A Cinderella Story: Starstruck

6
Finley Tremaine, a small-town farm girl, longs to spread her wings and soar as an aspiring performer. When a Hollywood film crew arrives in her sleepy town, she is determined to land a role in the production and capture the attention of handsome lead actor Jackson Stone. Unfortunately, a botched audition forces her to change course. Now, disguised as cowboy “Huck,” Finley finally gets her big break. But can she keep the charade a secret from everyone, including her evil stepmother and devious step-siblings?.... A Cinderella Story: Starstruck Critica: prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia..... A Cinderella Story: Starstruck
<

Descargar

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
Torrent 1080p Dual Español Latino 30/06/2021 2.05 GB 967 Descargar

Ver online

Servidor Formato Idioma Fecha Tamaño Total de visitas Ver Online
CineStart 720p ingles - - 1 Ver online

Comentarios

También te puede interesar

El profesor Marston y la Mujer Maravilla

Drama Romance
7.3

Basada en la vida del Dr. William Marston, psicólogo y teórico de Harvard, quien ayudó a crear el detector de mentiras y el famoso personaje ficticio de la Mujer Maravilla. Esta película muestra parte de la relación poco convencional que compartió con dos mujeres: su esposa Elizabeth (Rebecca Hall), y Olive Byrne, una alumna de William que invita a la pareja a una hermandad femenina, en donde exploran y comparten ideas sobre sexualidad y sumisión. A partir de este evento, William, Elizabeth y Olive forman un triángulo tanto amoroso como intelectual: la química entre los tres fue la clave para crear a la famosa heroína y dotarla de sus propios ideales feministas. Luchando contra aquellos que intentaron censurar la historieta por considerarla violenta y llena de perversión, el trío defendió firmemente la presencia de un personaje femenino que sirviera de inspiración para las mujeres de todo el mundo. Professor Marston & the Wonder Women Maravilla Critica: El profesor Marston, mientras daba clases de Psicología en Harvard, mantenía un idea: emocionalmente, las mujeres están más predispuestas al amor y al cuidado de otros que el hombre, quien es más violento. Por tanto, son las que deberían mandar. De haber conocido a "la zorra de Buchenwald" (quien despellejaba a los presos tatuados del campo de concentración donde mandaba su marido para coleccionar dichos tatuajes), a Margaret Thatcher, Esperanza Aguirre o Imelda Marcos (y eso, solo pensando diez segundos), quizá habría cambiado de opinión. Y no, no estoy equiparando a unas con otras. Solo señalo que las mujeres, en puestos de mando, pueden ser igual de crueles, incompetentes, estúpidas y corruptas que los hombres. De hecho, su tesis sobre sumisión y seducción no cosechó apenas éxito, al contrario que el detector de mentiras que su esposa y él codescubrieron y con el que experimentaron, entre otras, con las alumnas de Harvard que se inscribieron. Allí es donde conocen y se enamoran de una de ellas para comenzar una relación poliamorosa que duraría casi toda la vida y dio a luz a tres criaturas. Pero al ser descubiertos, son despedidos. No es spoiler. Es historia conocida. Entonces los tres deben ganarse la vida. Una de secretaria, otra cuidando niños y el otro... se pone a hacer guiones de cómics porque nadie hace caso de sus ideas y quiere que estas lleguen al público de una forma u otra. ¿Por qué a través del cómic? No se explica, lo que es un punto flojo de la cinta. No sabemos si le gustaban los cómics, la razón de ese medio, ni nada. Solo que se le ocurre la idea y quien publicó Superman, también le publica a él. Y se convierte en todo un éxito... hasta que llega la Liga de la Decencia Americana. Los puritanos, vaya. Y este es el punto fuerte de la película: muy bien narrado el puritanismo y la moralina occidental de entonces vs una relación poliamorosa prohibida y magníficamente desarrollada. Muy bien contadas también las represiones sexuales de la época (el masoquismo, bondage, lesbianismo y la homosexualidad creían que eran enfermedades o perversiones) y cómo son manifestadas en el cómic de Wonder Woman, personaje inspirado en la forma de vestir, las personalidades de las dos mujeres de las que estaba enamorado y sus propias ideas y tesis académicas. Maravilla

