Bloodshot

Bloodshot
7.3
Ray Garrison, también conocido como Bloodshot, es resucitado por la compañía Rising Spirit Technologies a través del uso de nanotecnología. Mientras lucha por recuperar la memoria, Ray trata de volver al ser el que era antes de sufrir el accidente que dejaría amnésico. Película basada en el cómic "Valiant", creado por Kevin VanHook, Don Perlin y Bob Layton. Bloodshot Critica: La suspendo porque un personaje tan bueno de los cómics con tanto potencial cinematográfico haya sido llevado al cine de esta forma me hace querer desintegrar a todos los responsables de esta bazofia de producto audiovisual, pero la película está bien... o no, depende de cada uno, pero para pasar el rato bien vale, tiene momentos de acción espectacular y puede ser entretenida, puede llegar a divertir pero a mi me funcionó casi que como una comedia de lo que me reí por momentos de lo incoherente y absurda que llega a ser, con un par de secuencias de acción ''destacables'' en mi opinión y por el resto, pues realmente inconsistente, sin sentido, mal estructurado, carente de originalidad, sin guión, pobres personajes, pésimo antagonista, horrible dirección, catastróficas actuaciones ( de Vin Diesel pues ya te lo esperas ),... y podría seguir pero para resumir, un terrible producto de acción que tenía, sin duda, muchísimo potencial viendo los cómics y todo su trasfondo. Bloodshot Es una lástima pero ya desde que se anunció el proyecto con Vin Diesel y este director conocido por su familia y gracias, pues como que no le esperaba un buen futuro pero si funciona o no lo dirá como siempre nuestro amigo el $ que es lo único que les importa a los productores viendo en lo que ha resultado la película, en definitiva una mala película de acción que se puede llegar a disfrutar o soportar dependiendo de tu índice de tolerancia cinematográfica. Bloodshot
<

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p Dual Español Latino 30/03/2020 2.40 GB 969 Descargar
1080p Dual Español Latino 30/03/2020 1.75 GB 1815 Descargar
4K 2160p Español Latino 21/07/2020 12.55 GB 229 Descargar

También te puede interesar

Sin City 2: Una dama por la cual mataría

Acción Crimen Suspense
6.3

En las sórdidas calles de Sin City, un hombre busca su venganza. Dwight trata de ajustar cuentas con la misteriosa Ava Lord, la letal mujer que le traicionó. Nancy intenta superar la muerte de Hartigan, y Johny tiene una peligrosa misión: acabar con el mayor villano de Sin City. En su propósito, conocerá a la joven stripper Marcy. Sin City Critica: Cuando en 2005 apareció en cines "Sin City", se convirtió rápidamente en un éxito gracias a su combinación de sólida narrativa, imponente aspecto visual y un reparto de altura. Con el paso de los años aquel film ha demostrado saber mantenerse fresco, algo que jamás le sucederá a esta secuela tardía que firman Robert Rodriguez y Frank Miller a cuatro manos, como la original, donde también participó Tarantino. No sé si porque falta este último o porque sencillamente la cosa llega demasiado tarde, pero esta "Una dama por la que matar" demuestra el declive de sus dos responsables, como si hiciera falta algún tipo de confirmación tras sus esfuerzos individuales recientes (la infame "The Spirit" de Miller y la floja "Machete Kill" de Rodríguez). Si le sumamos a todo esto que las ideas son bastante escasas, tenemos un combo ideal: una secuela innecesaria en la que, no obstante, brillan algunos momentos individuales. Sin City "Sin City: Una dama por la que matar" nos vuelve a mostrar a algunos de los personajes del film original, pero son justamente éstos los que tienen las historias menos interesantes, recayendo lo mejor del film en las nuevas presencias. Eva Green, destinada a salvar casi cualquier película floja en la que aparece, tiene aquí un papel hecho a su medida, el de una femme fatale que saca provecho de su imponente físico para volver locos a los hombres y llevarlos a la perdición, previa manipulación en favor de sus intereses, claro está. Cada vez que aparece en pantalla el blanco y negro se resquebraja para mostrar tonalidades de grises, adquiriendo el film una inyección de vida que el resto de sus minutos apenas pueden rozar. Sin City Otra buena incorporación es la de Gordon-Levitt, con un personaje al que se le dedican pocos minutos pero que ofrece suficientes impulsos como para verdaderamente merecer la pena. La historia de la película es la de un barco a punto de hundirse: personajes que circulan por el borde de la desesperación en una ciudad del pecado en la que el mayor 'pecado' es, en efecto, la propia existencia de un producto que nace como una extensión a favor de explotar una marca pero que llega extraordinariamente tarde y es incapaz de alcanzar los registros de la original a cualquier nivel posible. Rosario Dawson, Juno Temple y Eva Green hacen lo posible por despertarnos de nuestro letargo pero la película apenas roza el aprobado. Se puede ver, como ocurría con "300: El origen de un imperio", pero ambas están tocadas de muerte por el mismo arma: ser incapaces de estar a la altura de la obra precedente, pareciendo realizadas por gente ajena a ese mundo. En el caso de "300" se podía entender, pero aqui, no. Sin City

