Hablando con él

7.2
Narra la inspiradora y poderosa historial real de Rachel Joy Scott, la primera estudiante asesinada en el tiroteo ocurrido en el instituto Columbine en 1999. I'm Not Ashamed Hablando Critica: Terminando de ver “I'm Not Ashamed” (2016) de Brian Baugh con Masey McLain, Sadie Robertson, Ben Davies, Korie Robertson, Cameron McKendry, Terri Minton, Victoria Staley, Jennifer O'Neill, entre otros. Drama basado en los diarios de Rachel Joy Scott, de 17 años, que fue la primera víctima de La Masacre de La Escuela Secundaria de Columbine, en 1999, que cobró la vida de 12 estudiantes y un profesor, en uno de los tiroteos más mortales de la historia de los EEUU. El diario como la película, está lleno de sus pensamientos y experiencias de vida durante sus últimos 16 meses, a menudo dirigiéndose a Cristo, al tiempo que vemos dibujos de su estado de ánimo; y escuchamos muchos poemas, oraciones y relatos de sus esfuerzos, ofrecimientos de amistad a quienes han sido considerados parias; aquellos sometidos regularmente a burlas debido a dolencias o discapacidades; y otros que conoció fuera de su escuela, que estaban solos o en necesidad. Por tanto, la protagonista se santifica al ofrecer su continuo apoyo a todas estas personas, y de buena gana, se reunió o conversó con ellos, transmitiéndole su continua amistad y apoyo. Hablando Scott es la principal protagonista, y la historia de los jóvenes que cometieron el tiroteo, Eric Harris y Dylan Klebold, está entrelazada con Scott, la cual era una devota cristiana que creía tener la teoría de que, “si una persona puede hacer el esfuerzo de mostrar compasión, entonces ellos comenzarán una cadena similar de acontecimientos” El objetivo del filme como del diario, y ella misma, fue abogar por la creencia en demostrar empatía y compasión como “la mejor forma de amor que los humanos tenemos para ofrecer”; por ello, todo el metraje es casi una historia a caballo entre el catequismo y el vía crucis de su vida, como adolescente que lidia con el amor, la presión de grupo, la obediencia, la imprudencia, la fe, la familia, el alcohol, y las drogas; todo ello hace que la historia de Rachel sea una de fortaleza y fragilidad, de valentía y de miedo. Como dato, Rachel Scott murió de múltiples disparos: En la cabeza, pecho, brazos y piernas; mientras almorzaba con un amigo, Richard Castaldo, en el césped exterior de la biblioteca. Después de eso, su coche fue transformado en un memorial adornado con flores en el parking del colegio por los afligidos estudiantes, de hecho, el Acura Legend rojo de 1988 real, se muestra al final de la película. Al tiempo, llama la atención que el filme deje por fuera al padre, Darrell Scott, que abandonó a la familia sin explorar las razones; después se dedicó al “negocio” con el “Rachel’s Challenge”, una organización sin ánimo de lucro, y que ha escrito al menos 3 libros sobre la vida de su hija y su impacto. Nada de esto sale en el filme… Hablando
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 12/04/2020 1.80 GB 1035 Descargar
Array 1080P Español Latino 12/04/2020 1.80 GB 422 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Keylor Navas: Hombre de fe

