El secreto de Adaline

7.4
Adaline Bowman (Blake Lively), nacida a comienzos del siglo XX, adquiere a los 29 años la eterna juventud tras un accidente. Tras años de vida solitaria y permanecer con la misma edad durante 8 décadas, conoce a Ellis Jones (Michiel Huisman), un hombre por el que podría merecer la pena perder la inmortalidad. The Age of Adaline Adaline Critica: La historia comienza con un milagro. Milagro, no ciencia-ficción (for Christ's sake!). Lo relatado brevemente por la voz en OFF sirve de pretexto para introducirnos en una historia fantástica, y la fantasía sirve aquí a dos propósitos a mi humilde entender. El primero consiste en explorar la idea de alguien "condenado" a jugar con la eternidad en medio de personas acosadas por el tiempo. Y el segundo, meter el amor en todo lo anterior. En su primer tercio la película pertenece por entero a Adaline. En ella se impone la pauta a seguir década tras década y que consiste en mudanzas, generaciones y generaciones de Spaniels y ni una sola persona salvo su propia hija. La segunda es la más intrascendente y convencional. Corresponde al romance con Ellis. La protagonista empieza a dejar de lado algunas de las constantes de su esquema vital. Y un tercer acto donde todo ese esquema se viene abajo, y donde la película gana enteros gracias a un giro inesperado (al menos si no te has fagocitado el trailer) y a un soberbio Harrison Ford, totalmente creíble a la hora de transmitir el descarrilamiento sentimental de su personaje. Adaline Blake Lively casi perfecta en su papel de "joven" y sabia, de gestos necesariamente livianos, tiernos pero fríos. Huisman sólo correcto, aparenta un primerizo al lado de la madura mujer que pretende. Ellen Brustyn brillante y desconcertante como hija que aparenta ser abuela. Adaline La película es elegante, gustará no sólo a mucho público femenino, también a muchos estetas. Aparte de su belleza superficial consigue rasgar algo sobre la cuestión de fondo que ofrece su premisa, lo cual es decir bastante tratándose del género romántico y más tratándose de Hollywood. Te haya gustado o no la película, como mínimo hay que agradecerle el que Harrison Ford haya dado una de sus mejores interpretaciones recientes. Para algunos espectadores será la típica historia de amor chico-chica hollywoodiense. Personalmente creo que el romance Adaline-Ellis es secundario, otro pretexto, un hilo conductor en el viaje a través de la inmortalidad de su protagonista, y que la película ofrece en realidad un poco más de lo que pretende, que no es emular a Bergman o a Angelopoulos. Adaline
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 10/02/2020 1.65 GB 3432 Descargar
Array 1080P Español Latino 10/02/2020 1.65 GB 1677 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Un corazón normal

Drama
8

En la época de mayor virulencia del SIDA, a principios de los años ochenta, se ignoraba casi todo sobre una enfermedad que se calificó como "el cáncer gay". El film cuenta cómo la sociedad estadounidense fue asimilando la expansión de la gran epidemia. The Normal Heart Un corazón normal Critica: Este domingo HBO emitió The Normal Heart, tv-movie dirigida por Ryan Murphy (creo que no hace falta presentarlo a estas alturas) y adaptada, a partir de su propia obra, por el dramaturgo Larry Kramer. La película, ambientada entre 1982 y 1983, narra el estallido del SIDA en la comunidad gay de Nueva York a través de activistas e infectados, de hombres luchando (o no tanto) por su supervivencia. El protagonista es Ned Weeks (Mark Ruffalo, camino del Emmy) un escritor que tras intentar luchar contra su homosexualidad en su juventud, vive ahora completamente fuera del armario y en lucha constante contra la comunidad gay neoyorkina, por sus opiniones con respecto a la liberación sexual. Un corazón normal “La política gay es política sexual” Primera puñalada. Nos habían hablado ya de los terribles años en los que el SIDA surgió en forma de epidemia devoradora, engullendo a parte de una generación de homosexuales, posiblemente la primera en Estados Unidos en vivir con cierta libertad. Lo más interesante de The Normal Heart no es tanto el retrato que hace de la enfermedad, es decir, el plano íntimo, como afecta a los enfermos, como los consume lentamente hasta matarlos, o como consume también a sus seres queridos hasta drenarles las ganas de vivir. No. Eso también está en la película, y funciona e incluso emociona (esos ojos luminosamente azules de Matt Bomer apagándose...), pero no aporta nada nuevo. Lo que realmente hace valiosa a esta obra es su dimensión política, el retrato del activismo, de la lucha por lograr la atención de las autoridades. Si en Philadephia (Demme, 1993) se hablaba de discriminación y en Dallas Buyers Club (Vallée, 2013) del papel de las farmacéuticas, en The Normal heart Murphy y Kramer entran a reflexionar sobre el entramado asociativo que montó la comunidad gay para suplir la falta de apoyo del gobierno en la lucha contra la enfermedad. Y así volvemos al inicio de este párrafo, la agenda del activismo gay estaba únicamente centrada en la liberación sexual. No había un movimiento asociativo que reclamara derechos o visibilización del colectivo. Esto provocó que cuando tuvieron que afrontar la amenaza mortal que supuso el SIDA no estaban preparados. No tenían ni los medios, ni la experiencia, ni el valor. A gran parte de los líderes gays les faltó valor. Segunda puñalada. Un corazón normal

