El coleccionista

6.3
Arkin (Josh Stewart) es un ladrón ex-convicto que decide entrar en la casa de campo donde comienza a trabajar, para robar una valiosa joya. La desagradable sorpresa para Arkin llegará en forma de un brutal asesino en serie (familiarizado con las técnicas de tortura de la inquisición española) que se encuentra en el interior de la casa y tiene secuestrada a toda la familia. El coleccionista Critica: De los guionistas de la emblemática "Feast", llega ahora el debut de uno de ellos en la dirección (Marcus Dunstan) que, acogiéndose a una premisa tan simple como la de un tipo que en pleno robo de una casa, oye la puerta, corre a esconderse y al bajar al cabo de cinco minutos encuentra llena de trampas una planta baja que, al entrar él, estaba impoluta, nos da ya señas de ante lo que nos hallamos: no busquen verosimilitud, ni coherencia, pero si mucha, mucha sangre. De todos modos, entiéndase inverosimilitud como trampas a cada cual más esperpéntica y entresijos que harían las delicias del amigo Jigsaw, no como la imbecilidad supina que suelen intentar reflejar los protagonistas de este tipo de film, aunque algún momento haya, tampoco lo vamos a negar. La cuestión es que esos momentos no son una constante, el protagonista se maneja suficientemente bien demostrando que si ha ido a robar, es por algo (no ser oído o visto), y a partir de ahí empieza una especie de juego del ratón y el gato por ver cuanta más sangre mejor en pantalla y una persecución fingida que otorga instantes divertidísimos (como el del gato o el del novio). El coleccionista Dicho esto, y logrando así unos 60 minutos entretenidísimos, salvajes y del todo frenéticos, Dunstan elige concluir el film quizá no de la mejor manera, pero de un modo totalmente satisfactorio si se tienen en cuenta las pretensiones de "The Collector", haciendo que el mecanismo pergeñado por estos dos guionistas tan peculiares funcione, haciendo de su debut un recomendable ejercicio para cualquier amante de la sangre y las vísceras, amen de esos tintes cómicos de lo más atroces, que consiguen hacer de este curioso film un espectáculo, sino decente, si bastante recomendable para pasar casi hora y media de lo más distraido observando barbaridades a cada cual mejor. Y ojo, que eso no es algo que puedan decir muchos hoy en día en este denostado género. El coleccionista
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080P Español Latino 15/12/2019 0.70 GB 1491 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

13 Horas: Los soldados secretos de Bengasi

Acción Historia Suspense
7.1

El 11 de septiembre de 2012, en el aniversario de los ataques terroristas a las Torres Gemelas y al Pentágono, un grupo de milicianos islamistas atentaron contra el consulado estadounidense y un anexo cercano de la CIA en Bengasi, Libia. Un equipo de seis miembros de Operaciones Especiales de Estados Unidos fue enviado para rescatar a los supervivientes. 13 Hours: The Secret Soldiers of Benghazi 13 Horas Critica: Así es amigos de FA, me encuentro entre los que consideran que cada película hay que valorarla dentro de su género y de lo que ese género nos puede ofrecer. Los que busquen una película seria y profunda sobre la guerra y sus consecuencias, una crítica feroz a la política exterior americana, un romance o desengranar el lado oscuro de la CIA, la primavera árabe y el estado islámico estáis avisados de antemano, esta no es vuestra película. Stay away of it. Estamos pues ante lo que coloquialmente se conoce como una americanada de primera división, de las que van de frente y no engañan, sin tapujos, directa a la mandíbula. Es comprensible que algunos estómagos no puedan dejar de lado sus principios y abominen de semejante producto nacionalista americano, pero otros somos capaces de hacerlo encantados con una bolsa de palomitas y unas buenas gafas de cine de acción. Lo que sí pide un servidor es coherencia con las "-anadas". Ayer vi "Ip Man", buena película de artes marciales, pero una "Chinada" de categoría. Su nota en FA 7.3. 13 Horas El resultado final de 13 horas en en Bengasi es bastante razonable y disfrutable si te gustan los tiros. Y aunque sé que está mal y me avergüenzo, disfruto como un enano cuando 6 americanos cachitas, barbudos y con cara de mala ostia deciden que por la razón X van a repartir amor a espuertas en Libia. Y los tíos son valientes de cojones. Y escupen al suelo y se despindolan mocos por la cara. Y empiezan a disparar desde 100 metros y ya tienen la cara llena de sangre ajena. Y para ellos escuchar silbidos alrededor de sus cabezas no les hace agacharse ni que la cóclea se tambalee, no, les hace enfocar mejor y zurrar "headshots". Y nos podemos plantear qué derecho tiene USA para tener soldados en Libia, pero también puede plantearse el pobre soldado de Kentucky que porqué cojones tiene él que dejarse matar, cuando se metió al ejército para poder dar de comer a su familia. Y oye, los libios éstos de la primavera árabe que colgaron a Gadafi están consiguiendo que echemos de menos al dictador. 13 Horas

