García y García

4.8
Hispavia, una aerolínea low cost de poca monta, se encuentra en graves dificultades. Ni sus números cuadran, ni sus aviones vuelan. En un intento desesperado por salvar la compañía, deciden contratar simultáneamente a un prestigioso consultor de aerolíneas y a un experto mecánico en paro. Los dos se llaman Javier García. La casualidad y la desorganización de la empresa harán que sean confundidos e intercambien sus papeles, y mientras el mecánico es atendido por el dueño de la compañía y alojado en hoteles de lujo, el ejecutivo acaba en el hangar, enfundado en un mono grasiento. Perplejos y sin saber qué está sucediendo, ambos se van enfrentando a los cometidos del otro, hasta que los dos Javier García se encuentran y descubren el error. García y García Critica: Anda que no ha dado juego en el cine la confusión de nombres, dando origen a entretenidos enredos, tramas que enganchan o golpes divertidos. Hasta el mismísimo Alfred Hitchcock nos regaló una película memorable tratando algo, aparentemente tan simple, como un pequeño lío de nombres. García y García Pues bien, ‘García y García’ seguramente no entrará dentro de ese estatus y será rápidamente olvidada por el espectador que, puede, salir cabreado de la sala de cine, al ver una película tan torpemente realizada. ‘García y García’ es de esas comedias sin gracia en todo su metraje, que pretenden brindar a sus dos protagonistas, humoristas (y muy buenos) de profesión, la oportunidad de brillar en la gran pantalla haciendo lo que mejor saben hacer, pero descubriendo por enésima vez, que ser divertido en la televisión es una cosa y en el cine otra. Que se lo digan a Wyoming con ‘Vivancos 3’. Pero no toda la culpa va a recaer en Mota y Viyuela, que están demasiado encorsetados en sus papeles, uno demasiado estirado y el otro excesivamente histriónico, como para cogerle manía. García y García El guión es muy pobretón, intentando colar una trama romántica mientras suceden los gags sin pizca de gracia (no hay ni UNO que sea mínimamente reseñable). Luego está el diseño de producción, chapucero, que nos saca continuamente de la película. Además, su directora no es capaz de sacar partido ni a Areces como jefe de la compañía aérea, ni del desfile de caras conocidas que, de vez en cuando, atrae nuestra atención. Una propuesta muy floja que desperdicia mucho talento. García y García
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Torrent 1080P Español Castellano 06/01/2022 11.25 GB 511 Descargar
Torrent 720p Español Castellano 06/01/2022 2.29 GB 793 Descargar
Torrent 360p Español Castellano 06/01/2022 1.76 GB 324 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Ese es mi hijo

Comedia
5.5

Un padre (Sandler) que pretende controlar la inminente boda de su hijo (Samberg) se muda a vivir con él y su novia (Meester). That's My Boy Ese es mi hijo Critica: Hay películas que se mueven cuidadosamente en la frontera entre la gamberrada y el mal gusto, mezclando equilibradamente chistes/sketches cerdos con gags más suaves, y películas tan profundamente escatológicas que ven esa frontera muy, muy a lo lejos… casi un punto más que una línea. Esta “Desmadre de Padre” es una de ellas, tan desatadamente obscena y tan despojada de cualquier clase de tapujo, que hasta se ve con cierto agrado. Puede que reconozcas que la has visto, jamás reconocerás que te has reído y mucho menos que te ha gustado... pero ¿a que una vez empezada cuesta dejar de verla? Ese es mi hijo Todos sabemos que a Adam Sandler el mal gusto le viene de serie, lo lleva grabado a fuego en el ADN. Si pudiésemos conectar su enfermo cerebro a un proyector veríamos animales cagando, carreras de gordos sudorosos en bici, monos follando, niños humillando al gafitas de la clase, gente descojonada viendo peleas de vagabundos y toda clase de porno asqueroso. Como es imposible contener tamaña cantidad de mierda en la cabeza, desde que Sandler es estrella y sus películas giran total y absolutamente en torno a su egocéntrica figura, todas sus obras han ido conteniendo dosis de su mente calenturienta (una humillación a su compañero gordo por aquí, un cuesco con regalo por allá….) en mayor o menor medida a modo de válvula de escape. Creo que no hay ni tres películas de Adam Sandler medianamente aceptadas por la crítica… y la última de ellas fue “Spanglish” hace más de diez años, la última vez que se ciñó a un papel decente sin ser él mismo. De un tiempo a esta parte su obra ha sido crucificada por la crítica y abandonada por un público harto de ver siempre lo mismo y que no paga una entrada para ver chistes malos culminados por un tartazo, cine presuntamente familiar con ramalazos escatológicos o parodias de baja estofa. Ese es mi hijo