El transportador

Acción Crimen Suspense
6.6

El ex operador de Fuerzas Especiales Frank Martin vive lo que parece ser una vida tranquila a orillas del Mediterráneo francés, donde presta sus servicios como un “transportador”, un mercenario que traslada bienes —humanos o de cualquier tipo— de un lugar a otro. Siempre sin preguntas de por medio. Frank, que en su Mercedes equipado lleva a cabo misiones secretas y a veces peligrosas, se apega a un estricto juego de 3 reglas que nunca rompe. Regla numero uno: Nunca modifiques el trato. Dos: Omitir nombres, Frank no quiere saber para quién trabaja o qué es lo que transporta. Tres: Nunca ver qué hay dentro del paquete. La carga más reciente de Frank aparenta ser igual a los incontables paquetes que ha entregado en el pasado. Ha sido contratado por un norteamericano conocido solamente como “Wall Street” para que lleve a cabo una entrega. Pero cuando Frank se detiene en el trayecto, se percata que su “paquete” se mueve... The Transporter transportador Critica: Puede parecer, fuera de contexto, mentira afirmar y reafirmar a estas alturas de la vida que el mayor fallo de Transporter es que hay una falta notable de piñas y peleas. Pero es del todo cierto, porque no por ser francesa va a ser cine de autor y porque si sale Jason Stahtam uno no se descarga, cosa que requiere su esfuerzo, la peli en cuestión, para ver algo que no sea al maquinote calvo repartiendo a diestro y siniestro pero como es debido. transportador Peleas, persecuciones, o lo que quieras que requiera muchos planos y efectos de sonido, pero facturadas con calidad y planteadas con imaginación y la dosis de espectacularidad precisa para la erección. Coño, esa era mi pretensión, que el guionista se lleva por delante al meter entre un inicio vertiginoso y un final movidito un argumento. Pa qué. transportador Si Ciudadano Kane (ejemplo polivalente) es una obra maestra en su género (el del Cine, por ponerle uno), y ha alcanzado tal estatus sin mostrar seno alguno en pantalla; bien podría ser, y sería, en su género, Transporter, otra obra magna sin necesidad de incluir conversaciones, conflictos sentimental-familiares y demás moñadas en su conjunto, que de sobra se sostendría estupendamente a base de virguerías y ocurrencias como la de la lucha sobre aceite, o petróleo, que no se sabe a ciencia cierta qué era. transportador

