El último testigo

6.4
Un joven periodista ambicioso descubre la horrible matanza de 22.000 oficiales polacos durante la Segunda Guerra Mundial, un secreto que se mantuvo oculto durante demasiados años....El último testigo Critica: *Película sobre hechos históricos ocultados El último testigo (The Last Witness) dirigida por Piotr Szkopiak con guion coescrito por Paul Szmbowski y el propio director basada en hechos reales que tuvieron lugar entre los años 1939 y 1940. Narran la investigación periodística que un perseverante periodista del diario “Western Post” realiza para el esclarecimiento de numerosos presuntos suicidios. Comienzan las primeras escenas con el traslado en tren de prisioneros polacos a Grodno a finales de 1930. Son trasladados bajo control de soldados soviéticos para someterles a interrogatorios por parte de los oficiales del NKVD. Continúa a mediados de abril de 1940 con la narración a través de las páginas de un diario personal. La gran ambientación característica de las películas inglesas está presente a lo largo de ésta interesante película. El hallazgo en el año 1947 en una playa inglesa del cadáver de un hombre sin vida es el punto de partida para el trabajo periodístico de Stephen Underwood. Éste redactor del “Western Post” se decide a realizar una investigación fundamental para el esclarecimiento de los hechos. El joven actor y modelo Alex Ptteyfer desarrolla una convincente interpretación de éste periodista persistente en busca de la verdad.....El último testigo
<

Descargar

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Castellano 04/01/2021 1.49 GB 912 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Los huéspedes

Misterio Suspense Terror
6.2

Una madre decide atender a las peticiones de sus dos hijos y los lleva a la remota granja de sus abuelos, en Pensilvania. Los niños, entusiasmados, empezarán a realizar una búsqueda intensiva por la casa. Sus abuelos, que en principio, parecen adorables, les establecen ciertas reglas que no pueden romper. Los niños, ingenuos, piensan que no pasará nada si se las saltan, hasta que descubran que la pareja está inmersa en algo realmente espeluznante y que en ocasiones, a veces es mejor no saber la verdad. The Visit Los huéspedes Critica: La vuelta al thriller de terror de unos de los directores más importantes y prometedores del género de la década pasada y más criticado y humillado al cambiar a la ciencia ficción en sus últimos trabajos pide una oportunidad para volver a ganarse al público con una propuesta modesta y del tipo de cine que lo encumbró en su día : el terror cotidiano sin grandes presupuestos ni historias rebuscadas. Los huéspedes Un movimiento inteligente por parte del director para redimir sus fallos y intentar brillar en un campo de juego en el que se maneja de maravilla y en el que sabe que darle al público para volver a tenerlos contentos. La película narrada en plan documental rodada por dos hermanos que van a visitar a sus abuelos a los que nunca conocieron empujados por una madre que lleva años sin hablarles resulta de lo más sencilla y eficaz en principio pero el falso documental esta ya muy visto en este tipo de género y utilizarlo para dar más sensación de realismo se va a pique ya que resulta inverosímil el uso de la cámara en ciertas escenas de la película. Personalmente hubiese preferido el formato de siempre ya que Shyamalan es un gran director y se hubiera lucido más en el formato habitual. Los huéspedes Lo más acertado de la película es su guión con un giro argumental sello de la casa Shyamalan más previsible que en otras de sus películas pero mucho más coherente,creíble y acertado(muchas veces lo más sencillo es lo más efectivo). Otro punto fuerte a destacar de la película es su reparto destacando la interpretación de un simpático, divertidisimo y creíble Ed Oxenbould que le da el toque de comedia a la película y se convierte en la estrella involuntaria del film. En conclusión, una cura de humildad por parte del director que salda su deuda con el público a medias. Si bien la película funciona de forma sobresaliente en su parte cómica y en su guión y sencillez no logra sorprender en cambio en el terror y los sustos ( la mayoría de ellos no sorprenden demasiado y recuerdan mucho a los que ya utilizó en el Sexto Sentido) y patina en el uso del falso documental para narrar los hechos ya que en vez de ganar verosimilitud y credibilidad termina resultando inverosímil y poco creíble el uso del formato en el último tercio de la película. Los huéspedes