Drama
8.1

Un niño de una zona rural de Costa Rica llamada Pérez Zeledón, encuentra en el fútbol su pasión y una vía para una vida mejor. En su camino por alcanzar sus metas deportivas y profesionales, y ayudar a su familia, se enfrentará a una ciudad desconocida y a retos que pondrán a prueba su carácter, pero que le harán descubrir la verdadera fortaleza que hay detrás de sus sueños. Hombre de fe Keylor Critica: En los últimos años nos están llegando películas de tono biográfico, de personajes más o menos conocidos, y que recrean una parte o la totalidad de la vida de personalidades, y sobre la vida de futbolistas ya se han sacado adelante diferentes proyectos. En esta ocasión narra la vida desde que era un niño del actual portero del Real Madrid, y que no ha tenido un camino fácil en la vida teniendo en cuenta que vivía en una pequeña localidad costarricense, y que poco a poco gracias a su constancia y la fe en un dios que le va a ayudar ( como indica el titulo de la película ) son fundamentales para lograr cumplir su sueño: triunfar en el mundo del deporte. La cinta se inicia con un prólogo en donde vemos al personaje, en concreto al actor Matt Marquez que interpreta al Keylor Navas en su etapa adulta, por delante del estadio Santiago Bernabéu, y desde ese momento retrocede varios años atrás para darnos a conocer su infancia y adolescencia en profundidad con dos intérpretes diferentes, José David Coste que interpreta al niño y el citado Matt Marquez al adolescente y adulto. Keylo El personaje real no forma parte de la película, y su aparición es únicamente en los minutos finales cuando van apareciendo algunos rostros conocidos del equipo español encabezados por su entrenador en ese momento Zinedine Zidane con imágenes reales de algunos momentos de alegría en el vestuario blanco. Es difícil no empatizar con el actor más joven ya que, además de parecerse al personaje real salvando las distancias teniendo en cuenta la diferencia de edad, lo hace muy bien y está creíble en cada una de sus apariciones. Su presencia y la elección de este joven actor es lo más destacable de la película que de manera acertada prefiere abordar esos inicios del personaje en el mundo del fútbol y durante su etapa escolar y la vida diaria con su familia y amigos de San Isidro de El General en Costa Rica. Cuando los minutos avanzan la historia va perdiendo el interés, en parte porque Matt Marquez no está a la altura de su papel y tampoco se parece mucho a Keylor Navas, que me aleja de esa historia cuando se tiene que trasladar a San José después de su fichaje por el Deportivo Saprissa, uno de los equipos más legendarios del país. Keylor

La hija oscura

Drama
6.9

Las vacaciones en la playa de una mujer madura toman un giro oscuro cuando comienza a obsesionarse con otra mujer y su hija, lo que la obligará a tener que enfrentarse a problemas de su pasado y de su primera maternidad...La hija oscura Critica: Maggie Gyllenhaal se para, en esta oportunidad, detrás de las cámaras para presentar su ópera prima: un drama con tintes de thriller psicológico con el que ha obtenido la nominación en el rubro de Mejor Dirección de cara a los Globos de Oro. Olivia Colman (nominada también por este brillante rol) interpreta a una mujer que vacaciona en una isla griega, solitariamente. Allí, pone foco en una madre (Dakota Johnson, de magnética y convincente presencia) y en su pequeña hija. Una familia bastante extraña y de inquietante comportamiento, parece complicarle la estadía a nuestra protagonista. Gyllenhaal acierta cuando rodea al film de un halo enigmático, y consigue que uno, como espectador, se mantenga atento a lo que pueda ocurrir, ya sea a algún giro argumental inesperado o a una resolución que sorprenda. A veces, en ese constante amague, atrae y gusta, pero en ocasiones pierde levemente la fuerza de enlace. Jessie Buckley (en la piel de Leda, el personaje de Colman, de joven), nos regala una actuación sólida como una roca, cargada de expresiones de todo tipo. Jessie y Olivia, intercaladas entre presente y momentos pasados que nos permiten ir comprendiendo lo que le sucede en la actualidad tormentosa a la figura central, son quienes sobresalen en el film. Gyllenhaal aborda la complejidad de ser madre, los arrepentimientos, la dificultad de hallar una plenitud sexual cuando los hijos demandan atención y cuidado, y cuestiones en las que, lejos de juzgar, nos llevan a pensar sobre la inestabilidad que se puede experimentar ante este tipo de responsabilidades. Es en los flashbacks donde se refuerzan estos eventos, aunque algunos de ellos no funcionen o se sientan un poco reiterativos (principalmente los iniciales).... La hija oscura