Volver al futuro III

Aventura Ciencia ficción Comedia
7.4

Doc tiene el coche-máquina del tiempo averiado, y está prisionero en la época del salvaje oeste. Por su parte, Marty McFly está en 1955 y acaba de encontrar una carta escrita por Doc en 1885. En ella, Doc le pide que arregle el coche, pero que no vaya a rescatarlo pues se encuentra muy bien en el pasado. Sin embargo el muchacho irá en su búsqueda cuando descubre una vieja tumba en la que lee que su amigo murió en 1885. futuro Critica: En el mundo de la ficción abundan los científicos escépticos y aguafiestas que no creen en la magia y que luego resulta que estaban muy equivocados y seguramente se los come un montruo, y abundan también los científicos que juegan a ser dioses y la lían resucitando muertos o clonando dinosaurios para simbolizar los temores que el conocimiento no supersticioso inspira en las masas. Entre la dificultad intríseca de las matemáticas y lo poco atrayente de estos dos clichés, los adolescentes prefieren estudiar todos itinerarios de letras, y así nos va luego en el mundo real. futuro Uno de los logros de la saga de Regreso al futuro era el personaje de Doc Brown: un científico diferente, cachondo y alocado pero moralmente irreprochable, capaz de inventar cosas que molan y que funcionan y capaz de hacer que los niños se interesen por la ciencia y la tecnología como fuentes de asombro y fascinación. Doc era la alegría de la fiesta, tenía las mejores líneas de diálogo y tenía una divertida manera de hablar y de moverse, un peinado relativista, una inolvidable cara de loco, unas ropas graciosas y una espalda encorbada a lo Groucho Marx... aunque se rumorea que esto último era más que nada para compensar la altura de un Christopher Lloyd que si no se encorbaba no había manera que cupiese en el mismo plano que el diminuto Michael J. Fox. futuro

Ominous

Ciencia ficción Terror
4.5

Michael y Rachel quedan destrozados cuando su hijo de seis años fallece en un trágico accidente. Cuando un extraño se ofrece a devolver la vida a su hijo, aceptan la oferta. Sin embargo, el niño que regresa no es el niño que una vez conocierón. Ominous Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Ominous Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Ominous

Planet 51

Animación Aventura Ciencia ficción Comedia Familia
5.7

Planet 51 es la historia de una familia de extraterrestres que vive tranquilamente en su planeta hasta la llegada de lo que para ellos es un alienígena: un hombre. El Capitán Charles "Chuck" Baker, astronauta americano, aterriza en Planet 51 pensando que es la primera persona en pisar el planeta. Para su sorpresa, descubre que el planeta está habitado por pequeñas criaturas verdes que viven felizmente en un mundo plagado de cercas blancas, reminiscencia de la alegre inocencia de la América de los años 50, y cuyo único temor es el de ser invadidos por alienígenas... ¡como Chuck! Ayudado por su compañero robot "Rover" y su nuevo amigo Lem, Chuck tendrá que abrirse camino a través del deslumbrante y desconcertante paisaje de Planet 51 para no convertirse en pieza permanente del Museo Espacial de Invasores Alienígenas de Planet 51 Critica: Planeta 51 es la prueba plausible de que cada vez es menor la distancia que a nivel gráfico separa a las superproducciones de Disney, Pixar y Dreamworks de las películas de animación más austeras. Es irrefutable que la película de los españoles Jorge Blanco y Javier Abad consigue unos efectos visuales, en lo que a movimiento, volumen, profundidad y diseño, equiparables a los trabajos de Brad Bird, Andrew Stanton o Andrew Adamson. Ahora bien, ¿acaso Los increíbles, Wall-e o Shrek (por citar algunos ejemplos) han pasado a la historia de la animación únicamente por la calidad técnica que sin duda atesoran? La respuesta es: rotundamente NO. Planet 51 Además de estos valores técnicos indispensables para ser consideradas obras maestras de la animación, estas películas han hecho gala de un conocimiento del lenguaje cinematográfico, de una sensibilidad y de una trascendencia discursiva tales que la peyorativa etiqueta de “infantil”, que tradicionalmente acompaña a las llamadas películas de “dibujos animados”, ha comenzado a ponerse en entredicho seriamente. ¿Posee Planeta 51 estas cualidades extraordinarias que marcan la edad adulta de la animación para todos los públicos? Ni por asomo. Planet 51 Esta producción hispano-británica es una historia de temática alienígena en la que los roles se invierten. ¿Y si fuéramos nosotros los visitantes y no los visitados? ¿Y si un astronauta de la NASA aterrizara en un planeta habitado por una civilización avanzada? ¿Y si la concepción que tiene esa civilización extraterrestre sobre los alienígenas fuera igual de recelosa, prejuiciosa y fantasiosa que la nuestra? En base a estos términos, y recurriendo conscientemente a todos los tópicos habidos y por haber, Planeta 51 rinde obligado homenaje a las principales películas sobre extraterrestres, desde la ciencia ficción de los años 50 (Them!, La guerra de los mundos, El experimento del Dr. Quatermass, Ultimátum a la Tierra…) hasta E.T. y Alien. Sin embargo, los guiños cinéfilos no consiguen que Planeta 51 se desmarque lo suficiente de ese tono superficial e infantil del que Ratatouille, Up O Wall-e sí se desprendieron. Planet 51

