Garra

7.7
Sandler interpreta a un cazatalentos de baloncestistas en horas bajas que, estando en el extranjero, descubre un jugador con enorme talento pero con un pasado difícil. Sin la aprobación de su equipo, decide llevarse el fenómeno con él, dándoles a ambos una última oportunidad para demostrar que son dignos de la NBA....Garra Critica: *Relato de dos perdedores Garra se articula como un relato de perdedores, de aquellos que están a los márgenes y no siempre actuaron como debieron. Ese es el caso de Stanley (Adam Sandler) un tipo que trabaja como ojeador para los Philadelphia 76ers. Siempre viajando por todo el mundo en busca de ese jugador diferente que pueda mejorar a la plantilla. Un obseso del baloncesto que, sin embargo, no recibe el apoyo suficiente de los dueños del club. Y que con un pasado doloroso, fruto de su mala cabeza, ahora tiene que refugiarse en un segundo plano. Hasta que amenazado por sus superiores dará con la joya perfecta. En un viaje por España, concretamente Mallorca, Stanley quedará prendado por el talento natural de un chico llamado Bo Cruz (Juancho Hernangómez). Un joven de apenas veintidós años que trabaja en la construcción, al tiempo que lidera pachangas callejeras. De modo que viendo posiblemente su última oportunidad, Stanley le convencerá para que deje a su madre e hija y pruebe suerte en la tierra prometida del baloncesto. En un viaje muy arriesgado, del que Bo será plenamente consciente solamente al final. Iniciando así una relación de pupilo y mentor, repleta de mucho sudor y algunas lágrimas. Con el tradicional sueño americano esperando en la cima de la escalera. *Tiene encanto y es muy entretenida Una trama mil veces vista, pero a la que Garra consigue engancharte. Por muy predecible que sean sus giros de guion, el equipo es capaz de ordenar a la perfección sus piezas. Dotando al conjunto de una solvencia envidiable, abierta a un público muy variado. No siendo necesario tener una gran afición por el baloncesto para dejarte llevar por la propuesta. Y es que los perdedores siempre tienen un romanticismo especial. Si no que se lo digan al entrañable Rocky Balboa, que comparte su Philadelphia natal con Bo y Stanley. Además de unas secuencias muy evocadoras y claves para cimentar la relación de ambos.... Garra
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Torrent 1080p Dual Español Latino 10/06/2022 3.04 GB 8211 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

En el séptimo día

Drama
7.2

José, un inmigrante mexicano sin papeles que vive en Brooklyn, olvida todos sus problemas cuando juega al fútbol. Sin embargo, el día en que se disputa el partido más importante le toca trabajar. On the Seventh Day día Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. día Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. día

Barry

Comedia Crimen
7.9

Un asesino a sueldo y aspirante a actor se muda del medio oeste a Los Ángeles y queda maravillado con las clases de teatro a las que acude durante una misión....Barry Critica: Como la mayoría -supongo- descubrí a Bill Hader gracias al mítico programa Saturday Night Live. Él formaba parte de la última hornada de cómicos destacable de SNL hasta la fecha y dentro de ese grupo era uno de los que más carcajadas me arrancaba (además de Fred Armisen y, por supuesto, la inconmensurable Kristen Wiig) Creo, de hecho, que Hader está algo infravalorado. Hace tiempo que no revisiono ninguno de sus sketches pero sigo teniendo muy presente personajes hilarantes, como Vinny Vedecci o Devon de The Californians, o sus "peculiares" imitaciones de Vincent Prince o Lindsey Buckingham. Le vi luego en alguna entrevista en Late Nights estadounidenses, donde descubrí que se le daba muy bien imitar voces extrañas y que es un fanático de Star Wars capaz de recrear a la perfección sonidos tan bizarros como el de un tauntaun moribundo. Cosas así no hacían más que aumentar mi apreciación por él, y supongo que también le harían gracia a JJ Abrahams, pues le contrató para ayudar a crear los expresivos ruiditos y pitidos del droide BB-8 en la nueva saga de las guerras galácticas. Pero que Hader me pareciera divertidisimo y me transmitiera buena onda nunca me hizo presagiar que tuviera el talento para crear algo tan grande como Barry. De hecho me acerqué a esta nueva serie con pies de plomo. Ok, HBO siempre suele ser garantía de calidad, pero leía la sinopsis y no lo veía, de verdad que no.¿Hader interpretando un veterano de guerra reconvertido en frío asesino a sueldo? ¿El mismo que hacía de Stefon? ¡No me acababa de encajar en el perfil, la verdad! ¿Una comedia negra con toques dramáticos? Uff...el único drama que le había visto a Hader era The Skeleton Twins junto a Kristen Wiig y me pareció francamente olvidable. De verdad que tendría que hacer un esfuerzo muy grande para recordar algo de aquella película.... Barry