Lazos de sangre

Crimen Drama Suspense
6.1

Chris Pierzynski ha cumplido una condena de varios años en prisión por haber participado en un ajuste de cuentas. Su hermano pequeño Frank, agente de policía con un prometedor futuro por delante, lo espera con reticencia a la salida de la cárcel. Chris y Frank siempre han tenido sus más y sus menos. Su padre, única persona que los crió, siempre ha estado más del lado de Chris, a pesar de los problemas y de Frank. Sin embargo, sus lazos de sangre los unen y, por ello, Frank da una oportunidad a su hermano: lo aloja, le encuentra un trabajo, le ayuda a retomar el contacto con sus hijos y su ex mujer. Chris conoce a Natalie, que encarna la esperanza de emprender una nueva vida, pero pronto su pasado llamará otra vez a su puerta y Chris volverá a tomar la senda del crimen. Remake del largometraje francés "Liens de sang" de Jacques Maillot. Blood Ties Lazos de sangre Critica: Lazos de sangre nos introduce en la historia de dos hermanos. Frank es un policía muy noble, “de gran corazón” como dicen sus compañeros, aunque sigue turbándole el haber abandonado a Vanessa, su ex novia. Chris acaba de salir de la cárcel; siempre había sido un tipo violento por culpa de su turbia infancia y el estar entre rejas no ha hecho sino empeorar tal situación. Los años perdidos con su mujer Mónica y sus dos hijos son una losa demasiado grande para su carácter, que se ve golpeado nuevamente cuando intenta volver a hacerse un hueco en el terreno laboral. La ya de por sí difícil convivencia entre un agente de la ley y un ex convicto se ve recrudecida por un oscuro pasado, que descubriremos mediante las palabras de su padre y un flash-back colocado a mitad de película. Lazos de sangre Precisamente ésta es una tónica muy habitual en Lazos de sangre: tratar de contar lo máximo en el menor tiempo posible. El primer cuarto de hora es un desfile de historias, personajes, encuentros y reencuentros; una puesta al día para el espectador, que lógicamente se acaba de incorporar en medio del relato. Canet sale airoso de tan farragoso escenario y consigue sintetizar todo lo necesario para que aquel logre introducirse de lleno en el filme, pero lo consigue a costa de sacrificar el aspecto emocional de sus personajes, confiando en que sea la virtud puramente actoral la que conecte con la audiencia. Algo que se consigue con casi todos los actores secundarios, que están como mínimo notables: desde una sorprendente Zoe Saldana hasta la siempre estupenda Marion Cotillard, pasando por un Matthias Schoenaerts que seguramente se hubiera merecido uno de los dos papeles protagonistas. Éstos recaen en el gélido Billy Crudup y un muy apático Clive Owen, que mejoran cuando aparecen juntos en pantalla. En cualquier caso, el desliz en sala de montaje es evidente: demasiada tijera en algunos momentos, mientras que escenas puntuales terminan alargándose en exceso. Algo similar sucede con el uso de la BSO. La selección de temas es muy buena, pero no posee todo el peso dramático que debería. Lazos de sangre Todo ello provoca que la película destile mayor grandeza de la que realmente se oculta entre sus fotogramas. La evolución de la historia es creíble, pero también previsible por momentos. Sólo un muy buen desenlace logra crear una sensación de verdadero clímax en los 128 minutos de cinta, entre los cuales se alternan episodios de puro thriller (la escena del furgón) y de noir (a través del restaurante), pero es el drama, mediante la falta de confianza de Chris en su entorno y la búsqueda de redención por parte de Frank, lo que ocupa la mayor parte del filme y en lo que más se centra su realizador. Ello provoca que realmente la ambientación setentera y el presunto homenaje a los thrillers de la época resida más en el aspecto visual que en el puramente argumental. Lazos de sangre