Destroyer. Una mujer herida

Acción Crimen Drama Suspense
5.9

Erin Bell trabajó en su juventud como policía encubierta en una peligrosa banda del desierto de California. Su incursión en el mundo de la mafia tuvo consecuencias fatales para su mente de las que cree haberse recuperado. Sin embargo, cuando el líder de la banda vuelve a dar señales de vida, Bell sufre una odisea moral y existencial. La única solución para olvidar sus fantasmas pasa por retomar el contacto con viejos miembros del grupo, intentando comprender cuáles fueron los motivos que destruyeron su pasado. Destroyer. Una mujer herida Critica La película propone un thriller policiaco al servicio de la protagonista, Nicole Kidman. Todo gira y está ideado con la finalidad de facilitar el lucimiento de la estrella, y ciertamente, si obviamos un maquillaje que personalmente encuentro horrendo, la intención última se consigue. Se mete en la piel de una detective con la vida desecha, hecha trizas en lo personal, lo profesional y lo familiar, apuntando a un abandono y degradación que esconde en un patético aspecto físico, el derrumbe completo de una personalidad atormentada. Siendo esta una cinta sobre la posibilidad de encontrar la redención, la misma llega en forma de un asesinato que le abre en canal recuerdos y huellas del pasado, causantes directos de su patética situación actual, pero que le posibilitan explorar los siempre complejos y difíciles terrenos de la revancha. La propuesta del director conlleva la utilización recurrente del flashback, para hilvanar una historia que va dosificando con pericia las razones de tanto sin sabor, poniendo luz en el sentimiento de culpa que caracteriza las reacciones de la protagonista. El malo del relato es un tal Silas, y sólo por el nombre me viene a la memoria el monje albino del “Código Da Vinci”, que hacía el trabajo sucio en la pérfida lucha por el Santo Grial. Hay nombres que quedan de manera indeleble en la memoria. Es una obra menor en la trayectoria de Kidman, es probable incluso que tras su visionado la olvide pronto, pero mientras esperamos productos más rompedores, hemos de conformarnos con propuestas dignas, aunque no se salgan de lo comercialmente al uso Destroyer. Una mujer herida

