Fort Bliss

6.2
Maggie Swann (Monaghan) es un condecorada médico del ejército de los Estados Unidos y madre soltera que, tras regresar de una temporada de servicio en Afghanistan, descubre que su vínculo con su hijo de 5 años se ha deteriorado... Fort Bliss Critica: Desde hace muchas décadas el Pentágono y Hollywood están asociados, estos últimos porque necesitan de los equipos o instalaciones de los primeros, sin lo cual seria imposible frente a los costos de producción, ello por supuesto tiene un precio lo cual hace que los militares revisen los guiones, más allá de esta aclaración, no quiere decir que todas la películas sean de “propaganda” pero también cuentan con las limitaciones de poder criticar en forma exacerbada a la fuerza armada de que se trate. Vale como aclaración previa en el análisis de presente película tiene como particularidad que esta dirigida por una mujer Claudia Myers y protagonizada por Michelle Monaghan que cuenta la vida una paramédica, una Sargento que presta servicio en Afganistán comienza con la típicas escenas bélicas pero toda la película hace hincapié en las dificultades para insertarse lo cotidiano, como hace una mujer para insertarse en los diferentes roles madre divorciada, la complicada relación con su hijo de 5 años, la sexualidad sus problemas en el ejercito y sus problemas fuera. Fort Bliss Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Fort Bliss Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Fort Bliss
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 29/12/2019 1.63 GB 211 Descargar
Array 1080P Español Latino 29/12/2019 1.63 GB 67 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Mar negro

Aventura Drama Suspense
6.3

Trata sobre un solitario capitán de submarino (Jude Law) que, tras ser despedido, reúne una pintoresca tripulación para conseguir un tesoro hundido en el Mar Negro. Conforme la avaricia y la desesperación se hacen con el control de la embarcación, la incertidumbre sobre la misión hace que empiecen a surgir luchas internas. Black Sea Mar negro Critica: Jude Law siempre ha sido un actor muy correcto en todas sus caracterizaciones. Pero en esta película hace su mejor papel. Un capitán de submarino solitario, despedido, traumado por el abandono de su familia, en busca de un tesoro perdido en el fondo del mar negro. Contrata un gama de marineros más traumados y con más problemas que él. A mitad de la película en plena travesía, se da cuenta que han sido engañandos, y de allí la cinta cobra una nueva vida. Realmente,bien actuada, bien dirigida, bien ambientada. La película cubre todas nuestras espectativas en cuanto esperamos ver una cinta sobre submarinos: tensión, suspenso, claustrofobia, inclusive algo de valores y un mensaje al final. Que más podemos pedir !. Talvez si la hubiera dirigido Spielberg o actuado Tom Hanks, fuera candidata fuerte al Oscar. En mi humilde opinión, ningún buen amante del género, se la debería perder. Claustrofobica e interesante película que nos cuenta las peripecias de un grupo de marinos, de distintas nacionalidades, en pos de la búsqueda de un tesoro en las profundidades del Mar Negro. Seremos protagonistas, junto a ellos, en ese viaje de tensión, ambición desmedida e intolerancia de casi dos horas de duración. Las actuaciones en general son muy correcta sobresaliendo Jude Law como el capitán que intenta por todo los medios alzarse alcanzar el objetivo aunque se ve envuelto en innumerables dificultades. Entretenida y para ver. Si te gustan de submarinos, ésta es la tuya. Kevin Macdonald dirige esta película protagonizada por un correcto Jude Law, el cual lleva a cabo a un personaje lleno de matices, de ideales, de empatías. Un capitán de submarino despedido que se posiciona frente al poder empresarial para conseguir sus objetivos, marcándose como misión el encontrar un tesoro nazi perdido en el fondo del Mar Negro. Las conspiraciones no se hacen esperar, y las chispas las hacen saltar primero la avaricia y, por último, la voluntad de vivir. Mar negro Con un elenco surtido conforma una tripulación bastante variopinta, con una división entre occidentales y rusos, para sumergirse en unas aguas recientemente (e históricamente) conflictivas: Crimea. El ritmo es bastante agradecido y no se pierde la tensión en ningún momento, así como el interés. Por lo tanto sólo me queda añadir mi recomendación a esta notable película de aventuras que mama de la vieja escuela y que, por ende, entretiene y cumple su objetivo con creces. Mar negro