Spy: Una espía despistada

Acción Comedia Crimen
6.8

Susan Cooper (Melissa McCarthy) es una modesta y sedentaria analista de la CIA y la heroína olvidada de las misiones más peligrosas de la agencia. Pero cuando su compañero (Jude Law) desaparece de la faz de la Tierra y otro agente (Jason Statham) se ve envuelto en problemas, Susan se presenta voluntaria como agente secreto para emprender una misión encubierta en la que se tendrá que infiltrar en el mundo de un sanguinario traficante de armas para evitar un desastre mundial. Spy Critica: El estornudo como elipsis tonal. Éste es el ingenioso recurso que utiliza “Espías” para mostrar la que parece ser su verdadera cara, que no es otra que la de mofarse del cine de espías de toda la vida. O quizá la que nos hubiera gustado que exhibiese durante sus abultadas dos horas de metraje. Porque en ese comienzo a lo James Bond, en esos créditos iniciales a lo 007, en ese Jude Law que se resarce del personaje al que nunca llegó a encarnar más allá de los rumores, había una buena premisa a explotar. Spy La había, porque es tomar las riendas del producto Melissa McCarthy y se acabó el ingenio. El reencuentro de la actriz con el director Paul Feig no es más que otro vehículo para su lucimiento personal, lo cual congratulará a sus defensores, pero irritará más que nunca a sus detractores. Lo que vemos es una sucesión de gags rematados por la verborrea de su protagonista. O lo tomamos o lo dejamos. Una sucesión de gags que, no obstante, no siempre funciona. Da en el clavo cuando se limita a reírse de los tópicos de este tipo de propuestas, cuando expone a Law y Jason Statham al reflejo burlón de sí mismos, a la flema british caballeresca del primero y las fantasmadas de las que hace gala el segundo, cuando deja todo en manos de personajes secundarios tan potentes como los de Alison Janney o Peter Serafinowicz. Pero falla cuando trata de ofrecer el mismo tipo de humor del que hiciera gala el realizador en su propuesta más lograda, “La boda de mi mejor amiga”, con una galería de sketches de lo más irregular. Pero aquí no está la carismática Kristen Wiig ante la cámara ni al guión. Y se nota. El libreto escrito por el propio Feig no es una maravilla y se torna previsible, a pesar de ser capaz de arrebatar alguna que otra carcajada al espectador, o como mínimo alguna sonrisa cómplice. Su realización es efectiva en las escenas de comedia, pero totalmente caótica en las de acción, con un montaje que hace abuso del slow motion, y un metraje tan extenso que llega a hartar. Spy

Volver al futuro

Aventura Ciencia ficción Comedia Familia
8.2

Marty McFly es un adolescente amigo de Doc, un científico a los que todos menos él toman por chiflado. Cuando Doc crea una máquina para viajar en el tiempo en forma de un automóvil deportivo, Marty viaja accidentalmente al año 1955. Allí se encontrará con sus padres cuando eran jóvenes, pero impide su primer encuentro. A partir de entonces, y con el tiempo en su contra, McFly deberá conseguir que se enamoren para que se casen y él no deje de existir. Critica: Genial película que mezcla la comedia juvenil y la ciencia-ficción como ninguna otra consiguiendo un resultado sencillamente impecable. Esta película es muy grande. tode el que la ha visto simpre ha querido poseeer un DeLorean o un monopatín volador (esto ya en la segunda). Realmente no sabría decir cuantas veces he podido ver este filme, desde que la descubrí hace ya tanto tiempo, aunque lo que sí se es que no creo que me canse de verla nunca. Está apoyada en un excelentísimo guión plagado de frases legendarias y puntazos (no creo que sea necesario enumerarlas). A pesar de que a priori la trama puede enrevesarse debido a que nos encontramos con una peli sobre viajes espacio-temporales, es inteligible y no tiene la necesidad de caer en excesivas complicaciones argumentales. El ritmo durante toda la película es el adecuado y hace que el filme se nos pase volando de lo entretenido que resulta.Volver al futuro Por otra parte tenemos unas actuaciones que son para quitarse el sombrero. Michael J. Fox y Christopher Lloyd realizan las mejores interpretaciones de su carrera, dando vida a dos personajes míticos como son Marty McFly y el gran Emmett Brown (Doc para los amigos). Además los secundarios lo bordan también, tanto en sus versiones de padres en 1985 como de adolescentes en 1955. Los efectos especiales no son muy abundantes pero están bien conseguidos. hay que destacar también la recreación de Hill Valley drante la decada de los 50, asi como el estilo de vida y las costumbres de los que allí viven. En resumen, uno de los grandes largometrajes de los 80, que nos ha dado situaciones y escenas impercederas. Las dos siguientes, a pesar de ser buenas películas en mi opinión, no llegan a estar a la altura de esta primera parte, sin duda la mas innovadora y fresca de las tres. Volver al futuro