Everly

Acción Suspense
5.2

Su argumento gira en torno al personaje de Hudson quien, atrapada en su apartamento, deberá enfrentarse al acoso de todo tipo de asesinos enviados por su ex-novio quien resulta ser un peligroso (y rencoroso) jefe de la mafia. Everly Critica: El título de la crítica lo resume todo, el director Joe Lynch quien dirigiera la secuela de KM. 666 nos deleita con su personal Smokin' Aces (Ases Calientes) protagonizada por la bella mexicana Salma Hayek. La trama es muy sencilla, Everly (Salma Hayek) se ve atrapada en su lujoso apartamento en el cual debe sobrevivir frente a una invasión de variopintos asesinos a sueldo que reclaman su cabeza. Esa es toda la película, el guión no se anda con tonterías y ya desde el principio, la acción, la violencia, la sangre y los tiros, están presentes. Una Serie-B de acción-comedia, gamberra en muchos sentidos, y que consigue hacer pasar un buen rato de diversión y entretenimiento al espectador. Salma Hayek casi a sus cincuenta años luce un estupendo cuerpazo en la cinta, y su actuación es correcta, aunque muchas veces sobreactuada. Everly Lamentable, no tiene otro calificativo. Tenemos una madurita sex symbol, con prominentes atributos que parece de repente descubre sus habilidades asesinas. Película sin emoción, pasada de artificio y estupideces moribundas. Lamentable la composición de imágenes, pero sobre todo la dirección de actores y escenas, porque a veces parece penoso como se arrastra la protagonista por la habitación, como si todos los días le pasará lo mismo o si buscase un arma como la que busca las llaves antes de salir a dar una vuelta. No pierdan el tiempo, hay mushas y muy buenas películas. Everly Curiosa y estimulante propuesta que convierte a Salma Hayek en una especie de involuntario action-hero y que funciona bastante bien durante todo su metraje. El hecho de no dar demasiada información y de que toda la acción transcurra en la misma habitación, personalmente lo encuentro un acierto porque el espectador no necesita toda esa información ya que aquí lo único que importa es como Everly se enfrente a un asesino tras otro (a cual mas peculiar) en el vano intento de escapar del edificio. Hay que reconocer que Salma Hayek está estupenda y funciona mejor que bien como heroína de acción. Joe Lynch rueda las escenas con brío y el diseño de producción, aunque modesto, funciona a la perfección. No esperéis demasiado de esta película pero os lo vais a pasar en grande si aceptáis lo estúpido de la propuesta. La película empieza a toda velocidad y no decae casi nunca. Aquí el argumento es lo de menos (aunque lo hay) porque aquí lo único que importa es ver a Salma repartiendo tiros y pareciendo que cada escena es la última de la película. Un entretenimiento tonto pero de lo mas estimulante. Everly

Stray

Acción Crimen Fantasía Suspense
5.1

Un adolescente huérfano forma una amistad con un detective. Juntos investigan el asesinato de su madre y descubren la fuerza sobrenatural que demuestra ser una amenaza para su familia. Stray Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Stray Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Stray

El ritmo de la venganza

Acción Suspense
5.6

Stephanie Patrick ha perdido a toda su familia en un accidente de avión. Muy afectada por los sucesos comienza a investigar el siniestro y descubre que no fue algo accidental. Para llegar al fondo del asunto, Stephanie decide adoptar la identidad de un asesino y así encontrar a los causantes de su desgracia.....El ritmo de la venganza Critica: Siempre me fío más de las críticas de los usuarios que de los críticos, pero esta vez me llevé un batacazo de tomo y lomo. Una peli que intenta beber de películas buenas en este género de acción pero es que el guión es.... madre mía, que peazo de mie..., alucinaba cada minuto que pasaba, decía: no puede ser, no, en serio? y así toda la película, porque vamos, el argumento de chica pija que pierde a la familia y queda convertida en yonqui y prostituta barata no se lo cree nadie, y más sin ninguna razón. Periodista interesado en ella, ¿por qué? nadie lo sabe, no había familiares más adecuados para esto, ah, espera que descubre donde se esconde un agente secreto, jaja y va a verle y este con cuatro carreras y un largo en un lago la convierte en un arma mortal, jaja, y etc etc. Esto lo hacen los españoles y la ponen a parir, pero ya sabemos como funciona esto. Los productores de la saga de James Bond Barbara Broccoli y Michael G. Wilson (EON productions) comenzaron el rodaje en 2017, pero un accidente de Blake Lively durante el rodaje de una pelea hizo que se retrasara la filmación, coincidiendo casi su estreno con la próxima de Bond "Sin tiempo para morir" para el próximo abril. Basada en la novela original del mismo nombre de Mark Burnell, quien también firma el guion, (una historia que recuerda claramente a "Nikita" de Luc Besson). La directora Reed Morano es la encargada del rodaje prácticamente en su totalidad en España (Madrid, Almería y Cádiz). Pero ni el guion ni la dirección destacan, quedando el personaje protagonista poco creíble. Solamente Blake Lively consigue darle al personaje algo de profundidad como Stephanie, pero todo queda en un claro intento de hacer una franquicia femenina del tipo"Jason Bourne" o "Bond". Puede ser que el fracaso de taquilla monumental en Estados Unidos lleve al traste algún tipo de continuación..... El ritmo de la venganza