Código de defensa

Acción Suspense
5.4

A un agente especial caído en desgracia se le encarga la protección de una joven de veinte años. Después de sufrir un ataque, protegida y protector se refugian en una estación en medio del desierto de Nevada, donde empieza para ellos una auténtica lucha por la supervivencia. The Numbers Station Código de defensa Critica: Un buen film con tensión, cadencia, emoción, y un ritmo trepidante que mete al espectador en el mundo de seguro veraz, de los espías, los contraespías, los especialistas como la protagonista, los intereses de los estados, las guerras y conflictos que en el mundo hay y de los que apenas sabemos nada, en fin, que no me levanté del sillón en los 88 minutos de metraje, una duración por cierto, más que correcta. El director Kasper Barfoer hace un trabajo muy bueno, con la cámara inquieta recorriendo los acontecimientos y escenas a veces muy violentas del film, y todo ello con gran profesionalidad. El guión lo considero muy bien construido por parte de F. Scott Frazier, una música buena de Paul Leonard-Morgan y excelente fotografía nítida pero también con sus tonos apagados de Óttar Guðnason. Código de defensa En cuanto al reparto, es muy efectivo y profesional, con un maduro y convincente John Cusak a la cabeza, acompañado por una bonita y segura Malin Akerman que hace un buen rol como especialista en lenguaje cifrado, y les acompañan excelentes actores de reparto como Hannah Murray, Liam Cunningham, Lucy Griffths, Bryan Dick, Richard Brake, Joe Montana, Joey Ansah o Victor Gardener. Todos conforman un reparto muy profesional. Desde mi modo de ver es un thriller aceptable, bien realizado, con buenas interpretaciones, algo simple, eso sí, y por lo tanto una cinta menor, eso ya se ve desde el principio, pero no todo van a ser grandes filmes. No obstante, cumple a la perfección su cometido de obra comercial, un poco claustrofóbica, pues al quedar atrapados en una estación hermética, donde el enemigo anda por dentro, pues como que le da cierto morbo y elementos de terror a la película. O sea, la propuesta en cierto modo es simple: él y ella atrapados en un espacio cerrado intentando salvar al mundo de calamidades sin nombre, pues siempre se mueven en lenguajes encriptados y códigos secretos, y a pesar de su aparente sencillez, se deja ver muy bien. Código de defensa Hay acción, sí, pero lo que más cuenta es la atmósfera que genera Kasper Barfoer que sabe crear dentro y alrededor de la estación de seguridad donde se desarrolla la trama, un lugar de lóbregos sótanos y vericuetos complicados, un exterior frío y nevado, un escenario en fin perfecto para construir sucesos de alto voltaje donde no faltan disparos y enfrentamientos cuerpo a cuerpo. La chica herida, el protagonista ejerciendo de improvisado cirujano, los malos acechando con armas automáticas y finalmente una salida explosiva y una huida con tropiezos pero con final aparentemente feliz. Aunque con esto de los espías nunca se sabe. Film para pasar el rato, recomendable para quien le gusten los thrillers, siempre que no sean excesivamente exigentes. Estamos ante una película de escaso presupuesto a la que se ha sacado el máximo rendimiento, dentro del género de espías y de acción. Código de defensa

Traición al límite

Drama Suspense
5.7

Adam Cassidy (Liam Hemsworth), un joven de 26 años, odia su trabajo en la compañía tecnológica Wyatt Corporation. Cuando manipula el sistema para ayudar a un amigo, es acusado de un delito federal. Su jefe Nicholas Wyatt (Gary Oldman), le propone un trato para evitar la cárcel: infiltrarse en la compañía de Jock Goddard (Harrison Ford), antiguo mentor de Wyatt, y actuar como espía industrial. Adam acepta y logra ascender rápidamente, descubriendo en sí cualidades que jamás imaginó poseer. Ahora su vida es perfecta; adora su trabajo, tiene un Porsche y sale con la chica de sus sueños. Y todo lo que tiene que hacer es traicionar a los que le rodean. Paranoia Traición al límite Critica: Después de ver películas así, me pregunto cómo es posible que lleguen a la gran pantalla. Claro que luego te das cuenta de que la mayoría de planos se dedican a mostrar al actor de turno luciendo trajes o enseñando torso y lo entiendes... pura fachada. Esto intenta ser como "La Tapadera" o "El Informe Pelícano" para las nuevas generaciones, con móviles de última generación. Traición al límite Porque de eso va esto, de compañías que desarrollan móviles, enfrentadas. Liam Hemsworth es un niñato que se mete en un lío por usar ilegalmente, una tarjeta de crédito de la compañía donde trabaja y pasarse del límite. A cambio de no presentar cargos, su jefe (Gary Oldman) le convence para ser espía industrial en la compañía de su rival y mentor (Harrison Ford) y a partir de ahí... pues lo de siempre, engaños varios, traiciones, asesinatos y un final previsible a más no poder que se ve venir de lejos (aclaro en spoiler con spoilers). Encima es aburrida. Bueno, no, aburridísima, tediosa, lenta, previsible... (aunque dure apenas hora y media), y para colmo, a Liam Hemsworth le hacen falta varias lecciones de actuación, porque no es posible que mantenga la misma expresión para todo. De hecho, dan ganas de entrar en la película y soltarle un par de leches a ver si cambia su cara. Traición al límite El guión es una nulidad, y se dedica a repetir la fórmula que ya hemos visto en muchas otras ocasiones y además recientemente, como por ejemplo en "21 Blackjack", en la que un joven genio de algo, consigue un éxito muy rápido a base de alguna ilegalidad para después caerse con todo el equipo y aprender una lección de paso. Pero peor, porque aquí ocurre todo tan rápido y se pasa de uno a otro extremo sin los adecuados conectores (aclaro en spoiler) que resulta de lo más artificial y poco creíble. Vamos, ninguna sorpresa a la vista. ¿Qué queda pues? Pues lo poco bueno lo aportan los secundarios de lujo, totalmente desaprovechados y que son los ya mencionados Ford y Oldman, a los que se unen Richard Dreyfuss como el padre de Hemsworth (¿en serio tienen que repetir siempre el mismo tópico sobre hijo avergonzado de su padre fracasado pero que en el fondo tiene razón?), Josh Holloway como un agente del FBI (dos escenas y poco más) y Julian McMahon como un sicario dispuesto a todo. Traición al límite