Manos de Piedra

Drama
6.2

Biopic sobre el boxeador panameño Roberto "Manos de Piedra" Durán, quien es mundialmente reconocido como el mejor peso ligero de todos los tiempos, y también catalogado por muchos como uno de los más grandes boxeadores latinoamericanos y uno de los mejores libra por libra de la historia del boxeo. Hands of Stone Manos Critica: Al ver "Manos de piedra" (2016) da la impresión -satisfactoria- que por una parte, es una de tantas películas sobre referentes del deporte de una época pasada que merecen reverdecer sus laureles y ser conocidos ante las nuevas generaciones, e igualmente que por tratarse una historia real respeta ciertos cánones sin perder atractivo cinematográfico. Manos La biopic del púgil panameño Roberto "Mano de Piedra" Durán no es exuberante pero si correcta y eso le basta para obtener buena nota si se destacan más sus aciertos que sus fallos. Un ejemplo de esto es la irregularidad en las recreaciones de ring que desarrolla, donde se aprecian varias cargadas de hipnotizante adrenalina, mientras que otras son más bien sosas. Parte de su golpe ganador sin embargo es el peso actoral de Robert de Niro que avala cada una de sus apariciones, el empeño de Edgar Ramirez y el inevitable atractivo de ver a Usher en la faceta actoral. Al margen de los ripios, las curvas del guión para llevar la historia con mayor énfasis hacia los atractivos secundarios funciona bastante bien. En esa línea Ana de Armas encandila y por supuesto si se habla de Panamá, Rubén Blades no podía quedar al margen. Mención para el episodio histórico interno del país centroamericano, un contexto abordado con relativa pulcritud pero que se adapta bien al resto de la historia del personaje y la da a conocer al espectador. También hacer notar que esta biografía tipo no solo es una película necesaria sino que se hace especialmente útil para esta parte del mundo, ya que algo de español latino viene bien de vez en cuando, no solo por el protagónico, los ambientes, sino también por las bromas y desahogos en idioma nativo. Manos

Amor a la italiana

Comedia Drama
6

Robert es un artista bohemio de Londres que viaja a la Toscana para vender una villa que heredó tras la muerte de su esposa. En la operación también participa su hijo Jack, en pleno proceso de divorcio, con quien Robert nunca ha llegado a entenderse. Lo que tenía que ser una aventura rápida se complica por el estado lamentable de la casa. Mientras duran las obras de reforma, padre e hijo pasan tiempo juntos y se ven obligados a lidiar con las diferencias que les separan. Amor a la italiana Critica: Una villa en la Toscana no es un título que sorprenda a nadie: un padre y un hijo se han separado con el tiempo y son prácticamente dos extraños, que deben unirse por un mismo objetivo. En primer lugar, el trabajo de casting fue un acierto total: Liam Neeson y su hijo (fuera y dentro de la pantalla) Micheál Richardson, protagonizan esta cinta. La química entre ellos es innegable y da credibilidad y firmeza a sus interpretaciones, así como a la misma trama. Por otro lado, la maravillosa Valeria Bilello aporta mucha frescura al relato con su talento y carisma, ganándose el cariño del público con su tierna historia, sus dotes culinarias y ese acento italiano tan poético. Aunque, lamentablemente, esto último se pierde en la versión doblada. El ritmo escogido es maravilloso: no hay tiempo para aburrirse. En apenas diez minutos de metraje, la premisa y los personajes ya están introducidos y empieza la crónica como tal. Este pequeño detalle dota de gran dinamismo a la película (lo cual se agradece). Como conjunto, es una propuesta sencilla, aunque emocionante. A través de la música, una Italia idealizada y una ficción afectuosa, se logra un producto que deja buen sabor de boca, a pesar de ser predecible y no aportar nada nuevo. Amor a la italiana

Foxcatcher

Drama Suspense
6.6

Cuando Mark Schultz (Channing Tatum), medallista de oro olímpico, es invitado por el rico heredero John du Pont (Steve Carell) para instalarse en su magnífica residencia familiar y ayudarle a crear un campo de entrenamiento de alto nivel, con el fin de preparar un equipo para los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988, Schultz dice que sí inmediatamente. Allí espera tener la posibilidad de concentrarse en su entrenamiento y dejar de quedar siempre detrás de su hermano Dave (Mark Ruffalo). Foxcatcher Critica: A priori, parece que en Foxcatcher nos vamos a encontrar con el típico biopic de deportes, de estos que rulan mucho en las temporadas de premios, pero en mi opinión, aquí el wrestling es algo secundario y los que realmente importan son los conflictos entre los personajes. Por un lado tenemos a Mark Schultz (Channing Tatum), un ganador olímpico que busca volver a ganar para dejar de vivir a la sombra de su hermano; por otro, a Dave Schultz (Mark Ruffalo), padre de familia y el hermano mayor que crió a Mark, que le apoya, le entrena y se preocupa por él; y por otro, a John du Pont (Steve Carell), un multimillonario patriota, excéntrico y, para mí, el personaje que realmente cimienta la película, aunque técnicamente no sea el protagonista. Tal y como yo lo veo, Foxcatcher utiliza la competición de lucha como telón de fondo para profundizar en las obsesiones y miedos de John du Pont, un hombre inseguro, ineficaz, triste e inestable que busca la aprobación de una madre exigente y contribuir a la grandeza de su país para sentirse útil. Mark es el que más minutos tiene en pantalla, sí, pero es la obsesión de du Pont la que desencadena la mayoría de los sucesos de la película, desde su inicio hasta su desenlace, del que hablaré un poco en la sección spoilers. Foxcatcher Con esta premisa, la película funciona gracias a tres interpretaciones geniales: cabe mencionar primero al irreconocible (gracias a un estupendo maquillaje) y muy, muy, muy perturbador Steve Carell en un papel que supone un enorme punto de inflexión en su carrera. Olvidad al jefe odioso de The office y al simplón de Virgen a los 40. Foxcatcher no es una comedia, es un producto dramático con una atmósfera sucia, enrarecida, tensa y extrañamente incómoda, y buena parte de ello se debe a la interpretación de Carell. Por si fuera poco, sus dos compañeros de reparto saben estar a su altura: Tatum demuestra bastante instinto al saber equilibrar la intensidad y la contención según lo requiera la escena, mientras que Ruffalo es tremendamente natural en su papel de hermano cariñoso y protector. Para mí, son ellos tres los que convierten una película interesante en una película buena. La fotografía, por su parte, está llevada con mucha inteligencia y contribuye enormemente a crear la tensión necesaria. Foxcatcher