Boyhood: Momentos de una vida

Drama
7.5

Drama rodado a lo largo de 12 años (2002-2013) pero en solo 39 días de rodaje. Es la historia de Mason (Ellar Coltrane) desde los seis años y durante una década poblada de cambios: mudanzas y controversias, relaciones que se tambalean, bodas, diferentes colegios, primeros amores, también desilusiones, momentos maravillosos, de miedo y de una constante mezcla de desgarro y sorpresa. Un viaje íntimo y épico por la euforia de la niñez, los sísmicos cambios de una familia moderna y el paso del tiempo. Boyhood Critica: Esta cinta ofrece un mosaico torrencial de la cotidianeidad más vulgar y anodina pero con una fuerza y destreza que arrollan por su inapelable veracidad y convicción. Es un vademécum del devenir intrascendente de unos personajes banales y ordinarios – que sin embargo construye un retablo de una fuerza telúrica apasionante. El conjunto es más que la suma de las partes y lo intrascendente del relato nos propone un espejo nada virtuoso en el que vernos reflejados en su nada halagüeña perseverancia de las noches y los días llenos de sinsabores, ilusiones, congojas, fantasmas, deseos, subterfugios y huidas. Entrar en esta propuesta es salir al descansillo de nuestra casa y encontrarnos con nuestro propio rostro y las transformaciones y recodos irrenunciables de la vida. Boyhood No hay nada especial en esta cinta, sin embargo todo el engranaje es perfecto y funciona sin fisuras ni redundancias, sin desfallecimiento. El metraje vuela ante nuestros ojos y las casi tres horas pasan en un suspiro – como la vida misma – y el ayer es hoy y el mañana nos dejará aún más envejecidos e inasibles, como la misma naturaleza que encarnamos. La modestia y humildad de la propuesta es su máxima virtud. Nada especial, nada vertiginoso, nada atroz ni desasosegante, nada retorcido ni vanguardista, nada que destaque por encima de lo demás y, sin embargo, asistimos al acaecer sutil y variopinto de la vida en su caleidoscópica pluralidad. Boyhood La propuesta es arriesgada porque renuncia a la retórica, a los subrayados, al énfasis o el sermoneo. Las elipsis narrativas configuran su eje fundamental – como en cada una de nuestras vidas, donde no siempre somos protagonistas o centro de todos los acontecimientos que sin embargo nos impregnan para siempre. Esta sabiduría narrativa, esta mirada comprensiva y humanista nos ofrece uno de los relatos mejor trabados, que no por estar abierto deja de llegar al puerto que se ha fijado: abrirnos a la vida es abrirnos al abismo de lo desconocido y aciago, presagio de lo que vendrá, testigo de lo que fue y no volverá. Extravío común de los derroteros inciertos que traza cada corazón. Boyhood

