Dolor y dinero

6.1
Miami, años noventa. Dos culturistas (Mark Wahlberg & Dwayne "The Rock" Johnson) planean el secuestro de un rico empresario. En el transcurso de la operación creen que han matado a su víctima, pero no es así. Una vez recuperado, el empresario contrata a un detective privado (Ed Harris) para que localice a sus captores con el propósito de vengarse de ellos. Pain & Gain Dolor y dinero Critica: Durante gran parte de la última década, cuando alguien hablaba de Michael Bay lo hacía para decir acto seguido “el director de Transformers”, una saga que algunos crucificaron desde el inicio y que para los que nos gustó bastante su inicio se fue haciendo bastante difícil defender sus secuelas, en especial la tercera. Aunque parezca mentira, antes de eso tuvo vida, tuvo más películas y esta que nos ocupa es un reencuentro con ese cine de acción de los 90 que encandiló a muchos y que le dio un nombre. Algo alejadas quedan ya en el recuerdo cintas como La Roca o Bad Boys (de hecho me han dado ganas de verlas tras finalizar esta) pero parece que el director no ha perdido la mano para hacer cine de acción más de a pie y sin necesidad de recurrir a presupuestos estratosféricos o un apabullante despliegue visual. Dolor y dinero Lo que nunca ha faltado en sus obras es una bandera americana ondeando al viento aunque en esta ocasión la arranque de su mástil y la arrastre a lo largo de todo su metraje. Aunque con un estilo completamente distinto en su ejecución y con un aire cómico mientras que la de Harmony Korine era mucho más deprimente, cuando salga en el mercado doméstico podrían venderla junto a Spring Breakers en un pack que se llamara “miccionando sobre el sueño americano”. Mark Wahlberg, Dwayne "The Rock" Johnson y Anthony Mackie son tres culturistas estúpidos y anabolizados que traman hacerse millonarios a cosa te robar a un cliente del gimnasio con la improvisación y el haber visto muchas películas como base de su estrategia. Un líder crédulo e influenciable que se cree inteligente, acompañado de dos secuaces que se limitarán a seguirlo y ser sus brazos ejecutores en un plan que hace aguas y se irá de madre desde el arranque. Aunque parezca mentira, está basada en hechos reales, cosa que nos recuerdan cuando la película más degenera por si no nos acordábamos de ello o nos parecía imposible. Dolor y dinero Sea todo verdad o no, quizá el único “pero” que podría ponerle es que esté a punto de írsele de las manos y que quizá agradecería un recorte en el metraje. Por lo demás estamos ante una sátira a la sociedad americana, sus estamentos y su famoso sueño que resulta muy divertida y entretenida. Sus personajes son estúpidos pero eso no significa que la cinta lo sea y nos lo demuestra con constantes diálogos (y geniales reflexiones con voz en off) cargados de ingenio. Los tres protagonistas rinden a gran nivel con incluso diría papelón de alguno como "La Roca" Johnson, así cómo los secundarios entre los que podríamos destacar a un gran Tony Shalhoub, a alguno que siempre se agradece ver como es Ed Harris o a otros como Rebel Wilson que es una de las actrices de moda en lo que a comedia se refiere y es una pena que por ejemplo el siempre hilarante Ken Jeong no disfrute de más minutos en pantalla. Dolor y dinero
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 18/12/2019 1.92 GB 1622 Descargar
Array 1080P Español Latino 18/12/2019 1.92 GB 473 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Bienvenidos a la casa de la muerte

Comedia Terror
6.6

Un grupo de amigos adolescentes deben resistir el hechizo de un malvado showman que se presenta en una casa de los horrores en su pequeña ciudad. R.L. Stine's Monsterville: The Cabinet of Souls Bienvenidos Critica: todavía para adolescentes de mi época, que éramos más ingenuos... ¿Pero hoy? buah! Esta cinta la ven adolescentes de hoy y vomitan por cursi y "correcta" que es. Es más, dudo que le llame la atención a nadie mayor de 10 añitos (ya no te voy a contar a los más talluditos). Niñas y niños "muy monos", malo muy malo, argumento absurdo, muy tonta e infantil (aún más, yo diría para lactantes)... Puaj, no hay por donde cogerla. Apesta en todos y cada uno de sus aspectos. Bienvenidos Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Bienvenidos Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Bienvenidos