Gran Torino

Drama
8

Walt Kowalski (Clint Eastwood), un veterano de la guerra de Corea, es un obrero jubilado del sector del automóvil. Su máxima pasión es cuidar de su más preciado tesoro: un coche Gran Torino de 1972. Es un hombre inflexible y con una voluntad de hierro, al que le cuesta trabajo asimilar los cambios que se producen a su alrededor. Sin embargo, las circustancias harán que se vea obligado a replantearse sus ideas. Gran Torino Critica: Lo viejo es que un tipo que lleva tantos años sobre sus espaldas y es reticente a cualquier tipo de comunicación, rechazando con mal humor y carácter su familia o despreciando a la vecindad por no ser de su misma raza, entable amistad con una pequeña comunidad de immigrantes orientales tras salvar a uno de ellos de las pandillas locales. Y es que ese argumento ya lo conocíamos, lo hemos observado en múltiples ocasiones, y Eastwood lo sabe, así que juega un poco al juego del ratón y el gato con el espectador haciendo lo que mejor sabe, presentando a sus personajes con una sobriedad imponente, y desgranando la trama principal y el resto de subtramas con pericia y sin un orden en concreto, simplemente dejándolas vagar entre diálogos de lo más contundentes y situaciones humorísticas que funcionan como lo que son. Lo nuevo es que, ante esa clase de tipo, se presente una cultura totalmente distinta, una cultura que para él lo único que significaba eran los vestigios de una guerra en la que luchó, y que no llega a comprender hasta que se ve introducido en ella logrando así que, como mínimo, el intercambio de intereses resulte bastante más rico de lo que podría haber sido, y haciendo que el espectador crea en ese intercambio, por el interés que podría suscitar para el protagonista entrar de lleno en una cultura bien distinta a la suya, que nunca se había preocupado en comprender, y que jamás había conocido de tan cerca. Bajo todo ello, "Gran Torino" no escapa a clichés y estereotipos, puesto que como ya he comentado, lo viejo existe, y aunque el gran Clint sepa lidiar con el hecho de tener que exponer algo ya contado por tantos otros, lo hace a la perfección, con una destreza que muy pocos sabrían infundir en pantalla, y rodeado por un elenco actoral que en ningún momento desentona y cumple su cometido a la perfección. Puede que, pese a todo ello, con un poco más de maduración en esa radicalización del personaje, el calado hubiese sido mayor, pero Eastwood consciente de las limitaciones del guión que maneja, deja ese aspecto a un lado, y se limita a sacar buen jugo de alguna que otra secuencia de lo más bien parida, todo para llegar a una conclusión tan bella que te dan ganas de plantarte ante este señor, y darle las gracias en persona. Porque lo viejo y lo nuevo seguirá estando ahí, ofreciendo inéditas vertientes al cine actual, que tan pronto aparece desvirtuado como con una imagen mejorada, pero Eastwood siempre será Eastwood, y él es inconfundible realice un drama de mayor peso, o un trabajo de menor calado. Porque es único, e inimitable.