Autómata

Ciencia ficción Suspense
5.7

En un futuro no lejano, en el que el planeta Tierra sufre una creciente desertización, Jacq Vaucan, un agente de seguros de una compañía de robótica, investiga un caso en apariencia rutinario cuando descubre algo que podría tener consecuencias decisivas para el futuro de la humanidad. Banderas produce y protagoniza este thriller futurista, que especula sobre lo que ocurriría si la inteligencia artificial superase a la humana. Autómata Critica: La ciencia ficción es un género difícil de desarrollar en España por dos razones diferentes. La primera razón es cultural: la sci-fi en cualquiera de sus subtipos no tiene una tradición sólida en nuestro país si no es combinada con la comedia; como en el caso de Acción Mutante; o, en su caso, utilizada como mera ambientación para contextualizar alguna reflexión del director (Los Últimos Días). La segunda razón es presupuestaria: la ciencia ficción es un género caro y España no es precisamente Hollywood: aquí tanto las productoras como las administraciones están mucho más limitadas económicamente y eso en la práctica acerca el resultado más a la serie B que a las grandes superproducciones estadounidenses. Es por eso mismo por lo que siempre miro con buenos ojos la valentía de creadores que, como Gabe Ibáñez, deciden romper con la tradición cinematográfica de nuestro país, mucho más cómoda con el costumbrismo "azconiano" que con los replicantes de Blade Runner, y ofrecer una nueva propuesta. Sin embargo, de la buena intención a la ejecución exitosa de la idea hay un largo camino lleno de obstáculos que el cineasta debe solventar con éxito si quiere que su película sea reconocida. En este caso no ha sido así por las razones que expondré a continuación, e imagino que muchos de vosotros compartiréis mi opinión. Autómata En primer lugar la pobreza del guión, después de un primer acto interesante, se deja notar conforme avanza la trama.La historia es la siguiente: Antonio Banderas interpreta a un vendedor al servicio de una compañía de seguros que ha monopolizado la venta de robots doméstico-laborales; robots que han sustituido la mano de obra humana en un planeta semideshabitado y post-apocalíptico. La razón por la que la compañía ROC ostenta el monopolio del mercado de la Inteligencia Artificial no es otra que asegurar la lealtad de los robots a la especie humana a través del sometimiento obligatorio de todos sus productos a dos de las leyes de la robótica de Isaac Asimov, es decir: "los robots no pueden matar a un ser vivo" y "los robots no pueden mejorarse a sí mismos". Sin embargo, en un momento determinado, algunos robots empiezan a aplicarse reparaciones a medida, lo que vaticina que los protocolos de seguridad han sido quebrantados y que los robots van a evolucionar exponencialmente hasta convertirse en la forma de vida dominante. Al margen de que, como en toda película neo-noir que intente serlo, la aseguradora funcione más como una especie de subcuerpo policial armado que como una compañía de seguros de verdad; el planteamiento de la película es sugerente, pero el guión pierde solidez en cuanto se atisban las grandes preguntas, que ni se plantean ni se contestan; y lo que podría haber sido una película maravillosa sobre cómo el ser humano reflexiona sobre su extinción termina siendo solo una breve declaración de intenciones. Autómata