El señor de los anillos: Las dos torres

Acción Aventura Fantasía
8.3

La Compañía del Anillo se ha disuelto. El portador del anillo Frodo y su fiel amigo Sam se dirigen hacia Mordor para destruir el Anillo Único y acabar con el poder de Sauron. Mientras, y tras la dura batalla contra los orcos donde cayó Boromir, el hombre Aragorn, el elfo Legolas y el enano Gimli intentan rescatar a los medianos Merry y Pipin, secuestrados por los ogros de Mordor. Por su parte, Saurón y el traidor Sarumán continúan con sus planes en Mordor, en espera de la guerra contra las razas libres de la Tierra Media. The Lord of the Rings: The Two Towers El señor de los anillos: Las dos torres Critica: Peter Jackson da rienda suelta a su lado más gore en una digna y épica continuación. A estas alturas del siglo XXl no hace falta decir que el mundo literario creado por Tolkien ha servido a la perfección para rescatar y ahondar en un género, el fantástico, que nunca ha sido reconocido como le corresponde por el Séptimo Arte. No obstante, pocas veces me he enfrentado a tantas dificultades en torno a una crítica, sobre todo porque me cuesta separar la pasión adolescente y desenfrenada que siento por sus personajes, de las virtudes y defectos desde un punto de vista meramente cinematográfico. Discutir la fidelidad está de menos y resulta incomprensible, sobre todo, una vez después de haber observado que Peter Jackson es un visionario que capto el espíritu desde el primer minuto (no seamos freakies insaciables); pero también soy partidario de lo erróneo de calificar como secuela a esta segunda parte de El Señor de los Anillos ya que, sin asistir todavía a la tercera y última entrega, es imposible hacer un balance general y completo que dote a cada pieza de su justo mérito. Nota: parece ser que el negocio y la industria se están interponiendo en el visionado de una posible obra de arte porque no entiendo entonces a qué se debe el corte (obligado, innecesario y fastidioso descanso) que determinadas salas están llevando a cabo. torres Petar Jackson ha tomado un mayor riesgo en esta segunda entrega, pero sin traicionar lo que ya había conseguido. La cinta, en efecto, goza de un aura épica inigualable, es más entretenida, pero menos sugestiva, sorprendente y oscura. A los norteamericanos les viene como anillo al dedo el recordar esta eterna lucha entre el bien y el mal que arrojara la friolera de ochocientos millones de dólares en taquilla (y en España la segunda película más taquillera tras Titanic). Frodo cede protagonismo, gracias a Dios, a Aragorn (excelente Viggo Mortensen), pues Elijah Wood no aguanta el tirón. Sam llega a lo insoportable en su servidumbre, y Gimli es utilizado como bufón.El señor torres

Seguridad

Suspense
5.2

Cuando una adolescente local es acosada sexualmente y golpeada, se levanta revuelo en el pueblo y salen a la luz la corrupción y los prejuicios....Seguridad Critica: lena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresion...Seguridad

Anomalia

Acción Ciencia ficción Suspense
5

Un ex-soldado traumatizado se despierta en la parte trasera de una camioneta. A su lado se halla un niño secuestrado. Ahora tan sólo dispone de nueve minutos y treinta y siete segundos de consciencia para averiguar por qué y cómo llegó hasta allí.The Anomaly Anomalia A los 5 minutos ya se perfila como lo que es: una pésima mescolanza de ideas ya rumiadas hasta el hartazgo en anteriores films del género, hecha tan mal que no causa ni el mas mínimo interés en lo que sucede, además de un enredado argumento que termina causando fastidio. Tiene todos los tics de una pelicula rodada para TV, aburrida y sin sustancia. Me entero que el director es tambien el protagonista: tal vez aquí se cumple muy bien el dicho de que "el que mucho abarca poco aprieta". Película de ciencia ficción futurista. El protagonista se despierta desorientado en una furgoneta junto a un niño que ha sido secuestrado. A partir de ahí tratará de recuperar su identidad robada. El comienzo tiene reminiscencias del mito Bourne. Sin embargo, rápidamente el argumento se desinfla, no se sostiene. Salvo que seas un amante de las peleas con golpes a cámara lenta y de la música electrónica para aumentar la tensión, no merece la pena ver este film. Anomalia Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Anomalia Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Anomalia

