces, buen actor. secreta Empieza haciendo buenas intervenciones en míticas películas como "La Ley de la Calle" (1983), de F.F. Coppola, excelentes interpretaciones en "Birdy" (1984), de Alan Parker y "Cotton Club" (1984), de nuevo de F.F. Coppola, o más tarde, en (1989), "Peggy Sue se casó". De la mano de David Lynch, protagonizó "Corazón Salvaje" (1990) y, para mí, la mejor actuación de Nicolas, "Leaving Las Vegas" (1995). Es posible que este 1995, y no el 2005, sea el cenit de Cage, pues a partir de este momento, para mi entender ya no se superará a nivel personal, aunque si interpretará buenos papeles hasta llegar a finales del 2000, como por ejemplo: "La Roca" (1996), "Face to Face" (1997) o "Asesinato en 8 mm" (1999). Ya dentro del nuevo milenio, en el 2002, interpretará a Kauftman en "Adaptation (El ladrón de orquídeas)", de la mano de Spke Jonze, haciendo un muy buen papel, pero no excelente. Le seguirán, durante esta década, la del 2000, buenas películas, "Los Impostores", (2003), "La búsqueda", (2004), o "El Señor de la Guerra", (2005), pero ya se comienza a vislumbrar su descenso al abismo y en el mundo de tinieblas de las películas cada vez peores y de peor calidad. secreta

Bad Blood

Crimen Drama
7.4

Dramatización sobre la vida y muerte del capo mafioso de Montrel Vito Rizzuto y sus asociados, que presidieron el crimen organizado de Montreal durante décadas. Bad Blood Bad Critica: Es “Bad blood” la nueva “Los Soprano”? Pues si y no. Personalmente y en diferente registro, la serie de mafiosos que vino a sustituir a “Los Soprano” fue “Breaking Bad” y esta la sustituyó (volviendo a cambiar de registro) “Hijos de la Anarquía”. “Bad Blood” es una vuelta a los orígenes de las series mafiosas, en un tono menor y más lineal (pues describe hechos reales) aunque con cierto encanto propio de las series de otra época. “Bad blood” sabe que el secreto consiste en tirar de clichés y en tener buenos actores en un escenario adecuado. Quizás el escenario (Montreal, Canadá) podría haber sido más icónico pues parece cualquier otra ciudad, a diferencia de “Los Soprano” (New Jersey, New York), “Breaking Bad” (Alburquerque) o “Hijos de la Anarquía” (el pueblo ficticio de Charming, en California) donde la localización es un personaje más, quizás uno de los más reconocibles. En cuanto a los actores, aquí si que han acertado, tirando una vez más de actores típicos de las películas de mafia que, además, son sólidos actores. Anthony LaPlagia está más que creíble (su rostro es valor seguro) y Kim Coates (la cuota “Hijos de la Anarquía”) está magnífico, convirtiéndose en el eje central de la serie y sustentando todo sobre sus hombros, con esa mirada tan peculiar y esa forma de interpretar cercana a un glaciar nórdico que, en ocasiones, demuestra una inusitada fragilidad. Bad Este puntaje de 8 era para lo que suponía que era la obra completa. Como estaba programada desde un principio, una miniserie de 6 capítulos basados en la historia verídica de la familia de Vito Rizzuto (Anthony LaPaglia) y sus socios, que dominaron el crimen organizado de Montreal durante décadas. Una historia bien contada, con algunas licencias históricas que se tomaron para llevarlo a la pantalla, como la presencia de un personaje adoptado por don Vito, el irlandés Declan Gardiner (Kim Coates), un tipo que dio todo por la familia sin conseguir jamás ser considerado parte de ella. De hecho, Declan es un personaje fundamental en esta trama, así como el más interesante a nivel psicológico. Bad

