Al diablo con las noticias 2

6.1
El reportero mejor valorado de San Diego, Ron Burgundy, regresa por sorpresa al canal de noticias 24 horas de Nueva York. Anchorman 2: The Legend Continues Al diablo Critica: Y es que Los Amos de la Noticia no se reinventa. Es cierto que sigue funcionando (con semejante reparto cómico, como para no hacerlo) pero se echa en falta una estructura más emocionante. La película sigue las andanzas de la primera, que nos dejo en la cúspide profesional de nuestro reportero protagonista, interpretado obviamente por Will Ferrell. Sin embargo, rápidamente el castillo de naipes que supone su vida se acabará derrumbando y nuestro protagonista deberá empezar de cero. Una estructura pues, que no sorprende y que sigue las comedias del propio McKay, en las que un grupo de personajes generalmente con un estatus de Loosers trata de ganarse el reconocimiento de la sociedad. Al diablo Nuestro Will Ferrell contactará con sus antiguos compañeros (Interpretados respectivamente por Steve Carell, el hombre del tiempo, David Koechner, el hombre de los deportes y Paul Rudd como analista) para recuperar el estatus perdido (es despedido de su antiguo trabajo, pero sin embargo recibe una nueva oferta en Nueva York). En la nueva ciudad, el equipo deberá emplearse al máximo para conseguir un hueco en la parrilla televisiva. La película parodia el mundo de la televisión, especialmente el sector de las noticias. La mayoría de Gags vienen del personaje de Ferrell, un gañán con raíces mexicanas (así lo reconoce nuestro protagonista) que se introduce en las peores situaciones posibles. Políticamente incorrecto al cien por cien, los Amos de la Noticia recupera aquel sentido del humor agresivo, aunque inteligentemente siempre se respetan aquellos debates en los que la película se inmiscuye (como el racismo u machismo). Esto es porque los Amos de la Noticia incluye a un protagonista troglodita como Burgundy en una época en la que no se amolda. Para muestra tenemos las secuencias en la que lo vemos ejercer como padre (un auténtico desastre), o como esposo de una novia afroamericana (¿O era afro y americana?). Burgundy siempre acaba metiendo la pata, aunque al final conseguirá el máximo éxito como periodista. Al diablo
<

Torrents

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Array 1080p Dual Español Latino 20/12/2019 1.86 GB 547 Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Incompatibles 2

Acción Comedia
6.3

Ousmane Diakité (Omar Sy) y François Monge (Laurent Lafitte) son dos policías de estilo, origen y trayectoria muy distintos. Hace muchos años trabajaron juntos, pero la vida los separó. Ahora, esta insólita pareja vuelve a coincidir en una nueva investigación que los lleva a los Alpes franceses. Lo que parecía una simple operación de narcotráfico se convierte en un caso criminal de dimensiones, peligros y situaciones cómicas inesperadas. Incompatibles 2

Orgullo, prejuicio y zombies

Comedia Romance Suspense Terror
5.8

Adaptación cinematográfica de la novela gráfica homónima de Seth Grahame-Smith, basada en el clásico literario de Jane Austen, que se desarrolla en un universo alternativo a la Regencia Británica de 1819, donde una plaga de zombies invaden la apacible población inglesa de Meryton. Pride and Prejudice and Zombies Orgullo Critica: Aunque resulte extraño, de entrada, se puede, perfectamente, ser fan de Jane Austen y de las pelis de zombies, igual que se puede disfrutar de Chaikovski y de la música pop a partes iguales. Lo estrafalario es mezclar ambas cosas, pero bueno, hay gente para todo. E igual que Luis Cobos se infló a vender cassettes de gasolinera en los 80 por poner un pachún-pachún a los clásicos, Seth Grahame-Smith decidió reescribir Orgullo y Prejuicio, para deleitar al público con las habilidades bélicas de las dulces hermanas Bennet, que lo mismo se echaban novio en un baile cursilón, que se cargaban ellas solitas a hordas enteras de zombies que asolaban la campiña. Para mi gusto, lo de Luis Cobos era mucho más imperdonable, porque el buen Seth hizo un trabajo muy respetuoso con la novela, que copió casi en su totalidad literalmente, y sólo osó cambiar alguna línea para inocular el virus a algún personaje secundario, e interrumpió la acción de vez en cuando para añadir un ataque de no-muertos en masa. Leer aquello era leer a Austen, pero parando de vez en cuando para que alguien te contase un chiste. Una broma original y simpática. Yo lo pasé bien. En la peli, sin embargo, han hecho más el Luis Cobos. Han incluido pachanga al texto original y se la han quitado al añadido del buen Seth. Y como resultado de esta intromisión, la peli les ha quedado menos divertida de lo que debiera. Orgullo

¡Tú la llevas!