Moana: Un mar de aventuras

Animación Aventura Comedia Familia
7.5

Una gran aventura acerca de una enérgica adolescente que se embarca en una misión audaz para salvar a su pueblo de una antigua y misteriosa amenaza, en un viaje de autodescubrimiento. La acompañará el arrogante semidiós Maui, quien la guiará en su travesía por el océano en un viaje lleno de acción, plagado de temibles criaturas e imposibles desafíos para restaurar el orden perdido. Moana Critica: Los que primero crecimos bajo el influjo de los Clásicos Disney y más adelante supimos apreciar sus valores cinematográficos nos sentimos consternados, primero con la decisión de los estudios de no volver a rodar sus películas en 2-D siguiendo los cánones que el cine comercial de animación marca, y segundo porque desde 'Hermano Oso' ninguna otra peli Disney ha logrado siquiera asemejarse al estilo y a la "gravedad" que el adulto e intenso Disney de los 90 se atrevió a alcanzar. Para fortuna de los que somos y seguiremos siendo seguidores de la factoría del ratón animado, el mayor consuelo que por el momento nos queda es que la tetralogía que conforman sus últimas 4 películas ('Frozen', 'Big Hero 6', 'Zootropolis' y esta 'Vaiana') al menos son capaces de recoger en numerosos momentos la esencia de lo que las viejas películas del Tío Walt supieron plasmar a la perfección: un cine absolutamente para todos los públicos, que maravillara a los niños con historias a veces adultas, y a los adultos supiera devolverles por un rato ese alma de niño que desconocían que aún poseían. Moana 'Vaiana' posee muchas de las virtudes que convierten a Disney en la factoría de animación por excelencia, pero también adereza muchas de las falencias que sufre la empresa y la animación en general. Para empezar, Disney prosigue con su obsesión por ser capaz de abarcar todas las culturas del mundo habidas y por haber, tocándole en este caso a la rica cultura polinesia, que en 'Vaiana' se encuentra plasmada de manera sumamente sentida, en muchos momentos casi coetánea al estilo naturalista de una obra tan poética como 'Whale Rider'. Por otro lado, la historia, aunque de entrada no provoca un gran hype, no tarda en generar una gran aceptación por parte del espectador, con una serie de momentos que imbuyen de lleno al espectador en una aventura que atrapa gracias al carisma de todos y cada uno de sus personajes. A ello contribuirá en gran medida una magnífica banda sonora, con algunas de las mejores canciones que la compañía ha dado luz en los últimos 15 años, y repleta de ritmos tribales que deleitan a nuestros oídos. Moana

Planet 51

Animación Aventura Ciencia ficción Comedia Familia
5.7

Planet 51 es la historia de una familia de extraterrestres que vive tranquilamente en su planeta hasta la llegada de lo que para ellos es un alienígena: un hombre. El Capitán Charles "Chuck" Baker, astronauta americano, aterriza en Planet 51 pensando que es la primera persona en pisar el planeta. Para su sorpresa, descubre que el planeta está habitado por pequeñas criaturas verdes que viven felizmente en un mundo plagado de cercas blancas, reminiscencia de la alegre inocencia de la América de los años 50, y cuyo único temor es el de ser invadidos por alienígenas... ¡como Chuck! Ayudado por su compañero robot "Rover" y su nuevo amigo Lem, Chuck tendrá que abrirse camino a través del deslumbrante y desconcertante paisaje de Planet 51 para no convertirse en pieza permanente del Museo Espacial de Invasores Alienígenas de Planet 51 Critica: Planeta 51 es la prueba plausible de que cada vez es menor la distancia que a nivel gráfico separa a las superproducciones de Disney, Pixar y Dreamworks de las películas de animación más austeras. Es irrefutable que la película de los españoles Jorge Blanco y Javier Abad consigue unos efectos visuales, en lo que a movimiento, volumen, profundidad y diseño, equiparables a los trabajos de Brad Bird, Andrew Stanton o Andrew Adamson. Ahora bien, ¿acaso Los increíbles, Wall-e o Shrek (por citar algunos ejemplos) han pasado a la historia de la animación únicamente por la calidad técnica que sin duda atesoran? La respuesta es: rotundamente NO. Planet 51 Además de estos valores técnicos indispensables para ser consideradas obras maestras de la animación, estas películas han hecho gala de un conocimiento del lenguaje cinematográfico, de una sensibilidad y de una trascendencia discursiva tales que la peyorativa etiqueta de “infantil”, que tradicionalmente acompaña a las llamadas películas de “dibujos animados”, ha comenzado a ponerse en entredicho seriamente. ¿Posee Planeta 51 estas cualidades extraordinarias que marcan la edad adulta de la animación para todos los públicos? Ni por asomo. Planet 51 Esta producción hispano-británica es una historia de temática alienígena en la que los roles se invierten. ¿Y si fuéramos nosotros los visitantes y no los visitados? ¿Y si un astronauta de la NASA aterrizara en un planeta habitado por una civilización avanzada? ¿Y si la concepción que tiene esa civilización extraterrestre sobre los alienígenas fuera igual de recelosa, prejuiciosa y fantasiosa que la nuestra? En base a estos términos, y recurriendo conscientemente a todos los tópicos habidos y por haber, Planeta 51 rinde obligado homenaje a las principales películas sobre extraterrestres, desde la ciencia ficción de los años 50 (Them!, La guerra de los mundos, El experimento del Dr. Quatermass, Ultimátum a la Tierra…) hasta E.T. y Alien. Sin embargo, los guiños cinéfilos no consiguen que Planeta 51 se desmarque lo suficiente de ese tono superficial e infantil del que Ratatouille, Up O Wall-e sí se desprendieron. Planet 51