De libros, amores y otros males

Drama
6.4

En un pequeño pueblo de la Inglaterra de 1959, una mujer decide, en contra de la educada pero implacable oposición vecinal, abrir la primera librería que haya habido nunca en esa zona. De libros, amores y otros males Critica: Así lo sentí nada más salir de la sala de cine. A priori, una película con elementos que me gustan: la temática, la ambientación, los actores y las actrices. Lamentablemente, bastan cinco minutos para que la decepción empiece a asomar la colita. Quieres pensar que no, que todo va a remontar según avance la trama y la relación entre los personajes se afiance, pero es un aspecto que nunca llega a producirse. Desde mi punto de vista, la película fracasa en el montaje, en la dirección de actores, en la interpretación, en el guion y por un abuso constante de la voz en off. Todo ello da como resultado lo peor que puede ocurrir en el cine: que nada te emocione, que nada te conmueva. El montaje se siente deslabazado sin que haya un sensación de conexión entres escenas y cambios de escena. La falta de ritmo es constante y la estupenda fotografía se queda en eso, en bellas estampas sin solución de continuidad. A esto se le suman las continuas, innecesarias e idénticas gesticulaciones faciales de Mortimer que utiliza en todo momento para toda clase de emociones a quien se le suma un James Lance sobreactuadísimo (el nihilista Mr Thorne) que produce extrañeza y sonrojo en cada escena por su aparatosidad gestual más que ser seña de personalidad. La niña, Honor Kneafsey, sientes en todo momento que está desaprovechada, al igual que Bill Nighy y Patricia Clarkson, dos estupendos profesionales. De los más secundarios y terciarios mejor no hablar. Porque el guion también va a saltos en ese afán de soltar frases lapidarias. No funcionan en casi ninguna ocasión entre casi ningún personaje, y así poco se puede hacer. Al no tener un montaje adecuado ni un guion que defina personajes (además de la cargante voz en off), las interpretaciones fracasan, los sentimientos no llegan. Y el problema es que quieres emocionarte, empatizar, pero es imposible. No entiendes por qué adjudican a la protagonista el adjetivo "coraje" (tienes que adivinar que simplemente por el hecho de abrir una tienda y no hacer caso de la rica del pueblo que está acostumbrada a hacer lo que le viene en gana ya es muy valiente, aunque no haga nada más y luego el coraje brille por su ausencia cuando tiene que luchar de verdad), por qué la mala es tan mala (sí, hace lo que quiere... pero para abrir un centro cultural, carajo, que no va a abrir una tienda de ropa. Además, apenas aparece en la película), por qué se llevan tan bien Nighy y Mortimer hasta el punto del enamoramiento si la relación no está construida bajo ese prisma. Termina la película de una forma incendiaria pero la apatía se ha instalado en mí y ya ni siquiera ese último gesto de resistencia llega al corazón, porque de nuevo ahí está esa voz en off que te dice lo que tienes que sentir, la moraleja. Resoplas, te pones la chaqueta, sales del cine y sientes tanto, tanto, tanto que la película no te haya gustado...