Ex Máquina

Ciencia ficción Drama
7.6

Nathan, un programador multimillonario con fama de reclusivo, selecciona a Caleb, un joven empleado de su empresa, para que pase una semana con él en un lugar remoto en las montañas con el objetivo de que participe en un test en el que está involucrada su última creación: Ava, un robot-mujer en el que inteligencia artificial lo es todo. Ex Máquina Critica: No creo descubrir nada nuevo si apunto al cine de ciencia-ficción británico como uno mucho más maduro que el norteamericano. Podría fundamentar esta afirmación en la simple mención de "2001. Una odisea en el espacio" de Stanley Kubrick, pero en los últimos años han surgido suficientes películas del género que podrían sostenerse por si solas. "Moon" de Duncan Jones, la serie "Black Mirror" de Charlie Brooker o "Under the Skin" de Jonathan Glazer son algunos ejemplos. A estos habría que sumarle la labor como guionista de Alex Garland, firmante de films como "Sunshine" o "28 días después" de Danny Boyle, además de "Nunca me abandones" de Mark Romanek. Con "Ex-Machina" da el salto a la dirección regalando una pieza de género estimulante, precisa, que quiza sea lo mejor que ha escrito nunca, un film circular, de corte incluso teatral que se limita a cuatro actores, un escenario cerrado y que pone sobre la mesa conceptos tan interesantes como la inteligencia artificial, cuál es el límite entre la máquina y lo humano, el valor de la libertad -física, mental- y nuestra posición para con aquello que creamos. En el fondo, es una película sobre Dios y su obra. Que busca el fin de aquello que ha sido creado. Ex Máquina "Ex-Machina" funciona a varios niveles. Como película, juzgando únicamente la labor de Garland, es muy notable: planos generales del exterior y de esa casa subterránea, contrastando, esos pasillos estériles que remiten a "Moon"/"2001", close ups hechos con rigor sobre sus estrellas, también planos detalle de elementos que jugarán una labor decisiva en la historia (atentos a la posición, siempre acechante, de la japonesa). Como narración, no hay fisuras. Puede jugarse a descubrir el pastel pero lo importante no es tanto llegar a él como descubrir el cómo, lo que viene a ser el viaje. Y en ese sentido crea expectativas, se retuerce sobre sus ideas y presenta suficientes giros como para que la cosa funcione. Y ojo, lo hace además de forma coherente, sin sacarse nada de la manga. Como composición puramente interpretativa, cuenta con tres actores excelsos en los roles principales (Alicia Vikander está maravillosa) que levantan la película sin ningún problema. Y no prescinde del humor, por lo que encontramos momentos de tranquilidad, entre tanta tensión y desasosiego. "Ex-Machina" es una película casi de cámara, pequeña pero ambiciosa, que engancha y no suelta hasta el final. Nolan al margen, hacía tiempo que no veía una pieza del género tan sólida y que sea capaz de llevar su ideas a buen puerto. Digo esto porque "The Machine" (Caradog W. James, 2013) planteaba una tesis similar y no le salía bien. Aquí, funciona. Ex Machina Ex Máquina