Acción Comedia
6.7

Un mes al año, cinco amigos de lo más competitivos ponen en marcha el juego del tag, al que han estado jugando desde el instituto, sin límite alguno, arriesgando en ellos sus relaciones y trabajos para lograr derrotar al resto. Este año, el juego coincide con la boda del único jugador invicto, que finalmente puede ser presa fácil. Pero él sabe que vendrán… y está preparado. ¡Tú la llevas! Critica "No dejamos de jugar porque envejecemos, envejecemos porque dejamos de jugar". Qué razón tienen, los jodíos. 'Tag' te lanza el ancla emocional nada más empezar, y luego ya solo le queda divertirse. Un juego de "tú la llevas" prolongado a través de años, experiencias, separaciones y reencuentros vuelve a unir a cinco amigos, en plena temporada de caza como la llaman ellos, el mes de mayo, para acudir a la boda de uno de ellos. Solo que, esta vez, las apuestas son altas: Jerry se retirará de la competición tras haberse casado, y todavía no se la "ha llevado" ni una sola vez. Estrellas guapitas de cara y comediantes de diferentes registros prueban su valía frente al humor destrozón de la propuesta, más próximo a veces a la acción que a la coña más convencional, y por el camino consiguen armonizar un grupo de gente que, pese a metas y estilos de vida diferentes, siguen divirtiéndose porque comparten un gran objetivo. Hasta Jerry, el loco corredor, el que nunca pudo ser atrapado, deja claro que le divierte el hecho de que, tras todos estos años, le sigan bailando el agua, aunque no vaya a permitir que le arruinen su boda. Justamente ahí está, la idea de la que quiere hablar 'Tag': ¿cuándo acabamos la infancia? ¿cuándo toca abrazar las responsabilidades de adulto y cuánta diversión de crío tenemos que dejar en la balanza? Sorprendente respuesta: no tenemos que, si no queremos. Estos cinco pirados juegan a la broma mientras abortos, rupturas y entierros les pasan por delante. Y a lo mejor algún espectador, pensando que se están pasando, se olvida de que no hay nada mejor que la mano de un amigo sobre tu hombro, aunque sea para decirte que ahora tú la llevas. Por eso, más allá de estiramientos innecesarios y tramas que no van a ningún lado, palpables sobre todo en su recta final, es imposible no entrar en esta historia. Porque al final era lo de menos esa vida innecesaria que pasa, cuando estos amigos decidieron plantarle cara al tiempo, a la decepción y las reuniones nunca realizadas. Lo único que necesitaban era ese objetivo común, persiguiéndose siempre en círculos para que ninguno dejara de participar. El que esté basado en hechos reales solo me refuerza esa impresión de qué bonita forma de ver la vida perdemos cuando creemos madurar: como si fuera un chiste que nunca hay que dejar acabar. ¡Tú la llevas!