Horas desesperadas

Drama Suspense
6.5

Gira en torno a un cabeza de familia que en un hospital de Nueva Orleans recién devastada por el huracán Katrina intentará por todos los medios mantener con vida a su hija recién nacida. Horas Critica: Hacia tiempo que no veía a Paul Walker (Nolan) en un registro un tanto diferente del que solía traer en sus últimos filmes. Quizas su mejora interpretativa haya sido mermada por un guion que, aunque tiene aire de originalidad, termina cayendo en los topicos de las leyes de Murphy. La mala suerte persigue durante todo el tiempo con todo tipo de alineamiento de astros. Otro detalle un tanto surrealista es cómo se le dilata el tiempo a Walker: (sigue en spoiler), es como el pastor alemán que encuentra, un segundo para él sería un minuto para mi. Horas Por lo demás, me ha hecho pasar una tarde de frío en brasero sin nada que hacer, para finalmente tener algo que escribir. En mi interior no queda nada sorprendente, salvo unas ganas irrefrenables de hacer café natural molido en molinillo. Una obra póstuma siempre hace bien sobre todo a productores, más aun cuando el registro usado no es el encasillado habitual. Horas Venga, vamos a poner a Paul Walker luchando porque la incubadora de su hija recién nacida no se quede sin baterías, pongamos el huracán Katrina, pongamos un puñado de delincuentes y un perro con el que el protagonista pueda hablar y ya tenemos un telefilme de sábado por la tarde hinchado a formato sala cinematográfica. De acuerdo, el malogrado Walker intenta poner cara de intensidad y la película está rodada con cierto brío pero todo resulta tan falso como un billete de quince euros, sobre todo porque ese amable final se intuye desde la tercera escena. No se que me molesta mas, si que esta película no tenga la entidad necesaria para ir a los cines o todos los estúpidos trucos del director para alargar esta historia menor hasta hora y media de metraje. “Horas desesperadas” es una película que hará las delicias de menopáusicas y jubilados, de amantes del macramé y a los que les gustan los perros. Pero “Horas desesperadas”, a pesar de que pueda entretener a mucha gente, es una película endeble que repite su pequeña formula constantemente para llegar a un tópico desenlace. Vamos, que se lo podrían haber currado un poquito más entre todos. Horas

Fresh

Suspense Terror
6.8

Thriller sobre los horrores de las citas modernas vistos a través de la desafiante batalla de una joven para sobrevivir a los inusuales apetitos de su nuevo novio....Fresh Critica: Quiero creer —y hasta me atrevería a afirmar— que las texturas de telefilm de sobremesa de que hace gala esta «Fresh» responden a una voluntad paródica que se vuelve palmaria a partir de los demoradísimos créditos iniciales, que transforman una hasta entonces sonrojante comedieta romántica en thriller de mutilaciones, antropofagia y científico loco en deuda con títulos como la inenarrable «El ciempiés humano» («The Human Centipede (First Sequence)», 2009) o la más reciente «Múltiple» («Split» 2016), entre otros. En efecto, la puesta de largo de Mimi Cave —hasta la fecha había venido dirigiendo cortos y videoclips— mezcla sororidad, síndrome de Estocolmo y un gore para todos los públicos, arriesgado envite del que sale airosa merced, sobre todo, a un peculiar sentido del humor, asimismo combinación improbable de ligereza indie y una causticidad bastante sorprendente habida cuenta de la piel fina que caracteriza a buena parte de nuestros coetáneos, especialmente en los Estados Unidos. Al éxito de la —insisto— atípica propuesta contribuye, y no poco, el trabajo y la insalubre complicidad de la pareja protagonista. El televisivo Sebastian Stan tiene pinta de galán de serie B noventera, lo cual está en perfecta consonancia con la antedicha apuesta estética, telefílmica y caricaturesca. En cuanto a Daisy Edgar-Jones, su aparente fragilidad contrasta con el vigor que logra insuflar al brutalizado personaje, así como un ramillete de matices que no cabría deducir de una lectura apresurada de la sinopsis. En suma, refrescante debut de una cineasta cuya «zona de confort» —mal que me pese la manida expresión— se antoja algo más amplia que la del común de los directores. Ya sólo por eso vale la pena seguirle la pista. Veremos qué le depara el futuro. De momento, esta «Fresh» la tienen disponible en Disney+, cosa que no hace sino abundar en las juguetonas paradojas que la sustentan.... Fresh