Licorice Pizza

Comedia Drama
7.1

Alana Kane y Gary Valentine se conocen, pasan el tiempo juntos y acaban enamorándose en el Valle de San Fernando en 1973. Licorice Pizza Critica Licorice Pizza me ha hecho reflexionar sobre todo aquello que encontramos en las buenas historias y de lo que esta película carece. En el arte de contar historias nada es arbitrario. Hay razones que explican por qué las narraciones que nos gustan tienen ciertos ingredientes: Unos protagonistas complejos, bien construidos, hacen que nos interesemos por lo que ocurre. Porque los conocemos nos preocupan sus asuntos. Una trama principal alimenta el relato y por ello cada escena nos importa, porque tiene relevancia en la urdimbre que se está tejiendo, porque afecta a los personajes y los vemos evolucionar. Los conflictos hacen que nos preocupe el devenir de los personajes y que nos impliquemos en la trama. Los personajes secundarios a menudo aportan otros puntos de vista y le dan profundidad a la historia. Con ellos intuimos que en ese universo hay mucho más, más allá del reducido mundo de los protagonistas. A veces un elemento es más prominente que los demás. A veces lo fundamental es la historia y los personajes están a su servicio. Otras veces la trama sirve para acompañar a los personajes en su viaje personal mientras asistimos a un momento crucial de sus vidas. En muchos casos con acierto se encuentra un justo medio, resultando una historia emocionante con personajes complejos que nos importan y que nos seguirán acompañando cuando se enciendan las luces de la sala. La última cinta de Paul Thomas Anderson carece de todo lo anterior. Veamos. ¿Los protagonistas están bien construidos? Yo diría que no. Acaba la película y no sé qué los conmueve, qué quieren, qué necesitan, cómo les afecta y afectan a su entorno. En definitiva, no sé quiénes son. ¿Y qué decir de los secundarios? Se diría que sólo están para hacer bulto, siendo en su mayoría vainas huecas sin alma. ¿Hay una trama principal que se va desarrollando durante el film? Pues no, no existe o es tan débil que no se sostiene. Leo con estupefacción críticas que destacan esta característica como si fuera algo positivo per se. Por el contrario, mi percepción es que solo vemos una sucesión de anodinas historias inconclusas que no conducen a ninguna parte. ¿Entonces cómo se pretende conseguir que lo que estamos viendo en la pantalla nos resulte interesante? Buena pregunta. Ya sé, seguro que son historias extravagantes, delirantes, emocionantes, divertidas, excepcionales, sugerentes... Pues no, nada de eso. Entonces debe ser que acompañamos a los protagonistas en su viaje personal, vemos como las pequeñas historias cotidianas que se suceden afectan a sus vidas, cómo evolucionan y descubren el mundo que les rodea, igual que en Boyhood o Verano 1993, cómo me gustan esas películas... Pues en realidad tampoco. No hay evolución en los personajes. Al final de la proyección son los mismos que al principio. Por tanto, no hay tal viaje. Entonces debe ser que es un lienzo costumbrista, retrato de un tiempo y un lugar... Bueno, algo de eso hay, no voy a emitir un no rotundo. Licorice Pizza transcurre en un tiempo y un lugar, y ese tiempo y ese lugar están representados en el vestuario, los peinados, el attrezzo y las canciones, en todo lo accesorio. Sin embargo, los personajes, los acontecimientos, los escenarios no son tan singulares como para percibir que sintetizan lo esencial de un tiempo y un lugar. No, esto no es American Graffiti (que mientras escribo tiene una puntuación 6 décimas menor que este film). Capítulo aparte merece lo llamativo de que no exista un tratamiento del paso del tiempo. Durante el visionado varias veces me pregunté si habían pasado días, semanas, meses, o años. Algunas reseñas mencionan que la película transcurre durante un verano en la vida de los protagonistas. Sin embargo, eso lo habrán leído en la sinopsis, porque en la película no está. Y si no está en la película no es cierto. Leo críticas muy favorables y no puedo esquivar la sospecha de que en ellas ha tenido mucho peso el nombre "Paul Thomas Anderson" y que si ese nombre no apareciera en los créditos, leeríamos otras opiniones muy diferentes. Las leo, las analizo y sigo buscando qué hace a Licorice Pizza merecedora de tan alta estima. Y lo que me gustaría ahora es que alguien la viera, disfrutara de sus bondades y consiguiera transmitirme qué fue aquello tan maravilloso que experimentó esa vez mientras se proyectaban imágenes en movimiento sobre una pantalla en una sala oscura. Así que, por favor, vayan a verla, disfrútenla, y, sobre todo, explíquenmelo después. Licorice Pizza