Ya te extraño

Comedia Drama
7.4

La historia trata de dos mujeres que residen en Londres. Milly (Toni Collette) es la mujer que lo tiene todo: una carrera exitosa; un esposo estrella del rock y dos hermosos hijos, y su mejor amiga Jess (Drew Barrymore), que trabaja en un jardín comunitario; vive con su novio y desea desesperadamente un bebé. Su relación de amistad cambia después de que Milly sea golpeada con la noticia de que tiene cáncer de mama y necesita el apoyo de Jess que, a su vez, está embarazada. Jess intenta equilibrar su propia vida así como estar ahí para Milly. Pero sólo es cuestión de tiempo antes de que la presión les pase factura. Ya te extraño Critica: Sinceramente, no entiendo cómo esta película ha pasado tan desapercibida. Vale que el cáncer es un tema más que manido a día de hoy, pero puedo decir que he visto películas sobre el tema mucho peores que ésta y que han cosechado un enorme éxito. La encontré buscando películas recientes de Toni Collette (una actriz que personalmente me encanta) y, pese a no ser un gran fan del género, me decidí a verla. Ya te extraño La historia de "Miss you already" en cierto modo me parece muy original, el cáncer se ha visto mucho desde el punto de vista de parejas/familiares, pero darle un enfoque desde la amistad me parece cuanto menos curioso y arriesgado; afortunadamente han salido victoriosos. La relación tan especial que mantienen las dos protagonistas, siendo ambas tan diferentes pero estando tan unidas queda más que plasmada y resulta sorprendentemente creíble. El ver como se apoyan la una a la otra hasta en los momentos más duros, pero también cómo disfrutan de los triunfos y alegrías consigue enternecer al espectador, el cual vive una montaña rusa de emociones durante la historia, hasta llegar a un final que se veía venir y que es, básicamente, como chocar con una pared. Ya te extraño El éxito de la historia no sería posible sin las espectaculares actuaciones del dúo protagonista. Collette como siempre bordando un papel que no resulta nada sencillo, demostrando que es una actriz tremendamente infravalorada y que no recibe el reconocimiento que se merece. Retrata perfectamente la desesperación de su personaje y la decadencia que puede sufrir una persona que pase por esto, tomando decisiones mas bien estúpidas y perdiendo el control sobre su propia vida. Por otro lado Barrymore, que nunca ha sido santo de mi devoción, se declara capaz de sorprender con sus dotes interpretativas haciendo el que para mí es uno de los mejores papeles de su carrera. El resto del reparto esta correcto, pero queda eclipsado por nuestras protagonistas, que se comen la pantalla a bocados. Miss You Already Ya te extraño

Descuida, yo te cuido

Comedia Crimen Suspense
6.9

Un tutor legal designado por el tribunal defrauda a sus clientes mayores y los atrapa bajo su cuidado. Pero su última marca viene con un equipaje inesperado...Descuida, yo te cuido Critica: Todo comienza con una voz en off en la que la protagonista nos confiesa su visión de la vida, que en este mundo hay dos tipos de personas (la gente que aprovecha y de los que se aprovechan) y que ella se decidió a ser parte del segundo lote, estrujando a ancianos sin familia a través de su trabajo como tutora legal. Y sí, el pensamiento y accionar de Marla Grayson (Rosamund Pike) hace que odies profundamente a esta persona falsa, manipuladora y sin escrúpulos. Y a medida que avanza la historia te ubica casi sin remordimientos del lado de su oponente (Peter Dinklage, garantía infalible de gran actuación), a pesar que este es un desalmado ex-integrante de la Mafia Rusa. Y querés que el petiso le haga lo peor, tal vez como una especie de paliativo estúpido e inocente ante la idea de que algo así debe suceder habitualmente en la realidad, hablo del aprovechamiento de los bienes de ancianos desvalidos por parte de esta lacra que utiliza las leyes para su beneficio. La película transcurre bien y mantiene la tensión sin fisuras hasta que, mediando la misma, parece como si el director se hubiera ido de canuto de vacaciones y para no perder su salario dejara a cargo de la filmación a un subalterno inexperto, transformando la parte final en una secuela de mucho menor calidad. Y dónde no había fisuras en el guión hay huecos en los que no existe enduído que los tape, dónde había inteligencia hay incoherencia, dónde había intriga hay estupor.....Descuida, yo te cuido

La lista de a la mierda

Comedia
6.4

Brett Blackmore es un estudiante de instituto cuya ejemplar nota media esconde la realidad de que ha sacrificado su infancia por un futuro que ni siquiera sabe si desea. Cuando su vida se desmorona ante sus ojos, lanza una lista de todas las cosas que no hizo por miedo...y se hace viral Critica: Tratando de salir del bucle de las comedias adolescentes bajo una premisa con una pátina de rebeldía, "La lista de a la mierda" intenta mostrarnos una película que al final cae en un sinfín de convencionalismos típicos del género y que no sorprende. De hecho, quedan bastante forzados en numerosas situaciones el hilo argumental y las acciones del protagonista y sus consecuencias, aparte de algunas actuaciones excesivamente histriónicas (como Jerry O´Connell en el papel de padre) que no aportan mucho. Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.