Clean 

Crimen Drama Suspense
6.2

Atormentado por una vida pasada, el basurero Clean intenta una vida de tranquila redención. Pero cuando sus buenas intenciones lo marcan como objetivo de un jefe del crimen local, Clean se ve obligado a reconciliarse con la violencia de su pasado. Clean  Critica *No te metas con el basurero En Clean, Adrien Brody interpreta al hombre que da nombre a la película, el cual actualmente es un humilde basurero de un barrio en decadencia, controlado por un grupo criminal. Clean está tratando de redimirse y olvidar su oscuro pasado, tras una trágica pérdida ¿Os suena? Claro que si. Clean es ahora un tipo honrado, que no solo ejerce de basurero de dicho barrio, sino que se dedica a realizar buenas obras a sus vecinos y semejantes. Esto puede verse en la buena relación que mantiene con la joven Dianda, a quien trata como si fuera su propia hija y la ayuda en todo lo que puede tanto a ella como a su abuela. Sin embargo, tras un desafortunado suceso (Bastante poco casual, por cierto), en el que el protagonista debe dar una lección a un grupo de jóvenes drogadictos y delincuentes. Su camino se cruza con el de Michael, el jefe de la organización criminal que controla esas calles. Este jefe mafioso busca venganza por la paliza que ha recibido su hijo, el cual estaba entre esos chavales a los que Clean ha tenido que dar de tortas. Esta es una historia que por desgracia hemos visto demasiadas veces, y que bien llevada puede resultar en una buena y entretenida película de acción. Sin embargo, no deja de resultar en un planteamiento muy repetitivo, que no añade nada nuevo a la mezcla, y que en este caso, la historia no sorprende de ninguna manera. Con elementos típicos de este tipo de género: Un tipo duro tratando de ser mejor persona, y que debe volver a la acción obligadamente; una chica o joven que hace de victima, o que necesita ser salvada por estar donde no debería; y un grupo mafioso que no tiene nada que ver con la trama, pero que por unas cosas u otras, acaban entrando en la vida de los protagonistas inevitablemente. Y no es que sea un mal guion, sino que simplemente se queda en algo ya muy visto, que podrían haber explotado mucho más, obteniendo un resultado bastante más interesante del que nos muestran. *Poco que ofrecer Clean es una historia de redención básicamente. En ese sentido, Adrien Brody encaja bien en su papel, aunque no es de los que más se puedan destacar realmente en su carrera. Lo mismo pasa con la trama, que trata de desarrollarse de forma correcta, pero no ofrece mucho más de lo que uno ya espera desde el principio. Da la impresión de haberla visto anteriormente, y cualquiera puede imaginar cómo seguirá la siguiente escena; a pesar de contar con momentos que no pintan nada, ni aportan al argumento. La historia avanza de forma bastante floja. Y es entendible que antes quieran presentar a algunos de los personajes principales, para que cualquiera pueda empatizar con ellos, pero la verdad es que ni con esas, se consigue crear esa sensación. No sabemos apenas sobre el pasado de Clean hasta que llega la recta final, donde por fin tiene lugar la acción, que cierra esta película de buena gana, y sin embargo te hace pensar que no ha merecido demasiado la pena esperar con todo lo anterior. La mayor parte de tiempo es como ver una película de serie B después de comer, donde no pasa nada emocionante ni de interés. Sin puntos fuertes ni apenas alicientes, como hecha sin ganas. Y cuando ya queda poco para que termine, y tu esperanza casi ha desaparecido, se ponen en movimiento y al menos tenemos unos minutos de pura acción. Hay que reconocer la buena obra que han realizado en cuanto al apartado visual, y el ambiente que han creado para esta producción. Muy adecuados para presentar este trágico relato que acompaña a Clean. Los entornos apagados y la tristeza en el ambiente facilitan las cosas, y nos ayudan a introducirnos en sus calles, que están de capa caída por culpa de ese grupo criminal que atormenta y extorsiona a sus gentes. Pero ni la acción, ni el buen hacer de Brody, ni el buen trabajo visual consiguen reconducir este intento de Jhon Wick con toques de Taken. Un thriller de acción que se va a quedar en el olvido, cubierto entre otras muchas del mismo estilo, que si dan más juego. E insisto en que no cuenta con un mal guion, sino que simplemente los hay mejores, o sino al menos con más que ofrecer en este género. Correcta, pero muy floja y olvidable. *Conclusión Clean es un thriller de acción que resulta en una mezcla entre John Wick y Taken, pero que no llega a generar el mismo nivel de expectación. Con un guion correcto aunque flojo y muy previsible, se desarrolla de forma demasiado convencional y sin emoción en su mayor parte, para pegar un salto final lleno de acción, que aún así no consigue salvar los muebles. Adrien Brody encaja bien su papel, pero no se puede decir que sea de los más destacados de su carrera. El apartado visual nos acerca más al entorno y la gente de esas calles, creando un ambiente de decadencia que resulta bien llevado. Pero ni esos minutos de acción, ni el buen hacer de Brody, ni su acertado apartado visual, consiguen salvar esta trama vista ya demasiadas veces en este género, que no sorprende ni ofrece gran cosa, pudiendo haber sido mucho más. Correcta, pero predecible y olvidable. Clean 