Hot Tub 2: Solteros en el tiempo

Comedia
5.1

'Jacuzzi al pasado 2' sigue contando con las presencias de los alocados Jacob (Clark Duke), Nick (Craig Robinson) y Lou (Rob Corddry). Los tres amigos deciden volver a poner en marcha el mágico jacuzzi que tiene la habilidad de permitir viajar en el tiempo, cuando Lou, que se ha convertido en "el padre de Internet", es atacado por un desconocido asaltante. El problema es que, en vez de viajar al pasado para cambiar las tornas, acaban en el futuro, donde conocen al hijo de Adam (Adam Scott), papel que interpretó John Cusack en la primera entrega. Hot Tub Time Machine 2 Hot Tub 2 Critica: Steve Pink que también dirigiera la primera parte «Jacuzzi al pasado» dirige ahora su correspondiente secuela en la que tres de los protagonistas de la primera, es decir, sin John Cusack, viajarán de nuevo para arreglar un desaguisado que ocurre en el presente con consecuencias inimaginables. Además de Craig, Gillian, Rob y a veces Chevy, se les une al reparto Adam Scott hijo de Adam, John Cusack en la primera. Hot Tub 2 A mí me ha parecido muy superior a la anterior, debe de ser que todo lo que huela a viajes al futuro me encanta, es por ello que me gusta más «Futurama» que «Los Simpsons», pero es que aparte de esto me he reído muchísimo con las aventuras y locuras que tienen que pasar. Hay muchas pero una escena destacable no solo por las risas sino por el comentario social es la del programba de televisión «Tú lo eliges, tú lo haces» presentado por Christian Slater. Hot Tub 2 En cuanto a los actores están al nivel de este tipo de películas, no he notado carencias y como película coral que es todos tienen el mismo nivel de protagonismo. Chevy Chase aparece incluso menos que en la anterior, Christian Slater aparece lo que aparecía el primero en la primera parte y Lisa Loeb —cantautora estadounidense que cantaba aquello de «I do»— sale dos segundos mal contados. En el sitio de agregado de críticas tiene un veintiseis de cien lo que indica que generalmente tiene malas críticas y en la tomatá un catorce por ciento lo que indica críticas aún peores. Yo, por las risas que me he hechado, por la trama tan interesante que tiene con un misterio que resolver y por Rob Corddy del que soy fan acérrimo le pondré un siete. Hot Tub 2

Ojalá estuviera aquí

Comedia Drama
6.6

Aidan Bloom, un joven padre de familia, se encuentra al borde de una crisis existencial provocada por la desaprobación de su padre y por las responsabilidades de la edad adulta. Cuando su situación financiera empeora, toma la decisión de hacer algunos cambios para mejorar su vida. Ojalá Critica: Zach Braff siempre estará ligado a la gozosa serie 'Scrubs' (2001-2010) y, probablemente, nunca deje de ser a nuestros ojos el entrañable J.D. que encarnó con tanta sinceridad en casi 180 episodios. No obstante, su talento va más allá de lo que graban las cámaras, y es precisamente detrás de ellas (además de las labores de escritura) donde hemos podido disfrutar de otras facetas suyas donde también se mueve como pez en el agua. 'Algo en común' ('Garden State', 2004) supuso su debut en la gran pantalla y una gran sorpresa, pues su opera prima lograba ser una fresca y emocionante cinta generacional sobre el regreso al hogar que poseía cierta hondura. Diez años ha tardado Braff en volver a sentarse en la silla de director, y su 'Ojalá estuviera aquí' (2014) se siente extrañamente como una secuela tardía de 'Algo en común', como si aquel chico que perdió a su madre (en esta cinta curiosamente ausente) fuera (o mejor dicho intentara) ser un padre adulto y responsable. No es en absoluto la intención real de Braff la de realizar un pseudo-experimento al estilo de la maravillosa trilogía de Linklater 'Antes del…' (1995-2013), pero esa lectura que suscita en el espectador puede resultar estimulante. Sin más divagaciones, comentar que la historia narrada gira en torno a un viejo hombre enfermo de cáncer al que poco le resta de vida y su, cómo no, disfuncional familia. Él es no el protagonista (que nuevamente recae con solvencia en el propio Braff) sino el núcleo sobre el que se apuntala este drama de redención y reconciliación familiar, tan formulario como atractivo. No ha dado Braff en esta ocasión con el equilibrio perfecto entre comedia y drama (la primera, estupenda, se contrapone a lo segundo, algo acumulativo). Hay cierto cuidado y elegancia en sus formas que rápidamente la alejan de un melodrama al uso, y los arrebatos cómicos (más o menos excéntricos) ayudan a no convertir la función en un dramón, sino en una suerte de melodrama con ecos de un Woody Allen menor, pero con risas aseguradas. Ojalá Funciona también gracias a su heterogéneo grupo de intérpretes. Dentro de un reparto entregado (que rescata del ostracismo cinematográfico a Kate Hudson) destaca Mandy Patinkin como el enfermo patriarca, pues es en su mirada donde el drama cobra el sentido que merece la historia. Todo es complicidad en la cinta de Braff, quizá demasiada; quizá hay exceso y desmesura en la forma en que guiña el ojo al público, pero no hay que olvidar que la intención esencial es la de dar al espectador una píldora de buen rollo (algo que jamás esconde y que, si no se hace de forma chabacana, se agradece). Todo parece construido para ir trenzando un relato emotivo que desemboque en un final pensado para conmover. Aquí se encuentra el principal escollo de la cinta, su lucha entre lo sentido (ejemplificado en la escena en la habitación del hospital entre suegro y nuera) y lo pensado (su clímax, sin ir más lejos), entre lo honesto y natural y lo lacrimógeno y forzado. Una pelea de contrarios que para un servidor se salda con victoria para lo primero, pero con serias dudas de que su opinión sea muy compartida.Wish I Was Here Ojalá