Un camino a casa

Drama
8.1

El pequeño Saroo, de cinco años, se pierde en un tren en el que recorrerá miles de kilómetros por la India, lejos de su casa y de su familia. Saroo tendrá que aprender a vivir solo en Calcuta, antes de que una pareja australiana lo adopte. Veinticinco años después, y contando tan sólo con sus recuerdos, una determinación inquebrantable y las posibilidades que le proporciona la herramienta de búsqueda Google Earth, comenzará a buscar a su familia perdida, para reencontrarse con ellos. Lion casa Critica: El pequeño Saroo (Sunny Pawar), de cinco años, pasa la mayor parte del día con su hermano mayor Guddu consiguiendo dinero extra, en acciones que chocan con la legalidad, para colaborar con su madre, y cuidar de su hermana pequeña Shekila. Un día, en una expedición nocturna en ferrocarril a otra ciudad, Saroo acompaña a su hermano, a pesar de las reticencias y protestas iniciales de éste. El pequeño está tan cansado que se duerme en un banco de la estación, mientras Guddu se va a un negocio no especificado y le pide a su hermano no moverse de allí hasta su regreso. Cuando Saroo despierta está tan colérico y asustado, que busca a su hermano, entra en un tren vacío y se queda dormido de nuevo, al día siguiente despierta en un vehículo fuera de servicio que se detiene en Calcuta, a miles de kilómetros, lejos de su casa y familia. Saroo aprende a vivir solo en una ciudad que habla bengalí y no entiende el hindi, tras una serie de peripecias entra en un orfanato más parecido a una cárcel, y será aquí, donde la buena fortuna entra en su vida a través de la adopción de una pareja australiana, Sue Brierley (Nicole Kidman) y John Brierley (David Wenham). casa La segunda hora de la película, nos traslada veinticinco años después, un adulto Saroo (Dev Patel) en Australia, con sus estudios recién terminados en una Escuela de Administración Hotelera, parece llevar una vida idílica en una casa junto al mar, visitando ocasionalmente a sus padres, preocupado de su hermano adoptado Mantosh (Divin Ladwa) y con una relación estable al lado de su novia Lucy (Rooney Mara), sin embargo, cuando descubre las posibilidades de Google Earth, la obsesión por encontrar a su madre biológica y hermanos se apodera de su vida, y decide buscarlos contando tan sólo con sus recuerdos y una determinación inquebrantable. La acción de la película se desarrolla entre la India y Australia, atraviesa los continentes, y nos permite conocer las diferentes formas de vida que hay en cada uno de ellos. Después de la aridez y el tumulto de la India pasamos a los paisajes abiertos de Australia dominados por grandes extensiones de agua. Todo es tan diferente como el televisor y el frigorífico del nuevo hogar de Saroo. La presencia natural y la extraordinaria interpretación de Sunny Pawar como el pequeño Saroo en la primera parte, es verdaderamente adorable y cautivadora, transmite una maravillosa y silenciosa mirada mientras descubre y aprende todo, y, lo más importante, consigue emocionarnos profundamente en esta increíble historia. casa

Ferry

Acción Crimen Drama Suspense
6.3

Antes de crear un emporio de la droga, Ferry Bouman vuelve a su ciudad para vengarse. Allí se pondrá a prueba su lealtad y el amor le cambiará la vida....Ferry Critica: prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.... Ferry

Ellos

Drama Misterio
7.8

Una pareja de raza negra decide mudar a su familia a un vecindario blanco de Los Ángeles. La casa de la familia en una calle arbolada y aparentemente idílica se convierte en la zona cero donde fuerzas malévolas amenazan con burlarse de ellos, devastarlos y destruirlos.... Ellos Critica: Carece completamente de sentido hacer una comparación entre Lovecraft Country y Them. Es que se habla de racismo después de la II Guerra Mundial y ya todo es lo mismo. ¡Pues no, oye! Con todos mis respetos y siendo muy fan del universo Lovecraft, la serie me aburrió y no la terminé, sin embargo con Them tenía que saber qué ocurre aun siendo evidente casi desde el primer episodio. Tampoco me parece de peso compararla con Déjame Salir, que opino igual que antes, aparecen negros y racismo y ya estaría, todo es igual. ¡Venga ya! más amplitud de miras no nos viene mal. La ficción de Amazon es estupenda. El guion tiene un ritmo lento pero siempre en tensión, acompañado de una magnífica banda sonora. Ya sabemos que esta historia nos la han contando un millón de veces, pero en este caso a mí me ha enganchado. A ver, que cada uno ve lo que le apetece y no era un secreto en ningún caso lo que nos iban a narrar aquí. Personalmente lo que me ha convencido por encima de todo ha sido, tanto la forma de filmar, con muchos planos impactantes y de vértigo y los actores, que son todos increíbles. Algunos son caras conocidas, como Alison Pill (American Horros Story: Cult o Midnight in Paris), aquí interpretando a la típica blanca de clase media/alta, que ve su vida en riesgo inminente con la llegada de una familia de raza negra a su perfecto barrio residencial, interpretando uno de esos roles .... Ellos

Vidas nocturnas

Comedia Romance
6.7

Milo es un barman que vive una vida de fiestas y noches interminables. Cierto día, una serie de coincidencias lo llevan a conocer a Sunny, la mujer de sus sueños, y ambos acuerdan una cita. Pero la noche que tenía todo para ser romántica se convierte en un caos cuando el amigo de Milo, Renzo, aparece de la nada con todo el submundo de Berlín a sus espaldas.... Vidas nocturnas Critica: ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.... Vidas nocturnas