Fiesta de Navidad en la oficina

Comedia
5.6

Cuando Carol Vanstone, directora general de Zenotek, una compañía tecnológica, expresa su intención de cerrar la sucursal de Chicago, dirigida por su hermano Clay, este y sus compañeros de trabajo organizan una fiesta de Navidad con el propósito de impresionar a un cliente potencial y salvar así sus puestos de trabajo. Pero la fiesta se sale de control… Office Christmas Party Fiesta Critica: Llegó la época navideña y con ella las típicas comedias que se suceden en esta temporada, es el caso de ‘Fiesta de Navidad en la oficina’, que parte de una historia ideada por los creadores de ‘The Hangover’, película que pretende ser muy transgresora e irreverente y lo consigue a medias. Fiesta Clay (T. J. Miller) es el jefe de una sucursal de Zenotec, empresa que se dedica a vender soluciones de tecnología y que Clay ha heredado de su padre, ante los bajos resultados de la compañía, su hermana Carol (Jennifer Aniston, quien funge como la CEO interina, decide cancelar los bonos de los empleados, despedir al 40% del personal y cancelar el festejo navideño de dicha sucursal, dejando en claro además la amenaza de cierre. Para evitarlo, Clay se apoya en su director de tecnología Josh (Jason Bateman) y su programadora Tracey (Olivia Munn), quienes buscan conseguir firmar a un poderoso cliente realizando la mejor de las fiesta navideñas en la oficina, pero las cosas no saldrán tan parecido a como lo tenían planeado. Fiesta Primero, hay que decir que en la primera mitad de ‘Fiesta de Navidad en la oficina’ la mayoría de los chistes y gags funcionan bastante bien, el conflicto es presentado de manera hábil y los personajes clave son presentados de manera contundente, pero cuando se desata la locura en la fiesta, todo se sale de control, incluyendo el relato. La película intenta ser transgresora pero se queda a medio camino y por el tramo final se pone demasiado solemne, dejando de lado la irreverencia prometida y sin decidirse del todo por seguir uno de los dos caminos, traicionando el espíritu inicial del relato y dejando en promesas algunas situaciones que prometían. Fiesta