La chica del tren

Crimen Drama Misterio Romance Suspense
6.3

Rachel (Emily Blunt) es una mujer devastada por su reciente divorcio que dedica cada mañana de camino a su trabajo a fantasear sobre la vida de una pareja aparentemente perfecta que vive en una casa por la que su tren pasa cada día. Pero una mañana Rachel es testigo desde la ventana del tren de un impactante suceso y se ve involucrada en un misterioso y desconcertante caso... Adaptación del best seller homónimo de Paula Hawkins. The Girl on the Train tren Critica: Cuando leí la novela, hará como un año, pensé que era muy cinematográfica, tanto por su estructura (los capítulos van alternando las voces de los personajes) como por su argumento. Por supuesto, a nivel interpretativo, ofrecía a la actriz protagonista, y a otra actriz con un papel más secundario, un buen lucimiento. tren Emily Blunt es Rachel, una mujer hundida por el abandono de su marido Tom. La chica tiene un grave problema de alcoholismo y no levanta cabeza. En sus viajes diarios en tren a Manhattan (a Londres, en la novela) ve por la ventanilla una estampa idílica de una pareja, en una bonita casa del extrarradio. La pobre Rachel idealiza esa pareja, como la imagen del amor verdadero que todos/as buscamos, pero, claro, no todo es tan idílico. La película, como la novela, pone el énfasis inicialmente en el muestrario de los personajes femeninos, tres mujeres (Rachel, Meghan y Anna), aparentemente muy diferentes entre ellas, pero con muchos puntos de encuentro y desencuentro. Tras ese inicio, donde se alternan, retazos de sus vidas, vamos descubriendo qué van escondiendo estos personajes, cargados de inseguridades, miedos, locuras, secretos, problemas no resueltos... Y con ellas, irrumpen los hombres de su entorno más inmediato, también tres, mostrando su cara real. tren La cámara, sin duda elegante, se mueve con sutileza, mostrando los rostros en primer plano (la cara demacrada de Rachel (aunque leyendo la novela me la imaginaba mucho peor), el rostro dulce y exótico de Meghan (con un parecido brutal con Jennifer Lawrence, por cierto), el semblante natural y calmado de Anna (el personaje más soso del terceto). Las localizaciones hacen el resto, como la fotografía: suman realidad, a la par que resultan tan idílicos como intrigantes, a medida que avanza la neblina que se lo va tragando todo. tren

Un hombre ordinario

Comedia Drama
6.1

Perry (Billie Joe Armstrong ), un exmúsico de rock, se enfrenta al décimo aniversario de la ruptura de su grupo, y todavía sigue sin adaptarse del todo al mundo real y a su trabajo en la tienda familiar. Cuando su esposa (Selma Blair), una importante abogada, y su hija olvidan su 40 cumpleaños, su hermano (Chris Messina), se apiada y le da el dinero para organizar una fiesta digna de una estrella de rock en un lujoso hotel de Nueva York. En la celebración, el pasado punk de Perry contrasta con su realidad de adulto, a medida que se encuentra con sus locos excompañeros de banda, su mejor amigo Gary (Fred Armisen ) y un antiguo amor ( Judy Greer), que le ofrece la oportunidad de revivir su estancada carrera, ¡todo en un solo día!. Ordinary World Un Critica: Siendo desde siempre Hollywood un baluarte en la defensa de los valores más conservadores y tradicionales fue durante el gobierno de Reagan cuando se puso de moda un tipo de películas en las que un hombre casado, con su familia y su trabajo y todo el american way of life a plena potencia caía en la tentación en forma de malvada mujer que pretendía arrastrar al protagonista a las redes de la infidelidad. El relato variaba poco y la moraleja era siempre la misma: Fuera del matrimonio y la familia convencional sólo hay infierno, dolor y problemas. Es en el seno de lo tradicional en el único sitio donde serás feliz y todo lo demás son tentaciones que debes evitar. Varias décadas después, Hollywood sigue ahí, exactamente en el mismo punto. Ya sea un ejecutivo de banca o un ex-rockero, el mensaje es el mismo. Afuera hace frío, es tentador pero es malo, la familia (convencional, para ellos no hay otro modelo) es lo único que importa, tu único refugio. Ordinary World partía de una premisa muy jugosa, ver al líder de Green Day interpretando a un miembro de una banda de rock que ha aparcado su carrera musical para criar una familia y trabajar en el negocio familiar de ferretería. Pero las dudas están ahí, la insatisfacción, la desubicación acompañan a Perry. ¿Merece la pena sacrificar tus sueños?¿Es esto lo que te espera para el resto de tu vida?¿Dónde están mis amigos, mis amigos donde están? cantaba Extremoduro. Con esos mimbres, con Selma Blair, con Judy Greer, tenía todos las cartas para contar una historia muy interesante. Pero el ancla moral está ahí, los valores sagrados que constituyen los cimientos de la moralidad (y la moralina) yanqui son un muro que no se puede saltar a menos que quieras caer en el underground y la marginalidad. Un