Miradas que matan

Comedia Drama Romance
7.4

La historia de un adolescente que se ocupa de los altibajos de ser letalmente atractivo.....Miradas que matan Critica: una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia......Miradas que matan

Bad Santa 2: Recargado

Comedia Crimen Drama Misterio
5.3

Impulsado por el whisky barato, la codicia y el odio, Willie Soke (Billy Bob Thornton) se une a su pequeño compañero enojado, Marcus, para derrotar a una organización benéfica de Chicago en la víspera de Navidad. Para el paseo es regordete y alegre Merman de Thurman, un rayo de 250 libras de sol, que saca tajada de la humanidad de Willie. surgen problemas de mamá, cuando la pareja se unen por la historia de Willie horror de una madre, Sunny Soke, que eleva el nivel de ambición de la banda, mientras que de alguna manera bajar los estándares de comportamiento criminal. Bad Santa 2 Bad Santa Critica: Dicen los críticos que es irreverente... pues bueno, si llamamos irreverencia a meter la palabra polla o vagina cada dos minutos, o a que todas las actrices que salen en la película se quieran tirar al sucio, desagradable y alcohólico de Willie, pues se acepta pulpo como animal de compañía. Bad Santa A mí me ha parecido aburrida, muy aburrida, creo que un par de medias sonrisas es lo único que me ha sacado la película. Ni siquiera se puede decir que sea una secuela, más bien es un descafeinado remake que copia toda la estructura de la primera "Bad Santa" Lo único de cierta frescura y que da algo de vidilla a la trama es Kathy Bates (una secundaria como la copa de un pino) que se marca un gran papel como la madre, también alcohólica de Willie. Por ella le doy un cuatro a la película, sino, no hubiera pasado del dos. Bad Santa Los intentos de chiste son totalmente predecibles. Willie intenta colgarse del techo, aciertas si piensas que el techo cederá a su peso. Que Willie quiere que el niño de la anterior película, ahora con 21 tacos, pierda la virginidad con una prostituta, aciertas si piensas que el chico saldrá corriendo. Brett Kelly de nuevo da vida al repelente niño, ahora crecidito, pero igual de repelente. Toni Cox de nuevo es Marcus, el duende enano que junto a Willie y la madre de este, planifican, de nuevo, robar los grandes almacenes donde trabajan disfrazados de Santa Claus y el duende. Bad Santa