Tortugas Ninja

Acción Aventura Ciencia ficción Comedia Fantasía
5.8

Nueva York está en peligro debido a que Shredder y El Clan del Pie, dominan la ciudad y ejercen un férreo control sobre todo, incluyendo policía y políticos. Pero cuatro héroes, Leonardo, Michelangelo, Donatello y Raphael, saldrán de las alcantarillas y con la ayuda de la reportera April y su compañero Vern Fenwick intentarán salvar la ciudad. Teenage Mutant Ninja Turtles Tortugas Ninja Critica: Michael Bay se pone al cargo de la producción para traernos Ninja Turtles, las míticas "tortugas ninja" que a tantos jóvenes han acompañado a lo largo de su infancia. Narrará la historia desde el origen de los cómics, presentándonoslas como son, su nacimiento y a su carismático maestro mutante. Para variar, Shredder, líder del "Clan del Pie", un peligroso grupo de delincuentes que tienen la ciudad bajo su control, volverá a hacerle la vida imposible a estas tortugas hipervitaminadas. April (Megan Fox), que fue la dueña de las tortugas, y su compañero reportero intentarán ayudar a las tortugas a salvar el mundo. Jonathan Liebesman dirige el salto de los reptiles mutantes adolescentes a la gran pantalla. ¿Su trayectoria? Cuestionable. Viene de dirigir películas vapuleadas por crítica y público, tales como Furia de titanes 2 o Invasión a la Tierra. Sobredosis de efectos especiales, explosiones por gusto y no por necesidad. Teenage Mutant Ninja Turtles no es una excepción. No es de extrañar que Michael Bay, un hombre que soluciona cualquier escena de acción con coches volando y estallidos, se encargase de la producción. Bacanal de choques de metal al más puro estilo Transformers como si de una bizarra secuela se tratase (esperemos no volver a ver una real), poco importa que estas cintas a priori no debiesen parecerse en absoluto. Tortugas Ninja Resulta casi imposible destacar algo en esta bacanal efectista. Quizás el gag de las tortugas en el ascensor, de todos modos algún chiste debe salir bien si pasas los 101 minutos que dura la cinta intentando hacer que tus tortugas anabólicas parezcan graciosas. Siendo francos, es más fácil destacar el desfile de actores encasillados encabezado por Megan Fox, que parece que solo escoge papeles de puta o de estúpida, el absurdo guión que crea situaciones dignas de la más baja serie B sin buscarlo o la manera en la que está llevado un filme hecho para que funcionen las tortugas que a tantos nos entusiasmaron durante nuestra infancia, pero que acaba de naufragar él mismo en su conjunto, porque seamos sinceros, todos nos reímos al ver cómo estaban hechas las tortugas en los pósters que se lanzaron hace ya medio año, pero tras ver la película son una de las pocas cosas que funciona (al menos gran parte del tiempo). Desastre narrativo que en su búsqueda de entusiasmar al público medio más impresionable, acaba por hacerse de muy difícil digestión para todos. Tortugas Ninja