Un pueblo y su rey

Drama Historia
5.5

París, 1789. La Bastilla ha sido tomada y un soplo de libertad invade las calles de París. Françoise (Adèle Haenel), una joven lavandera, y Basile (Gaspard Ulliel), sin familia ni apellido, descubren la euforia del amor y la revolución. Con sus amigos y la gente humilde de París, perseguirán sus sueños de emancipación en la recién formada Asamblea, que será el germen de un nuevo sistema político.....Un pueblo y su rey Critica: Recuerdos llenos de emoción La película es, ante todo, una reconstrucción fiel a los acontecimientos generales ocurridos en la época parisina de 1789. Mientras la lucha política y social asola las calles, las historias de los personajes principales que nos presenta el largometraje se nos presentan con cautela, sutileza y, como buena representación de los efectos devastadores de la guerra, crudeza. Poco a poco el público se va asomando a una vida de matices donde la pobreza, la riqueza y el cuestionamiento de los derechos y las libertades son juzgados a los ojos de vecinos y amigos, de intelectuales y soberanos. Una recreación a fuego lento donde el pueblo francés se vuelve protagonista y héroe de su propia revolución, de la ruptura de sus cadenas y el triunfo de los sueños. Y todo ello lo hace evocando sentimientos únicos, empatizando con nuestro espíritu redentor frente a las crueldades e ignorancias de los poderosos. Sabor dulce, sabor amargo Entre los restos de la desolación, sin embargo, también hallamos amor, amistad y camaradería. Un pueblo y su rey no deja atrás el ímpetu de la cinta por demostrar el apoyo y el respeto a los hechos sucedidos en la realidad, pero a esto le añade caminos que emocionan (a veces de manera forzada y previsible) para entonar más la voz del film. Se ajusta adecuadamente en cuanto a su propósito estético, con imágenes y vestuarios memorables y sugerentes, aunque en algunas partes el guión pretende ser tan preciso con los datos históricos que se vuelve denso y (quizá para algún espectador) tedioso, perdiendo el sabor de las tramas individuales. Los actores están todos muy implicados y correctos. Resalta el trabajo de la pareja protagonista, compuesta por Gaspard Ulliel y Adèle Haenel, quienes aportan mucho a sus personajes con sencillos gestos y palabras.......Un pueblo y su rey

Un pequeño mundo

Drama
7.2

Cuando Nora ve a Abel siendo intimidado por otros niños, se apresura a protegerlo advirtiendo a su padre. Pero Abel la obliga a permanecer en silencio. Atrapada en un conflicto de lealtad, Nora finalmente intentará encontrar su lugar, dividida entre el mundo de los niños y el de los adultos. Un pequeño mundo Critica En la primera escena de 'Un pequeño mundo', debut en el largometraje de la belga Laura Wandel, Nora (Maya Vanderbeque) llora desconsolada delante de su padre antes de pasar su primer día de colegio. Su único consuelo es la presencia de su hermano mayor, Abel (Günter Duret), al que tiene como referente e idolatra. Algo a lo que agarrarse frente al temor que proporciona lo desconocido. Wandel evita redundancias innecesarias y va al grano, siguiendo con su cámara de cerca a la protagonista, nutriendo la puesta en escena del poderío visual que aportan los primeros planos y el buen hacer de los jóvenes intérpretes. En ese microcosmos que es el patio de un colegio, Nora va a ser testigo de los malos tratos, humillaciones y vejaciones que sufre su hermano, debatiéndose entre la lealtad al mismo, que le pide guardar silencio, y los dictados de la razón que claman por desvelar semejante atropello. 'Un pequeño mundo' impone una atmósfera intimidatoria, dónde la violencia soterrada se respira, se siente. Y el espectador queda atrapado en un ambiente claustrofóbico, no tanto por los espacios, si no por el apabullante efecto creado por golpes, desprecios y comentarios hirientes lanzados por iguales, secundados por una cámara en permanente estado de estrés. Ese nervio frente a lo incómodo y lo oscuro ejerce un efecto envolvente desde el comienzo, sin soltar su presa hasta el desgarrador final. De escasos 70 minutos de metraje, la película trasciende la mera narración del buylling, adentrándose en los terrenos del cine social más punzante. Notable cinta que bebe en fondo y forma de obras de los hermanos Jean Pierre y Luc Dardenne, con las que comparte desapego doctrinario, zarandeando conciencias. El poder destructor de los abusos sobre el endeble estado emocional y afectivo de estos dos hermanos se exhibe con toda crudeza. Sin edulcorantes. Mostrando su capacidad corruptora. Brillante cinta de realismo social. No se la pierdan Un pequeño mundo Un pequeño mundo