Tren bala

Acción Comedia Suspense
7.436

Cinco asesinos a sueldo se encuentran a bordo de un tren bala que viaja de Tokio a Morioka con unas pocas paradas intermedias. Descubren que sus misiones no son ajenas entre sí. La pregunta es quién saldrá vivo del tren y qué les espera en la estación final.... Tren bala Critica: Rozando el larguero del aburrimiento. Lo que no se puede hacer es coger un argumento loco y tratar de darlo sentido continuamente con idas y venidas a base de pegotes, con las típicas escenas de explosiones y peleas estilistas que minan este bailoteo que rige hoy día el cine de acción. Además, que el tío éste, David Leitch, experto en películas de acción, se ve que asistió en su día a la escuela de directores aventajados de Tarantino y le ha copiado sus artes e incluso el personaje de niña mala con falditas cortas, que está bien, las buenas ideas pueden y deben aprovecharse, pero coño, varía un poco el mecanismo, piensa, discurre, dale un nuevo cariz al ambiente, es que todo son luchas y venganzas. Tiene que haber por ahí más ideas originales. Estas películas están bien cuando tienen sentido y no buscan el humor negro de forma forzada y a toda pastilla, si no que aprovechan lances de la trama para asestar un buen golpe, cuando toque, en dosis justas. ¡Pero es que parece que te están abofeteando todo el rato para que no te duermas! Este film es una serie de video clips musicales juntados en una especie de programa televisivo de participación de estrellas del momento haciendo su cameo, como si estuvieran en el tren de Pablo Motos, esa tontería que se inventó para aprovechar el tirón. Menuda cagada. No voy a decir que solo Pitt salva el entuerto, porque Channing Tatum tiene una aparición muy buena, un tío que se está ganando su puesto de trabajo con simpatía, y bueno, los demás también cumplen, y hay un par de escenas buenas, pero en concreto es un bagaje escaso para tanto metraje. Algunos somos muy condescendientes con estas películas pero no nos gusta que nos hagan comer como a los pavos del tío Manolo.... Tren bala

Una librería en París

Drama Romance
5.5

Pierre es un anticuario parisino. Su vida está marcada por una serena rutina de pequeños hábitos. Mientras tanto, cuida a una hija algo complicada y una clientela reducida pero exigente. Sin embargo, la tranquilidad de su vida está destinada a no durar para siempre cuando Yolande, una hermosa mujer, le sorprende en la tienda. En este momento, encantado por su belleza y energía, Pierre volverá a sentir las emociones que había estado reprimiendo durante años. Una librería en París Critica Una librería en París es el sugerente título con el que se presenta en España Il materiale emotivo, película del polifacético actor italiano Sergio Castellitto. Su guion se basa en una obra de teatro de Ettore Scola, quien fuera uno de los grandes cineastas italianos de la segunda mitad del siglo XX. Los primeros fotogramas parecen adecuarse a lo evocador del título en castellano y a su origen escénico, con un telón que se descorre para presentarnos un bohemio rincón de París, un pequeño edificio donde se aloja la librería y un entorno enriquecido con un teatro, una floristería y una cafetería. La exquisita dirección artística y unos envolventes movimientos de cámara muestran el ir y venir del protagonista en sus rutinas diarias y sus escasas conversaciones con los transeúntes. Sin embargo, no logra convencer al espectador de que está en una ciudad real (pantalla de por medio) y no en un teatro. El público nunca llega a integrarse en las escenas, se queda fuera, en el patio de butacas sin la inmediatez o cercanía que conlleva una auténtica representación teatral. Las interpretaciones no ayudan tampoco a aumentar la sensación fílmica. La de Castellitto es demasiado contenida y la de Berenice Bejo, espléndida habitualmente, tiene la exageración propia del arte dramático y justo por ello queda desubicada en esta obra y no consigue que empaticemos con su personaje. Por otro lado, a pesar del encanto ambiental y de la poderosa historia de amor que intenta relatar, todo el metraje está impregnado de una amargura descarnada y agresiva que dinamita las buenas intenciones y la belleza visual de la obra. Las cuidadas metáforas o paralelismos que utiliza se desdibujan a base de brochazos de vulgaridad y de unos secundarios raquíticos por lo desaprovechados. Una librería en París