Horas desesperadas

Drama Suspense
6.5

Gira en torno a un cabeza de familia que en un hospital de Nueva Orleans recién devastada por el huracán Katrina intentará por todos los medios mantener con vida a su hija recién nacida. Horas Critica: Hacia tiempo que no veía a Paul Walker (Nolan) en un registro un tanto diferente del que solía traer en sus últimos filmes. Quizas su mejora interpretativa haya sido mermada por un guion que, aunque tiene aire de originalidad, termina cayendo en los topicos de las leyes de Murphy. La mala suerte persigue durante todo el tiempo con todo tipo de alineamiento de astros. Otro detalle un tanto surrealista es cómo se le dilata el tiempo a Walker: (sigue en spoiler), es como el pastor alemán que encuentra, un segundo para él sería un minuto para mi. Horas Por lo demás, me ha hecho pasar una tarde de frío en brasero sin nada que hacer, para finalmente tener algo que escribir. En mi interior no queda nada sorprendente, salvo unas ganas irrefrenables de hacer café natural molido en molinillo. Una obra póstuma siempre hace bien sobre todo a productores, más aun cuando el registro usado no es el encasillado habitual. Horas Venga, vamos a poner a Paul Walker luchando porque la incubadora de su hija recién nacida no se quede sin baterías, pongamos el huracán Katrina, pongamos un puñado de delincuentes y un perro con el que el protagonista pueda hablar y ya tenemos un telefilme de sábado por la tarde hinchado a formato sala cinematográfica. De acuerdo, el malogrado Walker intenta poner cara de intensidad y la película está rodada con cierto brío pero todo resulta tan falso como un billete de quince euros, sobre todo porque ese amable final se intuye desde la tercera escena. No se que me molesta mas, si que esta película no tenga la entidad necesaria para ir a los cines o todos los estúpidos trucos del director para alargar esta historia menor hasta hora y media de metraje. “Horas desesperadas” es una película que hará las delicias de menopáusicas y jubilados, de amantes del macramé y a los que les gustan los perros. Pero “Horas desesperadas”, a pesar de que pueda entretener a mucha gente, es una película endeble que repite su pequeña formula constantemente para llegar a un tópico desenlace. Vamos, que se lo podrían haber currado un poquito más entre todos. Horas

El secreto de Adaline

Drama Fantasía Romance
7.4

Adaline Bowman (Blake Lively), nacida a comienzos del siglo XX, adquiere a los 29 años la eterna juventud tras un accidente. Tras años de vida solitaria y permanecer con la misma edad durante 8 décadas, conoce a Ellis Jones (Michiel Huisman), un hombre por el que podría merecer la pena perder la inmortalidad. The Age of Adaline Adaline Critica: La historia comienza con un milagro. Milagro, no ciencia-ficción (for Christ's sake!). Lo relatado brevemente por la voz en OFF sirve de pretexto para introducirnos en una historia fantástica, y la fantasía sirve aquí a dos propósitos a mi humilde entender. El primero consiste en explorar la idea de alguien "condenado" a jugar con la eternidad en medio de personas acosadas por el tiempo. Y el segundo, meter el amor en todo lo anterior. En su primer tercio la película pertenece por entero a Adaline. En ella se impone la pauta a seguir década tras década y que consiste en mudanzas, generaciones y generaciones de Spaniels y ni una sola persona salvo su propia hija. La segunda es la más intrascendente y convencional. Corresponde al romance con Ellis. La protagonista empieza a dejar de lado algunas de las constantes de su esquema vital. Y un tercer acto donde todo ese esquema se viene abajo, y donde la película gana enteros gracias a un giro inesperado (al menos si no te has fagocitado el trailer) y a un soberbio Harrison Ford, totalmente creíble a la hora de transmitir el descarrilamiento sentimental de su personaje. Adaline Blake Lively casi perfecta en su papel de "joven" y sabia, de gestos necesariamente livianos, tiernos pero fríos. Huisman sólo correcto, aparenta un primerizo al lado de la madura mujer que pretende. Ellen Brustyn brillante y desconcertante como hija que aparenta ser abuela. Adaline La película es elegante, gustará no sólo a mucho público femenino, también a muchos estetas. Aparte de su belleza superficial consigue rasgar algo sobre la cuestión de fondo que ofrece su premisa, lo cual es decir bastante tratándose del género romántico y más tratándose de Hollywood. Te haya gustado o no la película, como mínimo hay que agradecerle el que Harrison Ford haya dado una de sus mejores interpretaciones recientes. Para algunos espectadores será la típica historia de amor chico-chica hollywoodiense. Personalmente creo que el romance Adaline-Ellis es secundario, otro pretexto, un hilo conductor en el viaje a través de la inmortalidad de su protagonista, y que la película ofrece en realidad un poco más de lo que pretende, que no es emular a Bergman o a Angelopoulos. Adaline

Sintonia

Crimen Drama
7.8

Contada a través de la perspectiva de tres personajes diferentes, la serie explora la interconexión de la música, la religión y el narcotráfico en São Paulo. Sintonia

Amor en las alturas

Drama Romance
6.7

A woman finds romance during a kite festival..... que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia... Amor en las alturas Critica: ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.....Amor en las alturas