Personal Shopper

Drama Misterio Suspense
5.9

Maureen, una joven estadounidense en París, se hace cargo del guardarropa de una celebridad. Aunque no le gusta su trabajo, es lo único que encontró para pagar su estancia mientras espera una manifestación del espíritu de Lewis, su hermano gemelo desaparecido hace poco. Maureen comienza entonces a recibir en su móvil extraños mensajes anónimos. Personal Shopper Critica Ver Personal shopper supone tal enganche que es casi imposible despegarse de la pantalla. Es la misma sensación que nos invade al no poder apartar la vista de un accidente de carretera: la atracción por el desastre, la adrenalina por el horror, el morbo por lo siniestro: en definitiva, la dirección de Olivier Assayas. El argumento y el comienzo son maravillosos. La asistenta personal de una superestrella de la moda tiene el poder de contactar con los fantasmas atrapados entre los dos mundos. Stewart viene como anillo al dedo al relato gracias a su aura cool, a su ya icónica apatía y también a la credibilidad con la que equilibra su languidez con la inquietud en las escenas de tensión. En las primeras escenas la vemos recorrer a oscuras una mansión vacía buscando señales del más allá. El sosiego con el que se desarrolla este pasaje recuerda ligeramente a la obra maestra de Guerín, Tren de sombras e incluso a la póstuma Visita, memorias o confesiones de Oliveira. Pero el globo se desinfla enseguida. Assayas de repente nos planta ante tres historias sin llegar ninguna de ellas a profundizar lo suficiente como para ofrecernos una trama sólida. Al principio, la historia de fantasmas logra atrapar nuestra curiosidad con sus modestos efectos especiales en pos de una mayor carga dramática, en la línea de La fille de nulle part de Brisseau. Desgraciadamente, su desenlace resulta ridículo e innecesario. Tras ello, el peso del thriller se limita a dos escenas tensas y a unas interminables conversaciones por Whatsapp mediante las que el director intenta que el mundo espectral confluya con el terrenal, pero fallando estrepitosamente. Utiliza para ello un coqueteo con el riesgo y el peligro que en ningún momento pone al espectador en aprietos. Por último, la historia de la vida laboral de la protagonista. Utilizar como excusa a una asistente personal para lanzar dardos contra la industria de la moda resulta demasiado fácil, pero ya que se empeña uno en llevarlo a cabo, al menos esos dardos deberían lanzarse con más ganas. Una jefa déspota y rácana y un viaje express a Londres no son suficientes para sostener la que se supone que es la trama principal, la que da título a la película. Pero además, Assayas tiene la osadía de criticar la falta de libertad de los fotógrafos de moda respecto a las marcas cuando él mismo, en un ejercicio de esquizofrenia o de petición subliminal de auxilio, vayamos a saber, publicita descaradamente a Chanel y Cartier. Incluso va más lejos situando el confuso epílogo en el sultanato de Omán, coproductor de la película, notándose a la legua la imposición de los mecenas. Personal shopper podría engrosar la lista de clásicos del cine tan malos que se vuelven de culto. Probablemente lo consiga, siendo el principal responsable el propio director debido al abuso de sus recursos habituales. El cine dentro del cine, en un pasaje con el cantante de moda encarnando a Victor Hugo - episodio que recuerda al estilo de Albert Serra y, desde luego, mucho más interesante que la propia película. Pero el espectador también ha de sufrir sus ya característicos fundidos a negro que dificultan la cohesión de las ya de por sí deshilachadas tramas. Por no hablar de la distancia que el director toma de los códigos del cine de terror o del thriller, probablemente para huír de cualquier atisbo de cine comercial, pero brindándonos en cambio una película vacía, hueca, mal construída y mal rematada. Un horror. Disfrutable, claro que sí. Pero un horror. Personal Shopper